I’ll Just Watch / Sólo Voy A Ver

La versión español está después de la versión inglés.

THERE WAS ANOTHER exercise group on our beach Saturday morning. Fuengirola Moves (click here) will soon be finished. The most recent group was from Crossfit Fuengirola. The workout can be fun and tough, but I’m not a fan. Among other things, my sense is that, except for serious athletes and those readily committed to working out, it’s not a routine that most people can stick with for long. That being said, it was still fun to watch before I went for coffee. And there were some nice sights. Even Dudo, who pretended to not be interested, could be found later peering through the drain hole.

.

HUBO OTRO GRUPO en nuestra playa el sábado por la mañana. Fuengirola se Mueve (haz click aquí) pronto estará terminado. El grupo más reciente era de Crossfit Fuengirola. El entrenamiento puede ser divertido y difícil, pero no soy un fan. Dentro otras cosas, mi sentido es que, a excepción de los atletas serios y aquellos que se comprometen fácilmente a entrenar, no es una rutina que la mayoría de las personas pueda mantener durante mucho tiempo. Dicho esto, todavía era divertido mirar antes de ir a tomar un café. Y había algunas vistas bonitas. Incluso Dudo, que fingía no estar interesado, podía encontrarse más tarde mirando del agujero de drenaje.

A break for a refreshing dip in the Mediterranean Sea.
Un descanso para refrescarse en el mar Mediterráneo.
And then back to work.
Y luego volver al trabajo.

His Eye Is on the Sparrow / Sus Ojos Están en el Gorrión

La versión español esta después de la versión inglés.

WHILE HAVING LUNCH the other day in front of the TV, we were engrossed in an episode of “Taboo,” when Dudo suddenly leaped into the air in the middle of the living room. Just ahead of him, we noticed, was a sparrow. It had flown in through the open glass curtain on the terrace and then was likely chased until it found its way through my open bedroom window. I quickly hustled the cats into San Geraldo’s bedroom (it still surprises me how they listen to me) and closed the door. San Geraldo, meanwhile, attempted to catch the sparrow which had landed atop the air conditioning unit near the ceiling in the living room. The cats and I bided our time. Well, Moose and I did. Dudo paced. San Geraldo lost sight of the sparrow while precariously balancing on the arms of the two overstuffed chairs; and then the sparrow, of it’s own accord, flew out the door and off the terrace. I released the cats (the hyperactive Dudo and the curious Moose). Dudo found a sparrow “tuft” on the living room floor and spent the next few hours caressing it. (Click the images to feel the excitment.)

BY THE WAY, THANKS for tolerating me yesterday. San Geraldo and I had a good talk, which primarily means he hugged me and listened and, in that way, reminded me we’re all worthy of love — yes, even me. I’m doing so much better today. I’ll tell you one of these days about what goes on in my head when I crash. Meanwhile, I’m not reading the news for a few days. It helps.

.

MIENTRAS TENÍA ALMUERZO el otro día frente a la televisión, estábamos absortos en un episodio de “Taboo”, cuando Dudo de repente saltó al aire en medio de la salón. Justo delante de él, notamos, había un gorrión. Había volado a través de la cortina de vidrio abierta en la terraza y luego fue perseguido hasta que encontró su camino a través de la ventana abierta de mi habitación. Rápidamente metí a los gatos en la habitación de San Geraldo (todavía me sorprende que me escuchen) y cerré la puerta. San Geraldo, mientras tanto, intentó atrapar al gorrión que había aterrizado sobre la unidad de aire acondicionado cerca del techo en la sala de estar. Los gatos y yo aguardamos nuestro tiempo. Bueno, Moose y yo lo hicimos. Dudo se paseaba. San Geraldo perdió de vista al gorrión mientras se balanceaba precariamente en los brazos de las dos sillas; y luego el gorrión, por su propia voluntad, salió volando por la puerta y salió de la terraza. Liberé a los gatos (el hiperactivo Dudo y el curioso Moose). Dudo encontró un “mechón” de gorrión en el piso de la salón de estar y pasó las siguientes horas acariciándola. (Haz clic en las imágenes para sentir la emoción.)

POR CIERTO, GRACIAS POR tolerarme ayer. San Geraldo y yo tuvimos una buena conversación, que significa principalmente que me abrazó y escuchó y, de esa manera, me recordó que todos somos dignos de amor — sí, incluso yo. Lo estoy haciendo mucho mejor hoy. Te diré uno de estos días sobre lo que pasa por mi cabeza cuando me estrello. Mientras tanto, no estoy leyendo las noticias por unos días. Me ayuda.

.

Sus ojos están en el gorrión.
Y sé que él me mira
.

That Time of the Month? / ¿Esa Época del Mes?

La versión español está después de la versión ingles.

OUR FRIEND PEDRO turned 40 this year. He’s got a catastrophic imagination similar to San Geraldo’s. About two years ago, he was having lower back pain (OK, OK, it turned out to be a herniated disk so exCUSE me). However, while we were all at a restaurant, he announced that the pain was worse than the pain of childbirth. Kathleen and their 1-1/2-year-old son were sitting right there! I’ll bet Kathleen was thinking, “You want to feel the pain of childbirth!”

Pedro is currently suffering with neck pain that turned out to be more herniated disks. No more headstands when he wins at cards — not that that happens very often anyway. He explained to us — to San Geraldo and me — to the ancients — to the two friends old enough to be his parents — that now that he’s 40, his risk factors have seriously increased. “Risk factors?” I said in my best New York street accent, “I’ll show you risk factors!”

I’m fine. So relieved that my recent health concern has come to nothing. But, instead of being happy and doing a jig (THAT would be a picture), I’ve been having mentally challenging moments throughout the day and I wake up in the morning (my worst time) not necessarily thrilled to be alive. If I could play the piano, it would be a dirge. I think it’s just the crash after the weeks of stress. Maybe it’s hormones. Do men possibly go through womenopause? Maybe it’s that time of the month? Even if those were possible, I’m a bit old for either.

I continue to have wonderful moments with San Geraldo and some incredible friends. The Kid Brother continues to drive me crazy but I will always love him and will see him again in a few months. But sometimes, as we all know, it’s just not easy. (And I rarely was.)

.

NUESTRO AMIGO PEDRO cumplió 40 años este año. Tiene una imaginación catastrófica similar a la de San Geraldo. Hace unos dos años, tenía dolor en la parte baja de la espalda (OK, OK, resultó ser una hernia de disco, por lo tanto, ¡Perdóneme!). Sin embargo, mientras estábamos todos en un restaurante, anunció que el dolor era peor que el dolor del parto. ¡Kathleen y su hijo de 1-1 / 2 años estaban sentados allí! Apuesto a que Kathleen estaba pensando: “¿¡¿Quieres sentir el dolor del parto!”

Pedro está sufriendo actualmente con dolor de cuello que resultó ser más discos herniados. No más paros de cabeza cuando gana en las cartas — no es que eso suceda muy a menudo de todos modos. Nos explicó — a San Geraldo y a mí — a los antiguos — los dos amigos que tenían edad suficiente para ser sus padres — que ahora que tiene 40 años, sus factores de riesgo han aumentado considerablemente.

“¿Factores de riesgo?”, dije con mi mejor acento callejero de Nueva York, “¡Te mostraré los factores de riesgo!”

Estoy bien. Tan aliviado de que mi reciente preocupación por la salud no haya llegado a nada. Pero, en lugar de ser feliz, he estado teniendo momentos mentalmente difíciles a lo largo del día y me despierto por la mañana (siempre mi peor tiempo) no necesariamente emocionado de estar vivo. Si pudiera tocar el piano, sería un asco. Creo que es sólo el choque después de semanas de estrés. Tal vez sean hormonas. ¿Es posible que los hombres pasen por la menopausia? Tal vez sea esa época del mes? Incluso si eso fuera posible, soy un poco viejo para cualquiera.

Sigo teniendo momentos maravillosos con San Geraldo y algunos amigos increíbles. El Hermanito sigue volviéndome loco, pero siempre lo amaré y lo veré de nuevo en unos pocos meses. Pero a veces, como todos entendemos, no es fácil. (Y rara vez lo era yo.)

What do you suppose a psychiatrist would have to say? (I don’t think I want to know.)
¿Qué suponías que tendría que decir un psiquiatra? (No creo que quiera saber).

Van Gogh Alive (Barely) / Van Gogh Viva (Apenas)

La versión español está después de la versión inglés.

WE WENT TO Málaga Friday afternoon to catch Van Gogh Alive before it left town. A traveling show in a temporary building, it was only here until Sunday before heading to Valencia.

As an art student, I studied Van Gogh. I read Van Gogh. Sometimes I wanted to BE Van Gogh with all his talent and his even greater tragedies. San Geraldo and I had seen videos and images of the brilliant, engaging exhibit from Amsterdam and Paris and didn’t want to miss it.

The traveling exposition was nothing like what we had seen online. In my opinion at least, “Van Gogh Constrained and Sedentary” would be a better name. We expected to be surrounded by and walking among giant projected imagery accompanied by powerful classical music. What we got instead were bean bag chairs and some backless benches for sitting and viewing shimmying screens (air currents made them shake and one projector was off-kilter) and constrained floor panels. We left extremely disappointed.

We took the train into Málaga’s main station (Maria Zambrano) and taxied from there. On the way home, however, there were no taxis by the lighthouse at the end of the port where the exhibit was housed. We started walking. It’s a bit of a hike from the lighthouse to the main road. No taxis. So we continued walking to the nearest train station (Centro Alameda). More than a half hour. It’s not easy to get San Geraldo to do one of these treks. It was hot and sunny. The wind was blowing and the pollen was visible and blasting our faces and eyes. I told him he didn’t need to bring a hat because we wouldn’t be outside for long. San Geraldo didn’t OPENLY complain but, I feel like I wasted a chit!

Still, if we didn’t find the exhibit itself engaging, I thought the way some of the audience, although stationary, were absorbed into the images was quite arty.

.

FUIMOS A MÁLAGA el viernes para ver “Van Gogh Alive” (Van Gogh Viva) antes de que saliera de la ciudad. Un espectáculo itinerante en un edificio temporal, solo estuvo aquí hasta el domingo antes de dirigirse a Valencia.

Como estudiante de arte, estudié Van Gogh. Leí Van Gogh. A veces quise SER Van Gogh con todo su talento y sus tragedias aún mayores. San Geraldo y yo habíamos visto videos e imágenes de una brillante y atractiva exhibición de Ámsterdam y Paris, y no queríamos perdérnosla.

La exposición itinerante no se parecía en nada a lo que habíamos visto en línea. En mi opinión al menos, “Van Gogh Constreñido y Sedentario” sería un nombre mejor. Esperábamos estar rodeados y caminando entre imágenes gigantescas proyectadas acompañadas de poderosa música clásica. Lo que obtuvimos en cambio fueron las sillas puf y algunas bancas sin respaldo para sentarnos y ver pantallas temblorosas (las corrientes de aire las hicieron temblar y uno de los proyectores estaba descentrado) y paneles de piso restringidos. Nos fuimos muy decepcionados.

Tomamos el tren hasta la estación principal de Málaga (María Zambrano) y nos dirigimos desde allí. En el camino a casa, sin embargo, no había taxis en el faro al final del puerto donde se encontraba la exposición. Empezamos a caminar. Es una caminata desde el faro hasta la carretera principal. No hay taxis. Así que seguimos caminando hasta la estación de tren más cercana (Centro Alameda). Más de media hora. No es fácil lograr que San Geraldo realice una de estas caminatas. Estaba soleado y caluroso. El viento soplaba y el polen era visible y arruinaba nuestras caras y los ojos. Le dije que no necesitaba traer un sombrero porque no estaríamos afuera por mucho tiempo. San Geraldo no se quejó abiertamente pero, me siento como si hubiera desperdiciado una ficha!

Aún así, si no encontramos que la exposición en sí sea atractiva, pensé que la forma en que la audiencia, aunque estacionario, estaba absorta en las imágenes era bastante artística.

.

Below is a short video of what we had expected to experience.
A continuación se muestra un breve video de lo que esperábamos experimentar.

Blow, Don’t Suck. And Don’t Bite. / Sopla, No Chupes. Y No Muerdas.

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO HAD a dentist’s appointment Friday. On the drive there, as if he weren’t stressed enough (although he loves this particular dentist he hates dentists in general), he was stopped by the police at a sobriety checkpoint. The police were polite and respectful and San Geraldo cooperated fully. Well, he TRIED to cooperate fully.

One officer gave him the one-use-only plastic mouthpiece and had him place it in the receptacle in the machine. The officer monitoring the machine kept saying (in Spanish). “More. More. More.”

Finally, San Geraldo stopped, laughed, and said in English, “You’re killing me!”

That’s when the other officer watched him and said in English, “Outside.”

When San Geraldo looked perplexed, he repeated with the addition of hand movements that were of no help, “Outside.”

‘I’m already outside,’ thought San Geraldo.

Then, more hand movements. “This way. Not this way.” said the cop.

“Oh! I’m supposed to BLOW!!!”

The cops were still laughing when he drove away.

WHEN HE ARRIVED A bit late at the dentist’s office, San Geraldo was wired.

“What are you going to do to me today?!?” he roared.

The dentist patted his cheek lovingly and said, “Nothing. I’m just looking.”

“Well,” he told her, “if you do anything else, I’m going to bite your finger off!”

.

SAN GERALDO HABÍA una cita con el dentista el viernes. En el camino, como si no estuviera lo suficientemente estresado (aunque ama a este dentista en particular, odia a los dentistas en general), la policía lo detuvo en un punto de control de sobriedad. La policía fue amable y respetuosa y San Geraldo cooperó plenamente. Bueno, él TRATÓ de cooperar plenamente.

Una policía le dio la boquilla de plástico y le hizo colocarla en el receptáculo de la máquina. El policía que monitoreaba la máquina seguía diciendo (en español).“Más. Más. Más.”

Finalmente, San Geraldo se detuvo, se rió y dijo en inglés: “¡Me estás matando!”.

Fue entonces cuando el otro policía lo miró y dijo en inglés: “Afuera”.

Cuando San Geraldo parecía perplejo, repitió con además de movimientos de manos que no sirvieron de nada, “Afuera”.

‘Ya estoy afuera’, pensó San Geraldo.

Luego, más movimientos de manos. “De esta manera. No de esta manera”, dijo el policía.

“¡Oh! ¡Se supone que debo SOPLAR!”

Los policías seguían riendo cuando él se fue en el coche.

CUANDO LLEGÓ UN POCO tarde a la oficina del dentista, San Geraldo estaba casi histérico.

“¿¡¿Qué me vas a hacer hoy?!?”, rugió.

La dentista le acarició la mejilla y dijo: “Nada. Solo estoy mirando.”

“Bueno”, dijo él, “si haces algo más, ¡voy a morderte el dedo!”

He took a souvenir from the police.
He did not take a souvenir from the dentist.

Tomó un recuerdo de la policía.
Él no tomó un recuerdo de la dentista.