Lockdown Day 74: One Man’s Ceiling / Encierro Día 74: El Techo de un Hombre

La versión español está después de la versión inglés.

I MENTIONED RECENTLY THAT THE apartment above is being renovated. I think we may be almost finished with the demolition. It’s been unpleasant, to say the least. The work (noise) starts every weekday around 8 and ends around 4. I suppose we should be grateful they don’t work late and they don’t work weekends.

I’ve run out of the bathroom a few times when I’ve heard ceramic tile crashing above my head. I have no confidence their floor and our ceiling can withstand the strain.

We’re especially grateful we can at least go out for coffee and escape the noise for an hour or more. We’ve been going to El Jazzy Bar this week, a cafe and tapas restaurant alongside the Roman Ruins park (click here). That, at least, has been a pleasure. And our friend Tynan has at times met us there. Today’s photos should give you an idea of our daily idyl.

LAST NIGHT WASN’T ONLY THE best night’s sleep I’ve had in a long time, it was the BEST night’s sleep. I may have even come close to sleeping eight consecutive hours. Blissfully! I had a smile on my face when I got out of bed. A smile!

But the drilling has just begun right above my head again (I’m in my office). They’re turning the water off in two hours. So, I’m off to the showers. And then I’ll be all Jazzy.

.

RECIENTEMENTE MENCIONÉ QUE EL PISO de arriba está siendo renovado. Creo que casi hemos terminado con la demolición. Ha sido desagradable, por decir lo menos. El trabajo (ruido) comienza alrededor de las 8 y termina alrededor de las 4. Supongo que deberíamos estar agradecidos de que no trabajen tarde y que no trabajen los fines de semana.

Me he quedado sin baño varias veces cuando escuché que las baldosas de cerámica se estrellaban sobre mi cabeza. No tengo confianza en su piso y nuestro techo puede soportar la tensión.

Estamos especialmente agradecidos de que al menos podamos salir a tomar un café y escapar del ruido durante una hora o más. Hemos estado yendo esta semana a El Jazzy Bar, una cafetería y restaurante de tapas junto al parque de las Ruinas Romanas (haz clic aquí). Eso, al menos, ha sido un placer. Y nuestro amigo Tynan a veces nos encontró allí. Las fotos deberían darle una idea de nuestro idilio diario.

ANOCHE NO FUE SOLO LA mejor noche de sueño que he tenido en mucho tiempo, fue LA MEJOR noche de sueño. Incluso podría haber estado cerca de dormir ocho horas consecutivas. ¡Felizmente! Tenía una sonrisa en mi rostro cuando salí de la cama. ¡Una sonrisa!

Pero la perforación acaba de comenzar justo por encima de mi cabeza nuevamente (estoy en mi oficina). Están cerrando el agua en dos horas. Entonces, me voy a las duchas. Y luego seré todo Jazzy.

.

.

Ay, There’s the Rub / De Eso Se Trata

AS HAMLET SAID, “To sleep, perchance to dream.” The sleep he was referring to was the sleep of death, but this is my own take. I’ve never been the greatest sleeper around. It’s a rare night that allows me three consecutive hours of sound sleep, although I do manage most nights to total up enough hours to get by. Unfortunately, I haven’t had a decent night in a few weeks. I rub my post-surgery eye in my sleep, which wakes me up (and adds to recovery time). My sciatica, which was barely a whimper before my surgery, has reared its ugly head (hip?) since I’ve been unable to do the workouts that seemed to be helping. On the best of nights, the last few hours in the morning have been achey (and wakey).

Even when I do sleep, I’m constantly on the move (that’s why it’s called Moving with Mitchell). I sleep on my side with four pillows — two under my head, one between my knees (to stabilize the hip), and another to hug. One or another ends up on the floor a few times during the night. I wake up at least once every night with my head next to the pillows instead of on them.

I sleep with a top sheet. I get it caught in my arms and twisted around my legs. I swing my arms and knock the lamp off the night table.

And then there’s the constant problem of my over-active brain. “Shut up!” I tell it but it doesn’t listen. I wish I had a switch. As you can imagine, I’m not the best of sleeping partners. Then again, neither is San Geraldo — but that’s another story.

Oh, to be our cats. Yes, they take catnaps and seem to be ever-vigilant. But they can sleep (or lounge) for hours at a time.

.

COMO DIJO HAMLET: “Dormir, tal vez soñar”. El sueño al que se refería era el sueño de la muerte, pero lo entiendo. Nunca he tenido el mejor sueño. Es una noche rara que me permite tres horas consecutivas de sueño profundo, aunque lo hago casi todas las noches para acumular suficientes horas para pasar. Desafortunadamente, no he tenido una noche decente en unas pocas semanas. Froto mi ojo después de la cirugía mientras duermo, lo que me despierta (y aumenta el tiempo de recuperación). Mi ciática, que apenas era un gemido antes de mi cirugía, ha levantado su fea cabeza (¿cadera?) ya que no he podido hacer los entrenamientos que parecían estar ayudando. En la mejor de las noches, las últimas horas de la mañana han sido dolorosas (y de mal gusto).

Incluso cuando duermo, estoy constantemente en movimiento (es por eso que se llama Moviéndose con Mitchell). Duermo de lado con cuatro almohadas, dos debajo de la cabeza, una entre las rodillas (para estabilizar la cadera), y otra para abrazar. Uno u otro termina en el suelo varias veces durante la noche. Me despierto al menos una vez cada noche con la cabeza al lado de las almohadas en lugar de sobre ellas.

Duermo con una sábana encimera. Lo atrapo en mis brazos y retorcidos alrededor de mis piernas. Balanceo los brazos y apago la lámpara de la mesita de noche.

Y luego está el problema constante de mi cerebro hiperactivo. “¡Cállate!” lo digo pero no escucha. Desearía tener un interruptor. Como puedes imaginar, no soy la mejor pareja para dormir. Por otra parte, tampoco lo es San Geraldo, pero esa es otra historia.

Oh, ¡para ser nuestros gatos! Sí, toman siestas y parecen estar siempre vigilantes. Pero pueden dormir (o descansar) durante horas a la vez.

Dudo.
Moose.
And the bed, the morning after moving with Mitchell.
Y la cama, la mañana después de moviéndose con Mitchell