Silhou-wets / Sombras mojadas

La versión en español está después de la versión en inglés.

SINCE SAN GERALDO’S GRANDMOTHER AND the snake were such a hit yesterday, I thought I’d today share two more photos of that exceptional, powerful, inspirational woman. The top photo was taken in South Dakota in the 1930s with the eldest two of her three sons (SG’s father at right). I can’t imagine that was what every mother of two in South Dakota looked like at the time. Don’t worry. I won’t be sharing daily photos from SG’s book and will leave it mostly to him.

Until a moment ago, there was no sun to cast shadows. And there’s more rain in the forecast for the next few days. And as I write this, the shadows are already disappearing. The other day, I managed to catch images in the puddles.

I begin my official driving practice Friday morning and hope to have my Spanish license (finally) before summer. Some of you might remember that I started the process nearly two years ago (click here). (Our American licenses aren’t transferable and as legal residents of Spain, we can’t drive without a Spanish license.) Unlike in the United States, it’s a convoluted and expensive process. We’re required to work with a driving school for both parts (theory and behind-the-wheel). Legally, you can’t practice driving without an official driving instructor in a car with dual controls. The cost is upwards of one thousand euros. I had considered not telling you about it until after I pass the road test, but what the heck. If I fail (after driving since the age of 17) and have to take the test again, there’ll be another story to tell. No shame in that (I tell myself). I’m filled with a mixture of excitement and apprehension. Driving practice and the exam will be in Marbella, 20 minutes away. So, at least it gets me out of town. San Geraldo will drive me there and sit in a cafe refining his manuscript while I try to not hit anyone. At least if I do, I’ll be masked and unidentifiable.

.

PORQUE LA ABUELA DE SAN GERALDO Y la serpiente fueron un gran éxito ayer, pensé que hoy compartiría dos fotos de esa mujer excepcional, poderosa, e inspiradora. La foto superior fue tomada en Dakota del Sur en la década de 1930 con los dos mayores de sus tres hijos (el padre de SG a la derecha). No puedo imaginar que así era en ese momento toda madre de dos hijos en Dakota del Sur. No te preocupes. No compartiré fotos diarias del libro de SG y se lo dejaré principalmente a él.

Hasta hace un momento, no había sol para proyectar sombras. Y hay más lluvia en el pronóstico para los próximos días. Y mientras escribo esto, las sombras ya están desapareciendo. El otro día logré captar imágenes en los charcos.

Comienzo mi práctica oficial de conducción el viernes por la mañana y espero tener mi carnet de España (finalmente) antes del verano. Algunos de ustedes recordarán que comencé el proceso hace casi dos años (haz clic aquí). Nuestras licencias estadounidenses no son transferibles y, como residentes legales de España, no podemos conducir sin un carnet de España. A diferencia de los Estados Unidos, es un proceso complicado y costoso. Estamos obligados a trabajar con una escuela de manejo para ambas partes (teoría y al volante). Legalmente, no se puede practicar la conducción sin un instructor de conducción oficial en un automóvil con controles duales. El costo es superior a mil euros. Había considerado no decírselo hasta después de aprobar el examen práctico, pero qué diablos. Si fallo (después de conducir desde tenía 17 años) y tengo que volver a hacer el examen, habrá otra historia que contar. No hay vergüenza en eso (me digo). Estoy lleno de una mezcla de emoción y aprensión. Las prácticas de conducción y el examen serán en Marbella, a 20 minutos. Entonces, al menos me saca de la ciudad. San Geraldo me llevará hasta allí y se sentará en un café refinando su manuscrito mientras trato de no golpear a nadie. Al menos si lo hago, estaré enmascarado y no seré identificable.