Moose the Multiloquent / Moose el Multilocuente

La versión español está después de la versión inglés.

YESTERDAY WAS ALL about Dudo. So it’s only fair that today be all about Moose. While Dudo is pretty much a narcissist (a sweet narcissist), Moose is all about the team. Unless he’s asleep, Moose needs to know where we are before he’ll settle. If he hears activity, he gets up (from a catnap or a sound sleep) and searches it out. If he’s hungry (as is often the case) he herds one of us (usually me and never Dudo) into the kitchen to kneel on the floor and pet him while he eats. If San Geraldo and I are at opposite ends of the apartment, Moose will often position himself midway and “talk” incessantly — expecting responses from us both. When he’s ready for a nap, he harasses San Geraldo until he joins him. When we wake up in the morning he chatters away, running alongside in excitement. If one of us is up and the other is not, he whines until “the other” gets up, too. I’ve tried to catch his chatter on video, but he shuts up every time. When he’s not talking, following or leading us around the house, or stalking birds with his brother, he can usually be found on his back with his legs in the air. And he didn’t learn that from me!

.

AYER FUE TODO sobre Dudo. Así que es justo que hoy sea todo sobre Moose. Aunque Dudo es un narcisista (un narcisista dulce), Moose es un jugador de equipo. A menos que esté dormido, Moose necesita saber dónde estamos antes de que se resuelva. Si oye una actividad, se levanta (de una siesta o de un sueño profundo) y la busca. Si tiene hambre (como suele ser el caso) lleva a uno de nosotros (generalmente yo y nunca a Dudo) a la cocina para arrodillarse en el suelo y acariciarlo mientras come. Si San Geraldo y yo estamos en los extremos opuestos del apartamento, Moose a menudo se colocará en la mitad del camino y “hablará” incesantemente, y esperará las respuestas de ambos. Cuando está listo para una siesta, acosa a San Geraldo hasta que se une a él. Cuando nos despertamos por la mañana él charla lejos, corriendo al lado con emoción. Si uno de nosotros está arriba y el otro no, gime hasta que “el otro” también se levanta. He intentado capturar su conversación en el video, pero él se calla cada vez. Cuando él no está hablando, siguiéndonos o guiándonos por la casa, o acechando pájaros con su hermano, generalmente se lo puede encontrar boca arriba con las piernas en el aire. ¡Y él no aprendió eso de mí!

Can’t You Smell That Smell? / ¿No Puedes Oler Eso Olor?

La versión español está después de la versión inglés.

FRIENDS RAÚL AND Lina invited us yesterday for a traditional Cuban lunch. They’re both great cooks. Raúl did most of the cooking this time. Lina threw together dessert just before we arrived (as easily as I cut up my orange this morning). It was another excellent and unusual, for us, meal. They served seasoned tomatoes; fried plantains; Ropa Vieja (the name means “Old Clothes,” one of Cuba’s national dishes that originated in Spain’s Canary Islands); and rice and beans.

Adding to the charm is their dog Lincoln, who thinks the only reason anyone visits is to see him. It’s understandable. He’s a sweetheart. Although, when we arrived home, Moose didn’t agree. San Geraldo had to go wash.

.

LOS AMIGOS RAÚL y Lina nos invitaron ayer a un almuerzo tradicional cubano. Ambos son grandes cocineros. Raúl hizo la mayor parte de la cocina esta vez. Lina preparó el postre justo antes de que llegáramos (tan fácilmente como corté mi naranja esta mañana). Fue otra comida excelente e inusual para nosotros. Sirvieron tomates sazonados; plátanos fritos; Ropa Vieja (uno de los platos nacionales de Cuba que se originó en las Islas Canarias); y arroz congrí.

Además de su encanto está su perro Lincoln, que cree que la única razón por la que alguien visita es para verlo. Es comprensible. Es un cariño. Aunque, cuando llegamos a casa, Moose no estaba de acuerdo. San Geraldo tenía que ir a lavarse.

Puss in Books (and Boots) / El Gato con Libros (y Botas)

La versión español está después de la versión inglés.

DUDO AND I have returned to our studies. Yesterday, I renewed my enrollment in the driving school, and Dudo has lately been obsessed with what San Geraldo is reading and writing. More to the point, Dudo has been obsessed with SITTING ON whatever San Geraldo has been reading and writing.

My favorite moment was Thursday morning when I caught Dudo checking out Collins Bird Guide. Sadly for Dudo, there’s no chapter on the most flavorful native birds of Spain. Poor boy. He’ll just have to take his chances (as will the people of Spain when I’m once again behind the wheel).

.

DUDO Y YO hemos vuelto a nuestros estudios. Ayer renové mi inscripción en la autoescuela, y últimamente Dudo ha estado obsesionado con lo que San Geraldo está leyendo y escribiendo. Más concretamente, Dudo ha estado obsesionado con SENTARSE SOBRE lo que San Geraldo está leyendo y escribiendo.

Mi momento favorito fue la mañana de jueves cuando descubrí a Dudo revisando “Collins Bird Guide” (“Guia de Aves” de Collins). Lamentablemente para Dudo, no hay un capítulo sobre las aves nativas más sabrosas de España. Pobresito. Sólo tendrá que arriesgarse (como lo hará la gente de España cuando vuelva a estar detrás del volante)..

The Let-Down / La Decepción

La versión español está después de la versión inglés.

AFTER THE GLORIOUS uplift of San Geraldo’s birthday dinner Monday, I’ve spent a few days feeling let down. That’s the way my brain works. We’re going to Mesón Salvador tonight for their special Valentine’s dinner, which will give me another uplift. I’m not a fan of Valentine’s Day, which I find simply another way to make children and adults feel unloved or left out, but I am a fan of Mesón Salvador’s specialty dinners.

Meanwhile, we continue to try to administer Moose’s antiseptic and antibiotic twice a day. We try. We haven’t done it yet today because he’s gotten too savvy. The little shit. If San Geraldo and I are both in the house and both awake and active, he makes himself scarce. Otherwise, he’s as affectionate as ever. Right now, he’s rubbing his head against my leg (San Geraldo is out shopping). He does sometimes let his guard down, however, and that’s when I grab him. And, unlike Dudo, he hasn’t learned the art of the grudge.

DESPUÉS DEL IMPRESIONANTE levantamiento de la cena de cumpleaños de San Geraldo el lunes, pasé unos días sintiéndome decepcionado. Así es como funciona mi cerebro. Iremos a Mesón Salvador esta noche para su cena especial de San Valentín, que me dará otra elevación. No soy un fanático del Día de San Valentín, que me parece simplemente otra forma de hacer que los niños y adultos se sientan no amados o excluidos, pero soy un fanático de las cenas especiales de Mesón Salvador.

Mientras tanto, seguimos tratando de administrar el antiséptico y el antibiótico a Moose dos veces al día. Intentamos. Aún no lo hemos hecho hoy porque se ha vuelto demasiado inteligente. El mierdito. Si San Geraldo y yo estamos en la casa y ambos estamos despiertos y activos, él se hace escaso. De lo contrario, es tan cariñoso como siempre. Ahora mismo, él está frotando su cabeza contra mi pierna (San Geraldo está de compras). Sin embargo, a veces baja la guardia y eso es cuando lo agarro. Y, a diferencia de Dudo, no ha aprendido el arte del rencor.

Maybe Moose was made nervous by the condition of the veterinarian’s previous patient. (San Geraldo told me he liked the “dinosaur model kit.”)
Tal vez la condición del paciente anterior del veterinario hizo que Moose se preocupara. (San Geraldo me dijo que le gusta el “kit de modelo de dinosaurio”).

Avoidance / Evitación

MOOSE HAS CAUGHT on that applying his medications is, for us, a team effort. He heads in another direction only when San Geraldo and I are in the same room. We’ve gotten skilled at the application. He’s gotten skilled at the avoidance. Only 4-1/2 more days of this. Oh, yeah, he’s healing well and obviously feeling fine. When he’s not watching us, he and Dudo are still avid birdwatchers, although not necessarily conservationists.

MOOSE SE HA dado cuenta de que aplicar sus medicamentos es, para nosotros, un esfuerzo de equipo. Se dirige en otra dirección solo cuando San Geraldo y yo estamos en el mismo cuarto. Nos hemos capacitado en la aplicación. Se ha capacitado en la evitación. Sólo 4-1/2 días más de esto. Ah sí, se está curando bien y obviamente se siente bien. Cuando no nos está mirando, él y Dudo siguen siendo ávidos observadores de aves, aunque no necesariamente conservacionistas.