Chair without legs on an invisible carpet / Sillón sin patas sobre alfombra invisible

La versión en español está después de la versión en inglés.

THURSDAY, 1 OCTOBER, WE ORDERED new rugs for the living room and dining area. We were told it would only take four days to cut and finish them. They said they’d phone when they’re ready. If you discount two Sundays and two holidays, I figure we’re at nine days. Discount the two Saturdays, it’s seven. I’m hoping we’ll get a call today.

Friday, 2 October, we went to IKEA and found a new chair for the living room. A cool, casual design with a high back. Very comfortable. And it has zip-off upholstery that we can replace once the cats have clawed their way through it. We brought it home in the car. All we needed to do was attach the legs/base. I immediately unpacked everything to discover the hardware was missing. We didn’t feel like driving back to IKEA to wait at customer service, so I went online and submitted a claim for the missing hardware. I was promptly told it would be sent to us the fastest way possible.

The chair remains covered in plastic on the floor in the living room. The cats aren’t bothered (I am). I folded up a throw so Moose would stop sleeping on the plastic. I couldn’t imagine he’d find that comfortable, but he did. Every day, I think this will be the day the hardware arrives.

Before coming home from IKEA, we stopped off at Plaza Mayor. I was out of Rituals Bleu Byzantin cologne. San Geraldo brought his three huge notebooks and sat at Starbuck’s in the outlet mall and worked while I did my quick shop. I spotted the Baldinini shop, an Italian company that specialises in shoes and leather goods. San Geraldo still needs a new bag after I inherited the very expensive one I bought for him at the Tumi shop at the outlet mall several months ago (click here). I spotted two bags I thought he might like at the Baldinini shop and he agreed to go with me and look. I wouldn’t spend that kind of money on a bag for myself but San Geraldo is more extravagant. He liked them both and chose one.

That evening, he came into my office, presented the new bag to me and said, “Here, this is yours. I don’t like the flap.” I suggested I would simply return it but he insisted, correctly, that this one was more my style than the Tumi bag, he knew I preferred black, and I should just have two bags anyway. I acquiesced. At least this bag has room to spare for my iPad, my Apple pencil, and anything else I like to haul around with me. I’m happy with my latest luxury item, but I told San Geraldo he’s on his own now when it comes to bag shopping.

.

EL JUEVES, 1 DE OCTUBRE, hacemos un pedido de alfombras nuevas para la sala de estar y el comedor. Nos dijeron que solo tomaría cuatro días cortarlos y terminarlos. Dijeron que llamarían cuando estuvieran listos. Si descuenta dos domingos y dos festivos, calculo que estamos en nueve días. Descuento los dos sábados, son siete. Espero que recibamos una llamada hoy.

El viernes 2 de octubre fuimos a IKEA y encontramos un sillón nuevo para el salón. Un diseño fresco y casual con respaldo alto. Muy cómodo. Y tiene tapizado con cremallera que podemos reemplazar una vez que los gatos hayan arañado su camino. Lo llevamos a casa en el coche. Todo lo que teníamos que hacer era colocar las patas / base. Inmediatamente desempaqué todo para descubrir que faltaba el hardware. No teníamos ganas de volver a IKEA para esperar en el servicio de atención al cliente, así que me conecté a Internet y envié un reclamo por el hardware que faltaba. Inmediatamente me dijeron que nos lo enviarían de la manera más rápida posible.

El sillón permanece cubierta de plástico en el suelo del salón. Los gatos no se molestan (a mí sí). Doblé una manta para que Moose dejara de dormir sobre el plástico. No podía imaginar que lo encontraría tan cómodo, pero lo hizo. Todos los días, creo que este será el día en que llegue el hardware.

Antes de volver a casa de IKEA, hicimos una parada en Plaza Mayor. Me había quedado sin colonia Rituals Bleu Byzantin. San Geraldo trajo sus tres enormes cuadernos y se sentó en Starbuck’s en el centro comercial y trabajó mientras yo hacía mi compra rápida. Vi la tienda Baldinini, una empresa italiana que se especializa en zapatos y artículos de cuero. San Geraldo todavía necesita un bolso nuevo después de que herede el muy caro que le compré en la tienda Tumi del centro comercial hace varios meses (haz clic aquí). Vi dos bolsas que pensé que podrían gustarle en la tienda de Baldinini y accedió a ir conmigo a mirar. No gastaría esa cantidad de dinero en una bolsa para mí, pero San Geraldo es más extravagante. Le gustaron los dos y eligió uno.

Esa noche, SG vino a mi oficina, me presentó la nueva bolsa y me dijo: “Toma, esta es tuya. No me gusta la solapa”. Le sugerí que simplemente lo devolviera, pero él insistió, correctamente, en que este era más mi estilo que el bolso de Tumi, sabía que prefería el negro, y debería tener dos bolsos de todos modos. Yo acepté. Al menos esta bolsa tiene espacio de sobra para mi iPad, mi Apple Pencil, y cualquier otra cosa que me guste llevar conmigo. Estoy feliz con mi último artículo de lujo, pero le dije a San Geraldo que ahora está solo cuando se trata de comprar bolsos.

Butterfly houses.
Casas de mariposas.
Large areas of the expanded and renovated Plaza Mayor look more like a park than a shopping center.
Grandes áreas de Plaza Mayor ampliada y renovada parecen más un parque que un centro comercial.
As always, Dudo is first to inspect. (It was more important to Moose to greet us.)
Como siempre, Dudo es el primero en inspeccionar. (Para Moose era más importante saludarnos).
And now, if you’ll excuse me (well, even if you won’t), I’m off to the beach for a walk before lunch.
Y ahora, si me disculpas (bueno, incluso si no me disculpas), me voy a la playa a dar un paseo antes del almuerzo.

Happy Feet

La versión en español está después de la versión en inglés.

MY FEET (AND HIP) REMAIN happy today and I keep reminding myself to sit, stand, and step freely. I had no idea how tentative I’d become (except when it comes to jumping off walls — click here). The sciatica still reminds me it’s there, but I might never have noticed it in the first place had the discomfort been at this level. Physio Susana (whom I’ll see again next week) has filled me with hope — and with new stretches for my arsenal. Some of the stretches are ones I’ve done for years. But I can’t believe there are stretches I haven’t done yet.

I had a great walk yesterday afternoon and have shared below photos of some of the houses in the neighbourhood so you can get an idea of the look just minutes away from the beach. I danced off and onto every curb. The air has cooled, the breezes have arrived and the windows are open to take it all in. Even the cats are enjoying the fresher air. At top is Moose showing off his happy feet.

.

MIS PIES (Y CADERA) SIGUEN felices hoy y sigo recordándome que debo sentarme, estar de pie y caminar libremente. No tenía idea de lo indeciso que me habría vuelto (excepto cuando se trata de saltar de las paredes, haz clic aquí). La ciática todavía me recuerda que está ahí, pero es posible que nunca la hubiera noted si el malestar hubiera sido de este nivel. La fisioterapeuta Susana (a quien volveré a ver la semana que viene) me ha llenado de esperanza y de nuevos tramos para mi arsenal. Algunos de los estiramientos son los que he hecho durante años. Pero no puedo creer que haya tramos que no haya hecho todavía.

Ayer por la tarde tuve un gran paseo y he compartido a continuación las fotos de algunas de las casas del barrio para que puedas hacerte una idea del aspecto a pocos minutos de la playa. Bailé en cada bordillo. El aire se ha enfriado, ha llegado la brisa y las ventanas están abiertas para absorberlo todo. Hasta los gatos están disfrutando del aire fresco. En la parte superior está Moose mostrando sus pies felices.

Sunday’s moonrise.
Salida de la luna del domingo.
Monday’s moonrise.
Salida de la luna del lunes.
As the sky changed color.
Mientras el cielo cambiaba de color.

.

Fishing for compliments / En busca del aplauso

La versión en español está después de la versión én inglés.

I EXERCISE FOR MY HEALTH. I live with clinical depression and I know regular physical activity significantly improves my mental health. I also know the importance of exercise in recovering from injury (like when I jump/fall off a wall, or fly through the air and land face-down on a marble floor), as well as to combat aches and pains (lately, sciatica).

Sometimes, although I have always loved exercise (mostly solitary) and thrive on it, during a depressive phase it’s not easy to find the motivation. As you can imagine, these months of pandemic have made that a challenge. But I’m trying.

I also exercise for my self-esteem. I can be ridiculously self-critical and usually don’t like what I see in the mirror. By the time I was 15 and purchased my first weight bench, I knew every one of my “flaws.” My Mother the Dowager Duchess, who herself lacked self-esteem, inadvertently passed many of her own insecurities on to me.

Most of my extended family (one aunt in particular) constantly said I was too skinny; that aunt said it was my mother’s fault for not knowing how to cook (she did know how to cook; I simply had “issues” … and genes).

But The Duchess went beyond my weight. For example: My neck was too long and would never be normal; my Adam’s apple was too big; my legs were too long and skinny. “Unlike your brother, you’ve got no chest. He’s built so much better than you.” He was 9 the first time she said that. My face was too narrow. When I was a teen, my skin wasn’t clear — like hers had always been. And then there was my profile. I mentioned recently that my mother got tears in her eyes when she saw me in silhouette in a bar mitzvah photo and realized I was developing a “bump” in my nose.

The Duchess wasn’t consistent, however. She told me that when I was 18, I would stop growing (I was always tall for my age) and I would finally gain weight. When I turned 18 and that didn’t happen, she told me to wait until I was 21. When I was 21, she said 25. And when I was 25, she said, “What are you complaining about?!? Most people would give anything to be thin like you!”

As for my nose, hers was so perfect people were convinced she had had a nose job. But despite her disappointment that I would not end up with a nose like hers, she said, “Well, a man wouldn’t look good with such a delicate nose anyway.”

When I was openly self-critical, The Duchess would say, “Now you’re fishing for compliments.” However, she would proudly boast, especially in later years (after, as she told me, I had a normal neck) that she had the most handsome son of all her friends — and her friends agreed. Oh well.

This is all completely ridiculous. But, I exercise. I moisturise. I got braces on my teeth at the age of 62. And when I see a fishing boat at 6:45 in the morning (like this one today), I think of fishing for compliments. How’s your self image?

.

HAGO EJERCICIO PARA MI SALUD. Vivo con depresión clínica y sé que la actividad física regular mejora significativamente mi salud mental. También conozco la importancia del ejercicio para recuperarme de una lesión (como cuando salto / caigo de una pared, o volando por el aire y aterrizo boca abajo sobre un piso de mármol), así como para combatir dolores y molestias (últimamente, ciática ).

A veces, aunque siempre me ha gustado el ejercicio (en solitario), durante una fase depresiva no es fácil encontrar la motivación. Como puede imaginar, estos meses de pandemia lo han convertido en un desafío. Pero lo estoy intentando.

También hago ejercicio para mi autoestima. Puedo ser ridículamente autocrítico y normalmente no me gusta lo que veo en el espejo. Cuando cumplí 15 años y compré mi primer banco de pesas, conocía cada uno de mis “defectos”. Mi Madre la Duquesa Vidua, que carecía de autoestima, sin querer me transmitió muchas de sus propias inseguridades.

La mayor parte de mi familia extendida (una tía en particular) decía constantemente que yo era demasiado delgado; esa tía dijo que era culpa de mi madre por no saber cocinar (ella sabía cocinar; yo simplemente tenía “problemas” … y genes).

Pero La Duquesa fue más allá de mi peso. Por ejemplo: Mi cuello era demasiado largo y nunca sería normal; mi nuez de Adán era demasiado grande; mis piernas eran demasiado largas y delgadas. “A diferencia de tu hermano, no tienes cofre. Él ha construido mucho mejor que tú”. Tenía 9 años la primera vez que dijo eso. Mi rostro era demasiado estrecho. Cuando era adolescente, mi piel no estaba clara, como la de ella siempre lo había sido. Y luego estaba mi perfil. Recientemente mencioné que a mi madre se le llenaron los ojos de lágrimas cuando me vio con la silueta en una foto de bar mitzvah y se dio cuenta de que se me estaba formando un “bulto” en la nariz.

Sin embargo, La Duquesa no fue consistente. Me dijo que a los 18 años dejaría de crecer (siempre fui alta para mi edad) y finalmente ganaría peso. Cuando cumplí 18 años y eso no sucedió, ella me dijo que esperara hasta los 21 años. Cuando tenía 21 años, dijo 25. Y cuando tenía 25, dijo: “¿De qué te quejas?!? ¡La mayoría de la gente daría cualquier cosa por estar delgada como tú!

En cuanto a mi nariz, la suya era tan perfecta que la gente estaba convencida de que se había operado la nariz. Pero a pesar de su decepción porque yo no terminaría con una nariz como la de ella, dijo: “Bueno, un hombre no se vería bien con una nariz tan delicada de todos modos”.

Cuando yo era abiertamente autocrítica, La Duquesa decía acusadoramente: “Ahora estás pescando cumplidos” (que significa “Estás en busca del aplauso”). Sin embargo, se jactaría con orgullo, especialmente en los últimos años (después, como ella me dijo, yo tuve un cuello normal), de tener el hijo más guapo de todos sus amigas, y sus amigas estuvieron de acuerdo. Oh bien.

Todo esto es completamente ridículo. Pero, hago ejercicio. Yo hidrato. Me pusieron frenillos cuando tenía 62 años. Y cuando veo un barco de pesca a las 6:45 de la mañana (como este de hoy), pienso en buscar (pescar) del aplauso. ¿Cómo es tu imagen de ti mismo?

I had photos of a local hunk working out here. I lost those when I fixed my computer. My apologies.
Tenía fotos de un galán local trabajando aquí. Los perdí cuando arreglé mi ordenador. Mis disculpas.
This morning at 6:45. Fishing for compliments — or something better.
Está mañana a las 6:45. Pescando cumplidos — o algo mejor.

The papers and the trash / Los periodicos y la basura

La versión en español está después de la versión en inglés.

THE EXCITEMENT OF MY DAY yesterday — other than every moment I spent with San Geraldo and the cats — was when I went downstairs in the evening to take out some trash and recycling. I arrived just in time to see the truck empty the cardboard and paper dumpster (after I added my stack). And you, lucky souls, get to see the video. Our bins are a different construction from the ones I shared in the video from July (click here), which makes it even more exciting for you.

Right after I got back upstairs Monday morning, I received a text from Kathleen that they had just arrived at the beach. So, I went back down to say a quick “hi.” I was greeted warmly by all… except Beckett. He doesn’t know quite what to make of me (even without the mask and sunglasses). If looks could kill.

I forgot to call The Kid Brother last night. I kept thinking it was Monday. It was after midnight when I remembered. And, although it’s six hours earlier there,that’s too late to call. If I catch him when he’s about to take his shower “At 6:15, ya know!” I’m in even bigger trouble than if I call a day or two late. He works today, so I have to be really careful about my timing. If I call too early, he won’t be home and if I call just as he walks in the door… Well, I’ve done that and, believe me, I don’t want to do it again. I really should take up yoga. I see a lot of seemingly serene people on the beach at sunrise.

.

LA EMOCIÓN DE MI DÍA ayer, aparte de cada momento que pasé con San Geraldo y los gatos, fue cuando bajé las escaleras por la noche para sacar algo de basura y reciclar. Llegué justo a tiempo para ver el camión vaciar el contenedor de cartón y papel (después de agregar mi pila). Y vosotros, almas afortunadas, podéis ver el video. Nuestros contenedores son una construcción diferente a los que compartí en el video del julio (haz clic aquí), lo que lo hace aún más emocionante para vosotros.

Inmediatamente después de subir las escaleras el lunes por la mañana, recibí un mensaje de texto de Kathleen que acababan de llegar a la playa. Entonces, volví a bajar para decir un rápido “hola”. Todos me saludaron calurosamente … excepto Beckett. No sabe muy bien qué pensar de mí (incluso sin la mascarilla y las gafas de sol). Si las miradas mataran.

Olvidé llamar a El Hermanito anoche. Seguí pensando que era lunes. Era pasada la medianoche cuando me acordé. Y, aunque son seis horas antes, es demasiado tarde para llamar. Si lo atrapo cuando está a punto de ducharse “¡A las 6:15, ya sabes!” es un problema aún mayor que si llamo uno o dos días tarde. Él trabaja hoy, así que tengo que tener mucho cuidado con mi tiempo. Si llamo demasiado temprano, no estará en casa y si llamo justo cuando entra por la puerta … Bueno, lo he hecho y, créanme, no quiero volver a hacerlo. Realmente debería empezar a practicar yoga. Veo mucha gente aparentemente serena en la playa al amanecer.

.

Diggers, squatters, and butts / Excavadores, acuclilladores, y colillas

La versión en español está después de la versión en inglés.

I ACTUALLY JOGGED THIS MORNING on the beach at sunrise. It felt so good. Not a sound from the sciatica. Today’s photos begin with two more shots of yesterday’s sunrise. The sky is filled with clouds today and, as you’ll see from the two photos at the end of the collection, this morning’s sunrise was even more colorful.

Yesterday I spotted a group of teens frantically digging on the beach. I worried that they had found another turtle’s nest, but they were much too close to shore. Apparently, they were trying to create their own little tide pool (with a sand bridge) before the tide receded too far. They were too slow and too late.

Among the early morning exercisers, I noticed a couple yesterday squatting on a wall along the paseo. They were on the beach today, still squatting.

When I was almost home this morning, I spotted a guy doing an intense workout on the grass under the palm trees. Squats were included.

AND FINALLY THE BUTTS:
Every morning the people that rent chaise lounges and umbrellas are out there setting up. One of their tasks is to clean up all the detritus (like the cigarette butts) from the day before. The city cleans the entire beach daily, but not within those private seating areas. Some people simply walk around with a hand-held net. Others use wide rakes. And still others have screens they drag behind them. I enjoy seeing the variety of patterns they create, and I hate the thought of people walking all over them and messing things up. It’s good I don’t work there.

.

REALMENTE HICE CORRER ESTA MAÑANA en la playa al amanecer. Se sintió tan bien. Ni un sonido de la ciática. Las fotos de hoy comienzan con dos más del amanecer de ayer. El cielo está lleno de nubes hoy y, como verán en las dos fotos al final de la colección, el amanecer de esta mañana fue aún más colorido.

Ayer vi a un grupo de adolescentes cavando frenéticamente en la playa. Me preocupaba que hubieran encontrado otro nido de tortugas, pero estaban demasiado cerca del agua. Aparentemente, estaban tratando de crear su propia pequeña piscina de marea (con un puente de arena) antes de que la marea retrocediera demasiado. Fueron demasiado lentos y demasiado tarde.

Entre los que se ejercitaban temprano en la mañana, ayer noté a una pareja en cuclillas en una pared a lo largo del paseo. Hoy estaban en la playa, todavía en cuclillas.

Cuando estaba casi en casa esta mañana, vi a un tipo haciendo un entrenamiento intenso en el césped debajo de las palmeras. Se incluyeron sentadillas.

Y FINALMENTE LAS COLILLAS:
(NOTA: En inglés, la palabra “butt” significa una colilla y también un culo.) Cada mañana, la gente que alquila hamacas y sombrillas se está trabajando. Una de sus tareas es limpiar todos los detritos (como las colillas) del día anterior. La ciudad limpia toda la playa a diario, pero no dentro de esas áreas de descanso privadas. Algunas personas simplemente caminan con una red de mano. Otros usan rastrillos anchos. Y otros tienen pantallas que arrastran detrás de ellos. Disfruto viendo la variedad de patrones que crean y odio la idea de que la gente pase por encima de ellos y arruine las cosas. Es bueno que no trabajo allí.

I wouldn’t have left a footprint to the side as I went.
No habría dejado una huella a un lado mientras avanzaba.
Squatting pigeon.
Paloma en cuclillas.