Lockdown Day 43: Losing Ones Marbles / Encierro Día 43: Perder Las Canicas

La versión español está después de la versión inglés.

OUR BUILDING IS TIRED. I suppose I’m dwelling on that fact because this is my 43rd day of seeing not much more than its interior. It was built, badly, in 1973 about 10 years after Franco’s Spain had opened up to tourism thanks to an agreement with the United States. I will not provide any political commentary about that agreement. To meet the immediate demand, the government apparently created poor-quality but beautifully located tourist destinations like ours, which had been primarily a quiet fishing village until the 1960s.

My parents’ co-op in Brooklyn, New York, was built in 1964. Corners were cut, quality was poor, and officials were bribed. So, no need for an international incident.

Our building here, like many others, was slapped up in a hurry. Interior walls are the width of one brick covered in stucco. Improvements have been made over the years, but not enough. A few of the apartments are solely holiday rentals. Others are holiday rentals part of the year and then used by the owners during peak season and national holidays. Most apartments sit vacant except for rare visits. Perhaps 5 of the 45 apartments are occupied year-round. So, many of the owners don’t really care what the building looks like. Some of the apartments have been renovated and are quite elegant. Even the smaller terraces are larger than the norm around town, and everyone has breathtaking views of the Mediterranean Sea.

Marble is a common building material here. Often, the stone is called marble when it’s really granite. The original apartments had red marble floors. The lobby is a collection of stone: Floors are brown, walls are beige, risers on stairs are the red of the apartment floors, and the stairs themselves are a beige marble filled with fossils.

Any stone alone might be interesting. All together, they don’t do much for me. And they could use a good washing and restoration. The fossil-filled stairs (which are fascinating), in combination with yellow textured-stucco walls, brick landings, and red risers, just look dirty.

I don’t know specifically what each material is called but I’ve been told most of it came right out of the Mediterranean Sea, and the marine life captured in it apparently lived from 65 to 435 million years ago. I suppose that’s something.

Yesterday, I walked up to the 11th floor and back down again. Click the stairway images for a glimpse of the ancient world. And, by the way, I love it here.

SOME NEWS:
Children under the age of 14 are allowed out of their homes beginning today for accompanied walks. It’s not much, but it’s a start. And, if all continues to go well, as of 2 May, those of us over the age of 14 will be allowed to go out for walks and exercise, and maybe even together!

.

NUESTRO EDIFICIO ESTÁ CANSADO. SUPONGO que estoy pensando en ese hecho porque este es mi 43º día sin ver mucho más que su interior. Fue construido, mal, en 1973, unos 10 años después de que la España de Franco se abriera al turismo gracias a un acuerdo con los Estados Unidos. No proporcionaré ningún comentario político sobre ese acuerdo. Sin embargo, para satisfacer la demanda inmediata, el gobierno aparentemente creó destinos turísticos de mala calidad pero hermosamente ubicados como el nuestro, que había sido principalmente un tranquilo pueblo de pescadores hasta la década de 1960.

La cooperativa de mis padres en Brooklyn, Nueva York, se construyó en 1964. Se cortaron las esquinas, la calidad era deficiente, y se sobornó a los funcionarios. Entonces, no hay necesidad de un incidente internacional.

Nuestro edificio, como muchos otros, fue abatido a toda prisa. Las paredes interiores son del ancho de un ladrillo cubierto de estuco. Se han realizado mejoras a lo largo de los años, pero no lo suficiente. Algunos de los pisos son únicamente alquileres de vacaciones. Otros son alquileres de vacaciones parte del año y luego son utilizados por los propietarios durante la temporada alta y feriados nacionales. La mayoría de los pisos están vacíos, excepto por visitas poco frecuentes. Quizás 5 de los 45 pisos están ocupados durante todo el año. Entonces, a muchos de los propietarios no les importa cómo se ve el edificio. Algunos de los pisos han sido renovados y son bastante elegantes. Incluso las terrazas más pequeñas son más grandes que la norma en la ciudad, y todos tienen impresionantes vistas del mar Mediterráneo.

El mármol (y el granito) es un material de construcción común aquí. Los apartamentos originales tenían suelos de granito rojo. El vestíbulo es una colección de piedra: los pisos son de color marrón, las paredes son de color beige, los contraheullas son el rojo de los suelos de los apartamentos, y las escaleras en sí son de mármol beige lleno de fósiles.

Cualquiera solo puede ser interesante. Todos juntos, no hacen mucho por mí. Y podrían usar un buen lavado y restauración. Las escaleras llenas de fósiles (que son fascinantes), en combinación con paredes de estuco con textura amarilla, aterrizajes de ladrillo, y contrahuellas rojas, se ven sucias. No sé específicamente cómo se llama cada color, pero me han dicho que la mayoría salió del mar Mediterráneo, y la vida marina capturada en él vivió hace 65 a 435 millones de años. Supongo que es algo.

Ayer, subí al piso 11 y volví a bajar. Haz clic en las imágenes de las escaleras para echar un vistazo al mundo antiguo. Y, por cierto, me encanta aquí.

ALGUNAS NOTICIAS:
Los niños menores de 14 años pueden salir de sus hogares a partir de hoy para caminatas acompañadas. No es mucho, pero es un comienzo. Y, si todo sigue yendo bien, a partir del 2 de mayo, a los mayores de 14 años se nos permitirá salir a caminar y hacer ejercicio, ¡y tal vez incluso juntos!

NOTA: En inglés, la palabra “marble” se usa tanto para canica como para mármol.

Looking up from lobby to 11.
Mirando hacia arriba de 0 a 11.
In the rain. We’re second from top in photo. The gray extensions were intended for plants, but the winds don’t allow it.
En la lluvia. Somos segundos desde arriba en la foto. Las extensiones grises estaban destinadas a plantas, pero los vientos no lo permiten.