Rug hooker / Enganchador de alfombra

La versión en español está después de la versión en inglés.

THERE’S A 1-PERCENT CHANCE OF rain from now until 7 this evening when it goes up to 2 percent before peaking at 5 percent during the wee hours. The sky is a vivid blue unbroken by a single cloud. I can’t look out to sea from inside the house without putting on my sunglasses.

My good mood lasted most of yesterday. So far, so good today — except for an “off” stomach keeping me close to home. It’s nothing to worry about. I was well enough to have left-over pizza before my breakfast of yogurt, peach slices, a clementine, and Special-K (the cereal, not the horse tranquilizer).

I called the rug shop yesterday. I had “words” with the owner, although I kept my cool. Apparently the rugs are on their way from Valencia (a six-hour drive). They were put on the truck yesterday afternoon and will be in the shop for pick-up “Monday… or Tuesday… or maybe Wednesday.” I said I found it odd that the day we ordered the rugs — 24 days ago — he told us they could be picked up in four days. Now that they’re done, it might take five days for them to get here. He didn’t get my point.

.

HAY UNA PROBABILIDAD DE 1 POR ciento de lluvia desde ahora hasta las 7 de esta tarde, cuando sube al 2 por ciento antes de alcanzar un máximo del 5 por ciento durante la madrugada. El cielo es de un azul vivo que no se ve interrumpido por una sola nube. No puedo mirar al mar desde el interior de la casa sin ponerme las gafas de sol.

Mi buen humor duró la mayor parte de ayer. Hasta ahora, todo va bien hoy, excepto por un estómago “mal” que me mantiene cerca de casa. No hay nada de qué preocuparse. Estaba lo suficientemente bien como para tener pizza sobrante esta mañana antes de mi desayuno de yogur, rodajas de melocotón, una clementina y Special-K (el cereal, no el tranquilizante para caballos).

Ayer llamé a la tienda de alfombras. Tuve “palabras” con el dueño, aunque mantuve la calma. Aparentemente, las alfombras están de camino desde Valencia (un viaje de seis horas). Los subieron a la camioneta ayer por la tarde y estarán en la tienda para recogerlos “el lunes … o el martes … o tal vez el miércoles”. Le dije que me pareció extraño que el día que pedimos las alfombras, hace 24 días, nos dijo que podían recogerlas en cuatro días. Ahora que ya terminaron, podrían tardar cinco días en llegar. No entendió mi punto.

NOTA:
En inglés, la palabra “hooker” puede significar enganchador/a o prostituto/a.

Hook in hand and weaving our rug. No wonder it’s taking so long.
Gancho en mano y tejiendo nuestra alfombra. No es de extrañar que esté tardando tanto.
• This tamarind was cut down to a stump last year. It’s now the happiest one in town. (And it will soon be trimmed to within an inch of its life.)
• Este tamarindo fue cortado a un tocón el año pasado. Ahora es el más feliz de la ciudad. (Y pronto se recortará a una pulgada de su vida útil).
Another one about to bite the dust (or the puddle).
Otro a punto de morder el polvo (o el charco).
The third-floor view of Wednesday’s sunset from the corner of our back hall.
La vista del tercer piso del atardecer del miércoles desde la esquina de nuestro pasillo trasero.
Caught it! Moose even surprised himself. He’s quick for a … Moose.
¡Cogido! Moose incluso se sorprendió a sí mismo. Es rápido para un … Moose.

Cinnamon for depression / Canela para la depresión

La versión en español está después de la versión en inglés.

BECAUSE WE HAVE A CORNER apartment, the only views we do not have are in northerly directions. The sun comes up over the Mediterranean Seas and shines on us all day (since this is the Costa del Sol [suncoast], it shines most days).

We see the sunset over the city and mountains. If I want a less obstructed view of the sunset, I can climb the stairs (or take the elevator) to the 11th floor. Last night, I didn’t bother, because it would have meant putting some clothes on, and I was quite comfortable in my underwear. Still, the views were fine and I got to visit with Dudo once I headed around the corner on the terrace.

Before sunset, Dudo and I hung out in the front hall where those northerly views can be seen. Our neighbours from England, Jean and Ray, who visit for months at a time a few times during the year, rushed home early at the start of lockdown in February, and haven’t been able to return. Their latest plan is to come back after the new year. Here’s hoping. Dudo misses them. Jean gives him treats and lets him explore their apartment.

Unbeknowst to us, Dudo used to visit by way of the terrace wall (click here to see what the little shit did) and peer in Jean and Ray’s bedroom window. The first thing he does when he’s out in the hall is peek under their door. Next he tries to see through the open brick of their laundry room.

Dudo often looks petite to us. Then he stretches and becomes what My Mother the Dowager Duchess would have called a long noodle. In the first photo, you can see the stretch. The bottom line of bricks begins at a height of 29 inches (74 cm).

I’m trying to get past what my wonderful friend Susan calls a “meh” mood. San Geraldo just served me a slice of apple cake (filled with cinnamon and spices). I’ve told him just the aroma of those spices is enough to improve my mood. Unfortunately, the uplift doesn’t last long. He might have to bake multiple cakes so I have enough to graze on throughout the day (and so the house always smells like cinnamon and other spices). I wonder if a bowl of fresh cinnamon sticks would do the trick. Nah, cake is required.

.

PORQUE TENEMOS UN PISO EN esquina en la playa, as únicas vistas que no tenemos están en dirección norte. El sol sale sobre los mares mediterráneos y nos brilla todo el día (ya que esta es la Costa del Sol, brilla la mayoría de los días).

Vemos el atardecer sobre la ciudad y las montañas. Si quiero una vista menos obstruida de la puesta de sol, puedo subir las escaleras (o tomar el ascensor) hasta el piso 11. Anoche no me molesté, porque hubiera significado ponerme algo de ropa y estaba bastante cómoda en ropa interior. Aún así, las vistas estaban bien y pude visitar a Dudo una vez que di la vuelta a la esquina de la terraza.

Antes de la puesta del sol, Dudo y yo pasamos el rato en el vestíbulo, donde se pueden ver esas vistas del norte. Nuestros vecinos de Inglaterra, Jean y Ray, que nos visitan durante meses a la vez en algunas ocasiones durante el año, se apresuraron a regresar a casa temprano al comienzo del cierre en febrero y no han podido regresar. Su último plan es volver después del año nuevo. Aquí está la esperanza. Dudo los extraña. Jean le da golosinas y le permite explorar su piso.

Sin que nosotros lo supiéramos, Dudo solía visitar a través de la pared de la terraza (haz clic aquí para ver qué hizo la mierdita) y mirar por la ventana del dormitorio de Jean y Ray. Lo primero que hace cuando está en el pasillo es mirar por debajo de la puerta. A continuación, intenta ver a través del ladrillo abierto de su cuarto de lavado.

Dudo a menudo nos parece pequeño. Luego se estira y se convierte en lo que Mi Madre la Duquesa Viuda hubiera llamado un fideo largo. En la primera foto, puedes ver el tramo. La línea inferior de ladrillos comienza a una altura de 74 cm (29 pulgadas).

Estoy tratando de superar lo que mi maravillosa amiga Susan llama un estado de ánimo “meh”. San Geraldo me acaba de servir un trozo de tarta de manzana (relleno de canela y especias). Le he dicho que solo el aroma de esas especias es suficiente para mejorar mi estado de ánimo. Desafortunadamente, la elevación no dura mucho. Es posible que tenga que hornear varios pasteles para que tenga suficiente para pastar durante el día (y así la casa siempre huele a canela y otras especias). Me pregunto si un tazón de ramitas de canela frescas serviría. No, se requiere pastel.

If you’re happy and you know it / Si estás feliz y lo sabes

La versión en español está después de la versíon en inglés.

I MENTIONED AT THE END of yesterday’s blog post that I was either going to explore some more or go to the beach. I didn’t do either. I had a sudden mood crash and took a very long siesta.

Today I met a new friend to give English lessons, which is also a great way for me to improve my Spanish. I thought we would spend an hour together. We spent 2-1/2. We could have gone on all day. What an absolute joy. And we’re meeting again Wednesday.

San Geraldo and I had a delightful lunch at home. I washed the dishes. And I crashed again. All I can do right now is go with the flow or maybe more appropriately, roll with the punches. Or as San Geraldo would say, “roll with the flow” and “go with the punches.” Either way, I get knocked down (but I’ll get up again).

To add to all the crap in the world currently getting me (and so many others) down, yesterday would have been my sister Dale’s 69th birthday. She died 39-1/2 years ago. Sometimes it still hurts.

Cristina recently taught 18-month old Maria the English song “If you’re happy and you know it (clap your hands).” I was a camper briefly during my childhood and I was a camp counselor for several years beginning when I was 15. I spent enough time singing that song to never want to hear it again. Or so I thought. But seeing the joy on Maria’s face when she heard the words brought the song new life for me. I hope she’ll perform it again when she’s back for a visit in October. Maybe I’m happy and I just don’t know it. Clap your hands and visit our terrace.

.

MENCIONÉ AL FINAL DE LA entrada de ayer que iba a explorar un poco más o ir a la playa. Yo tampoco lo hice. Tuve un repentino colapso de humor y tomé una siesta muy larga.

Hoy conocí a una nueva amiga para dar lecciones de inglés, lo que también es una excelente manera de mejorar mi español. Pensé que pasaríamos una hora juntos. Pasamos 2-1 / 2. Podríamos haber seguido todo el día. Qué alegría más absoluta. Y nos reuniremos de nuevo el miércoles.

San Geraldo y yo tuvimos un delicioso almuerzo en casa. Lave los platos. Y me estrellé de nuevo. Todo lo que puedo hacer ahora es seguir la corriente o tal vez más apropiadamente, rodar con los golpes. O como diría San Geraldo, “rodar con la corriente” y “ir con los golpes”. De cualquier manera, caigo noqueado (pero me vuelvo de levantar).

Para agregar a toda la basura del mundo que actualmente me está deprimiendo (y a muchos otros), ayer habría sido el cumpleaños número 69 de mi hermana Dale. Murió hace 39 años y medio. A veces todavía me duele.

Cristina le enseñó recientemente a María, de 18 meses, la canción en inglés “Si eres feliz y lo sabes (aplaude)”. Fui campista brevemente durante mi infancia y fui consejero de campamento durante varios años, comenzando cuando tenía 15 años. Pasé suficiente tiempo cantando esa canción como para no querer volver a escucharla nunca más. O eso pensé. Pero ver la alegría en el rostro de María cuando escuchó la letra me dio nueva vida a la canción. Espero que lo vuelva a interpretar cuando regrese de visita en octubre. Tal vez estoy feliz y simplemente no lo sé. Aplauda y visite nuestra terraza.

Dudo spotted a bug a half hour ago. I think he’s still out there.
Dudo detectó un error hace media hora. Creo que todavía está ahí fuera.
Like red velvet.
Como terciopelo rojo.
Clap your hands!
¡Aplaude!

.

Talking trash / Hablar basura

La versión en español está después de la versión en inglés.

I’VE HAD A LITTLE DIP in my mood these last couple of days. No good reason — except for covid-19; the deadly fires all along the west coast of the United States; that upcoming presidential election and the damage the current Asshole in Chief has done; too many summer people still in our building; the tragic situations in dozens of other countries; and just the general state of the world.

But, other than that, what is there to be sad, depressed, or anxious about? So, never mind. Let’s talk trash. Fuengirola trash. Our clean city and it’s underground dumpster system fascinate me and fill me with pride.

Besides, we had dinner Thursday with dear friends Tynan and Elena; Friday dinner was spent with friends from Madrid, Alfonso, Cristina, and Maria; morning coffee with them three days in a row. And all at our second home, Mesón Salvador, (food pictures to come).

Red flags are flying on the beach, which means no swimming. I plan to go for a negative-energy—burning walk on the paseo this afternoon, where I’ll mutter, swear, and talk trash to my heart’s content under my mask and mirrored sunglasses.

.

HE BAJADO UN POCO MI estado de ánimo estos últimos días. No hay una buena razón, a excepción del covid-19; los incendios mortales a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos; las próximas elecciones presidenciales y el daño que el actual imbécil en jefe le ha hecho; demasiada gente de verano todavía en nuestro edificio; las trágicas situaciones en decenas de otros países; y solo el estado general del mundo.

Pero, aparte de eso, ¿por qué estar triste, deprimido, o ansioso? Entonces, no importa. Hablemos basura. Basura Fuengirola. Nuestra ciudad limpia y su sistema de basurero subterráneo me fascina y me llena de orgullo.

Además, cenamos el jueves con los queridos amigos Tynan y Elena; la cena del viernes se pasó con los amigos de Madrid, Alfonso, Cristina, y María; café de la mañana con ellos tres días seguidos. Y todo en nuestra segunda casa, Mesón Salvador, (fotos de comida por venir).

Hay banderas rojas en la playa, lo que significa que no se puede nadar. Planeo dar un paseo ardiente por energías negativas en el paseo esta tarde, donde murmuraré, maldeciré y hablaré basura debajo de mi mascarilla y gafas de sol espejadas.

.

Local character and a local character.
Carácter local y un carácter local.

.

With sea buckthorn / Con espino marino

La versión en español está después de la versión en inglés.

I HAD THE GREATEST WALK Thursday afternoon and evening. I decided to go out for a random roam around town. I walked for three hours, more than 9 km (6 miles). And that doesn’t include the amount of walking I did through the several shops I stopped at along the way, including the ground floor of El Corte Ingles; Kiabi Pet Supplies; Akí — like Home Depot in the USA or B and Q in the UK; JYSK, Danish furniture and home furnishings; and Decathlon Sporting Goods, where I got myself some gym socks and a couple of pieces of pilates exercise equipment. I don’t do pilates, but I can still use the equipment.

I found new toys for the cats. I even stopped and made an appointment with the podiatrist to have the pep in my step, or maybe it’s the dip in my hip, evaluated (click here). I returned home feeling great, elated, energised. Happy. San Geraldo cooked another delicious and healthy dinner, with toad skin melon and Claudia (greengage) plums for dessert. I knew I would sleep well.

I was wrong. I slept fitfully. My mood, though, was fine Friday morning although I didn’t go for another walk; I figured I would work out in the afternoon. But then I crashed before lunch. I never left the house. I spent four hours in bed, sleeping for only one of those hours.

At 7:00 in the evening I felt suddenly revitalised. I played with the cats. I made up another batch of Anne Marie’s balls (click here). While I “cooked” Dudo again sat outside the kitchen door staring incredulously at me. Moose had decided to nap. I finally gave Dudo one of the new chewy fish-shaped, duck-flavored (with sea buckthorn) treats I had purchased. That woke Moose up, but it didn’t turn him on, so Dudo got two. I was going to make up another batch of Susan’s overnight oats (click here), but that would require me to go to the market for more yogurt.

Oh, and just now, I shook out a couple of Liquorice Allsorts from a small bag I picked up the other day. Only I opened the wrong bag and shook out several fish-shaped, duck-flavored (with sea buckthorn) cat treats. They made it almost to my lips before I realized my mistake.

I looked up sea buckthorn. It’s thought by some to have a variety of health benefits, including fighting depression. Still, I’ll save the treats for Dudo.

One more thing: Sea Buckthorn in Spanish is Espino Marino. The beginnings of a drag name, I think, or maybe a lounge act.

And still another thing (so I lied): Licorice Allsorts burps are not pleasant.

.

TUVE LA MEJOR CAMINATA EL jueves por la tarde. Decidí salir a dar una vuelta por la ciudad. Caminé durante tres horas, más de 9 km (6 millas). Y eso no incluye la cantidad de caminata que hice por las varias tiendas en las que me detuve en el camino, incluida la planta baja de El Corte Inglés; Suministros para mascotas Kiabi; Akí, como Home Depot en los EE. UU. O B and Q en el Reino Unido; JYSK, muebles daneses y artículos para el hogar; y Decathlon Tienda de Deportes, donde me compré unos calcetines de gimnasia y un par de aparatos de pilates. No hago pilates, pero aún puedo usar el equipo.

Encontré juguetes nuevos para los gatos. Incluso me detuve e hice una cita con el podólogo para que me evaluaran los ánimos en mi paso, o tal vez es la caída en mi cadera, (haz clic aquí). Regresé a casa sintiéndome genial, eufórico y lleno de energía. Contento. San Geraldo preparó otra deliciosa y saludable cena, con melón piel de sapo y ciruelas Claudia (greengage) de postre. Sabía que dormiría bien.

Estaba equivocado. Dormí irregularmente. Sin embargo, mi estado de ánimo estaba bien el viernes por la mañana, aunque no salí a caminar más; Pensé que haría ejercicio por la tarde. Y luego me estrellé antes del almuerzo. Nunca salí de casa. Pasé cuatro horas en la cama, durmiendo solo una de esas horas.

A las 7:00 de la tarde me sentí revitalizado de repente. Jugué con los gatos. Hice otro lote de bolas de Anne Marie (haz clic aquí). Mientras yo “cocinaba”, Dudo se sentó de nuevo fuera de la puerta de la cocina mirándome con incredulidad. Moose había decidido tomar una siesta. Finalmente le di a Dudo una de las nuevas golosinas masticables con forma de pescado y sabor a pato (con espino amarillo) que compré. Eso despertó a Moose, pero no lo excitó, así que Dudo consiguió dos. Iba a preparar otro lote de avena nocturna de Susan (haz clic aquí), pero eso me obligaría a ir al mercado por más yogur.

Ah, y justo ahora, saqué un par de surtidos de regaliz de una pequeña bolsa que recogí el otro día. Solo abrí la bolsa equivocada y saqué varias golosinas para gatos con forma de pescado y sabor a pato (con espino amarillo). Casi llegaron a mis labios antes de que me diera cuenta de mi error.

Miré hacia el espino amarillo. Algunos creen que tiene una variedad de beneficios para la salud, incluida la lucha contra la depresión. Aún así, guardaré las golosinas para Dudo.

Una cosa más: Los eructos de regaliz no son agradables.

The agaves are almost dead (well new ones have started) and the flowers are long gone.
Los agaves están casi muertos (bueno, han comenzado nuevos) y las flores se han ido.
A common look of homes in Fuengirola.
Un aspecto común de las viviendas en Fuengirola.
El Corte Inglés. The ground and upper floors are the department store itself. Basement level is Hipercor, a hyped up supermarket, discount department store, appliances, computing, furniture. You name it.
El Corte Inglés. Las plantas baja y superior son los grandes almacenes. El nivel del sótano es Hipercor, un supermercado exagerado, grandes almacenes de descuento, electrodomésticos, informática, muebles. Tu dilo.
Dudo breaks in a new pad. I put these in the bottom of their hammocks.
Dudo rompe en una nueva almohadilla. Los pongo en el fondo de sus hamacas.
Slightly higher end fuzzy toys are of passing interest.
Los juguetes peludos de gama más alta son de interés pasajero.
But the cheap faux fur mouse is still the best. And Dudo loves to share it with me.
Pero el ratón barato de piel sintética sigue siendo el mejor. Y a Dudo le encanta compartirlo conmigo.
I’m holding this one back for now. Don’t tell the cats.
Estoy reteniendo este por ahora. No se lo digas a los gatos.
Yes, Dudo. Even though I’m not washing dishes, I’m still allowed to be in here by myself.
Sí, Dudo. Aunque no estoy lavando platos, todavía se me permite estar aquí solo.