More than a mouthful / Más que un bocado

La versión en español está después de la versión en inglés.

THIS MORNING WE FINISHED THE first of our three most recent loaves of chocolate chip banana bread. As you can see, what remained was one forkful, bite-sized — if your mouth is the size of a cereal bowl. We had a piece larger than that last night after dinner, when San Geraldo suggested we simply finish it off. I was the voice of reason (and popped a couple of chocolate truffles into my mouth while I washed dishes).

The weather has changed and we’re, supposedly, in for some rain in the next days. The surf quickly went from calm to crazy. I didn’t go walking yesterday. I will not go walking today. I’ve even stuffed cushioned insoles into my slippers. But I’ve included a couple more photos from my walk Thursday. Today I’m going to do whatever workout I can pull together at home.

I mentioned yesterday when I shared that beautiful red hibiscus that I was worried the buds on the other plants would drop. Well, I went out on the terrace this morning to find one. The plants look healthy and happy. I work at the bugs regularly and seem to have won the most recent battles. I’ve read that hibiscuses will drop buds if they get too much water. Ours do not. I’ve read that hibiscuses will drop buds if they get too dry and droop before watering. Ours do not. I’ve been told hibiscuses like good air circulation. That’s a problem. Our glass curtain is usually only open slightly. I’m close to giving up. At least I still have that dark chocolate bar with orange bits (well, half of it).

.

ESTA MAÑANA TERMINAMOS LA PRIMERA de nuestras tres hogazas más recientes de pan de plátano con chispas de chocolate. Como puede ver, lo que quedó fue un bocado del tamaño de un bocado, si su boca es del tamaño de un tazón de cereal. Tuvimos un trozo más grande que ese anoche después de la cena, cuando San Geraldo sugirió que simplemente lo termináramos. Yo era la voz de la razón (y me metí un par de trufas de chocolate en la boca mientras lavaba los platos).

El clima ha cambiado y, supuestamente, nos espera algo de lluvia en los próximos días. El oleaje pasó rápidamente de la calma a la locura. Ayer no salí a caminar. Hoy no voy a caminar. Incluso he metido plantillas acolchadas en mis pantuflas. Pero he incluido un par de fotos más de mi caminata del jueves. Hoy voy a hacer cualquier ejercicio que pueda hacer en casa.

Ayer, cuando compartí ese hermoso hibisco rojo, mencioné que me preocupaba que se cayeran los cogollos de las otras plantas. Bueno, salí a la terraza esta mañana a buscar uno. Las plantas se ven sanas y felices. Trabajo en los bichos con regularidad y parece que he ganado las batallas más recientes. He leído que a los hibiscos se les caen los cogollos si reciben demasiada agua. Los nuestros no. He leído que a los hibiscos se les caen los cogollos si se secan demasiado y se caen antes de regar. Los nuestros no. Me han dicho que a los hibiscos les gusta la buena circulación de aire. Eso es un problema. Nuestra cortina de vidrio suele estar solo ligeramente abierta. Estoy cerca de rendirme. Al menos todavía tengo esa barra de chocolate negro con trocitos de naranja (bueno, la mitad).

• How much can YOUR mouth handle?
• ¿Cuánto puede soportar TU boca?
NOTE TO JESICA: SHOPPING… Two “Ps”.
NOTA PARA JESICA: SHOPPING … Dos “P”.
• A lush terrace atop an “everything half-price” vape shop. I imagine the shop is soon to close.
• Una terraza exuberante en lo alto de una tienda de vapeo de “todo a mitad de precio”. Imagino que la tienda pronto estará a punto de cerrar.
• Friday evening.
• El viernes por la tarde.
• Saturday morning.
• Sábado por la mañana.