Runs on Toilet Paper / Corridas de Papel Higiénico

La versión español está después de la versión inglés.

OUR FRIEND CHRISTINE wrote from England to find out how the coronavirus has affected us here in Fuengirola and to tell me what’s been going on in her area. Thursday, the City of Fuengirola announced the very rational precautions it was taking to slow the spread of the virus: Office hours have been shortened with more services to be available online; weekly public markets have been cancelled; libraries are closed, as are sports complexes and events.

Before the announcement, people here were extremely rational. Restaurants and bars, and the streets, were more quiet than usual. Hand sanitizer was sold out. But that was really all we noticed.

But Friday, San Geraldo went to the supermarket. There was no bottled water. And no rice. No tuna or cottage cheese. As a matter of fact, no cheese at all. Even the meat section was completely decimated. And, of course, the shelves had been stripped of toilet paper.

San Geraldo went a few hours later to our other large neighborhood supermarket and he was pleased to discover that it didn’t look like the end of days. It was civilized. Shoppers didn’t seem desperate and he was able to get things we actually needed. Later in the day, sadly, the Spanish government declared a 15-day “state of alarm.”

I’ve seen images from all over the world of people loaded down with toilet paper and I haven’t been able to comprehend why one person would have an immediate need for six dozen rolls. Diarrhea is not a symptom of COVID-19, is it?

The reason for the “run” on toilet paper became clear to me, however, when Christine told me her supermarket is also completely out of baked beans. What are they thinking?!?

For now, just look at Moose and some of the other robust life around our apartment.

.

NUESTRA AMIGA CHRISTINE escribió desde Inglaterra para descubrir cómo nos ha afectado el coronavirus aquí en Fuengirola y para contarme lo que ha estado sucediendo en su área. El jueves, la ciudad de Fuengirola anunció las precauciones muy racionales que estaba tomando para frenar la propagación del virus: Se redujeron las horas de oficina con más servicios disponibles en línea; los mercados públicos semanales han sido cancelados; las bibliotecas están cerradas, al igual que los complejos deportivos y los eventos.

Antes del anuncio, la gente aquí era extremadamente racional. Los restaurantes y bares, y las calles, estaban más tranquilos que de costumbre. El desinfectante de manos se agotó. Pero eso fue realmente todo lo que notamos.

Pero, el viernes, San Geraldo fue al supermercado. No había agua embotellada. Y sin arroz. Sin atún o requesón. De hecho, no hay queso en absoluto. Incluso la sección de carne fue diezmada por completo. Y, por supuesto, los estantes habían sido despojados de papel higiénico.

San Geraldo fue unas horas más tarde a nuestro otro gran supermercado del bario y se alegró de descubrir que no parecía el final de los días. Fue civilizado. Los compradores no parecían desesperados y pudo obtener las cosas que realmente necesitábamos. Más tarde en el día, lamentablemente, el gobierno español declaró un “estado de alarma” de 15 días.

He visto imágenes de personas de todo el mundo cargadas con papel higiénico y no he podido comprender por qué una persona tendría una necesidad inmediata de seis docenas de rollos. La diarrea no es un síntoma de COVID-19, ¿verdad?

Sin embargo, la razón de la “carrera” en el papel higiénico se hizo evidente para mí cuando Christine me dijo que su supermercado también estaba completamente sin frijoles horneados. ¿Qué están pensando?

Por ahora, solo mire a Moose y algunas de las otras vidas robustas alrededor de nuestro apartamento.

I took this photo of the Cyclindrical African Spear last night so you could appreciate the sweet fragrance. Inhale.
Anoche hice esta foto de la lanza africana cilíndrica para que pudieras apreciar la dulce fragancia. Inhale.
How many cans of baked beans?!? Do we have enough kitty litter?!?
“¿¡¿Cuántas latas de frijoles horneados?!? ¿¡¿Tenemos suficiente arena para gatos?!?

It’s Not Marie / No Es Marie

La versión español está después de la versión inglés.

UNLIKE THE HIBISCUS flowers along the Paseo, the tamarind trees aren’t reaching in the direction of the gloriously shining sun. They’re leaning in whatever direction the wind and mud took them during Storm Gloria. It’s no problem really. If any of the trees don’t survive this most recent insult, the gardeners will just eventually dig them out and plant new ones. New ones that will probably have the same fate. These tamarind trees don’t like the winds here but there’s clearly a surplus of them in a nearby field because when one dies another takes it place… after a long while.

Recently, all the dead tamarinds on the Paseo were removed. That’s a lot of dead tamarinds. We’ve had bare dirt for a while and I was hopeful something new, different, and more hardy was about to take their place. But Friday four new tamarinds were planted nearby (in line with another almost dead one). I don’t get it. Readily available or not, I would think it’d be cheaper to plant something that didn’t have to be replaced every few months.

This is the last Gloria song. I promise. You won’t find me tomorrow singing the psalm “Gl0ria,” [in excelcis deo], although I’m sorely tempted. But I tried it on Moose and he begged me to stop. It’s probably just as well. If I went too far with that one, Storm Gloria might return with one final lightning bolt.

Click the images from Sunday and Monday. They might get more bent.

.

A DIFERENCIA DE las flores de hibisco a lo largo del Paseo, los tamarindos no alcanzan la dirección del sol gloriosamente brillante. Se inclinan en cualquier dirección que el viento y el barro tomaron durante la tormenta Gloria. No hay problema realmente. Si alguno de los árboles no sobrevive a este insulto más reciente, los jardineros los desenterrarán y plantarán otros nuevos. Nuevos que probablemente tendrán el mismo destino. A estos árboles de tamarindo no les gustan los vientos aquí, pero claramente hay un excedente de ellos en un campo cercano porque cuando uno muere, otro tiene lugar … después de un largo tiempo.

Recientemente, todos los tamarindos muertos en el Paseo fueron removidos. Son muchos tamarindos muertos. Hemos tenido suciedad por un tiempo y tenía la esperanza de que algo nuevo, diferente, y más resistente estuviera a punto de tomar su lugar. Pero el viernes se plantaron cuatro nuevos tamarindos cerca (en línea con otro casi muerto). No lo entiendo. Fácilmente disponible o no, creo que sería más barato plantar algo que no tuviera que ser reemplazado cada pocos meses.

Esta es la última canción de Gloria. Lo prometo. No me encontrarás mañana cantando el salmo “Gl0ria [en excelcis deo]”, aunque estoy muy tentado. Pero lo probé con Moose y me rogó que parara. Probablemente sea igual de bueno. Si fuera demasiado lejos con eso, Storm Gloria podría regresar con un rayo final.

Haz clic en las imágenes del domingo y lunes. Se pueden doblar más.

.

Home and Homage / Hogar y Homenaje

La versión español está después de la versión inglés.

THE FEATURED PHOTO above and the first photo below are my homage to Fuengirola fashion in our bedroom. It’s what we have; I don’t know how long it will last. The rest of the photos are glimpses of our apartment as we continue to make changes. Still some pieces to move out of the living room, and more furniture to buy — like a new dining room table and chairs — and we’ll be done (until the next time the spirit moves us). We wouldn’t want it to look like we’ve lived in one place very long.

San Geraldo’s middle sister and her husband like to build their own homes. She used to say if it was time to paint, it was time to build a new house. We, on the other hand, would simply move.

.

LA FOTO DESTACADA de arriba y la primera foto de abajo son mi homenaje al estilo de Fuengirola en nuestra habitación. Es lo que tenemos; no sé cuánto durará. El resto de las fotos son vistazos de nuestro apartamento mientras continuamos haciendo cambios. Aún algunas piezas para salir de la sala de estar — y más muebles para comprar, como una nueva mesa y sillas de comedor, y terminaremos (hasta la próxima vez que el espíritu nos mueve). No querríamos que parecer que hemos vivido en un lugar por mucho tiempo.

A la hermana de San Geraldo y a su marido les gusta construir sus propias casas. Ella solía decir que si era hora de pintar, era hora de construir una nueva casa. Nosotros, por otro lado, simplemente nos mudaríamos.

The pillows, left to right: Made for me by My Mother the Dowager Duchess (DD) in 1978, made by the DD around 1970, the next two were made by San Geraldo, and the last by the DD around 1972. The Navajo rug at bottom was purchased at a gallery in Santa Fe, New Mexico. We don’t have a floor space long enough.
Las almohadas, de izquierda a derecha: hechas para mí por Mi Madre la Duquesa Viuda (DD) en 1978, hechas por DD alrededor de 1970, las siguientes dos fueron hechas por San Geraldo y la última por DD alrededor de 1972. La alfombra Navajo en la parte inferior fue comprado en una galería en Santa Fe, Nuevo México. No tenemos un espacio suficiente en el suelo.
Dudo inspects the new sofa pillows. He doesn’t approve, so the red ones will go to the charity shop after they’re replaced with a less vibrant red. (That’s just me.)
Dudo inspecciona las nuevas almohadas del sofá. No lo aprueba, por lo que los rojos irán a la tienda de caridad después de que sean reemplazados por un rojo menos vibrante. (Así soy yo.)

Mr. Green Jeans

La versión español está después de la versión inglés.

IT’S BEEN POINTED out to me that I haven’t shared photos of our terrace for quite some time. That’s because Mr. Green Jeans (aka San Geraldo) has been sleeping on the job — and he asked for the job — (Moose, pictured above, has no job) and hasn’t taken very good care of the plants this year. Admittedly, he IS writing two books and still has to take time off to make sure I’m well fed, but the poor plants have suffered. So, he recently started cleaning out some of the old and unhappy plants in preparation for the new. We’ve also been rearranging and are moving a couple more plants to the front hall. But, here’s the terrace in flux. The interior is in flux, too. New photos are on their way.

If you’re not familiar with Mr. Green Jeans, he was a regular character on “Captain Kangaroo,” a children’s television show from our childhoods (the show ran from 1955 until 1984).

Click the images to make the plants grow.

.

ME HAN RECORDADO que no he compartido fotos de nuestra terraza durante bastante tiempo. Esto se debe a que el Mr. Green Jeans (Sr. Jeans Verdes), también conocido como San Geraldo, ha estado durmiendo en el trabajo (y pidió el trabajo) — Moose, en la foto de arriba, no tiene trabajo — y no ha cuidado muy bien las plantas este año. Es cierto que está escribiendo dos libros y todavía tiene que tomarse un tiempo libre para asegurarse de que estoy bien alimentado, pero las plantas han sufrido. Entonces, recientemente comenzó a descartar algunas de las plantas viejas e infelices en preparación para las nuevas. También hemos estado reorganizando y trasladando unas plantas al vestíbulo. Pero, aquí está la terraza en flujo. El interior también está en flujo. Nuevas fotos están en camino.

Si no está familiarizado con Mr. Green Jeans, fue un personaje habitual en “Captain Kangaroo” (Capitán Canguro), un programa de televisión para niños de nuestra infancia (el programa se desarrolló desde 1955 hasta 1984).

Haz clic en las imágenes para hacer crecer las plantas.

.

And speaking of cactus:
Mesón Salvador’s annual Halloween dinner is Thursday. Given San Geraldo’s drawings of our terrace plants (click here), I think this should be his costume.

Y hablando de cactus:
La cena anual de Halloween de Mesón Salvador es el jueves. Teniendo en cuenta los dibujos de San Geraldo de nuestras plantas de terraza (haz clic aquí), creo que este debería ser su disfraz.

Drawing on Memories / Dibujos y Recuerdos

La versión español está después de la versión inglés.

I CONTINUE TO come across old sketchbooks I had forgotten about. I knew I had them because I made the decision to ship them to Spain eight years ago. And, when we moved from Sevilla to Fuengirola in 2013, I again organized my art supplies and sketchbooks. But, somehow, I didn’t remember they contained many of these drawings.

My sister Dale died in 1981 (click here). At that time, I was still carrying a sketchbook with me wherever I went. Here are a few drawings from the last time I visited her in South Yorkshire four months before she went into hospice care in Sheffield — a week after we were told there was nothing more to be done to stop the spread of the bone cancer. I was back again with my parents and The Kid Brother to be with her when she died.

This encourages me to carry my sketchbook wherever I go and draw whatever I see. I didn’t think much of these drawings at the time but I’m so grateful to have them now.

.

CONTINÚO ENCONTRADO VIEJOS cuadernos de dibujo que había olvidado. Sabía que los tenía porque tomé la decisión de enviarlos a España hace ocho años. Y, cuando nos mudamos de Sevilla a Fuengirola en 2013, nuevamente organicé mis materiales de arte y cuadernos de dibujo. Pero, de alguna manera, no recordaba que contenían muchos de estos dibujos.

Mi hermana Dale murió en 1981 (haz clic aquí). En ese momento, todavía llevaba un cuaderno de bocetos conmigo dondequiera que iba. Aquí hay algunos dibujos de la última vez que la visité en Yorkshire del Sur en Inglaterra cuatro meses antes de que ingresara en un centro de cuidados paliativos en Sheffield, una semana después de que nos informaron que no había nada más que hacer para detener la propagación del cáncer de huesos. Regresé nuevamente con mis padres y El Hermanito para estar con ella cuando ella muriera.

Esto me anima a llevar mi cuaderno de bocetos donde quiera que vaya y dibujar lo que vea. No pensé mucho en estos dibujos en ese momento, pero estoy muy agradecido de tenerlos ahora.

King’s Cross Station, London. About to depart for Doncaster.
Estación de King’s Cross, Londres. A punto de partir hacia Doncaster.
During my visit in November 1980. She woke up , so I stopped. I spent so much time watching her sleep, listening to her pained breathing.
Durante mi visita en noviembre de 1980. Se despertó, así que me detuve. Pasé tanto tiempo observándola dormir, escuchando su respiración dolorida.
The day after the funeral. Dale’s cat, Blackie. He was totally black… in case you were wondering. She was more creative with the naming of her budgerigar (parakeet), Sidney.
El día después del funeral. El gato de Dale, Blackie. Era totalmente negro … en caso de que te lo estuvieras preguntando. Ella fue más creativa con el nombre de su periquito, Sidney.
On the flight back to New York before heading home to Boston.
En el vuelo de regreso a Nueva York antes de dirigirse a casa en Boston.
Around 1960 with our first budgerigar (parakeet). He was named by our father and was called Oscar Dinglehoffer. When he died, we got a new parakeet called Oscar Dinglehoffer the Second.

Alrededor de 1960 con nuestro primer periquito. Nombrado por nuestro padre. Fue llamado Oscar Dinglehoffer. Cuando él murió, conseguimos un nuevo periquito llamado Oscar Dinglehoffer el Segundo.