Lotsa Luck! / ¡Mucha Suerte!

La versión español está después de la versión inglés.

MY ENTRY INTO the business of ToldemArt (click here) was via a large trade show in Las Vegas while I was still gainfully and miserably employed in early 2008. Moments before the trade show opened, I received a call that My Mother the Dowager Duchess was hit by a car (hit and run) the day before after visiting her sister Sylvie, appeared to be seriously injured and, in typical Dowager Duchess fashion, took the bus home instead of going to the hospital. We spoke. My cousin then drove her to the hospital, although she should have gone in an ambulance. I arrived days later followed by San Geraldo. The Duchess had a punctured lung, two broken ribs, and the most hideous bruising I’ve ever seen. But after only a week and a half she was home and seemingly fine. For a day or two. She had a staph infection that had us rushing in an ambulance back to the hospital where she spent another three weeks near death until the infection was stopped. Her final recovery was phenomenal, especially considering she was already 80 years old. And, yes, months later she admitted to me that she “might have been” crossing against the light.

But, as usual, I digress. My dreams for ToldemArt were slowed, but I managed to get things going when The Dowager Duchess was home and independent again two months later. A trendy retailer in Hollywood (who catered to the likes of Lindsey Lohan) wanted to carry my jewelry, but first she wanted to get one of the items in a wedding swag bag. I thought the jewelry needed to be 14K gold with real gem stones, but she didn’t agree (she was wrong). It happened but didn’t go as planned (nor did the marriage). Next, came The Good Luck Collection, which I mentioned before was carried in the gift shops at Bellagio and MGM Grand hotels. And then came the economic crisis. So much for good luck!

.

MI ENTRADA EN el negocio de ToldemArt (haz clic aquí) se realizó a través de una gran feria comercial en Las Vegas, mientras que a principios de 2008 empecé a trabajar de manera justa y miserable. Momentos antes de que abriera la feria, recibí una llamada que Mi Madre La Duquesa Viuda golpeado por un auto (golpeó y corrió) el día antes después de visitar a su hermana Sylvie, parecía estar seriamente herida y, en el estilo típico de La Duquesa Viuda, montó el autobús a casa en lugar de ir al hospital en la ambulancia. Nosotros hablamos. Mi prima la llevó al hospital, aunque debería haber ido en una ambulancia. Llegué días después seguido por San Geraldo. La Duquesa tenía un pulmón perforado, dos costillas rotas, y el hematoma más horrible que jamás haya visto. Pero después de solo una semana y media estaba en casa y aparentemente bien. Por unos días. Tenía una infección por estafilococos y nos llevó a una ambulancia al hospital, donde pasó otras tres semanas cerca de la muerte hasta que se detuvo la infección. Su recuperación final fue fenomenal, especialmente teniendo en cuenta que ya tenía 80 años. Y, sí, meses después, ella me admitió que “podría haber estado” cruzando contra la luz.

Pero, como de costumbre, me divago. Mis sueños para ToldemArt se hicieron más lentos, pero logré poner en marcha las cosas cuando La Duquesa Viuda estaba en casa e independiente nuevamente dos meses después. Una tienda de moda en Hollywood (que atendía a personas como Lindsey Lohan… uf!) quería llevar mis joyas, pero primero quería poner uno de los artículos en una bolsa de boda. Pensé que las joyas debían ser de oro sólido con piedras preciosas, pero ella no estaba de acuerdo (ella estaba equivocada). Sucedió pero no salió como estaba previsto (ni tampoco el matrimonio). Luego vino The Good Luck Collection (La Colección de Buena Suerte), que mencioné anteriormente, que se vendió en las tiendas de regalos de los hoteles Bellagio y MGM Grand.Y luego vino la crisis económica. ¡Tanto para buena suerte!

.

Sky Bar

La versión español está después de la versión inglés.

A FRIEND FROM Oslo is traveling around Southern Spain with her son and grandson and we had the pleasure of seeing them Wednesday evening. A good friend here had heard about a new bar in Fuengirola atop the Hotel El Puerto, part of a chain called Sky Bar. An acquaintance was there just last week and told us it was glorious with breathtaking views up and down the coast. We asked if it was also a restaurant and she said it was. The restaurant area has canvas sun shades, so it’s very pleasant, she explained. We asked if it was formal and she said, not too formal. She showed us photos of a magnificent sunset. A swimming pool was visible. She said that, yes, you do walk around the pool to get to the restaurant. So, that’s where we went for a meal.

Well, it’s a pool bar. On the 10th floor of a separate tower of the 16-floor hotel. The view was nice, but didn’t reach over the mountains in any direction. There were few tables that might accommodate an actual meal, so I asked the bartender if there was a restaurant possibly around a corner. Oh, no, but they had a bar menu if that would do for us. We could get pizzas, a few sandwiches, and even nachos. The canvas barely shaded the seating area and, since the sun was lowering in the sky, it shown straight across the table. The staff were friendly. The nachos sucked, but the pre-made pizzas were surprisingly good, as were the sandwiches — even if they were all served in take-away boxes. I was concerned we were too casual in our shorts and T-shirts, but we were among the very few fully clothed guests, so we were decidedly not underdressed. A nice place to have a drink. In future, we’ll take our acquaintance’s recommendations with a grain of salt (possibly on a margarita).

.

UNA AMIGA DE Oslo viaja por el sur de España con su hijo y su nieto y tuvimos el placer de verlos el miércoles por la noche. Una buena amiga había oído hablar de un nuevo bar en Fuengirola en la cima del Hotel El Puerto, un bar de una cadena llamada Sky Bar. Una conocida estuvo allí la semana pasada y nos dijo que era glorioso con vistas impresionantes de toda la costa. Preguntamos si también era un restaurante y ella dijo que sí. La zona del restaurante tiene sombrillas de lona, por lo que es muy agradable, explicó. Le preguntamos si era formal y ella dijo, no demasiado formal. Nos mostró fotos de una magnífica puesta de sol. Una piscina era visible. Ella dijo que sí, camina alrededor de la piscina para llegar al restaurante. Entonces, ahí es donde fuimos a comer.

Bueno, es un bar de la piscina. En el piso 10 de una torre separada del hotel de 16 pisos. La vista era agradable, pero no llegaba a las montañas en ninguna dirección. Había pocas mesas que podrían acomodar una comida real, así que le pregunté al camarero si había un restaurante posiblemente en una esquina. Oh, no, pero tenían un menú de bar si eso nos vendría bien. Podríamos conseguir pizzas, unos cuantos sándwiches, e incluso nachos. El lienzo apenas sombreaba la zona de asientos y, como el sol estaba bajando en el cielo, se veía directamente a través de la mesa. El personal era amable. Los nachos eran horribles, pero las pizzas preparadas eran sorprendentemente buenas, al igual que los sándwiches, incluso si todos se servían en cajas para llevar. Me preocupaba que fuésemos demasiado informales con nuestros pantalones cortos y camisetas, pero estábamos entre los pocos invitados completamente vestidos, por lo que decididamente no estábamos mal vestidos. Un buen lugar para tomar una copa. En el futuro, tomaremos las recomendaciones de nuestra conocida con un grano de sal (posiblemente en una margarita).

Walking to Sky Bar. Cuttlefish and sardines. / Caminando a Sky Bar. Sepia y sardinas.
Walking home. / Caminando a casa.

A Titanic Exhibit / Un Exposición Titánico

La versión español está después de la versión inglés.

WHEN THE BLOCKBUSTER film “Titanic” was released in 1997, San Geraldo’s mother Alice was visiting us in San Diego. It turned out to be one of my all-time, LEAST-liked films. OK. I thought the sets were exceptional but that was it. I hated the story line, the writing, even the acting. By the time the ship hit the iceberg I thought, “Oh, get on with it.” I felt about ready to explode. So, sitting between the tear-filled San Geraldo and Alice, clutching handkerchiefs to their eyes, was just too much for me. As the ship began its climb to vertical, I couldn’t take it anymore. I turned to San Geraldo and I muttered, “The ship DOES sink!” (And he let me live to tell the tale.)

You DO know, don’t you, that there was room on that floating door for 17-year-old Rose and Jack… both? Oh, and THEN 100-year-old Rose went and tossed that multi-million-dollar diamond into the ocean!

ANYWAY, I WENT THURSDAY with my pal Luke and his parents to see “Europe’s largest” Lego exhibit. Among the creative constructions, we found the Titanic — all 500,000 pieces. But not Rose’s diamond.

.

CUANDO LA PELÍCULA “Titanic” se estrenó en 1997, Alice, la madre de San Geraldo, nos visitaba en San Diego. Resultó ser una de mis películas menos favoritas. Pensé que los escenas eran excepcionales pero eso fue todo. Odiaba la trama, la escritura, incluso la actuación. Cuando el barco golpeó el iceberg, pensé: “Oh, sigue adelante”. Sentí que estaba a punto de explotar. Así que, sentarme entre las lágrimas de San Geraldo y Alice, apretando sus pañuelos a sus ojos, era demasiado para mí. Cuando el barco comenzó su ascenso a la vertical, no pude soportarlo más. Me dirigí a San Geraldo y murmuré: “¡El barco SE DETIENE!” (Y él me dejó vivir para contarlo).

Sabes, ¿verdad, que había espacio en la puerta flotante para los dos, Rose, de 17 años y Jack — los dos? ¡Ah, y ENTONCES Rose de 100 años arrojó ese diamante multimillonario al mar!

DE CUALQUIER MANERA, FUI el jueves con mi compadre Luke y sus padres para ver la exhibición de Lego “más grande de Europa”. Entre las construcciones creativas, encontramos el Titanic — todas las 500.000 piezas. Pero no el diamante de Rose.

Rubberband Man / Hombre de Banda Elástica

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO AND I came across Rubberband Woman on the beach Wednesday night and decided that at last we had found the exercise routine we’d been searching for. I snapped some quick pictures and then got into a better position, which is when she decided to take a break. Some nerve! But I saw enough to know what to do. I work out at home with elastic bands, so I’m already well primed. As for San Geraldo, well he’s a natural. This should be fun. If we ever get this routine off the ground, I promise to send you pictures — from the hospital.

.

SAN GERALDO Y yo nos encontramos con Mujer de Banda Elástica en la playa el miércoles por la noche y decidimos que por fin habíamos encontrado la rutina de ejercicios que estábamos buscando. Hicé algunas fotos rápidas y luego me puse en una mejor posición, que fue cuando ella decidió tomarse un descanso. ¡Que nervio! Pero vi lo suficiente para saber qué hacer. Hago ejercicios en casa con bandas elásticas, así que ya estoy bien preparado. En cuanto a San Geraldo, bueno, es un natural. Esto debería ser divertido. Si alguna vez despegamos con esta rutina, prometo enviarte fotos — del hospital.

Fashionable Friends / Amigos de Moda

La versión español está después de la versión inglés.

MY PAL LUKE brought his parents over yesterday to spend the afternoon at our pool. Pedro was sporting the latest Fuengirola fashion and was happy to strike a pose (or three). Luke had a bit of Fuengirola style going on, as well, which resulted in father and son having a showdown in the pool. But I think Kathleen was the big winner of the fashion show.

.

MI COMPADRE LUKE trajo a sus padres ayer para pasar la tarde en nuestra piscina. Pedro lucía la última moda de Fuengirola y estaba feliz de hacer una pose (o tres). Luke también tenía un poco de estilo Fuengirola, lo que resultó en el padre y hijo teniendo un enfrentamiento en la piscina. Pero creo que Kathleen fue la gran ganadora en el desfile de modas.

“I can’t believe I have six more weeks!”
“¡No puedo creer que tengo seis semanas más!”

.

Every girl wants a man with a farmer’s tan (like Pedro’s).
Cada chica quiere un hombre con un bronceado de granjero (como Pedro).