Into The Mystic / En La Mística

La versión español está después de la versión inglés.

OUR FRIEND LULU and I rode the cablecar up to the top (800m/2,600 ft) of Mount Calamorro in Benalmádena to take in the breathtaking views and the excellent birds of prey exhibition at the “Garden of the Eagles.” The sun has been shining for days. Clear blue skies. Beach weather. I was certain we’d be able to see Africa from the top.

However, as is common during Semana Santa (Easter Week), the clouds rolled in [this morning] and rain is on its way. I’m told it’s because The Virgin is crying. Well, so am I. Instead of going into the sunshine, we went into the mists. It was 16C (61F) down below and perhaps 9C (48F) at the top — and humid and windy. The concession stand made good money selling sweatshirts — to poorly prepared people like me. Some of the birds were momentarily lost in the fog. But it was still a great time.

.

NUESTRA AMIGA LULU y yo viajamos en el teleférico hasta la cima (800m) del Monte Calamorro en Benalmádena para contemplar las impresionantes vistas y la excelente exposición de aves rapaces en el “Jardín de las Águilas”. El sol brilla desde hace días. Cielo azul claro. Estaba seguro de que podríamos ver África desde la cima.

Sin embargo, como es común durante la Semana Santa, las nubes rodaron [esta mañana] y la lluvia está en camino. Me han dicho que es porque la Virgen está llorando. Bueno, yo también. En lugar de entrar a la luz del sol, entramos en la niebla. Fue 16C abajo y quizás 9C en la parte superior — y húmedo y ventoso.. El puesto de la concesión hizo buen dinero vendiendo sudaderas — a personas mal preparadas como yo. Algunas de las aves se perdieron momentáneamente en la niebla. Pero aun así fue un gran día.

Not The Last Supper / No La Ultima Cena

ON MY WAY home from the orthodontist this evening, I was elated to discover that sand sculptor Paul Blane’s last Last Supper was not in actuality his LAST Last Supper. He’s back on the beach here in Fuengirola creating another meal for Semana Santa. And I hope this one is also not his last. I’ll be back with more photos later in the week. I’m guessing Paul will have this year’s creation completed by Maundy Thursday in time to commemorate that other Last Supper.

.

EN MI CAMINO a casa del ortodoncista esta tarde, me alegré al descubrir que la última Última Cena de Paul Blane, el escultor de arena, no fue en realidad su ÚLTIMA Última Cena. Él está de vuelta en la playa aquí en Fuengirola creando otra comida para Semana Santa. Y espero que éste tampoco sea el último. Volveré con más fotos más adelante en la semana. Supongo que Paul tendrá la creación de este año completada por el Jueves Santo a tiempo para conmemorar la Última Cena oficial

Paul, getting more water. / Paul, consiguiendo más agua.

Dead Sea Cow? / Vaca Marina Muerta?

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO WOKE me this morning to tell me something large had washed up on the beach here in Los Boliches, and the police had just arrived. I grabbed my camera and joined him on the terrace. I was first filled with excitement that a giant squid had washed up, or a shark. I zoomed in and thought it looked like something more mammal-like. So, I quickly downloaded my photos. It was a cow. Not a real sea cow (which is extinct), nor a modern-day sea cow, which doesn’t live in the Mediterranean. A cow.

Several consecutive days of high winds and rough surf have taken their toll. It was fascinating how shaken up we both were by the sight. Once I realized what it was, I thought I wouldn’t share the photos. But I then thought, “Why was it OK to share photos of a dead sea animal and not a dead land animal?” So, here are a couple of photos in, I hope, a small enough size to not upset anyone. I haven’t included photos of the cow being lifted and hauled away, which occurred moments later. What a way to start the day. But not as bad a start as the poor cow had.

.

SAN GERALDO ME despertó esta mañana para decirme que algo grande había lavado en la playa aquí en Los Boliches, y que la policía acababa de llegar. Agarré mi cámara y me reuní con él en la terraza. Lo primero que me llenó de emoción fue que un calamar gigante se había lavado, o un tiburón. Me acerqué y pensé que parecía algo más parecido a un mamífero. Entonces, rápidamente descargué mis fotos. Era una vaca. No era una verdadera vaca marina (que está extinta), ni una vaca marina moderna, que no vive en el Mediterráneo. Una vaca.

Varios días consecutivos de fuertes vientos y oleaje fuerte han pasado factura. Fue fascinante lo conmovidos que estábamos los dos por la vista. Una vez que me di cuenta de lo que era, pensé que no compartiría las fotos. Pero luego pensé: “¿Por qué estaba bien compartir fotos de un animal del mar muerto y no un animal de la tierra muerta?” Así que, aquí hay un par de fotos en un tamaño lo suficientemente pequeño como para no molestar a nadie, espero. No he incluido fotos de la vaca levantada y arrastrada, lo que ocurrió momentos después. Qué manera de empezar el día. Pero no fue un comienzo tan malo como el de la pobre vaca.

Jad the Magician / El Mago Jad

La versión español está después de la versión inglés.

IT’S BEEN A difficult week. Not long before I was told I shouldn’t eat chocolate — gasp — The Kid Brother had a personal issue that has caused some drama. He’s fine but things at his apartment are a bit unsettled. It’s been difficult for me to turn off my brain and simply relax, so it was wonderful last night to go to another local favorite restaurant, Santorini, where, as usual, we were welcomed like family and then started off with dolmades (stuffed grape leaves) and tzatziki (yogurt, cucumber, garlic, and mint).

The owners’ son, Jad, is in his gap year before starting university. He’s spending the year traveling the world, with work stints at the restaurant to pay for it all. He’s a charmer and, we learned, a bit of a magician. He asked if we had a 5 or 10 euro note so he could do a magic trick. San Geraldo, the South Dakotan, was ready to give him a 50. I, the New Yorker, gave him a 5. Jad magically changed my mood.

.

HA SIDO UNA semana difícil. No mucho antes de que me dijeran que no debería comer chocolate — ¡jadear! — The Kid Brother tuvo un problema personal que causó un poco de drama. Está bien, pero las cosas en su apartamento están un poco inquietas. Me ha resultado difícil apagar mi cerebro y simplemente relajarme, así que anoche fue maravilloso ir a otro restaurante local favorito, Santorini, donde, como de costumbre, nos recibieron como familia y luego empezamos con dolmadi (hojas de parra rellenas) y tzatziki (salsa griega de yogur, pepino, ajo, y menta).

Jad, el hijo de los propietarios, está en su año sabático antes de comenzar la universidad. Está pasando el año viajando por el mundo, con períodos de trabajo en el restaurante para pagar todo. Él es un encantador y, aprendimos, un poco de mago. Preguntó si teníamos un billete de 5 o 10 euros para poder hacer un truco de magia. San Geraldo, de Dakota del Sur, estaba listo para darle un 50. Yo, el neoyorquino, le di un 5. Jad cambió mi estado de ánimo mágicamente.

Chicken souvlaki with salad. / Brochetta de pollo con ensalada.

Sweet Nectar / Néctar Dulce

La versión español está después de la versión inglés.

Although I’m not completely convinced, I’ve been told as a result of my latest blood work (at the public health center) that my Diabetes needs serious management. I’ve been on meds for about three years and was told I didn’t need to do anything else. This time, however, the new doctor didn’t like my results and doubled my dosage while putting me on two other meds for supposedly Diabetes-related issues. She made me see the Diabetes counselor immediately, who gave me a lecture on diet and exercise. When I told her about my activity level, she continued the lecture on diet.

Now I know I’m always sharing pictures of the sweets I enjoy (sorry I haven’t shared the actual sweets), but I go for long stretches with no sweets. Plus, I eat a healthy breakfast and lunch every day, and usually a healthy dinner (not a lot of fried food and, rarely, potatoes). I even have to cut out my two or three small beers per week). The specialist told me I wasn’t like most of her patients. An important factor, however, is that both my grandmothers were Diabetic when they were still fairly young.

I’ve been told by another doctor that it’s possible my “numbers” were high simply due to dehydration. However, I drink a minimum of 1.5 liters of water a day, and usually more than twice that. I’ll go back to my private doctor just to check in. She has my history.

I have a lot to learn. So here I sit — eating my usual roasted almonds with a change to sugar-free chocolate (which is surprisingly good). I can no longer drink sweet nectar. In surfer lingo, that means a “pretty woman”. In MY lingo it means “sweet nectar.” Here are some Spanish surfers, over the last three days, who don’t use the phrase. Our poor friends (yesterday’s blog post) have been cruising on these waves.

.

Aunque no estoy completamente convencido, como resultado de mi último análisis de sangre (en el centro de salud pública), me dijeron que mi diabetes necesita un tratamiento serio. He estado tomando medicamentos durante unos tres años y me dijeron que no tenía que hacer nada más. Esta vez, sin embargo, al nuevo médico no le gustaron mis resultados y duplicó mi dosis mientras me recetaba otros dos medicamentos por supuestos problemas relacionados con la diabetes. Ella me hizo ver al consejero de Diabetes de inmediato, quien me dio una conferencia sobre dieta y ejercicio. Cuando le conté sobre mi nivel de actividad, ella continuó la conferencia sobre dieta.

Ahora sé que siempre estoy compartiendo fotos de los dulces que disfruto (lo siento, no he compartido los dulces reales), pero hago largos períodos sin dulces. Además, tomo un desayuno y almuerzo saludable todos los días, y generalmente una cena saludable (no mucha comida frita y, rara vez, papas). Incluso tengo que cortar mis dos o tres cervezas pequeñas por semana. El especialista me dijo que no era como la mayoría de sus pacientes. Sin embargo, un factor importante es que mis dos abuelas eran diabéticas cuando aún eran bastante jóvenes.

Otro médico me dijo que es posible que mis “números” fueran altos simplemente debido a la deshidratación. Sin embargo, bebo un mínimo de 1,5 litros de agua al día, y generalmente más del doble que eso. Volveré a mi doctora privada para confirmar. Ella tiene mi historia.

Tengo mucho de aprender. Así que aquí me siento, comiendo mis almendras tostadas habituales con un cambio a chocolate sin azúcar (que es sorprendentemente bueno). Ya no puedo beber el néctar dulce. En la jerga surfista, “néctar dulce” significa una “comida” o una “mujer bonita.” En MI jerga, “néctar dulce” significa “néctar dulce”. Así que aquí hay algunos surfistas españoles, durante los ultimos días, que no usan la frase. Nuestros pobres amigos (de la entrada de ayer) han estado navegando en estas olas.