Catch a Wave / Atrapa una Ola

La versión español está después de la versión inglés.

MONDAY, I MENTIONED briefly our surfer-dude friend, Alexander. Not only is he a great surfer, but he’s charming, kind, warm, bright, and witty (despite the fact that he inherited his father, Tynan’s, sense of humor). Alexander is now 19. We described him the same way when he was 12 — except that he wasn’t yet surfing. Alexander is someone who gives me hope for the future. And, more importantly, joy in the present. And I need both.

Tynan grew up in Chesterfield, England, where they speak a form of English difficult for even other English people to understand. Elena is from Bilbao in the north of Spain. So, although Spanish is the first language of their two kids, they grew up speaking both languages.

One morning a few years ago, Tynan had free time one morning so walked with Alexander to school, a bilingual school here in town. When they reached a group of Alexander’s friends, Tynan asked him to suggest a shortcut home. After Tynan left, he looked back and could tell he was being talked about. That evening, he asked Alexander what his friends had said. Alexander explained, “They asked if you were my dad and when I said you were, they said they thought you were English. I told them you were and they asked, ‘But what language was he speaking?’”

.

MENCIONÉ BREVEMENTE EL lunes nuestro amigo surfista, Alexander. No solo es un gran surfista, sino que es encantador, amable, cálido, brillante, e ingenioso (a pesar de que heredó el sentido del humor de su padre, Tynan). Alexander ahora tiene 19 años. Lo describimos de la misma manera cuando tenía 12 años, excepto que todavía no estaba surfeando. Alexander es alguien que me da esperanza para el futuro. Y, lo que es más importante, alegría en el presente. Y necesito ambos.

Tynan creció en Chesterfield, Inglaterra, donde hablan una forma de inglés difícil de entender incluso para otros ingleses. Elena es de Bilbao en el norte de España. Entonces, aunque el español es el primer idioma de sus dos hijos, crecieron hablando ambos idiomas.

Una mañana, hace unos años, Tynan caminó con Alexander a la escuela secudaria, una escuela bilingüe aquí en la ciudad. Cuando llegaron a un grupo de amigos de Alexander, Tynan le pidió que sugiriera un atajo a casa. Después de que Tynan se fue, miró hacia atrás y se dio cuenta de que se estaba hablando de él. Esa noche, le preguntó a Alexander qué habían dicho sus amigos. Alexander explicó: “Preguntaron si tú eras mi papá y cuando dije que sí, dijeron que pensaban que eras inglés. Les dije que eras y me preguntaron: ‘¿Pero qué idioma estaba hablando?’”

.

Another Day Older / Otra Día Más Viejo

La versión español está después de la versión inglés.

IN THE PAST, San Geraldo would argue that he wouldn’t be “over” 71 until his 72nd birthday. This discussion began more than 20 years ago, the day after his 50th birthday, when our neighborhood bank posted a sign offering special savings accounts for customers over 50. SG snapped, “Well, what does THAT mean? Do you have to be 51?” I said, “No, YOU’RE over 50 now.” What followed was an “Am-not, Are-too,” argument that went nowhere. The bank should have simply written “50 and Over” and saved us the trouble.

After SG’s first birthday celebration in Fuengirola (in 2014), we shared this disagreement with an acquaintance — a very clever woman named Heather. Heather looked at San Geraldo and asked, “So, before your first birthday, were you nought?”

Today, San Geraldo is over 71. But I don’t think he cares. Yesterday morning he was feted and loved at Mesón Salvador — where he surprised them with an earlier-than-expected entrance and was made to turn back and wait in the wings until they could coordinate the candles and the music (the first video). Cheese cake topped with berries and so much love.

And last night we had a joyful dinner at Primavera with Tynan and Elena — where Miguel (second video) perfectly coordinated the candles (I brought the candelabra), although the song was acapella. Tiramisu; slices of chocolate cake; and fresh ice cream — turón, straciattela, and vanilla. Plus exquisite natural cava. Today just might be sugar free.

.

EN EL PASADO, San Geraldo argumentaba que no estaría mayor de 71 hasta su 72 cumpleaños. Esta discusión comenzó hace más de 20 años, el día después de su 50 cumpleaños, cuando nuestro banco del vecindario publicó un letrero que ofrecía cuentas de ahorro especiales para clientes mayores de 50 años. SG respondió: “Bueno, ¿qué significa ESO? ¿Tiene que tener 51 años?”. Dije: “No, ahora tienes más de 50 años”. Lo que siguió fue un argumento de “No soy; sí eres”, que no llegó a ningún lado. El banco simplemente debería haber escrito “50 y más” y nos ahorró el problema.

Luego, después de la celebración del primer cumpleaños de SG en Fuengirola (en 2014), compartimos este desacuerdo con una conocids, una mujer muy inteligente llamada Heather. Heather miró a San Geraldo y preguntó: “Entonces, antes de tu primer cumpleaños, ¿no eras nada?”

Hoy, San Geraldo tiene más de 71 años. Pero no creo que le importe. Ayer por la mañana fue festejado y amado en Mesón Salvador, donde los sorprendió con una entrada antes de lo esperado y lo obligaron a retroceder y esperar en las alas hasta que pudieran coordinar las velas y la música (el primer video). Tarta de queso con frutas de bosque… ¡y nata!

Y anoche tuvimos una cena alegre en Primavera con Tynan y Elena, donde Miguel (segundo video) coordinó perfectamente las velas (traje el candelabro), aunque la canción era acapella. Tiramisu; rebanadas de pastel de chocolate; y helado fresco: turón, straciattela y vainilla. Más exquisito cava natural. Hoy podría ser sin azúcar.

.

The Power / El Poder

La versión español está después de la versión inglés.

IT’S CALM SEAS and sunny skies today (at least in regard to the seas and skies). We had a few days of rough seas last week (metaphorically, as well, as you all know), as well as one day of pea soup fog (politics as usual). I went for a walk to the jetty near the Port of Fuengirola because I love to witness the power of the sea as it crashes over the stones. I wasn’t disappointed.

The small bay formed between the jetty and the port can be a great place for surfing on days when the waves are wild and haphazard on our other local beaches. I spotted Alexander, our friends’ Tynan and Elena’s son, taking advantage of the waves. He and his friends have an app on their mobiles alerting them to good spots for surfing and they never miss a chance — once they get school and work out of the way, of course. I even caught Alexander as he caught a wave. That’s for next time.

Click the images, feel the power, and meet Alexander (the great).

.

HOY SON MARES tranquilos y cielos soleados (al menos en lo que respecta a los mares y cielos). La semana pasada tuvimos unos días de mar agitado (metafóricamente, como todos saben), así como un día de niebla de sopa de guisantes (política como siempre). Salí a caminar al embarcadero cerca del puerto de Fuengirola porque me encanta presenciar el poder del mar cuando se estrella contra las piedras. No me decepcionó.

La pequeña bahía formada entre el embarcadero y el puerto puede ser un gran lugar para surfear en los días en que las olas son salvajes y al azar en nuestras otras playas locales. Vi a Alexander, el hijo de nuestros amigos Tynan y Elena, aprovechando las olas. Él y sus amigos tienen una aplicación en sus móviles que les alerta sobre buenos lugares para surfear y nunca pierden una oportunidad, una vez que terminan las clases y el trabajo, por supuesto. Incluso atrapé a Alexander cuando él atrapó una ola. Eso es para la próxima vez.

Haz clic en las imágenes, siente el poder y conoce a Alexander (el grande).

A Piece of Cake That’s Easy As Pie / Un Pedazo de Pastel Que Es Tan Fácil Como Tarta

La versión español está después de la versión inglés.

WE HAD AN early Christmas dinner Friday night with our dear friends Elena and Tynan, and their dear kids (19 and 17), Alexander and Paula. A perfect meal at their home that started with chistorra, a fast-cure pork sausage flavored with garlic, salt, and paprika — from Aragon, the Basque Country (where Elena is from), and Navarra, all in northern Spain. That was followed by cinta de lomo (pork filet) roasted for hours with vegetables (and wine), and perfect roasted potatoes.

The wonderful company and conversation was capped off by two of San Geraldo’s specialty desserts, lemon-raspberry bars and Beacon Hill brownies. SG makes these look so easy. When the brownies were plated up, he told me they were “a piece of cake” to make. After he readied the lemon bars, he said “They’re easy as pie.” He’s told me in the past that producing one of his to-die-for chocolate cakes is also “[as] easy as pie.” I wonder how he would describe baking a pie. Well, I suppose that’s obvious: a piece of cake.

.

TUVIMOS UNA CENA de Navidad temprana la noche del viernes con nuestras queridas amigas Elena y Tynan, y sus queridos hijos (19 y 17), Alexander y Paula. Una comida perfecta en su hogar que comenzó con chistorra, una salchicha de cerdo de cura rápida con sabor a ajo, sal y pimentón — de Aragón, País Vasco (de donde es Elena), y Navarra, todo en el norte de España. Esto fue seguido por cinta de lomo asado durante horas con verduras (y vino), y papas asadas perfectas.

La maravillosa compañía y conversación culminaron con dos de los postres especiales de San Geraldo, las barras de limón y frambuesa y los brownies de Beacon Hill (nuestro barrio en Boston). SG hace que estos se vean tan fáciles. Cuando los brownies estaban cubiertos, me dijo que eran “un pedazo de pastel” (una expression inglés que significa “muy fácil”) para hacer. Después de preparar las barras de limón, dijo: “Son fáciles como una tarta” (otra expresión inglés similar). Me dijo en el pasado que producir uno de sus pasteles de chocolate para morirse es tambien “[tan] fácil como un pastel”. Me pregunto cómo describiría hacer una tarta. Bueno, supongo que es obvio: un pedazo de pastel.

What They Say About Big Feet / Lo Que Dicen Sobre Los Pies Grandes

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO HAS big feet. Size 14 or 15 American, 48.5 or 49 in Spain. He’s always been difficult to fit — into shoes! In addition to his foot size, his arches are further back (or is it further forward?) than normal.

When we shoe-shopped in the past, he could usually find his size at Nordstrom’s, a high-end department store in the United States. But, a nice-looking shoe on display often looked like a clown shoe when it was unveiled in size 14. And because of the placement of the arches, he had to buy custom inserts for his shoes. Even then, he rarely had a pair of shoes he found comfortable for long.

Shoe shopping now is even more difficult. San Geraldo’s feet have gotten wider and he’s developed a variety of foot pains. So, he was very excited while recently browsing online that shoes for diabetics have extra cushion exactly where his feet usually hurt the most — and the company had his size. He doesn’t have “diabetic feet,” but he does appreciate an extra cushion. He ordered a surprisingly nice-looking pair, which arrived today.

San Geraldo mentioned one morning to our friend Tynan that he had ordered “diabetic shoes” and Tynan asked, “Oh, are they sugar-free?”

.

IN JUNE 2000, THE DAY before our nephew Ryan married Emily we went out for breakfast with our family. We were all crammed around a too-small booth when someone stepped on San Geraldo’s foot. He apologized for his big feet always being in the way.

Ryan said, “You know what they say about big feet…” and at the exact moment that San Geraldo said, “Not true!” Ryan and his brother Matt chorused the actual punchline.

“¡Big shoes!”

San Geraldo’s punchline got the bigger laugh.

By the way, despite San Geraldo’s response, I have no complaints — nor, I’m certain, has anyone else in his checkered past.

.

SAN GERALDO TIENE pies grandes. Talla 14 o 15 estadounidenses, 48,5 o 49 en España. Siempre ha sido difícil de poner, ¡en los zapatos! Además del tamaño de su pie, sus arcos están más atrás (¿o más adelante?) de lo normal.

Cuando compramos zapatos en el pasado, generalmente podía encontrar su talla en Nordstrom’s, una tienda departamental de alta gama en los Estados Unidos. Pero, un zapato de buen aspecto en exhibición a menudo se parecía a un zapato de payaso cuando se presentó en la talla 14. Y debido a la colocación de los arcos, tuvo que comprar plantillas personalizadas para sus zapatos. Incluso entonces, rara vez tenía un par de zapatos que encontraba cómodos por mucho tiempo.

Comprar zapatos ahora es aún más difícil. Los pies de San Geraldo se han ensanchado y ha desarrollado una variedad de dolores en los pies. Entonces, estaba muy emocionado mientras recientemente navegaba en línea porque los zapatos para diabéticos tienen un cojín adicional exactamente donde sus pies generalmente duelen más, y la compañía tenía su talla. No tiene “pies diabéticos”, pero aprecia un cojín extra. Ordenó una pareja sorprendentemente bonita, que llegó hoy.

San Geraldo mencionó una mañana a nuestro amigo Tynan que había pedido “zapatos para diabéticos” y Tynan preguntó: “Oh, ¿están sin azúcar?”

.

EN JUNIO DE 2000, EL día antes de que nuestro sobrino Ryan se casara con Emily, salimos a desayunar con nuestra familia. Todos estábamos abarrotados alrededor de una mesa demasiado pequeño cuando alguien pisó el pie de San Geraldo. Se disculpó porque sus grandes pies siempre estaban en el camino.

Ryan dijo: “Sabes lo que dicen sobre los pies grandes …” y en el momento exacto en que San Geraldo dijo: “¡No es cierto!” Ryan y su hermano Matt corearon el final de la broma.

“¡Zapatos grandes!”

El final de San Geraldo provocó la risa más grande.

Por cierto, a pesar de la respuesta de San Geraldo, no tengo quejas ni estoy seguro de que haya alguien más en su pasado a cuadros.

Sometimes, we DO find his size in a shoe store.
A veces, encontramos su tamaño en una zapatería.