Well, Did You Ever / ¿Alguna Vez Has?

La versión español está después de la versión inglés.

IT’S BEEN SEVERAL days of confusion and petty annoyances around here. First is the health center that scheduled — without asking — a medical appointment that San Geraldo can’t make (because we won’t be in the country) and then doesn’t answer the phone number they provided for changes. When I finally found another number and got an actual human being (that was after more than a dozen attempts on the first number and conversations with three different people on three different numbers), I was told. “Well, if no one answers, you’ll just have to come to the center and take a number to change the appointment.” I won’t tell you what I said to that (but at least I waited until I was off the phone).

LAST NIGHT I was back at the orthodontist to pick up, or so I thought, my retainers. I have no idea what I have but, after waiting the usual half-hour-plus for the behind-schedule orthodontist, more attachments were cemented to my teeth and I have another 34 sets of braces (retainers?). Set number 1 is in my mouth. I’m back to wearing them up to 22 hours a day and I’ve apparently got another 8-1/2 months of this. The orthodontist was rushed and didn’t respond to my confusion and surprise, simply doing the work (messily) and running to the next patient. Based on the total cost of the Invisalign braces (including retainers), the monthly payments were amortized over 18 months. Next month is 18 months. I need to have a conversation with their business manager when we get back. No, I’m not paying any more than agreed.

But it’s all small stuff and I’m still smiling. Well, I’m smiling once again. This morning wasn’t pretty!

.

HAN PASADO VARIOS días de confusión y pequeñas molestias por aquí. Primero está el centro de salud que programó, sin preguntar, una cita médica que San Geraldo no puede asistir (porque no estaremos en el país) y luego no responde el número de teléfono que proporcionaron para los cambios. Cuando finalmente encontré otro número y obtuve un humano real (eso fue después de más de una docena de intentos en el primer número y conversaciones con tres personas diferentes en tres números diferentes), me dijeron. “Bueno, si nadie responde, solo tendrá que ir al centro y tomar un número para cambiar la cita”. No le diré lo que dije a eso (pero al menos esperé hasta que salí de la teléfono).

ANOCHE REGRESÉ AL ortodoncista para recoger, o eso creía, mis retenedores. No tengo idea de lo que tengo pero, después de esperar la media hora o más del ortodoncista atrasado, se me cimentaron más attaches a los dientes y tengo otros 34 juegos de brackets (¿retenedores?). Juego número 1 está en la boca. Volví a usarlos hasta 22 horas al día y aparentemente tengo otros 8-1/2 meses de esto. El ortodoncista fue apresurado y no respondió a mi confusión y sorpresa, simplemente hizo el trabajo (desordenado) y corrió al siguiente paciente. Los pagos mensuales por los brackets Invisalign (y los retenedores) se amortizaron durante 18 meses. El mes que viene es 18 meses. Tengo que tener una conversación con el gerente de negocios cuando regresemos de Las Vegas. No, no estoy pagando más de lo acordado.

Pero todas son cosas pequeñas y todavía estoy sonriendo. Bueno, estoy sonriendo una vez más. Esta mañana no fue bonita!

Dudo.
Moose… At least THEY’RE not giving me any shit. / Al menos ELLOS no me están dando ninguna mierda.

The Let-Down / La Decepción

La versión español está después de la versión inglés.

AFTER THE GLORIOUS uplift of San Geraldo’s birthday dinner Monday, I’ve spent a few days feeling let down. That’s the way my brain works. We’re going to Mesón Salvador tonight for their special Valentine’s dinner, which will give me another uplift. I’m not a fan of Valentine’s Day, which I find simply another way to make children and adults feel unloved or left out, but I am a fan of Mesón Salvador’s specialty dinners.

Meanwhile, we continue to try to administer Moose’s antiseptic and antibiotic twice a day. We try. We haven’t done it yet today because he’s gotten too savvy. The little shit. If San Geraldo and I are both in the house and both awake and active, he makes himself scarce. Otherwise, he’s as affectionate as ever. Right now, he’s rubbing his head against my leg (San Geraldo is out shopping). He does sometimes let his guard down, however, and that’s when I grab him. And, unlike Dudo, he hasn’t learned the art of the grudge.

DESPUÉS DEL IMPRESIONANTE levantamiento de la cena de cumpleaños de San Geraldo el lunes, pasé unos días sintiéndome decepcionado. Así es como funciona mi cerebro. Iremos a Mesón Salvador esta noche para su cena especial de San Valentín, que me dará otra elevación. No soy un fanático del Día de San Valentín, que me parece simplemente otra forma de hacer que los niños y adultos se sientan no amados o excluidos, pero soy un fanático de las cenas especiales de Mesón Salvador.

Mientras tanto, seguimos tratando de administrar el antiséptico y el antibiótico a Moose dos veces al día. Intentamos. Aún no lo hemos hecho hoy porque se ha vuelto demasiado inteligente. El mierdito. Si San Geraldo y yo estamos en la casa y ambos estamos despiertos y activos, él se hace escaso. De lo contrario, es tan cariñoso como siempre. Ahora mismo, él está frotando su cabeza contra mi pierna (San Geraldo está de compras). Sin embargo, a veces baja la guardia y eso es cuando lo agarro. Y, a diferencia de Dudo, no ha aprendido el arte del rencor.

Maybe Moose was made nervous by the condition of the veterinarian’s previous patient. (San Geraldo told me he liked the “dinosaur model kit.”)
Tal vez la condición del paciente anterior del veterinario hizo que Moose se preocupara. (San Geraldo me dijo que le gusta el “kit de modelo de dinosaurio”).

A Sheepcat / Un Gato Pastor

La versión español está después de la versión inglés.

I THINK MOOSE The Cat was a sheepdog in a former life because he’s constantly attempting to herd us. He follows us from room to room and, if we’re not in the same place, he finds the middle ground and yowls. Below is a photo I managed to grab before he moved. We thought the pose was hilarious. He seemed offended by our laughter. (Just look at that expression.)

CREO QUE EL Gato Moose era un perro pastor en una vida anterior porque él está constantemente tratando de arrearnos. Nos sigue de sala en sala y, si no estamos en el mismo lugar, encuentra el término medio y aúlla. Abajo hay una foto que hice rápidamente antes de que se moviera. Pensamos que la pose era hilarante. Él parecía ofendido por nuestra risa. (Solo mira esa expresión.)

Who’s the Boss? / ¿Quién es el Jefe?

La versión español está después de la versión inglés.

IN MY RELATIONSHIP with The Kid Brother, Im the boss. Or so I sometimes like to believe. When hes being completely unreasonable, Ill lay down the law, but always through humor. He doesnt respond to anything else. I dont always hide my annoyance but I try to at least mask it with comments like those from old-time gangster films, “OK, Rocky, heres how its gonna be. See?!? Otherwise, its koy-tins!” [Thats curtains if youre not a gangster.] He usually then goes into character and tells me he was framed.

In our relationships with the cats, theres no doubt whos in charge. They dont understand my humor. They don’t care that I grew up in the City of New York (where people supposedly dont take anything from anyone). They do at least come inside when I call them. San Geraldo, being from South Dakota, is a complete push over.

During winter, when Dudo isnt sitting on the floor in front of the space heater, hes on San Geraldos office chair — a few feet away from the space heater. If San Geraldo himself is in the chair, Dudo “makes” him move. If either us enter the room again, we get the evil eye. I’m so glad The Kid Brother isn’t taking lessons. He’s already challenging enough.

EN MI RELACIÓN con El Hermanito, soy el jefe. O eso es lo que a veces me gusta creer. Cuando él sea completamente irrazonable, estableceré la ley, pero siempre a través del humor. Él no responde a nada más. No siempre oculto mi molestia, pero al menos trato de enmascararlo con comentarios como los de las películas de gángsters de antaño. “De acuerdo, Rocky, así es como será. ¿Ves? De lo contrario, es koi-TI-nas! ” [Eso es cortinas si no eres un gángster.] Por lo general, él entra en el personaje y me dice que fue enmarcado.

En nuestra relación con los gatos, no hay duda de quién está a cargo. Ellos no entienden mi humor. No les importa que crecí en la Ciudad de Nueva York (donde las personas supuestamente no le quitan nada de nadie). Al menos entran cuando las llamo. San Geraldo, al ser de Dakota del Sur, es un completo empujón.

Durante el invierno, cuando Dudo no está sentado en el piso frente al calentador de espacio, está en la silla de la oficina de San Geraldo, a pocos pies del calentador. Si San Geraldo está en la silla, Dudo lo “hace” mover. Si cualquiera de nosotros entra en la habitación de nuevo, obtenemos el mal de ojo. Estoy muy contento de que El Hermanito no esté tomando clases. Ya es lo suficientemente desafiante.

THE KID BROTHER, BORN TO BE BAD. / EL HERMANITO, NACIDO PARA SER MALO.

For the Birds / Para los Pájaros

I think I’m suffering the post-holiday blues. Given my life with clinical depression, I suffered the pre-holiday blues and the mid-holiday blues, as well. But, these past couple of days have been a bit worse than the rest.

Dudo and Moose don’t care. As long as there are birds to watch (and a drain hole to monitor). I wish I could be more like them.

Come to think of it, never mind. Although they both know how to chill, they can be even more anxiety prone than I. The sound of the door bell sends them scurrying into the closet. Nothing could make me scurry into the closet. Nothing.

Creo que estoy sufriendo la melancolia después de las fiestas. Dada mi vida con depresión clínica, también sufrí la melancolia previos a las fiestas y durante las fiestas. Pero, estos últimos días han sido un poco peores que el resto.

A Dudo y Moose no les importa. Mientras haya pájaros para observar (y un agujero de drenaje para monitorear). Desearía poder ser más como ellos.

Ahora que lo pienso, no importa. Aunque los dos saben cómo relajarse, pueden ser incluso más propensos a la ansiedad que yo. El sonido del timbre de la puerta los hace correr hacia el armario. Nada podría hacerme salir corriendo hacia el armario. Nada.

Dudo (bottom) and Moose and, the three photos below, just Dudo. / Dudo (abajo) y Moose y, las tres fotos de abajo, solamente Dudo.
I waved to Dudo from the street. He perked up and met me at the door; because I didn’t ring the bell. / Saludé a Dudo desde la calle. Se animó y me recibió en la puerta; porque no toqué el timbre.
Moose chills. / Moose se relaja.