Brace Yourself / Prepárate

La version español está después de la versión inglés.

I‘M BACK FROM the orthodontist with my initial supplies for the 18- to 20-month project of “perfecting” my teeth. I have my first Invisalign braces in my mouth. They’ll be replaced with new ones every week (more or less). My top teeth are fairly straight but I have a very narrow bite. I have a few bottom teeth that are seriously out of wack due to overcrowding and two in particular are now much worse.

When I was 12, the dentist told My Mother The Dowager Duchess I could use braces, but it wasn’t urgent. At that point, I was already very unhappy with my teeth.

My mother asked, “Do you want braces?”

I said, “No.”

When I was in my 20s and told The Duchess I was sorry I had never gotten braces to fix what I didn’t like about my teeth, she said indignantly, “I asked you if you wanted braces and you said ‘no’!”

I responded equally indignantly, “I was 12!!!”

So, some 50 years later, you, my lucky readers, get to monitor my orthodontic progress.

ESTOY DE VUELTA del ortodoncista con mis alineadores iniciales para el proyecto de 18 a 20 meses de “perfeccionar” mis dientes. Tengo mis primeros alineadores de Invisalign en mi boca. Serán reemplazados con nuevos cada semana (más o menos). Mis dientes superiores son bastante rectos pero tengo una mordida muy estrecha. Tengo unos cuantos dientes inferiores que están seriamente fuera de juego debido a la superpoblación y dos en particular ahora son mucho peores.

Cuando tenía 12 años, el dentista le dijo Mi Madre La Duquesa Viuda que podía usar brackets, pero no era urgente. En ese momento, ya estaba infeliz con mis dientes.

Mi madre me preguntó: “¿Quieres brackets?”

Dije, “No.”

Cuando tenía 20 años y le dije a La Duquesa que lamentaba no haber conseguido brackets para arreglar lo que no me gustaba de mis dientes, ella dijo indignada: “¡Te pregunté si querías brackets y dijiste “no”!

Respondí con igual indignación: “¡Tenía 12 años!”

Así que, unos 50 años después, ustedes, mis afortunados lectores, pueden monitorear mi progreso ortodóncico.

BEFORE INVISALIGN.
ÁNTES DE INVISALIGN.
DAY ONE WITH INVISALIGN.
DÍA UNO CON INVISALIGN.
ALMOST 12. I SHOULD HAVE HAD BRACES!
CASÍ 12 AÑOS. ¡DEBERÍA HABER TENIDO BRACKETS!

The final photo is from 6th grade. I had just gotten out of the hospital after complications from a tonsillectomy. I had lost 13 pounds, which was more than 17 percent of my body weight, and I had a sickly pallor. Perfect on a green background! And that tuxedo tie!!! What was I thinking?!?

La final foto es del sexto grado. Acababa de salir del hospital tras las complicaciones de una amigdalectomía. Había perdido 13 libras (6 kilos), que era más que 17 por ciento de mi peso corporal, y tenía una palidez enfermiza. ¡Perfecto en un fondo verde! ¡Y esa corbata! ¿¡¿Qué estaba pensando?!?

Orchids With Teeth / Orquídeas Con Dientes

La versión en español está después de la versión en inglés (y antes de las fotos).

San Geraldo has completed three of four teeth-cleaning appointments. Like so many people, he hates going to the dentist. Unfortunately, it pains him so much that he has to spread a cleaning over four visits instead of getting it over with in one or two.

My teeth are now clean and sparkly. Although I was apprehensive about my visit to the dentist (I have no idea why), everything went perfectly and easily. And I’m going to get braces!!! My bottom teeth have always needed straightening, but that requires my top teeth to be done as well to ensure everything aligns. I can now get Invisalign braces (clear polyurethane) and can finally stop complaining about my teeth. I’m so excited.

When I was told the cost, I hesitated and said I’d need to talk it over with San Geraldo. In my 45-minute walk home from the orthodontist, I talked myself into and out of it a few times.

I thought, ‘Well, if I do this, I can’t complain about San Geraldo blowing money at the casino.’

Then I thought, ‘But if I do this, there won’t be any money left for San Geraldo to blow at the casino.’

And then I thought, ‘Of course there will!’

When I got home, San Gerald immediately insisted it was worth it if it would make me happy. I knew he would say that without hesitation.

He continued, “Besides, then you can’t lecture me about going to the casino!”

To distract from the dental stress, below are the rest of my orchid photos from the Orchidarium in Estepona.

San Geraldo ha completado tres de cuatro citas de limpieza de dientes. Como tanta gente, odia ir al dentista. Le duele tanto que tiene que repartir una limpieza de cuatro visitas en lugar de terminar con una o dos.

Mis dientes están ahora limpios y brillantes. Aunque estaba preocupado por mi visita al dentista (no tengo ni idea de por qué), todo fue perfectamente y fácilmente. ¡Voy a conseguir brackets! Mis dientes inferiores siempre han necesitado enderezarse, pero eso requiere que mis dientes superiores se hagan también para asegurar que todo se alinee. Ahora puedo obtener brackets Invisalign y finalmente puedo dejar de quejarse de mis dientes.

Cuando me dijeron cuánto costaría, dije que tendría que hablar con San Geraldo. En mi camino de 45 minutos, hablé conmigo mismo.

Pensé: “Si hago esto, no puedo quejarme de que San Geraldo haya perdido dinero en el casino.”

Entonces pensé: ‘Pero si hago esto, no habrá dinero para que San Geraldo pierda en el casino.’

Y entonces pensé: “¡Claro que sí!”

Cuando llegué a casa, San Geraldo inmediatamente insistió en que valía la pena si me hacía feliz. Sabía que él diría eso sin vacilar.

Él continuó: “¡Además, entonces no te puedes quejar si voy al casino!”

Para distraer del estrés dental, aquí están más orquídeas del Orchidarium en Estepona.