You want me to sit on what? / ¿Quieres qué me siente en qué?

La versión en español está después de la versión en inglés.

WE HAD THE PLEASURE OF being invited out last night to a family birthday dinner for Paula, Tynan and Elena’s exceptional daughter who has one more exam and will be finished with high school and moving onward to university. Paula’s brother, Alexander, and his girlfried, Maria were there as was Elena’s sister, Isa, godmother to Paula.

Tynan and Elena both had pints. However, in typical Spanish fashion, instead of una pinta (a pint), Elena asked for una pintita (a diminutive pint). I followed Elena’s lead by ordering a cañita (a diminutive small beer) instead of una caña (a small beer). They were the same size as our normal beers. They must have been out of cañita and pintita glasses. (Although a pint is still a pint, with or without an “ita”.)

It was a perfect evening. Lots of laughs and love, as always. But no hugging. We cuddled up for a photo, but that was about it. I had the camera and took a group photo. My appearance in that shot is just a figment of your imagination (or, perhaps, mine). Elena wanted a photo of me with San Geraldo. SG told me to sit on his lap. Seriously? I did, and nearly broke his legs. He’s got 30 pounds less cushion than he used to and he complained the entire time. Whose idea was it anyway?!?

I had not one but two small beers. Party! So I slept in until 10:00 this morning. The cats didn’t even wake me. I then met our friend Miguel for coffee at Mesón Salvador. These are the kinds of events that make me appreciate there actually are people in this world I like — other than all of you, of course.

I’m off for an afternoon walk on the beach. Tonight at midnight the mask requirement goes into effect in Andalucía. It appears it will soon be the norm all over Spain. We’re already wearing our masks no matter where we go… except on the beach, which I’m pretty sure will be excluded from the rule.

.

TUVIMOS EL PLACER DE SER invitados anoche a una cena familiar de cumpleaños para Paula, la hija excepcional de Tynan y Elena, que tiene un examen más y terminará la secundaria y pasará a la universidad. El hermano de Paula, Alexander, y su novia, María, estaban allí, al igual que la hermana de Elena, Isa, la madrina de Paula.

Tynan y Elena tenían pintas. Sin embargo, en la moda típica española, en lugar de una pinta, Elena pidió una pintita. Seguí el ejemplo de Elena ordenando una cañita en lugar de una caña. Curiosamente, eran del mismo tamaño que nuestras cervezas normales. Deben haber sido de vasos para cañitas y pintitas. (Aunque una pintita sigue siendo una pinta, con o sin “ita”).

Fue una noche perfecta. Muchas risas y amor, como siempre. Pero no abrazos. Nos acurrucamos para una foto, pero eso fue todo. Tenía la cámara y tomé una foto grupal. Mi aparición en esa toma es solo un producto de tu imaginación (o quizás la mía). Elena quería una foto de mi con San Geraldo. SG me dijo que me sentara en su regazo. ¿Seriamente? Lo hice, y casi le rompo las piernas. Tiene 30 libras menos de amortiguación de lo que solía y se quejó todo el tiempo. ¿De quién fue la idea?

No tuve una sino dos cañas. ¡Fiesta! Así que dormí hasta las 10:00 de esta mañana. Los gatos ni siquiera me despertaron. Luego conocí a nuestro amigo Miguel para tomar un café en Mesón Salvador. Estos son los tipos de eventos que me hacen apreciar que en realidad hay personas en este mundo que me gustan — además de todos ustedes, por supuesto.

Me voy a dar un paseo por la playa por la tarde. Esta noche a medianoche, el requisito de mascarilla entra en vigencia en Andalucía. Parece que pronto será la norma en toda España. Ya usamos nuestras mascarillas sin importar a dónde vayamos … excepto en la playa, que estoy bastante seguro de que quedará excluido de la regla.

San Geraldo smiles through the tears.
San Geraldo sonríe entre lágrimas.

What Did I Tell You? / ¿Qué Te Dije?

La versión en español está después de la versión en inglés.

I MET ELENA AND TYNAN for coffee Sunday morning. Truthfully, by the time any of us got there, it was Sunday afternoon. Tynan and Elena had beer. We meet at El Jazzy Bar because Elena starts her day at the beach and El Jazzy is on her way home. It’s also very pleasant to sit outside beside the Roman ruins.

Elena, however, didn’t arrive from the direction of the beach. She had picked up her mother and then came directly to meet us. I wondered why Elena would miss a Sunday at the beach until I saw her arm.

“What did you do?” I gasped.

“I was cooking dinner Tuesday and didn’t realize there was water in a dish I was moving. The water splashed into the hot oil. I got second-degree burns on my arm.”

How many times do I have to say it?!? Cooking is dangerous!

FASHION IS SAFE. MY SHIRTS didn’t exactly coordinate with my masks in recent days. So I improvised. My work is so fine, you can’t even see the stitches. No sharp needles were used.

.

ME REUNÍ CON ELENA Y Tynan para tomar un café el domingo por la mañana. A decir verdad, cuando llegamos allí, era domingo por la tarde. Tynan y Elena tomaron cerveza. Nos encontramos en El Jazzy Bar porque Elena comienza su día en la playa y El Jazzy está camino a casa. También es muy agradable sentarse al lado de las ruinas romanas.

Elena, sin embargo, no llegó desde la dirección de la playa. Había recogido a su madre y vino directamente a nuestro encuentro. Me preguntaba por qué Elena se perdería un domingo en la playa hasta que vi su brazo.

“¿Qué hiciste?” jadeé.

“Estaba cocinando la cena el martes y no me di cuenta de que había agua en un plato que estaba moviendo. El agua salpicó el aceite caliente. Tengo quemaduras de segundo grado en mi brazo”.

¿Cuántas veces tengo que decirlo? ¡Cocinar es peligroso!

LA MODA ES SEGURA. Mis camisas no coincidían exactamente con mis mascarillas en los últimos días. Entonces improvisé. Mi trabajo es tan bueno que ni siquiera puedes ver los puntos. No se utilizaron agujas afiladas.

Bandage by Urgent Care. Mask by Judyshannon.
Vendaje de Urgent Care. Mascarilla de Judyshannon.
Mesón Salvador.

Lockdown Day 95: I Don’t Want to Get Over / Encierro Día 95: No Quiero Superar

La versión español está después de la versión inglés.

I HAD TWO GLASSES OF wine with dinner last night. I also had three French fries (because Primavera makes the best French fries in creation). San Geraldo used to order a bowl as an appetizer for himself. Last night he shared with me and our friends Tynan and Elena. We haven’t had French fries in months.

I had a main course of pluma iberica (a cut of pork from black ibérico pigs that range freely across the oak forests of southwestern Spain), and freshly made tiramisu for dessert (with a candle in it… that I’m pretty sure I removed before eating), followed by one-and-a-half glasses of after-dinner wine (mine and San Geraldo’s) selected by Miguel — superb.

I slept fitfully and woke up with a hangover. Yes, that’s all it takes. Maybe if I had stuck to drinking like a fish all these years, I wouldn’t have this problem.

The top photo is what I did not eat last night. Anyway, everything I had was organic!

.

ANOCHE TOMÉ DOS COPAS DE vino (ribera) con la cena. También tuve tres papas fritas (porque Primavera hace las mejores papas fritas en la creación y decidimos vivir peligrosamente). San Geraldo solía pedir un plato como aperitivo para sí mismo. Anoche compartió conmigo y nuestros amigos Tynan y Elena. No hemos comido papas fritas en meses.

Tuve un plato principal de pluma iberica, y tiramisú recién hecho para el postre (con una vela dentro … que estoy bastante seguro de haber quitado antes de comer), seguido de un vaso y medio de vino dulce (el mío y el de San Geraldo) seleccionado por Miguel — excelente.

Dormí a ratos y me desperté con resaca. Sí, eso es todo lo que se necesita beber. Tal vez si me hubiera aferrado a beber como un pez todos estos años, no tendría este problema.

La foto de arriba es lo que no comí anoche. De todos modos, ¡todo lo que tenía era orgánico!

Miguel, smiling with his eyes.
Miguel, sonriendo con los ojos.
The sweetest hangover. “If there’s a cure for this, I don’t want it.”
La resaca más dulce. “Si hay una cura para esto, no la quiero”.

.

Lockdown Day 94: On Route 66 / Encierro Día 94: En Ruta 66

La versión español está después de la versión inglés.

SINCE MOVING TO SPAIN NEARLY nine years ago, we’ve been surprised to discover how many people from around the world know about the American highway called Route 66, which “… winds from Chicago to L.A., almost 2,000 miles along the way.”

San Geraldo and I have crossed or traveled on many parts of Route 66, which really didn’t have much to say for itself other than a great song and a whole lot of history. But a dream many Europeans have is to visit the United States and ride a motorcycle along Route 66. So, of course, when my birthday rolled around today, I thought of the song and getting my kicks. Because… I’m 66!

It’s amazing what can happen when you’re not looking. And when you are.

.

DESDE QUE NOS MUDAMOS A España hace casi nueve años, nos sorprendió descubrir cuántas personas de todo el mundo conocen la carretera estadounidense llamada Ruta 66, que “… serpentea desde Chicago a Los Ángeles, casi 2.000 millas en el camino.”

San Geraldo y yo hemos cruzado o viajado por muchas partes de la Ruta 66, que realmente no tenía mucho que decir aparte de una gran canción y mucha historia. Pero un sueño que muchos europeos tienen es visitar los Estados Unidos y andar en motocicleta por la ruta 66. Entonces, por supuesto, cuando mi cumpleaños llegó hoy, pensé en la canción y en darme una patada. Porque … ¡tengo 66 años!

Es increíble lo que puede suceder cuando uno no está mirando. Y cuando lo uno es.

.

Exactly 3 months shy of 66 years ago.
Exactamente 3 meses menos que hace 66 años.

Lockdown Day 85: When Spanish Eyes are Smiling / Encierro Día 85: Cuando Los Ojos Españoles Sonríen

La versión español está después de la versión inglés.

DINNER AT MESÓN SALVADOR! WE met friends, Elena and Tynan, and the “kids,” Paula and Alexander. Paula put aside her studies and Alexander, a lifeguard, came directly from working the beach all day.

The food was everything we had remembered. The service, the same. And the company could not have been better. José (the boss) was behind the bar while Adrián and Lolo charmingly worked the floor. It was reassuring to see the restaurant so busy.

The seafood case was a work of art. San Geraldo ordered grilled borriquete. We had never heard of the fish, but it looked good. José said it was similar in taste and texture to dorada. SG loved it. It turns out its common English name is “Rubber-lipped Grunt,” which is obviously why it’s known as borriquete. It’s on the left in the photo below.

I had a tragic moment at the end of dinner. We were served our chupitos (after-dinner shots) of Pionono, similar to Bailey’s only SO much better, and only available from one little village outside Córdoba. Mesón Salvador is the only place we know that serves it. Anyway, I was halfway through my chupito when I knocked it over. It was heartbreaking. Adrián saw how devastated I was. I figured he’d give me a refill. But he didn’t. He simply put the bottle on the table. I wonder if he noticed it under my shirt when we left the restaurant.

He may have been too preoccupied. Elena had told him that since we couldn’t see his charming smile through his mask, he needed to smile more with his eyes. He spent quite a bit of time on that, primarily because I kept asking for another take. As you’ll see below, he finally gave up on the smiling eyes and instead gave me the stink eye.

.

CENA EN MESÓN SALVADOR! CONOCIMOS a amigos, Elena y Tynan, y los “niños”, Paula y Alexander. Paula dejó de lado sus estudios. Alexander, un soccorista, vino directamente de trabajar en la playa todo el día.

La comida era todo lo que habíamos recordado. El servicio, lo mismo. Y la compañía no podría haber sido mejor. José (el jefe) estaba detrás de la barra mientras Adrián y Lolo trabajaban en el restaurante con encanto. Fue tranquilizador ver el restaurante tan ocupado.

El caso de mariscos tenía muy buena pinta. San Geraldo ordenó borriquete a la parrilla. Nunca habíamos oído hablar del pez, pero se veía bien. José dijo que era similar en sabor y textura a la dorada. A SG le encantó. Su nombre común en inglés, “Rubber-lipped Grunt”, significa “gruñido con labios de goma”, por lo que obviamente se conoce como borriquete. Está a la izquierda en la foto de abajo.

Tuve un momento trágico al final de la cena. Nos sirvieron nuestros chupitos de Pionono, similar a Bailey pero mejor, y solo disponible en un pueblo a las afueras de Córdoba. Mesón Salvador es el único lugar que sabemos que lo sirve. De todos modos, había bebido la mitad de mi chupito cuando lo volqué. Fue desgarrador. Adrián vio lo devastada que estaba. Pensé que me daría una recarga. Pero no lo hizo. Simplemente puso la botella sobre la mesa. Me pregunto si lo notó debajo de mi camisa cuando salimos del restaurante.

Puede haber estado demasiado preocupado. Elena le había dicho que, como no podíamos ver su encantadora sonrisa a través de su máscarilla, necesitaba sonreír más con sus ojos. Pasó bastante tiempo en eso, principalmente porque yo seguía pidiendo otra toma. Como verán a continuación, finalmente renunció a los ojos sonrientes y, en cambio, me dio el ojo apestoso.

My just dessert (I was the only one to have any): Milhojas (similar to a Napoleon).
Mi postre justo (yo fui el único en comer): Milhojas.