Peanut Butter & Jellyfish / Crema de Cacahuete y Medusamermelada

A COUPLE OF weeks ago, I was on the beach with my pal Luke, his little brother, and their parents when we noticed that a very large jellyfish had washed up. A man was closely examining it and, since we didn’t know what type of jellyfish it was, Kathleen asked the man (in Spanish). “What is it?” “A medusa,” was his response. That’s what locals tend to call all jellyfish. So, Kathleen continued, “Is it Portuguese (I suppose wondering if it was a Portuguese Man of War).” But the man laughed and replied, “No, it’s Spanish.”

It became obvious the jellyfish was dead. Luke found it fascinating and, since we didn’t know anything about it, we explained the potential dangers of jellyfish. Meanwhile, the man tried to push it back into the water, which caused part of it to flop onto his bare foot. We gasped, but nothing happened.

I’ve done some research and I think I’ve figured out what kind it was. Rhizostoma luteum. It was once thought to be rare but scientists then determined that it was being misidentified as other rhizostomas (there are three species). Although it’s more common than it was thought to be, it doesn’t appear to have a common name. Then again, Rhizostoma luteum DOES flow off the tongue. I’ve read that their sting is not NORMALLY harmful to humans, but it’s best to keep your distance. (NO KIDDING!) And, as we had already explained to Luke, jellyfish can still sting even if they’re dead.

I suggested to Luke that we could take it home and have peanut butter and jellyfish sandwiches. He laughed and rolled his eyes. He’s not yet 4, but he gets me.

.

HACE DOS SEMANAS, estaba en la playa con mi amiguito Luke, su hermanito, y sus padres cuando notamos que había una medusa muy grande. Un hombre lo estaba examinando detenidamente y, dado que no sabíamos qué tipo de medusa era, Kathleen le preguntó al hombre (en español). “¿Qué es?” “Una medusa”, fue su respuesta. Eso es lo que los lugareños suelen llamar medusas. Entonces, Kathleen continuó: “¿Es portugués?” (supongo que me pregunto si fue una carabela portuguesa). Pero el hombre se rió y respondió: “No, es una española”.

Se hizo evidente que la medusa estaba muerta. Luke lo encontró fascinante y, como no sabíamos nada al respecto, explicamos los peligros potenciales de las medusas. Mientras tanto, el hombre intentó empujarlo de vuelta al agua, lo que provocó que parte de él cayera sobre su pie descalzo. Nos quedamos sin aliento, pero no pasó nada.

He investigado un poco y creo que he descubierto de qué tipo era. Rhizostoma luteum. Alguna vez se pensó que era raro, pero los científicos determinaron que se estaba identificando erróneamente como otros rizostomas (hay tres especies). Aunque es más común de lo que se pensaba, no parece tener un nombre común. Por otra parte, Rhizostoma luteum fluye de la lengua. He leído que su picadura no es NORMALMENTE perjudicial para los humanos, pero es mejor mantener la distancia. (¡NO HAY RODAJE!) Y, como ya le habíamos explicado a Luke, las medusas aún pueden picar incluso si están muertas.

Le sugerí a Luke que nos lo lleváramos a casa y comiéramos bocadillos de crema de cacahuete y medusa (en inglés, una medusa es un “jellyfish” que significa un pez de mermalada). Luke se rio y puso los ojos en blanco. Todavía no tiene 4 años, pero me entiende.

OK. The guy had small feet, but that was still a big jellyfish! Bigger than San Geraldo’s feet.
OK. El hombre tenía pies pequeños, ¡pero eso todavía era una gran medusa! Más grande que los pies de San Geraldo.
As we all repeated, “Not too close.”
Como todos repetimos, “No muy cerca”.
My original “LUKE!” — the jellyfish (with a rainbow). And he wrote his name entirely by himself. Including the exclamation point! This came with a note he dictated that thanked me for the gifts I brought from New York for both him and his little brother.
Mi “LUKE!” original: la medusa (con un arcoíris). Y escribió su nombre completamente solo. ¡Incluyendo el signo de exclamación! Esto vino con una nota que él dictó que me agradeció por los regalos que traje de Nueva York para él y su hermanito.

Singing the Blues / Cantando el Blues

SORTLAND, NORWAY IS often called the Blue City, because the buildings in a 17-block area were painted shades of blue in 1998 by local artist Bjørn Elvenes as a symbol of the city’s maritime and fishing heritage. To be honest, I found the Blue City quite beautiful when I first saw photos online, but not so beautiful when I saw it in person. Still, there are charming spots and the surrounding area often takes my breath away. After spending some days in Trondheim and then working our way north to Bodø, we finished our stay in Sortland, close to the core of San Geraldo’s northern Norwegian family.

We drove from Sortland back to the airport in Evenes 2 hours away and then flew to Oslo, where we spent 9 hours before our SAS flight to Málaga. Fortunately, San Geraldo also has a cousin in Oslo, and she and her husband met us at the airport for a leisurely lunch. Their enchanting company made the long layover worthwhile.

We’re already talking about how soon we can go back. Maybe we’ll even try a visit in the winter so we can see the Northern Lights (Aurora Borealis). Spending days almost entirely in darkness might be difficult but our family make it seem like the sun is always shining.

.

SORTLAND, NORUEGA, A menudo se llama la Ciudad Azul, porque los edificios en un área de 17 bloques fueron pintados en tonos azules en 1998 por el artista local Bjørn Elvenes como un símbolo del patrimonio marítimo y pesquero de la ciudad. Para ser honesto, la Ciudad Azul me pareció bastante hermosa la primera vez que vi fotos en línea, pero no tan hermosa cuando la vi en persona. Aún así, hay lugares encantadores y los alrededores a menudo me dejan sin aliento. Después de pasar unos días en Trondheim y luego dirigirnos hacia el norte a Bodø, terminamos nuestra estadía en Sortland, cerca del núcleo de la familia noruega de San Geraldo.

Conducimos desde Sortland al aeropuerto en Evenes a 2 horas de distancia y luego volamos a Oslo, donde pasamos 9 horas antes de nuestro vuelo SAS a Málaga. Afortunadamente, San Geraldo también tiene una prima en Oslo, y ella y su marido nos recibieron en el aeropuerto para un almuerzo tranquilo. Su encantadora compañía hizo que la larga escala valiera la pena.

Ya estamos hablando de qué tan pronto podemos volver. Tal vez incluso intentemos una visita en invierno para poder ver la aurora boreal. Pasar días casi enteramente en la oscuridad puede ser difícil, pero nuestra familia del norte hace que parezca que el sol siempre brilla.

A view from the hotel breakfast room in Sortland. European football. Ole, Spain!
Una vista desde la sala de desayuno del hotel en Sortland. Fútbol europeo. Ole, España!
After crossing the bridge. Sortland is on the right.
Después de cruzar el puente. Sortland está a la derecha.
On the road to Evenes.
En camino a Evenes.
I THINK THIS is Svartisen Glacier, really two glaciers separated by a valley. They’re surrounded by a number of smaller glaciers and are all part of Saltfjellet–Svartisen National Park, which borders Sweden.
CREO QUE ESTE es el glaciar Svartisen, realmente dos glaciares separados por un valle. Están rodeados por una serie de glaciares más pequeños y todos forman parte del Parque Nacional Saltfjellet-Svartisen, que limita con Suecia.
Outside Oslo, a great city we need to return to.
Fuera de Oslo, una gran ciudad a la que necesitamos volver.
SG’S COUSIN HAD just told us that even Norwegians get these two cities confused and make reservations for the wrong place. Then we saw this posting in the SAS lounge. Yes, it was 4:37 in the afternoon and our flight (below the KristianSAND listing) didn’t leave until 8:40. It was a long day.
LA PRIMA DE SG nos acaba de decir que incluso los noruegos confunden estas dos ciudades y hacen reservas para el lugar equivocado. Luego vimos esta publicación en el salón SAS. Sí, eran las 4:37 de la tarde y nuestro vuelo (debajo del listado de KristianSAND) no salió hasta las 8:40. Fue un largo día.

Horse Curators / Caballos Curados

La versión español está después de la versión inglés.

AT THE 59TH Street entrance to New York’s Central Park, across the street from the Plaza Hotel, is a temporary art installation that I was lucky to catch not long after its opening while on my way to the Metropolitan Museum of Art with my cousin. It’s called “The Horses” by French artist Jean-Marie Appriou. The sculptures were modeled in clay and foam and then cast in aluminum.

The curator of the Public Art Fund wrote a description that was, for me at least, slightly over the top. I had read recently what the artist had to say about his work and my sense was that the curator was — perhaps — projecting. My apologies to those curators out there who like to wax poetic, but I often find myself simply reading the name of the artist and the materials used. For the rest, if there’s going to be an imagination used, I prefer it to be my OWN, or even the artist’s. But that’s just me.

.

EN LA ENTRADA de Central Park en la calle 59, al otro lado de la calle de la Plaza Hotel, hay una instalación de arte temporal que tuve la suerte de ver no mucho después de su apertura mientras me dirigía al Museo Metropolitano de Arte con mi prima. Se llama “Los Caballos” de artista frances Jean-Marie Appriou. Las esculturas fueron modeladas en arcilla y espuma y luego fundidas en aluminio.

El curador del Fondo de Arte Público escribió una descripción que fue, al menos para mí, un poco exagerada. Había leído recientemente lo que el artista tenía que decir sobre su trabajo y tenía la sensación de que el curador estaba — tal vez — proyectando. Mis disculpas a los curadores que les gusta ser poéticos, pero a menudo me encuentro simplemente leyendo el nombre del artista y los materiales utilizados. Por lo demás, si se va a utilizar una imaginación, prefiero que sea mi PROPIA, o incluso la del artista. Pero solo soy yo.

.

BUT SPEAKING OF OVER THE TOP:
Check out this listing I found in the window of an upscale building in Chelsea.
PERO HABLANDO DE EXAGERADO:
Mira a este listado que encontré en una ventana de un edificio exclusivo en Chelsea.
SAY WHAT?!?
¿¡¿QUE QUÉ?!?

M traducción aproximada:

Ubicada en una granja bucólica de 220 acres en el condado de Dutchess, Nueva York, esta casa privada literalmente manifiesta la dualidad de vivir en este sitio: el deseo de transparencia y un compromiso sin trabas con el paisaje frente al deseo de privacidad y reclusión.
En lugar de resolver esta dualidad en un solo objeto / condición, nuestra solución permite que estas condiciones existan en una relación tangencial. En este diagrama de Venn, no hay superposición. Las áreas públicas exteriores de la casa (sala, comedor y cocina) están contenidas dentro de un volumen de vidrio que flota ligeramente sobre el paisaje. Las áreas privadas hacia adentro de la casa están protegidas por un gran volumen de piedra local incrustada en el paisaje. La orientación perpendicular de los dos volúmenes diferencia aún más estas dos condiciones, minimiza su superposición y enfatiza aún más la calidad del paisaje del volumen inferior como una extensión del “paisaje” al aire libre para el volumen de vidrio. Mientras que el volumen superior se define por los planos horizontales del piso y el techo que se extienden más allá de los planos verticales de vidrio, el volumen inferior se define por las paredes verticales que se elevan por encima de la superficie del techo, proporcionando un paisaje plantado y un área de terraza establecida en el parapeto de piedra.

Hans Christian Andersen and the Ugly Duckling, sitting in Central Park since 1956 — where much better stories are told June through September.
Hans Christian Andersen y el Patito Feo, sentados en Central Park desde 1956 — donde se cuentan historias mucho mejores desde junio a septiembre.

Expecting Rain, Dear? / ¿Esperando Lluvia, Querido?

La versión español está después de la versión inglés.

WELL, THE TITLE is a bit of a stretch, especially if you speak Spanish. I’m referring to reindeer, of course. The play on words works in English — rain and rein, and dear and deer. However, rain in Spanish is lluvia and reindeer in Spanish is ciervo. Oh, and dear is querido. So, I suppose, it’s not just a stretch; it simply makes no sense.

Anyway… Have you ever noticed how often I begin a sentence with “Anyway”?

ANYWAY, I had thought this would be my final blog post about our recent trip to Norway. But, as I made another pass through my photos I realized I have a few more stories to tell. So, I hope you’re enjoying Norway because you haven’t seen the last of it.

ONE DAY, WE DROVE ABOUT 100 km north from Sortland to Andenes, which is 50km north of Bjørnskinn, where San Geraldo’s grandfather was born. Andenes, with a population of around 2,700, is the northernmost settlement on the island of Andøyo and about 460 km north of the Arctic Circle. Some of the views across the vast emptiness of sea and mountains are breathtaking. But there’s not much to see in the town itself. Some great boat trips — whales, sealife, birds — but we’ll have to plan for that next time. Reservations and warm clothing are good ideas. San Geraldo did some research at the public library, while I wandered. In the rain, dear.

.

BUENO, EL TÍTULO es un poco exagerado, especialmente si hablas español. Me refiero a los renos. El juego de palabras funciona en inglés: rain y rein[deer]. Sin embargo, rain en español es lluvia y reindeer en español es ciervo. Ah, y dear es querido. No suenan para nada iguales. Entonces, supongo, no es solo exagerado; simplemente no tiene sentido. ¿Me entiendes?

De todos modos … ¿Alguna vez has notado con qué frecuencia comienzo una oración con  “De todos modos”?

DE TODOS MODOS, pensé que esta sería mi última publicación de blog sobre nuestro viaje reciente a Noruega. Pero, cuando hice otro pase por mis fotos, me di cuenta de que tenía algunas historias más que contar. Entonces, espero que estés disfrutando de Noruega porque no has visto lo último.

UN DÍA, CONDUCIMOS UNOS 100 km al norte de Sortland a Andenes, que está a 50 km al norte de Bjørnskinn, donde nació el abuelo de San Geraldo. Andenes, con una población de alrededor de 2.700, es el asentamiento más septentrional de la isla de Andøyo, a unos 460 km al norte del Círculo Polar Ártico. Algunas de las vistas a través del vasto vacío del mar y las montañas son impresionantes. Pero no hay mucho que ver en la ciudad misma. Algunos excelentes viajes en bote: ballenas, vida marina, aves; pero tendremos que planear eso la próxima vez. Las reservas y la ropa abrigada son buenas ideas. San Geraldo investigó un poco en la biblioteca pública, mientras yo deambulaba. En la lluvia, querido.

Built in 1843, octagonal church in the village of Dverberg. Halfway between Bjørnskinn and Andenes. Still under a blue sky.
Construida en 1843, iglesia octogonal en el pueblo de Dverberg. A medio camino entre Bjørnskinn y Andenes. Todavía bajo un cielo azul.
Andenes Public Library. Built onto what was a WWII air-raid shelter.
Biblioteca Pública de Andenes. Construido sobre lo que fue un refugio antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial.
Looking into the former bomb shelter.
Buscando en el antiguo refugio antiaéreo.
San Geraldo reading again about his great-great-uncle Helmer Hanssen (bottom left), polar explorer, navigator, and dog sled driver with Roald Amundsen on the first successful expedition to the South Pole in 1911. The couple partially visible on the page are San Geraldo’s great-great-grandparents.
San Geraldo leyendo sobre su tataratío Helmer Hanssen (abajo a la izquierda), explorador polar, navegante, y conductor de trineos tirados por perros con Roald Amundsen en la primera expedición exitosa al Polo Sur en 1911. La pareja parcialmente visible en la página son los tatarabuelos.
I passed this “foot therapy” office in Andenes displaying the word “fagfolk.” I’ve since learned that “fagfolk” means “professionals”. Fagfolk, and proud of it!
Pasé por esta oficina de “terapia de pies” en Andenes mostrando la palabra “fagfolk”. En inglés, “fag” es una mala palabra para una persona gay. Desde entonces he aprendido que “fagfolk” significa “profesionales”. ¡Fagfolk, y orgulloso de ello!
On the way back to Sortland, Andøy Friluftssenter, where San Geraldo had moose pie and I had Arctic char (click here). This alone is worth a trip north,
En el camino de regreso a Sortland, Andøy Friluftssenter (Centro de Recreación), donde San Geraldo tenía pastel de alce y yo trucha alpina (haz clic aquí). Esto solo vale un viaje al norte,
Click here to find out what we thought Friluftssenter meant when we drove past two years ago.
Haz clic aquí para descubrir lo que pensábamos que Friluftssenter significaba cuando pasamos hace dos años.
A moose head wall lamp (size of an actual moose head). We saw this in two restaurants and decided we had to have one for the terrace. I found it online for €1,400, which made us realize our ceilings aren’t high enough.
Una lámpara de pared con cabeza de alce (tamaño de una cabeza de alce real). Vimos esto en dos restaurantes y decidimos que teníamos que tener uno para la terraza. Lo encontré en línea por €1.400, lo que nos hizo darnos cuenta de que nuestros techos no son lo suficientemente altos.
About to leave Friluftssenter.
A punto de salir de Friluftssenter.
More rain, dear.
Más lluvia, querido.

Current Events / Corriente

La versión español está después de la versión inglés.

THE NAME IS Saltstraumen. It’s a small strait southeast of Bodø in Norway. It’s made up of two words, “Salten,” which is the name of the district, and “straumen,” which I’m told means “the stream” or “the water flow.” But if I type “straumen” in Google Translate, I get another word, which I like even better: “Maelstrom.” That’s probably useless information. But it’s where my brain went when I began to write about the strait, which has one of the strongest tidal currents in the world.

The narrow channel connects an outer fjord to a much larger fjord between the islands of Straumøya and Knaplundsøya. It’s been like that for 2 to 3 thousand years. The remains of a 10,000-year-old hunter settlement were found there, one of the oldest archaeological discoveries in Norway. (I hope you’re taking notes. This will be on the exam.)

So, what did we do? We walked. With cousins Inger, Andreas and Anette, and nearly 3-year-old Ellinor, across the bridge (and back) and then had lunch at the restaurant/visitors center.

We didn’t actually walk all the way across the bridge. That would have taken too long and we were hungry. I went the furthest (a total distance of 768 metres/2,520 ft) but everyone was waiting. San Geraldo doesn’t like bridges. He tried twice to walk across the Golden Gate Bridge in San Francisco. One time he thought he might even make it off dry land to where the bridge was actually suspended above the water. It didn’t work out. He tried again at Salstraumen. What a trooper.

.

EL NOMBRE ES Saltstraumen. Es un pequeño estrecho al sureste de Bodø en Noruega. Se compone de dos palabras, “Salten”, que es el nombre del distrito, y “traumen”, que me dicen significa “la corriente” o “el flujo de agua”. Pero si escribo ” en Google Translate, obtengo otra palabra inglés, que me gusta aún más, “Maelstrom”. En español, obtengo “remolino.” Esa es probablemente información inútil. Pero es a donde se fue mi cerebro cuando comencé a escribir sobre el estrecho, que tiene una de las corrientes de marea más fuertes del mundo.

El canal estrecho conecta un fiordo exterior con un fiordo mucho más grande entre las islas de Straumøya y Knaplundsøya. Ha sido así durante 2 a 3 mil años. Allí se encontraron los restos de un asentamiento de cazadores de 10.000 años de antigüedad, uno de los descubrimientos arqueológicos más antiguos de Noruega. (Espero que estés tomando notas. Esto estará en el examen).

¿Entonces, qué hicimos? Caminamos. Con los primos Inger, Andreas y Anette, y Ellinor (de casi 3 años), cruzando el puente (y de regreso) y luego almorzamos en el restaurante/centro de visitantes.

En realidad no cruzamos todo el puente. Eso hubiera tomado demasiado tiempo y teníamos hambre. Llegué más lejos (una distancia total de 768 metros / 2.520 pies) pero todos estaban esperando. A San Geraldo no le gustan los puentes. Intentó dos veces cruzar el puente Golden Gate en San Francisco. Una vez pensó que incluso podría llegar a tierra firme donde el puente estaba suspendido sobre el agua. Eso no sucedió. Lo intentó de nuevo en Salstraumen. Que soldado.

Just before San Geraldo turned back. Seeing parked cars below was just too much.
Justo antes de que San Geraldo se volviera. Ver autos estacionados debajo era demasiado.
Awaiting my return.
En espera de mi regreso.
After a while, Ellinor found it all a bit boring.
Después de un tiempo, a Ellinor le pareció un poco aburrido.
Looking out the window while we had lunch (a different bridge).
Mirando por la ventana mientras almorzábamos (un puente diferente).