Kolmivaihevaihtovirtakilovattituntimittari

La versión en español está después de la versión en inglés.

DON’T WORRY. I’M NOT STARTING a Finnish-Word-A-Day calendar. It’s just that in response to Monday’s blog post about Lentokonesuihkuturbiinimoottoriapumekaanikkoaliupseerioppilas, our friend Lulu provided a recording of the word pronounced in one breath in her sexy, smoky (she does not smoke) voice — which you can listen to below — and that inspired her to share another word with us all, that none of us will learn. The translation of today’s word might make a bit more sense to you than Monday’s “airplane jet turbine engine auxiliary mechanic non-commissioned officer student.”

Kolmivaihevaihtovirtakilovattituntimittari means “three-phase dc-kilowatt-hour meter.” And, although, I don’t understand much about meters (I do understand ac/dc), the translation is a bit more relatable than non-commissioned-officer-students-and-jet-turbine-engines. As for the rest, simply random photos and stories of recent days.

.

NO TE PREOCUPES. NO ESTOY comenzando un calendario finlandés de Palabra del Día. Es solo que, en respuesta a la entrada de mi blog del lunes sobre Lentokonesuihkuturbiinimoottoriapumekaanikkoaliupseerioppilas, nuestra amiga Lulu proporcionó una grabación de la palabra pronunciada de una sola vez en su voz sexy y humeante (ella no fuma), que puedes escuchar a continuación, y eso la inspiró a comparte otra palabra con todos nosotros, que ninguno de nosotros aprenderá. La traducción de la palabra de hoy podría tener un poco más de sentido para usted que el “estudiante de suboficial mecánico auxiliar de motor de turbina a reacción del lunes”.

Kolmivaihevaihtovirtakilovattituntimittari significa “medidor trifásico de kilovatios-hora de corriente continua”. Y, aunque no entiendo mucho acerca de los medidores (sí entiendo CA/CC), la traducción es un poco más fácil de relacionar que los-estudiantes-suboficiales-y-los-motores-de-turbina-a-reacción. En cuanto al resto, solamente fotos e historias aleatorias de los últimos días.

Mother took the kids to the beach.
Madre llevó a los niños a la playa.
She looked like they had worked her last nerve.
Parecía que habían trabajado su último nervio.
Mom took off and they went for a swim.
Mamá se fue y ellos fueron a nadar.
Another chiringuito. A bit more touristy than yesterday’s.
Otro chiringuito. Un poco más turístico que el de ayer.
Quiet on a late Wednesday afternoon.
Tranquilo el miércoles por la tarde.
Moose hopes to sneak up on Dudo.
Moose espera acercarse sigilosamente a Dudo.
When he heard me, Moose rolled over on his back for a tummy rub.
Cuando me escuchó, Moose rodó sobre su espalda para frotar su barriga.
Moose monitors the birds in flight (and me).
Moose monitorea a las aves en vuelo (y yo).
Dudo, still waiting for a bird to come through the drain hole.
Dudo, todavía esperando que un pájaro pase por el agujero de drenaje.
Dudo wonders what I’m doing.
Dudo se pregunta qué estoy haciendo.
Dudo, not quite awake but afraid he was missing something when I went out on the terrace.
Dudo, no del todo despierto pero temeroso de que le faltara algo cuando salí a la terraza.
Nectarines and Saturn peaches (also known as flat or donut peach).
Nectarinas y melacotones Saturnos (también conocido como melacotón rosquilla o plano).

.

Remember the guy below? (If, not, click here.) He’s apparently got a crush on Laverne (from American TV show, “Laverne and Shirley.” He has her “L” (that she sewed on everything she wore) tattooed in a very personal place.
¿Recuerdas al hombre de abajo? (Si no, haz clic aquí.) Aparentemente él está enamorado de Laverne (del programa de televisión estadounidense “Laverne and Shirley”. Él tiene la “L” de ella (que ella cosió todo lo que llevaba) tatuada en un lugar muy personal.

Laverne and Shirley were bottle-cappers at Schotz Brewery [fictional] in Milwaukee.
Laverne y Shirley fueron taponadoras de botellas en la cervezería de Schotz [ficticio] en Milwaukee.

.

And, finally, Lulu.
Y, finalmente, Lulu.

And It Wasn’t My Fault / Y No Fue Mi Culpa

La versión español está después de la versión inglés.

SO, HERE I WAS, SITTING at my desk working on today’s blog post (it was about Fuengirola fashion) peacefully enjoying the first couple of sips from my oversized mug (beaker) of tea and having just finished breakfast and two slices of San Geraldo’s delicious banana bread. The cats nestled at my feet, making it impossible for me to move my chair, while they waited (not quietly) for their treats.

Suddenly, my oversized mug made a loud POP and I was left holding one piece of ceramic handle. The other piece and the mug were on the rug at my feet (the cats were gone). The tea (thankfully not scalding hot) was all over me (my face, my clothes), the desk, the rug, the floor, the chair next to the desk, the sandals sitting under the chair.

I threw my tea-covered clothes in a pile on the floor. Both cats had flown from the room in a blur before I even grasped what had happened. Dudo immediately returned to inspect (and walk through the puddles of tea). Moose nervously shook the tea off his paws, kept his distance, and watched me clean.

The splatter was even in the hall outside my office. And Dudo noticed it on the wall and closet door (thank you, Dudo).

After I finished cleaning (or so I thought), I discovered it had also flown over my head and behind me. I should have realized that. It was, after all, running down my back.

We have beautiful, normal-sized mugs (beakers) given to us by our friend Jessica. We love them. But in the morning we like A LOT of tea (coffee for San Geraldo) and I hate having to “cook” two cups for each of us. I spotted these mugs at Dunne’s Department Store last year and grabbed them. They were only €6.95 each. Microwave and dishwasher safe. How could I go wrong?

As my sister Dale always said, “You pay for what you get.” You’ve probably heard it as “You get what you pay for.” Well, either way.

And now, if you’ll excuse me, I’m going to shower. I feel kind of sticky and the milk in my beard is beginning to curdle.

.

ENTONCES, AQUÍ ME ESTABA SENTANDO en mi escritorio trabajando en mi blog de hoy (era sobre la moda de Fuengirola) disfrutando pacíficamente de los primeros sorbos de mi taza-de-gran-tamaño de té y acababa de terminar el desayuno y dos rebanadas del delicioso pan de plátano de San Geraldo.. Los gatos se acurrucaron a mis pies, por lo que me era imposible mover mi silla, mientras esperaban (no en silencio) sus aperetivos.

De repente, la taza hizo un fuerte POP y me quedé sosteniendo una pieza de mango de cerámica. La otra pieza y la taza estaban en la alfombra a mis pies (los gatos se habían ido). El té (afortunadamente no hirviendo) estaba sobre mí (mi cara, mi ropa), el escritorio, la alfombra, el suelo, la silla al lado del escritorio, las sandalias debajo de la silla.

Tiré mi ropa cubierta de té en una pila en el suelo. Ambos gatos habían salido volando de la habitación en un borrón incluso antes de que comprendiera lo que había sucedido. Dudo volvió inmediatamente a inspeccionar (y caminar a través de los charcos de té). Moose nerviosamente sacudió el té de sus patas, mantuvo su distancia, y me observó limpio.

La salpicadura estaba incluso en el pasillo fuera de mi oficina. Y Dudo lo notó en la pared y en la puerta del armario (gracias, Dudo).

Descubrí que también había volado sobre mi cabeza y detrás de mí. Debería haberme dado cuenta de eso. Después de todo, estaba corriendo por mi espalda.

Tenemos hermosas tazas de tamaño normal que nos dio nuestra amiga Jessica. Los amamos. Pero en la mañana nos gusta MUCHO té (café para San Geraldo) y odio tener que “cocinar” dos tazas para cada uno de nosotros. Vi estas tazas en el emporio de Dunne el año pasado y agarré eran solo 6,95 € cada uno. Aptos para microondas y lavavajillas. ¿Cómo podría salir mal?

Como mi hermana Dale siempre decía: “Pagas por lo que obtienes”. Probablemente lo hayas escuchado como: “Obtienes lo que pagas”. Bueno, de cualquier manera.

Y ahora, si me disculpan, me voy a duchar. Me siento un poco pegajosa y la leche en mi barba comienza a cuajarse.

Lockdown Day 92: Only Trying to be Nice / Encierro Día 92: Solo Tratando de Ser Amable

La versión español está después de la versión inglés.

BLOGGER RAYBEARD HAS BEEN MISSING the cats. He prefers photos of them over photos of me. Like Mrs. Slocombe from the old BBC TV series “Are You Being Served,” he calls them “pussies.” But, no matter how hard I try, I just can’t bring myself to do that.

So here’s our cool cat Dudo enjoying the evening sun in our outside hall. Dudo’s routine is to come in from the terrace in the evening and ask (demand) my company in the hall. I go out with him and sit on the stairs (to keep him and his brother from heading off in the wrong direction). Sometimes Moose joins us. Dudo first comes to the stairs and cuddles with me. Then he explores the hall, looks for bugs, peers out the windows for out-of-reach birds, before he finally sits in the sun and grooms himself. Then he tosses himself into a number of flirtatious positions. When he’s finished, he comes back to me on the stairs for another cuddle, meows once, turns his back, and slowly walks to our door. Once he’s sure I’m following, he runs inside.

Don’t judge me. How could anyone resist?

If these photos aren’t big enough for you, just click them to get up close and personal.

.

EL BLOGUERO RAYBEARD HA EXTRAÑADO a los gatos. Prefiere fotos de ellos sobre fotos mías. Al igual que la Sra. Slocombe de la antigua serie de televisión de la BBC “Are You Being Served?” [¿Está Siendo Servido?], los llama “pussies” (como “coños”). Pero, no importa cuánto lo intento, simplemente no puedo hacerlo.

Así que aquí está nuestro gato Dudo disfrutando del sol de la tarde en nuestro pasillo. La rutina de Dudo es venir desde la terraza por la tarde y preguntar (exigir) a mi compañía en el pasillo. Salgo con él y me siento en las escaleras (para evitar que él y su hermano se vayan en la dirección equivocada). A veces Moose se une a nosotros. Dudo primero viene a las escaleras y se abraza conmigo. Luego explora el pasillo, busca insectos, mira por las ventanas a los pájaros, y finalmente sentarse al sol y arreglarse. Luego se arroja a una serie de posiciones coquetas. Cuando termina, regresa a mí para otro abrazo, maúlla una vez, da la espalda, y camina lentamente hacia nuestra puerta. Una vez que está seguro de que lo estoy siguiendo, corre dentro.

No me juzgues. ¿Cómo podría alguien resistirse?

Si estas fotos no son lo suficientemente grandes para ti, solo haz clic en ellas para conocerlas de cerca.

.

Lockdown Day 69: Rose-Colored Glasses / Encierro Día 69: Gafas de Color Rosa

La versión español está después de la versión inglés.

I HAVE SLEPT FOR THREE consecutive hours two nights in a row. When I was in pain and out of bed this morning at 5, the fact that I had just slept for three consecutive hours really didn’t seem like much to me. I was able to get back to sleep at 6:45 and slept until 8:09 when the drilling above my head (our neighbors’ renovations) woke me. I was not happy.

So, I went for a mostly pain-free walk on the beach, after which San Geraldo and I went out for coffee for the second consecutive day. Our wonderful housekeeper and godmother to the cats, Isabel, was back at work yesterday. So not only did we have the pleasure of seeing her again, but our apartment shines “like the top of the Chrysler Building.” Also, she gave the cats their treats while we were out.

By the time I returned at 11 to Physio Phenom Pedro (click here), my attitude had improved. At the moment, I feel great. Three hours is better than 30 minutes (as Pedro reminded me).

That’s all I’ve got for today. I’m off to organize something. I hope all your glasses are rose-colored.

.

HE DORMIDO DURANTE TRES HORAS consecutivas dos noches seguidas. Cuando tenía dolor y me levantaba de la cama esta mañana a las 5, el hecho de haber dormido durante tres horas consecutivas realmente no me pareció mucho. Pude volver a dormir a las 6:45 y dormí hasta las 8:09 cuando la perforación sobre mi cabeza (las renovaciones de nuestros vecinos) me despertó. No era feliz.

Entonces, fui a dar un paseo por la playa casi sin dolor, después de lo cual San Geraldo y yo salimos a tomar café por segundo día consecutivo. Nuestra maravillosa ama de llaves y madrina de los gatos, Isabel, regresó a trabajar ayer. Así que no solo tuvimos el placer de volver a verla, sino que nuestro piso brilla “como la parte superior del edificio Chrysler” (con su corona metálica en la ciudad de Nueva York). Además, ella les dio a los gatos sus aperetivos mientras estábamos fuera.

Cuando regresé a las 11 a Fenómeno Fisio Pedro (haz clic aquí), mi actitud había mejorado. Por el momento, me siento genial. Tres horas son mejores que 30 minutos (como me recordó Pedro).

Eso es todo lo que tengo por hoy. Me voy a organizar algo. Espero que todas vuestras gafas sean de color rosa.

.

Lockdown Day 62: Better Now / Encierro Día 62: Ahora, Mejor

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE BEEN WAKING EARLY MOST mornings with a bit of sciatic pain. Sometimes, I’m able to get back to sleep but, most days, the only relief is to get out of bed and start moving. It’s usually immediately improved and within an hour the pain is completely gone (although a trampoline would be out of the question).

This morning I winced as I got out of bed, and walked gingerly across the apartment. I tried to sit down, but I suddenly had jolts of pain emanating from my hip to my foot and up into my chest. I had cramps below my rib cage on one side. I moaned. I whined. I swore. I hobbled around the house while making the worst noises. I was a big baby. I apologized to San Geraldo, but I couldn’t help myself. I couldn’t walk, stand still, sit, lie down, without excruciating electrical jolts and muscle-cramping pain.

After about 15 minutes, I decided to try an isometric glute exercise (the standing glute squeeze). Either that helped or it was simply time for the pain to begin to ease. I’ll add it to my repertoire — just in case.

Moose followed me around the house the entire time, trying to get my attention (for his own selfish reasons). I apologized. Dudo simply watched from a safe distance. But when I began pacing on the terrace, he too thought he was adorable enough for me to forget about myself. The photos of Dudo were taken on another adorable day; today was not the day for the camera.

Once I felt a bit better, I went for a walk on the Paseo (walking briskly usually feels great and it did, finally, today), stopping before-hand to pay the flower vendor to put aside another hibiscus for me. On my way home I picked it up and brought San Geraldo some more color.

Speaking of color, click Dudo to see the vibrance in those eyes.

.

LA MAYORÍA DE LAS MAÑANAS me he despertado temprano con un poco de dolor ciático. A veces, puedo volver a dormir pero, la mayoría de los días, el único alivio es salir de la cama y comenzar a moverme. Por lo general, mejora de inmediato y en una hora el dolor desaparece por completo (aunque un trampolín estaría fuera de discusión).

Esta mañana hice una mueca cuando me levanté de la cama y caminé con cuidado por el piso. Traté de sentarme, pero de repente tuve una sacudida de dolor que emanaba de la cadera hasta el pie y subía al pecho. Tenía calambres debajo de la caja torácica en un lado. Yo gemí. Me quejé. Lo juré. Cojeaba por la casa mientras hacía los peores ruidos. Yo era un bebé grande. Me disculpé con San Geraldo, pero no pude evitarlo. No podía caminar, quedarme quieto, sentarme, acostarme, sin insoportables sacudidas eléctricas y dolor muscular.

Después de unos 15 minutos, decidí probar un ejercicio isométrico de glúteos (el apretón de glúteos de pie). O eso ayudó o simplemente era hora de que el dolor comenzara a disminuir. Lo agregaré a mi repertorio, por si acaso.

Moose me siguió por la casa todo el tiempo, tratando de llamar mi atención (por sus propios motivos egoístas). Me disculpé. Dudo simplemente observaba desde una distancia segura. Pero cuando comencé a pasear por la terraza, él también pensó que era lo suficientemente adorable como para que me olvidara de mí mismo. Las fotos de Dudo fueron tomadas en otro día adorable; hoy no era el día para la cámara.

Una vez que me sentí un poco mejor, salí a caminar por el Paseo (caminar enérgicamente, por lo general, se siente genial y, después de ese comienzo difícil, también lo hace hoy), deteniéndome de antemano para pagarle al vendedor de flores para que me dejara otro hibisco. En mi camino a casa lo recogí y traje a San Geraldo un poco más de color.

Hablando de color, haz clic en Dudo para ver la vitalidad en esos ojos.

.

Although I was walking “gingerly,” that’s not me above. (In case you don’t know, the redhead is Ginger from TV’s Gilligan’s Island.)
Ese no soy yo. (En inglés, si quiere decir “caminé cautelosamente”, también puede decir “caminé gingerly [con jengibre]”, que significa lo mismo y proviene de la palabra inglesa para jengibre. (No me preguntes por qué.) De todos modos, ella que tiene el pelo de jengibre arriba es Ginger del programa de televisión de la década de 1960 “Gilligan’s Island.”