J is for Junebug / J es para Junebug

La versión en español está después de la versión en inglés.

YESTERDAY, IN THE ABRIDGED VERSION of my convoluted phone conversation with The Kid Brother, I explained how I determined that a card from Jacksonville, Florida, was from Jennifer (click here). Well, Jennifer wrote and said she’s from South Carolina. JanieJunebug (click here) wrote and said the card was from her. So, mystery solved and now I can’t wait to tell The Kid Brother about JanieJunebug and my confusion; he’s never confused. Janie, I’m sending you a safe cyberhug! And I’m sorry Jacksonville has a crappy football team.

It rained all night and is still raining as I write. A chilly 13C (55F) when I woke up at 8 this morning and it felt like 11 (52F) (that’s not my opinion, that’s The Weather Channel). Brrr. San Geraldo was already sitting in his office in a sweatshirt with the hood up. He had the space heater going. He asked me to come look at some old photos he had received. I nearly had heatstroke. Even Dudo left.

San Geraldo made a new (to us) dish for dinner last night. Chickpea stew from Delish.com. It was delish! (Note to Jesica: Delish is not a real English word; it’s short for delicious.) We had apple cake for dessert. This morning, I had my gourmet overnight oats and we had apple cake with our coffee/tea — because San Geraldo said we deserved it. I never argue. Well, hardly ever. OK, often. But always for a good reason. Except when I don’t have one.

.

AYER, EN LA VERSIÓN RESUMIDA de mi enrevesada conversación telefónica con El Hermanito, le expliqué cómo determiné que una tarjeta de Jacksonville, Florida, era de Jennifer (haz clic aquí). Bueno, Jennifer escribió y dijo que es de Carolina del Sur. JanieJunebug (haz clic aquí) escribió y dijo que la tarjeta era de ella. Entonces, misterio resuelto y ahora no puedo esperar para contarle a El Hermanito sobre JanieJunebug y mi confusión; él nunca está confundido. Janie, ¡te estoy enviando un abrazo cibernético seguro! Y lamento que Jacksonville tenga un equipo de fútbol de mierda.

Llovió toda la noche y sigue lloviendo mientras escribo. Un frío 13C (55F) cuando me desperté a las 8 esta mañana y me sentí como 11 (52) (esa no es mi opinión, es The Weather Channel). Brrr. San Geraldo ya estaba sentado en su oficina con una sudadera con la capucha levantada. Tenía encendido el calefactor. Me pidió que fuera a ver algunas fotos antiguas que había recibido. Casi tengo un golpe de calor. Incluso Dudo se fue.

San Geraldo preparó un plato nuevo (para nosotros) para la cena anoche. Guiso de garbanzos de Delish.com. ¡Fue delish! (Nota: Delish no es una palabra en inglés real; es la abreviatura de delicious). Tomamos tarta de manzana de postre. Esta mañana, comí mi avena gourmet durante la noche y comimos tarta de manzana con nuestro café / té, porque San Geraldo dijo que lo merecíamos. Yo nunca discuto. Bueno, casi nunca. OK, a menudo. Pero siempre por una buena razón. Excepto cuando no tengo uno.

SG omitted the anchovy and parsley.
SG omitió la anchoa y el perejil.
Wednesday sunrise.
Miércoles amanecer.
Thursday sunrise.
Jueves amanecer.
Some surfers arrived a couple of hours after sunrise.
Algunos surfistas llegaron unos horas después del amanecer.

A shot in the arm / Un tiro en el brazo

La versión en español está después de la versión en inglés.

SAN GERALDO AND I DROVE the five minutes to the fairgrounds yesterday evening for our flu shots (click here). Since there was no market at that time, we knew the parking lot would be completely empty. Besides, San Geraldo didn’t want to walk 20 minutes there and then 20 minutes back in the autumn chill. The temperature had already dropped to a damp, bone-chilling, if you were to ask him, 64F (18C), with a 2 percent chance of rain. SG’s appointment was at 6:02 p.m. (18:02) and mine at 6:06 (18:06). We were home at 6:11 (18:11). No fustercluck.

I noted from our terrace Wednesday morning the arrival of an enormous crane at the soon-to-be-former Plaza San Rafael (click here). A crane big enough to hoist the statue from its sky-high pedestal. San Geraldo can see the plaza from his office windows. So, I told him to keep a lookout because I wanted to be sure to get photos of the process. We finally sat down for lunch. An hour later I checked the plaza; the statue was gone. I ran down in hopes of seeing the statue get hauled away. No such luck. It was standing alone, still streaked with seagull poop. There was a giant circle-saw blade way up high, aimed (but idle) at the column itself. The statue is wrapped in plastic this morning. The saw is at work on the column. Every time I get my camera out, the saw takes a break.

I’ve become a bit daring in the kitchen. I adapted Susan’s overnight oats recipe (click here) and added chia seeds to thicken it. When I served it up in the morning, I added a Clementine orange and a tin (sorry) of peaches, pistachios, almonds, and Kellogs Extra (original). Just call me Julia, as in Child. OK, maybe just call me Child — as in child.

.

SAN GERALDO Y YO CONDUCIMOS los cinco minutos hasta el recinto ferial ayer por la noche para nuestras vacunas contra la gripe (haz clic aquí). Como no había mercado en ese momento, sabíamos que el estacionamiento estaría completamente vacío. Además, San Geraldo no quería caminar 20 minutos allí y luego 20 minutos de regreso en el frío otoñal. La temperatura ya había bajado a un nivel húmedo y escalofriante si le preguntara a SG, 64F (18C), con 2 por ciento de probabilidad de lluvia. La cita de SG fue a las 6:02 p.m. (18:02) y el mío a las 6:06 (18:06). Estábamos en casa a las 6:11 (18:11). No fustercluck.

Noté desde nuestra terraza el miércoles por la mañana la llegada de una enorme grúa a la que pronto será la antigua Plaza San Rafael (haz clic aquí). Una grúa lo suficientemente grande como para levantar la estatua de su pedestal altísimo. San Geraldo puede ver la plaza desde las ventanas de su oficina. Entonces, le dije que estuviera atento porque quería asegurarme de obtener fotos del proceso. Finalmente nos sentamos a almorzar. Una hora después revisé la plaza; la estatua se había ido. Corrí con la esperanza de ver que se llevaban la estatua. No tuve tanta suerte. Estaba parado solo, todavía surcado de excremento de gaviota. Había una hoja de sierra circular gigante en lo alto, apuntada (pero inactiva) a la columna misma. La estatua está envuelta en plástico esta mañana. La sierra está trabajando en la columna. Cada vez que saco la cámara, la sierra se detiene.

Me he vuelto un poco atrevida en la cocina. Adapté la receta de avena nocturna de Susan (haz clic aquí) y agregué semillas de chía para espesarla. Cuando lo serví por la mañana, agregué una naranja Clementine y una lata (lo siento) de melocotónes, pistachos, almendras, y Kellogs Extra (original). Llámame Julia, como en Child. Bien, tal vez solo llámame Child (como en Niño). [Julia Child era una famosa chef en los Estados Unidos.]

Where the bodies dumpsters were buried.
Donde fueron enterrados los cuerpos contenedores de basura.

Tastes like more(ish) / Sabe a más

La versión en español está después de la versión en inglés.

SAN GERALDO EARNED ANOTHER PAIR of Saint stripes (or is that another ring for his halo?) yesterday afternoon. He made Moorish chicken and nut pie, one of my favourite recipes from the cookbook The New Spanish Table. It’s a lot of work and, in my opinion, worth every minute. Of course, all I did was wash up after the chef.

The first time SG prepared this dish was less than two months after we returned to Irvine, California, from our three-week visit to Sevilla and Málaga in early 2011 to decide where we might live. I’ve updated that original blog post to include the Spanish translation; click here if you’re interested. It was written the day we drove to the Spanish consulate in Los Angeles to apply for residency. Three months later, we arrived in Málaga before quickly heading up to Sevilla. What memories. So much has happened in less than 10 years.

.

SAN GERALDO GANÓ OTRO PAR de rayas de santo (¿o es ese otro anillo para su halo?) ayer por la tarde. Hizo empanada murciana de pollo y nueces, una de mis recetas favoritas del libro de cocina The New Spanish Table. Es mucho trabajo y, en mi opinión, cada minuto vale la pena. Por supuesto, todo lo que hice fue lavarme después del chef. 

La primera vez que SG preparó este plato fue menos de dos meses después de que regresáramos a Irvine, California, de nuestra visita de tres semanas a Sevilla y Málaga a principios de 2011 para decidir dónde podríamos vivir. Actualicé esa publicación de blog original para incluir la traducción al español; haz clic aquí si está interesado. Fue escrito el día que conducimos al consulado español en Los Ángeles para solicitar la residencia. Tres meses después, llegamos a Málaga antes de dirigirnos rápidamente a Sevilla. Qué recuerdos. Han pasado tantas cosas en menos de 10 años.

We forgot to buy a new basting brush. San Geraldo apologizes for the poor quality of the baste. It tasted just fine.
Olvidamos comprar un nuevo cepillo para hilvanar. San Geraldo se disculpa por la mala calidad del hilvanado. Sabía muy bien.

Mitch in Kitchen / Mitch en Cocina

La versión en español está después de la versión en inglés.

IT’S CALLED THE FIT CHOCOLATE Protein Muffin and it’s from Nutriandfitness in Buenos Aires, Argentina. According to the recipe, only two ingredients are required: protein powder and egg. It says to add sweetener to taste. In my book, that’s three ingredients. But if you read further, you’ll find that it’s one scoop of protein, one egg and one egg white — and sweeten to taste. I don’t know about you, but I’m up to four ingredients. However, the recipe looked so simple and healthy that I thought I’d give it a try.

Per the instructions, I stirred up the egg and the egg white for 30 seconds. (Yes, I actually know how to separate eggs and I do so quite artfully.) Then I slowly added the protein powder, stirring for a minute. It was lumpy but I did what I could. Chocolate protein powder was recommended. I have cocoa. And although my protein powder is not brown, I figured the flavour would be fine. Once it was all mixed together, I put it in the microwave for a minute.

As you can see from the photos, it didn’t look anything like the sample, nor did it look like anything anyone would eat. I tried it. It was like chewing a 100-year-old gummy bear, only worse and with less flavour. I tossed it. I have no idea what I could have possibly done wrong, but I figure it has to be me and not the recipe.

Buenos Aires is in the Southern Hemisphere. Maybe I was supposed to stir in the opposite direction.

.

SE LLAMA MUFFIN PROTEICO DE Chocolate Fit y es de Nutriandfitness en Buenos Aires, Argentina. Según la receta, solo se requieren dos ingredientes: proteína en polvo y huevo. Dice agregar edulcorante al gusto. En mi libro, son tres ingredientes. Pero si sigue leyendo, encontrará que es una cucharada de proteína, un huevo y una clara, y que se endulza al gusto. No sé vosotros, pero yo tengo cuatro ingredientes. Sin embargo, la receta se veía tan simple y saludable que pensé en probarla.

Según las instrucciones, revolví el huevo y la clara durante 30 segundos. (Sí, en realidad sé cómo separar los huevos y lo hago con bastante habilidad.) Luego agregué lentamente la proteína en polvo, revolviendo durante un minuto. Tenía bultos, pero hice lo que pude. Se recomendó polvo de proteína de chocolate. Yo tengo cacao. Y aunque mi proteína en polvo no es marrón, pensé que el sabor estaría bien. Entonces, una vez que estuvo todo mezclado, lo puse en el microondas por un minuto.

Como puede ver en las fotos, no se parecía en nada a la muestra, ni se parecía a nada que alguien pudiera comer. Lo intenté. Era como masticar un osito de goma de 100 años, solo que peor y con menos sabor. Lo tiré. No tengo ni idea de qué podría haber hecho mal, pero supongo que tengo que ser yo y no la receta.

Buenos Aires está en el hemisferio sur. Quizás se suponía que debía moverme en la dirección opuesta.

Someone with style / Alguien con estilo

La versión en español está después de la versión en inglés.

FIRST, FOR THOSE OF YOU interested, here again are the two recipes for San Geraldo’s chocolate cake and chocolate butter cream frosting. As you can tell by the list of ingredients, it’s fat-, sugar-, gluten-, and calorie-free, and totally organic (and I lie like a rug).

I met Kathleen, Pedro, my pal Luke, and Luke’s brother Beckett at the beach across the street from our building yesterday. Beckett has gotten used to his family time and doesn’t quite know what to make of others. He was playing happily in the sand when I arrived, took one look at me — in my mask, sunglasses, and cap — and burst out crying. He settled back down quickly, but whenever he looked my way his expression was one of suspicion.

Luke was wearing his brand new surfer wear and, of course, looked really cool. Pedro was wearing a pair of 10-year-old trunks that should never have been purchased in the first place. At one point, when Pedro walked down to the shore to demonstrate his Fuengirola fashion sense, Luke raced to catch up and began to imitate him. Pedro had no idea. But now it’s time for those trunks to go to the charity shop.

After the beach, San Geraldo (who had stayed home) packed up half of the remaining chocolate cake for them to take home. Luke was the only one to have some in the evening. He said: “This is super good, Mama. The goodest part is the brown part!”

.

PRIMERO, PARA AQUELLOS DE VOSOTROS interesados, aquí están las dos recetas para el pastel de chocolate de San Geraldo y el glaseado de crema de mantequilla de chocolate. Como puede ver en la lista de ingredientes, no contiene grasa, azúcar, gluten ni calorías, y es totalmente orgánico (y miento).

Ayer conocí a Kathleen, Pedro, mi amigo Luke, y Beckett, el hermano de Luke, en la playa al otro lado de la calle de nuestro edificio. Beckett se ha acostumbrado al tiempo de su familia y no sabe qué hacer con los demás. Estaba jugando alegremente en la arena cuando llegué, me echó un vistazo — con mi máscara, gafas de sol y gorra — y se echó a llorar. Se acomodó rápidamente, pero cada vez que miraba en mi dirección su expresión era sospechosa.

Luke llevaba su nueva ropa de surfista y, por supuesto, se veía realmente genial. Pedro llevaba bañadores de 10 años que nunca deberían haberse comprado en primer lugar. En un momento, cuando Pedro caminó hacia la orilla para demostrar su sentido de la moda de Fuengirola, Luke corrió para alcanzarlo y comenzó a imitarlo. Pedro no tenía idea. Pero ahora es el momento de que esos bañadores vayan a la tienda de caridad.

Después de la playa, San Geraldo (que se había quedado en casa) empacó la mitad de la tarta de chocolate restante para que se lo llevaran a casa. Luke fue el único en tomar algo por la noche. Él dijo: “Esto es súper bueno, mamá. ¡La parte más mejor es la parte marrón!”

The handwritten notation is for 1-1/2 recipes (if two layers aren’t enough).
La notación escrita a mano es para recetas de 1-1 / 2 (si dos capas no son suficientes).
Two kids, and a guy in a diaper — and a man bun. Everything Kathleen ever wished for. Well, at least it’s a hot guy in a diaper — and a man bun.
Dos niños y un tipo con una coleta, en un pañal. Todo lo que Kathleen deseó. (Bueno, al menos es un tipo guapo con una coleta — en un pañal.