It’s not the heat / No es el calor

La versión en español está después de la versión en inglés.

You may have heard about our recent heatwave in Andalusia. We didn’t get the worst of it down here. Monday, Málaga City had temps as high as 35˚C / 95 ˚F, while here in Fuengirola we maxed out around 30˚C / 86˚F. Unusually high for this time of year, but not too bad. The average for May is around 24˚C / 76˚F. My friend Jessica, a wedding planner, had an outdoor wedding in Sevilla last week. 39˚C ⁄ 102 ˚F. Two people fainted.

Last week and over the weekend, we had some dust from the Sahara but not accompanied by rain, so no mud. Yesterday we had near gale-force winds and rough surf. Our newly washed glass curtain still looks OK. I stewed about that. The photo above was near sunset last Tuesday, when the blowing desert sand remained over Morocco and Algiers.

The other photos are from my wander around Málaga last week. I plan to pay the city another visit Thursday. The Pompidou Museum awaits.

My workouts have been excellent and I still plan to share a photo of my pretzel stretch, which gets easier every day. Sciatica causes an “uff” every now and then, but not a single yowl of pain in months.

We’ve been in a four-month renovation cycle in our building and, if I had any hair left, I’d be pulling it out. First, there was a month of bathroom and kitchen renovations next door (remember the holes in my bathroom wall, click here). Then a gutting and renovation of the apartment below the one next door to us. Month three is almost over and they’re now doing finishing work — which means not much banging, an awful lot of drilling. But the moaning comes from our apartment. The building interior has been covered in plaster dust and worse. The portero has cleaned it up once I think (the contractors don’t bother). We’re over it and are grateful season is fast approaching when this kind of work ends. Our downstairs neighbors who live most of the year in Córdoba weren’t at all bothered by the noise and mess. How would you be?

.

Es posible que haya oído hablar de nuestra reciente ola de calor en Andalucía. Aquí no pasamos lo peor. El lunes, la ciudad de Málaga tuvo temperaturas de hasta 35 ˚C / 95 ˚F, mientras que aquí en Fuengirola alcanzamos un máximo de 30 ˚C / 86 ˚F. Inusualmente alto para esta época del año, pero no tan malo. El promedio para mayo es de alrededor de 24˚C / 76˚F. Mi amiga Jessica, planificadora de bodas, celebró una boda al aire libre en Sevilla la semana pasada. 39 ˚C ⁄ 102 ˚F. Dos personas se desmayaron.

La semana pasada y durante el fin de semana tuvimos algo de polvo del Sahara pero no acompañado de lluvia, por lo que no hubo barro. Ayer tuvimos vientos casi huracanados y oleaje fuerte. Nuestra cortina de vidrio recién lavada todavía se ve bien. Me estresé por eso. La foto de arriba fue cerca del atardecer del martes pasado, cuando la arena del desierto se mantuvo sobre Marruecos y Argel.

Las otras fotos son de mi paseo por Málaga la semana pasada. Planeo hacer otra visita a la ciudad el jueves. El Museo Pompidou te espera.

Mis entrenamientos han sido excelentes y todavía planeo compartir una foto de mi estiramiento de pretzel, que se vuelve más fácil cada día. La ciática provoca un “uff” de vez en cuando, pero ni un solo aullido de dolor en meses.

Hemos estado en un ciclo de renovación de cuatro meses en nuestro edificio y, si me quedara algo de cabello, lo estaría arrancando. Primero, hubo un mes de reformas en el baño y la cocina de al lado (recuerden los agujeros en la pared de mi baño, haz clic aquí). Luego, un desmantelamiento y renovación del piso debajo del que está al lado. El tercer mes casi ha terminado, lo que significa que no hay mucho que golpear, sí una gran cantidad de perforación. Pero el gemido viene de nuestro piso. El interior del edificio está cubierto de polvo de yeso y cosas peores. El portero lo ha limpiado una vez, creo (los contratistas no se molestan). Lo hemos superado y estamos agradecidos de que la temporada se acerque rápidamente cuando termine este tipo de trabajo. A nuestros vecinos de abajo que viven la mayor parte del año en Córdoba no les molestaba en absoluto el ruido y el desorden. ¿Cómo estarías?

• Mellow yellow.
• Amarillo suave (no rima en español).
• Is she pointing toward the “infinitude of the universe”? Should we all head northwest?
• ¿Está apuntando hacia el “infinitud del universo”? ¿Deberíamos ir todos al noroeste?
• Those two redheads (gingers) would look great on our terrace.
• Esas dos pelirrojas quedarían genial en nuestra terraza.
• 16th-century Church of Saint John the Baptist.
• Iglesia San Juan Bautista, siglo XVI.
• 1899. Monument to the Marqués de Larios (who lived from 1836–1895) at the head of the street he supported as part of urban development and city preservation. The figure at the base is a laborer. Don’t you miss the days when hot men worked naked?
• 1899. Monumento al Marqués de Larios (que vivió entre 1836 y 1895) en la cabecera de la calle que apoyó como parte del desarrollo urbano y la preservación de la ciudad. La figura en la base es un trabajador. ¿No echas de menos los días en que los hombres sexys trabajaban desnudos?
• Taxi! (And the golden arches.)
• ¡Taxi! (Y los arcos dorados.)
• This reminded me of Central Park near the Plaza Hotel.
• Esto me recordó a Central Park, cerca del Plaza Hotel.
• Entrance to the port.
• Entrada al puerto.