Lockdown Day 76: Free Gift with Purchase / Encierro Día 76: Regalo Gratis con Compra

La versión español está después de la versión inglés.

OUR VISIT YESTERDAY TO THE garden center, Viveros Guzman, was a success. Our walk around the multiple interconnected green houses was, of course, different this time. Wearing masks and plastic gloves, keeping our distance. It takes getting used to. But we appreciate the care being taken (and required if they want to do business).

We bought three more hibiscus to add to our collection. Plus some geraniums for a planter that’s been sitting empty for a while. Master Planter San Geraldo has his work cut out for him. He also had to lift the heavy bags of soil (which he calls dirt) into our two carts, then transfer them to the car, and then carry them all upstairs. Sciatica is good for something. (No, I don’t really enjoy not being the muscle.)

As I reached into my bag for my camera once we were home, I found that we had been given a free gift (or maybe it was an escapee). That’s it at the top of this page. I tossed it in my bathroom sink; I had unwittingly picked the little slimy thing up with my bare fingers!!! MY BARE FINGERS!!! It was a slug; and there was nothing sluggish about it. I quickly photographed it, ran hot water, and watched it go down the drain. Now I’m afraid to brush my teeth.

SPEAKING OF WHICH, DID I ever tell you about San Geraldo’s pet alligator? When we were kids, you could order baby alligators by mail. San Geraldo was given one as a gift. It ran away one day, never to be found again. But, this was South Dakota, so there were no concerns it would survive and grow to ginormous proportions.

Anyway, SG’s sister Linda is convinced to this day that Alice, their mother, flushed the baby alligator down the toilet. Every time she heard the accusation, Alice would gasp and say, “Do you think I would have ever sat on that stool again?!?”

.

NUESTRA VISITA AYER A LOS Viveros Guzmán, fue un éxito. Nuestro paseo por los múltiples invernaderos interconectados fue, por supuesto, diferente esta vez. Usando máscarillas y guantes de plástico, manteniendo nuestra distancia. Se necesita acostumbrarse. Pero apreciamos el cuidado que se está tomando (y se requiere si quieren hacer negocios).

Compramos tres hibiscos más para agregar a nuestra colección. Además de algunos geranios para una maceta que ha estado vacía por un tiempo. El maestro plantador San Geraldo tiene su trabajo hecho para él. También tuvo que levantar las pesadas bolsas de tierra en nuestros dos carros, luego transferirlas al coche, y luego llevarlas todas arriba. La ciática es buena para algo. (No, realmente no disfruto no ser el músculo).

Cuando busqué mi cámara en mi bolso una vez que estábamos en casa, descubrí que nos habían dado un regalo gratis (o tal vez era un fugitivo). Eso está en la parte superior de esta página. Lo tiré en el lavabo del baño; ¡Inconscientemente había recogido la pequeña cosa viscosa con mis dedos desnudos! Mis dedos desnudos !!! Era una babosa. Rápidamente lo fotografié, abrí agua caliente, y lo vi caer por el desagüe. Ahora tengo miedo de lavarme los dientes.

HABLANDO DE ESO, ¿ALGUNA VEZ te conté sobre el cocodrilo mascota de San Geraldo? Cuando éramos niños, podías pedir cocodrilos bebés por correo. San Geraldo recibió uno como regalo. Se escapó un día, para nunca ser encontrado de nuevo. Pero, eso era Dakota del Sur, por lo que no había dudas de que sobreviviría y crecería en proporciones descomunales.

De todos modos, la hermana de SG, Linda, está convencida hasta el día de hoy que Alice, su madre, arrojó el cocodrilo bebé por el inodoro. Cada vez que escuchaba la acusación, Alice jadeaba y decía: “¿¡¿Crees que alguna vez me habría sentado en ese inodoro?!?”

Photos from the garden center coming soon.
Fotos de los viveros proximamente.

Lockdown Day 75: No Shortage / Encierro Día 75: Sin Escasez

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO AND I ARE about to head out for a drive to our favorite garden center. Viveros Guzman is a half hour away in the town of Alhaurín de la Torre. So, I’m short on time, which made me think of these.

Here are some old photos of shorts (and swimsuits) Fuengirola-style, followed by three recent photos (the final two are obviously just different views of the same fashion plate in green). At the top of the page are Fuengirola’s fashion police.

.

SAN GERALDO Y YO ESTAMOS a punto de salir a conducir a nuestro centro de jardinería favorito. Viveros Guzmán se encuentra a media hora en el pueblo de Alhaurín de la Torre. Entonces, soy corto de tiempo, lo que me hizo pensar en esto.

Aquí hay algunas fotos antiguas de pantalones cortos (y trajes de baño) al estilo de Fuengirola, seguidas de tres fotos recientes (las dos últimas son obviamente vistas diferentes de la misma placa de moda en verde). En la parte superior de la página, la “policía de la moda” de Fuengirola va a patrullar.

.

From my walk on the beach Wednesday morning. To calm your nerves.
De mi paseo por la playa el miércoles por la mañana. Para calmar tus nervios.

Lockdown Day 74: One Man’s Ceiling / Encierro Día 74: El Techo de un Hombre

La versión español está después de la versión inglés.

I MENTIONED RECENTLY THAT THE apartment above is being renovated. I think we may be almost finished with the demolition. It’s been unpleasant, to say the least. The work (noise) starts every weekday around 8 and ends around 4. I suppose we should be grateful they don’t work late and they don’t work weekends.

I’ve run out of the bathroom a few times when I’ve heard ceramic tile crashing above my head. I have no confidence their floor and our ceiling can withstand the strain.

We’re especially grateful we can at least go out for coffee and escape the noise for an hour or more. We’ve been going to El Jazzy Bar this week, a cafe and tapas restaurant alongside the Roman Ruins park (click here). That, at least, has been a pleasure. And our friend Tynan has at times met us there. Today’s photos should give you an idea of our daily idyl.

LAST NIGHT WASN’T ONLY THE best night’s sleep I’ve had in a long time, it was the BEST night’s sleep. I may have even come close to sleeping eight consecutive hours. Blissfully! I had a smile on my face when I got out of bed. A smile!

But the drilling has just begun right above my head again (I’m in my office). They’re turning the water off in two hours. So, I’m off to the showers. And then I’ll be all Jazzy.

.

RECIENTEMENTE MENCIONÉ QUE EL PISO de arriba está siendo renovado. Creo que casi hemos terminado con la demolición. Ha sido desagradable, por decir lo menos. El trabajo (ruido) comienza alrededor de las 8 y termina alrededor de las 4. Supongo que deberíamos estar agradecidos de que no trabajen tarde y que no trabajen los fines de semana.

Me he quedado sin baño varias veces cuando escuché que las baldosas de cerámica se estrellaban sobre mi cabeza. No tengo confianza en su piso y nuestro techo puede soportar la tensión.

Estamos especialmente agradecidos de que al menos podamos salir a tomar un café y escapar del ruido durante una hora o más. Hemos estado yendo esta semana a El Jazzy Bar, una cafetería y restaurante de tapas junto al parque de las Ruinas Romanas (haz clic aquí). Eso, al menos, ha sido un placer. Y nuestro amigo Tynan a veces nos encontró allí. Las fotos deberían darle una idea de nuestro idilio diario.

ANOCHE NO FUE SOLO LA mejor noche de sueño que he tenido en mucho tiempo, fue LA MEJOR noche de sueño. Incluso podría haber estado cerca de dormir ocho horas consecutivas. ¡Felizmente! Tenía una sonrisa en mi rostro cuando salí de la cama. ¡Una sonrisa!

Pero la perforación acaba de comenzar justo por encima de mi cabeza nuevamente (estoy en mi oficina). Están cerrando el agua en dos horas. Entonces, me voy a las duchas. Y luego seré todo Jazzy.

.

.

Lockdown Day 73: Good Bait / Encierro Día 73: Buen Cebo

La versión español está después de la versión inglés.

SWIMMING IS PERMITTED ON OUR beaches as long as you swim for “sport” as opposed, I guess, to simply wading in and splashing around. I know. I know. It’s not always easy to make sense of things, but we do the best we can.

We are supposedly not permitted to sit on the beach (until Phase 2 next week). We can, however, walk — and stop briefly to rest. And we can sit on the beach if we’re fishing. So, that pastime has become even more popular here in recent days. I told SG I was going to [pretend to] take up fishing (no I’m not) so I could lounge on the beach. I even saw someone reel in a decent-sized meal Monday morning (sea bream, I think).

But some of the a-fish-ionados (GROAN) don’t fit the part. Like the two men and two women who hung out in the sun all day Saturday. I noticed them even from the distance of our terrace because one of the guys was wearing a large red dangling earring that momentarily flashed brightly in the sun.

When I zoomed in, I saw that he was worth a second look with or without a dangling earring. And maybe he was actually serious about fishing. He certainly had the equipment (and so did the woman he was with).

He and his friend were wearing their shorts Fuengirola Style. The guy with the “earring,” which wasn’t an earring after all, was doing the one-shorts-leg-shorter-than-the-other thing (although it kept sliding down, as that style tends to do), while his friend was going for the diaper look. There was even a bit of plumber’s crack on display.

If you weren’t interested before in sitting on the beach and fishing, maybe these photos will help. You never know what you might catch. Click the images and decide.

.

NADAR ESTÁ PERMITIDO EN NUESTRAS playas siempre que nade por deporte en lugar, supongo, de simplemente meterse y chapotear. Lo sé. Lo sé. No siempre es fácil dar sentido a las cosas, pero hacemos lo mejor que podemos.

Supuestamente no se nos permite sentarnos en la playa (hasta la Fase 2 la próxima semana). Sin embargo, podemos caminar, y parar brevemente para descansar. Y podemos sentarnos en la playa si estamos pescando. Entonces, ese pasatiempo se ha vuelto aún más popular aquí en los últimos días. Le dije a SG que iba a [pretender] comenzar a pescar (no, no lo estoy) para poder descansar en la playa. Incluso vi a alguien hacer una comida decente el lunes por la mañana (dorada, creo).

Pero algunos de los afiocionados no se ajustan a la pieza. Como los dos hombres y las dos mujeres que pasaron el sol todo el día el sábado. Los noté incluso desde la distancia de nuestra terraza porque uno de los chicos llevaba un gran pendiente rojo que colgaba momentáneamente brillando al sol. Cuando me acerqué, vi que valía la pena echarle un segundo vistazo con o sin un arete colgante. Y tal vez en realidad se tomaba en serio la pesca. Ciertamente tenía el equipo (y también la mujer con la que estaba).

Él y su amigo llevaban sus pantalones cortos estilo Fuengirola. El primer hombre con el “arete” (que no era un arete después de todo), estaba haciendo esa cosa con una pierna más corta que la otra, mientras su amigo buscaba la apariencia del pañal. Incluso hubo un poco de grieta de carpintero. Si no estabas interesado en sentarte en la playa y pescar antes, ¿estas fotos tal vez despertaron tu interés? Haz clic en las imágenes y decide.

Él y su amigo llevaban sus pantalones cortos estilo Fuengirola. El hombre con el “arete”, que no era un arete después de todo, estaba haciendo lo de una-pierna-corta-más-corta-que-la-otra (aunque seguía deslizándose hacia abajo, como ese estilo tiende a hacer), mientras que su amigo llevaba el suyo para parecer un pañal. Incluso había un poco de grieta de carpintero en exhibición.

Si no estabas interesado en sentarte en la playa y pescar antes, tal vez estas fotos lo ayuden. Nunca te sabes lo que podrías atrapar. Haz clic en las imágenes y decide.

.

Lockdown Day 72: You Can Leave Your Hat On / Encierro Día 72: Puedes Dejar Tu Sombrero Puesto

La versión español está después de la versión inglés.

IN THE OFF SEASON, MANY chiringuitos remove the tops from their thatched beach umbrellas (if they have the upscale ones with separate tops) for easier storage. Others don’t because they don’t shut down long enough to make the extra work worthwhile.

Lately, whenever I’ve walked by one particular chiringuito, I’ve been singing (usually silently but sometimes not) “You Can Leave Your Hat On” — because that’s how my brain works. So, the other morning when I saw a guy putting “hats” on the previously hatless umbrellas, the song started all over again. I watched at first but the step ladder was tall, it wasn’t anchored very well in the sand, and he tipped several times in the few minutes I was there. I thought, “How am I going to maintain my social distance and catch him when he falls?” I decided to simply move on. Nice, huh?

AS I HEADED TOWARD HOME, I turned back and noticed he had made himself more comfortable. But he kept his hat on — and his Crocs.

The first four photos below are of the man at work — before and after he stripped. The photo above is last night’s surf. The rest of the photos are from my walk on the beach this morning. First, all those beach umbrellas with their hats; then, another spot on the beach with brand-new, elegant umbrellas; and, finally, sunrise was too good to keep to myself. Click any of this morning’s photos and I hope you’ll be wowed.

.

EN LA TEMPORADA BAJA, MUCHOS chiringuitos quitan la parte superior de sus sombrillas de playa con tapas de paja (si tienen las de lujo con tapas separadas) para facilitar el almacenamiento. Otros no lo hacen porque no cierran el tiempo suficiente para que valga la pena el trabajo.

Últimamente, cada vez que he pasado por un chiringuito en particular, he estado cantando (por lo general en silencio, pero a veces no) “You Can Leave Your Hat On” [Puedes Dejar tu Sombrero Puesto], porque así es como funciona mi cerebro. Entonces, la otra mañana, cuando vi a un hombre poniendo los “sombreros” en las sombrillas sin sombreros, la canción comenzó de nuevo. Al principio vi, pero la escalera era alta, no estaba bien anclada en la arena, y se inclinó varias veces en los pocos minutos que estuve allí. Pensé: “¿Cómo voy a mantener mi distancia social y atraparlo cuando se caiga?” Decidí simplemente seguir adelante. Soy una persona horible.

MIENTRAS ME DIRIGÍA A CASA, me di la vuelta y noté que se había puesto más cómodo. Pero se mantuvo el sombrero puesto — y los Crocs.

Las primeras cuatro fotos a continuación son del hombre en el trabajo, antes y después de desnudarse. La foto de arriba es el surf de anoche. El resto de las fotos son de mi paseo por la playa esta mañana. Primero, todas esas sombrillas de playa con sus sombreros; luego, otro lugar en la playa con sombrillas nuevas y elegantes; y, finalmente, el amanecer de hoy era demasiado bueno para mantenerme en secreto. Haz clic en cualquiera de las fotos de esta mañana y espero que se sorprenda.

.