Calder-Picasso: Composing Emotions / Componiendo Emociones

La versión español está después de la versión inglés.

AMERICAN ARTIST ALEXANDER Calder (1898–1976) said: “Just as one can compose colors or forms, so one can compose emotions.” And for me, he and Pablo Picasso (1881–1973) did and still do just that. My very creative and talented mother, the Dowager Duchess, introduced me to Picasso’s and Calder’s works in the 1960s. Having easy access to the great museums of New York City was a gift. I was enthralled. My childhood art, none of which has been saved, was inspired by both. When I was around 11, I started creating my own Calder-like mobiles out of wire clothes hangers and attachments. They hung from the ceiling in my bedroom (the Scotch-taped/Sellotaped ceilings didn’t please my father).

My art has always, I think, shown Picasso’s and Calder’s influence — not that I’m comparing myself to Picasso or Calder. Although The Duchess often praised my artistic talents, she also often reminded me I would never be “one of them.” Oh well, I think she was simply projecting her own feelings of inferiority onto her son.

So getting to experience on Thursday the exceptional Calder-Picasso Exhibition currently on display at Málaga’s Picasso Museum, brilliantly exploring their creative connections, brought back a lot of emotions. The way I felt when I first discovered them both. The way I felt when I took some artistic inspiration from them. The bliss of lying in bed and watching my Calder-like mobiles swirl overhead. Sadness at realizing I would never be as good or as special as either of them — because someone told me so. And then, finally, gratitude for their creations, for their genius, and for the fact that I survived it all and can be so overwhelmed by an art exhibit.

If you can’t see these in-person, I hope you can feel some of what I felt simply by clicking the images.

.

EL ARTISTA ESTADOUNIDENSE Alexander Calder (1898–1976) dijo: “Así como uno puede componer colores o formas, también puede componer emociones”. Y para mí, él y Pablo Picasso (1881–1973) hicieron y siguen haciendo exactamente eso. Mi madre, la muy creativa y talentosa Duquesa Viuda, me presentó las obras de Picasso y Calder en la década de 1960. Tener un fácil acceso a los grandes museos de la ciudad de Nueva York fue un regalo. Estaba cautivado. Mi arte de la infancia, ninguno de los cuales se ha guardado, se inspiró en ambos. Cuando tenía alrededor de 11 años, comencé a crear mis propios móviles tipo Calder con perchas de alambre y accesorios. Colgaban del techo de mi habitación (los techos con cinta adhesiva no complacían a mi padre).

Creo que mi arte siempre ha demostrado la influencia de Picasso y Calder — no es que me esté comparando con Picasso o Calder. Aunque la duquesa a menudo elogió mis talentos artísticos, también me recordó que nunca sería “uno de ellos”. Oh, bueno, creo que simplemente estaba proyectando sus propios sentimientos de inferioridad hacia su hijo.

Así que experimentar el jueves la excepcional Exposición Calder-Picasso que se exhibe actualmente en el Museo Picasso de Málaga, explorando brillantemente sus conexiones creativas, trajo muchas emociones. La forma en que me sentí cuando los descubrí por primera vez. La forma en que me sentí cuando tomé un poco de inspiración artística de ellos. La dicha de estar acostado en la cama y ver cómo mis móviles parecidos a Calder se arremolinan en lo alto. Tristeza al darme cuenta de que nunca sería tan bueno o tan especial como cualquiera de ellos, porque alguien me lo dijo. Y luego, finalmente, gratitud por sus creaciones, por su genio, y por el hecho de que sobreviví a todo y puedo estar tan abrumado por una exhibición de arte.

Si no puedes verlos en persona, espero que puedas sentir algo de lo que sentí simplemente haciendo clic en las imágenes.

Cut Off My Nose to Spite My Face / Tiré Piedras Contra Mi Propio Tejado

La versión español está después de la versión inglés.

I TOOK THE train into Málaga Thursday for a day of food, shopping, and museums. I bought my round-trip train ticket here in Los Boliches. When I arrived in the city, my ticket wouldn’t scan at the reader. (Our home station has no scanners and is on the honor system.) It’s been a common problem lately because the system has been changed and the tickets and scanners are new. An agent was right there and she very quickly, and kindly, helped me.

When I headed home in the early evening, my ticket would again not scan at the reader. I tried several times and at every turnstyle, with an agent watching from nearby. I was the only person there, and the bells went off every time I tried. He had a very arrogant demeanor and he looked at me and walked away. He entered his code to get into the locked office and let the doors close and lock behind him.

I knocked gently at the glass. He ignored me. I knocked at the glass and called out, nicely, that I needed help because my ticket wouldn’t work. He ignored me. I knocked again.

He stomped out and I explained, still nicely, that my ticket wouldn’t work. He muttered that I should find out why and he pointed to a machine across the way. I said I was sorry but I had never seen that machine before, I was not quite as nice as I had been. He snatched (seriously… snatched) the ticket out of my hand and slapped it against the screen. He then pointed and snapped at me that the ticket was expired. I asked how that could be when I had only purchased it six hours earlier. He snapped, “It’s too old!” and walked away. I was fuming.

Then I took a breath and thought, ‘Didn’t I take THIS ticket out of my jacket pocket earlier and again just now? And didn’t I put TODAY’S ticket in my wallet after I paid for it? … Shit!!!’ I peeked in my wallet and saw the other ticket. Well, I’ll be damned.

But I sure wasn’t going to let that arrogant asshole know. So I walked over to the machine and bought myself a one-way ticket home — for another €4.10! After scanning it, I placed it in my wallet — on top of the round-trip ticket already there. Yes, I did.

I showed that asshole, didn’t I?

Today, some random photos (to click and enlarge) of my day in town. But come back for more. Next we’ll go together to the ancient public market. After that, we’ll all get some culture. I promise I won’t be an asshole.

.

TOMÉ EL TREN a Málaga el jueves para un día de comida, compras, y museos. Le compré mi billete de tren de ida y vuelta aquí en Los Boliches. Cuando llegué a la ciudad, mi billete no escaneaba al lector. (Nuestra estación local no tiene escáneres y está en el sistema de honor.) Ha sido un problema común últimamente porque el sistema ha sido cambiado y los billetes y los escáneres son nuevos. Allí estaba un agente y ella, muy rápida y amablemente, me ayudó.

Cuando me dirigía a casa temprano en la noche, mi boleto no escaneaba nuevamente al lector. Lo intenté varias veces y en cada puerta, con un agente vigilando desde cerca. Yo era la única persona allí, y las campanas sonaban cada vez que lo intentaba. Me miró y se alejó. Tenía un comportamiento muy arrogante y superior. Ingresó su código para la oficina cerrada y dejar que las puertas se cerraran detrás de él.

Golpeé suavemente el cristal. El me ignoro. Golpeé el cristal y grité, amablemente, que necesitaba ayuda porque mi billete no funcionaría. El me ignoro. Llamé de nuevo.

Él pisoteó y le expliqué, aún amablemente, que mi billete no funcionaría. Murmuró que debería averiguar por qué y señaló otra máquina. Le dije que lo sentía, pero nunca antes había visto esa máquina, no era tan agradable como antes. Me arrebató (en serio … arrebató) el billete de mi mano y lo golpeó contra la pantalla. Luego señaló y me gritó que el billete había expirado. Le pregunté cómo podría ser eso cuando solo lo había comprado seis horas antes. Él espetó: “¡Es demasiado viejo!” Y se alejó. Yo estaba furioso

Entonces tomé un respiro y pensé: ‘¿No saqué ESTE billete del bolsillo de mi chaqueta antes y otra vez justo ahora? ¿Y no puse el billete de HOY en mi billetera después de pagarlo? … ¡Mierda!’ Me asomé en mi billetera y vi el otro billete. Voy a ser condenado.

Pero seguro que no iba a decirle a ese gillopas arrogante. Así que me acerqué a la máquina y me compré un billete de ida a casa, ¡por otros 4,10 €! Después de escanear mi nuevo billete, lo puse en mi billetera — encima del billete de ida y vuelta que ya estaba allí. Sí, lo hice.

Mostré ese gillipollas, ¿no?

Hoy, algunas fotos al azar (para hacer clic y ampliar) de mi día en la ciudad. Pero vuelve por más. Luego iremos juntos al antiguo mercado público. Después de eso, todos obtendremos algo de cultura. Prometo que no seré un gilipollas.

NOTE: A Spanish equivalent for “cut off your nose to spite your face” is “throw rocks at your own roof.”

NOTA: Un equivalente en inglés para “tirar piedras contra su propio tejado” es “cortarse su propia nariz para fastidiar su propia cara”.

One More Day / Un Día Más

La versión español está después de la versión inglés.

OK, THE TITLE should really be “Two Months More,” but no one wrote that song. Monday afternoon, I was back at the orthodontist for my monthly appointment. I got my first set of Invisalign braces in October 2016. I was told the entire course would last between 18 and 20 months. Now, 39 months later, I’ve been told I have just two months to go. I guess that was 18 to 20, more or less.

At least I no longer have the sets of plastic braces to remove every time I want to eat or drink something. When the orthodontist attached this one final wire to six of my bottom teeth two months ago, she told me I would have it for two or three months, which I figured meant six. I don’t like her math(s) skills but I finally understand. Besides, I love how my teeth look. Also, the price was fixed. So I haven’t paid a single centimo in 19 months.

San Geraldo usually drives me over and I walk home. It’s only about 3.5 km (2+ miles), but the entire staff was very concerned this time because I didn’t have a hat, hood, or gloves for protection and it was extremely cold outside. I assured them I’d be OK and would even stop and buy a hat if I found the weather too harsh. I toughed it out, though, and arrived home without frostbite — in the 15C (59F) chill. Oddly, my ears were cold by the time I got home.

Tuesday morning I woke with the crag martins to another dramatic winter sunrise on the Alboran Sea, our part of the Mediterranean Sea. One more dawn.

Go ahead. Click the images and watch the sunrise with me.

.

OK, EL TÍTULO realmente debería ser “Dos Meses Más”, pero nadie escribió esa canción. El lunes por la tarde, volví al ortodoncista para mi cita mensual. Obtuve mi primer frenillos Invisalign en octubre 2016. Me dijeron que todo el curso duraría entre 18 y 20 meses. Ahora, 39 meses después, me han dicho que me quedan solo dos meses. Supongo que fue de 18 a 20, más o menos.

Al menos ya no tengo los juegos de aparatos de plástico para quitar cada vez que quiero comer o beber algo. Cuando el ortodoncista conectó este último cable a seis de mis dientes inferiores hace dos meses, me dijo que lo tendría durante dos o tres meses, lo que supuse que significaba seis. No me gustan sus habilidades matemáticas, pero finalmente lo entiendo. Además, me encanta cómo se ven mis dientes. Además, el precio fue fijo. Así que no he pagado ni un solo céntimo en 19 meses.

San Geraldo generalmente me conduce y, después, yo camino a casa. Son solo unos 3,5 km (2+ millas), pero esta vez todo el personal estaba muy preocupado porque no tenía sombrero, capucha, o guantes para protegerme y hacía mucho frío afuera. Les aseguré que estaría bien e incluso me detendría y compraría un sombrero si el clima fuera demasiado duro. Sin embargo, lo saqué y llegué a casa sin congelación, en el frío de 15C (59F). Curiosamente, mis oídos estaban fríos cuando llegué a casa.

El martes por la mañana me desperté con los roqueros con otro dramático amanecer invernal en el Mar de Alborán, nuestro parte del Mar Mediterráneo. Un amanecer más.

Adelante. Haz clic en las imágenes y mira el amanecer conmigo.

.

An Odd Ungulate and Sand Scorpions / Un Ungulado Impar y Escorpiones de Arena

La versión español está después de la versión inglés.

IT WAS JUST another day at the beach here in Fuengirola. My favorite local sand sculptor, Paul Blane, still has his nativity scene on display (click here). But another local sand sculptor, Ivo, has a couple of other things going on that I haven’t yet shared.

Ivo’s latest is a rhinoceros, an odd-toed ungulate (taxonomic order Perissodactyla). Rhinos, like zebras, have an uneven number of toes and support almost all their weight on only one toe. I can’t believe I’ve lived this long without knowing that. I couldn’t confirm that Ivo’s rhino was digitally correct; he’s lying down. This may be the first sand rhino I’ve ever seen.

Further along the beach, I saw that Ivo is still maintaining the five Sand Scorpions he created months ago. They come with their own music. When I took my picture, they were ‘performing’ “Take me to the magic of the moment… where the children of tomorrow dream away.” Timely.

.

FUE SOLO OTRO día en la playa aquí en Fuengirola. Mi escultor de arena local favorito, Paul Blane, todavía tiene su belén (haz clic aquí)en exhibición. Pero otro escultor de arena local, Ivo, tiene un par de cosas más que todavía no he compartido.

El último de Ivo es un rinoceronte, un perisodáctilo. Ellos, como las cebras, tienen un dedo central más desarrollado en cada pata, que les sirve de apoyo principal, y dos dedos menores a los lados. Son mamíferos ungulados que se caracterizan por la posesión de extremidades con un número impar de dedos terminados en pezuñas, y con el dedo central, que sirve de apoyo, más desarrollado que los demás. No puedo creer que haya vivido tanto tiempo sin saberlo. No pude confirmar que el rinoceronte de Ivo fuera digitalmente correcto; él está acostado Este puede ser el primer rinoceronte de arena que he visto.

Más adelante en la playa, vi que Ivo todavía mantiene los cinco Escorpiones de Arena que creó hace unos meses. Vienen con su propia música. Cuando hice mi foto, estaban ‘actuando’ “Llévame a la magia del momento … donde los niños del mañana sueñan”. Oportuno.

.

Old Scratch / Necesita Ser Rayado

La versión español está después de la versión inglés.

I RECENTLY TOLD you about some new furniture we bought for the living room. Dudo and Moose (the cats) approve of everything. Dudo loves to lounge on the divan when the sun is shining. He follows the sun around the room and can later be found on one of the recliners, or on the rug. I often find both cats perched atop the backs of the recliners, which offer great views to the sea as well as to the front door.

To make room for the new dining room table, we moved their indoor kitty condo (they have another on the terrace) into San Geraldo’s office. They love it and can be found there often on these “cold” winter days. Dudo spends as much time as he can because SG always has the heat on.

When we had their indoor kitty condo in the dining room (that we didn’t use as a dining room), the cats completely stopped clawing at the furniture. Since we moved it into the office, however, Dudo has transferred his clawing to the new recliners before heading into SG’s office and using the old scratching post, as well.

So, I had the brilliant (I thought) inspiration to buy a cat scratcher that could be attached to the wall between the living room and dining room. I knew that Dudo would see it whenever he came in from the terrace and he’d stop scratching the chairs. The first afternoon, he inspected it and then turned around and clawed the nearest chair.

I later placed one of their toy mice on the top edge. He walked over. He stretched up with his right front paw on the narrow carpet frame of the scratcher and knocked the mouse to the floor with his left front paw.

Just a moment ago, Dudo and Moose were running a bit wild, as they usually do after breakfast. Dudo attacked one of the chairs. I yelled. He sat down on his haunches in front of the chair and simply stared at me. I muttered, “You little F#@%&R.” He’s still staring at me. I think he’s just waiting for me to be out of view so he can give me the finger and claw the chair.

They get even more adorable if you click the photos.

.

HACE POCO LES conté algunos muebles nuevos que compramos para la sala de estar. Dudo y Moose (los gatos) aprueban todo. A Dudo le encanta descansar en el diván cuando brilla el sol. Sigue el sol alrededor de la habitación y luego se puede encontrar en uno de los sillones reclinables o en la alfombra. A menudo encuentro a los dos gatos encaramados en la parte posterior de los sillones reclinables, que ofrecen excelentes vistas al mar y a la puerta principal.

Para hacer espacio para la nueva mesa del comedor, trasladamos su condominio interior para gatitos (tienen otro en la terraza) a la oficina de San Geraldo. Les encanta y se pueden encontrar allí a menudo en estos días de invierno “fríos”. Dudo que pase tanto tiempo como pueda porque SG siempre tiene el calor encendido.

Cuando tuvimos su condominio interior de gatitos en el comedor (que no usamos como comedor), los gatos dejaron de arañar los muebles por completo. Sin embargo, desde que lo trasladamos a la oficina, dudo que haya transferido su garra a los nuevos sillones reclinables antes de dirigirse a la oficina de SG y usar el viejo poste para rascar.

Entonces, tuve la brillante inspiración (pensé) para comprar un rascador de gato que se pudiera unir a la pared entre la sala y el comedor. Sabía que dudaba que lo viera cada vez que entrara desde la terraza y dejara de arañar las sillas. La primera tarde, lo inspeccionó y luego se dio la vuelta y arañó la silla más cercana.

Luego puse uno de sus ratones de juguete en el borde superior. Me he acercado Se estiró con la pata delantera derecha sobre el angosto marco de la alfombra del rascador y golpeó el mouse contra el suelo con la pata delantera izquierda.

Hace un momento, dudo y Moose estaba corriendo un poco salvaje, como suelen hacer después del desayuno. Dudo que haya atacado una de las sillas. I grité. Se sentó sobre sus cuartos traseros frente a la silla y simplemente me miró. Murmuré: “Gilipollas.” Todavía me está mirando. Creo que solo está esperando que esté fuera de mi vista para poder darme el dedo y arañar la silla.

NOTA:
El titulo en inglés es “Old Scratch” (Viejo Rasguño) que es un seudónimo de el diablo. “Scratch” (rasguño) es de la palabra nórdica, “skratte,” que significa demonio o duende.

Se vuelven aún más adorables si haces clic en las fotos.