Lockdown Day 85: When Spanish Eyes are Smiling / Encierro Día 85: Cuando Los Ojos Españoles Sonríen

La versión español está después de la versión inglés.

DINNER AT MESÓN SALVADOR! WE met friends, Elena and Tynan, and the “kids,” Paula and Alexander. Paula put aside her studies and Alexander, a lifeguard, came directly from working the beach all day.

The food was everything we had remembered. The service, the same. And the company could not have been better. José (the boss) was behind the bar while Adrián and Lolo charmingly worked the floor. It was reassuring to see the restaurant so busy.

The seafood case was a work of art. San Geraldo ordered grilled borriquete. We had never heard of the fish, but it looked good. José said it was similar in taste and texture to dorada. SG loved it. It turns out its common English name is “Rubber-lipped Grunt,” which is obviously why it’s known as borriquete. It’s on the left in the photo below.

I had a tragic moment at the end of dinner. We were served our chupitos (after-dinner shots) of Pionono, similar to Bailey’s only SO much better, and only available from one little village outside Córdoba. Mesón Salvador is the only place we know that serves it. Anyway, I was halfway through my chupito when I knocked it over. It was heartbreaking. Adrián saw how devastated I was. I figured he’d give me a refill. But he didn’t. He simply put the bottle on the table. I wonder if he noticed it under my shirt when we left the restaurant.

He may have been too preoccupied. Elena had told him that since we couldn’t see his charming smile through his mask, he needed to smile more with his eyes. He spent quite a bit of time on that, primarily because I kept asking for another take. As you’ll see below, he finally gave up on the smiling eyes and instead gave me the stink eye.

.

CENA EN MESÓN SALVADOR! CONOCIMOS a amigos, Elena y Tynan, y los “niños”, Paula y Alexander. Paula dejó de lado sus estudios. Alexander, un soccorista, vino directamente de trabajar en la playa todo el día.

La comida era todo lo que habíamos recordado. El servicio, lo mismo. Y la compañía no podría haber sido mejor. José (el jefe) estaba detrás de la barra mientras Adrián y Lolo trabajaban en el restaurante con encanto. Fue tranquilizador ver el restaurante tan ocupado.

El caso de mariscos tenía muy buena pinta. San Geraldo ordenó borriquete a la parrilla. Nunca habíamos oído hablar del pez, pero se veía bien. José dijo que era similar en sabor y textura a la dorada. A SG le encantó. Su nombre común en inglés, “Rubber-lipped Grunt”, significa “gruñido con labios de goma”, por lo que obviamente se conoce como borriquete. Está a la izquierda en la foto de abajo.

Tuve un momento trágico al final de la cena. Nos sirvieron nuestros chupitos de Pionono, similar a Bailey pero mejor, y solo disponible en un pueblo a las afueras de Córdoba. Mesón Salvador es el único lugar que sabemos que lo sirve. De todos modos, había bebido la mitad de mi chupito cuando lo volqué. Fue desgarrador. Adrián vio lo devastada que estaba. Pensé que me daría una recarga. Pero no lo hizo. Simplemente puso la botella sobre la mesa. Me pregunto si lo notó debajo de mi camisa cuando salimos del restaurante.

Puede haber estado demasiado preocupado. Elena le había dicho que, como no podíamos ver su encantadora sonrisa a través de su máscarilla, necesitaba sonreír más con sus ojos. Pasó bastante tiempo en eso, principalmente porque yo seguía pidiendo otra toma. Como verán a continuación, finalmente renunció a los ojos sonrientes y, en cambio, me dio el ojo apestoso.

My just dessert (I was the only one to have any): Milhojas (similar to a Napoleon).
Mi postre justo (yo fui el único en comer): Milhojas.

Lockdown Day 83: Pizza & Adult Beverages / Encierro Día 83: Pizza & Bebidas Para Adultos

La versión español está después de la versión inglés.

ONE OF THESE DAYS, WE’LL able to again share hugs with our friends. For now, air hugs, air kisses (usually through masks), and waves will have to do.

Thursday night, we finally returned to Restaurante Primavera. We received the warmest welcome possible (under current restrictions) from the staff and owners (friends we’ve only communicated with via text since mid-March). And I had my first alcoholic beverages in nearly three months.

Before (and with) dinner I enjoyed a glass of ribera. Primavera has exceptional organic wines, and Miguel always chooses the best for me (which he makes me taste before he pours). We moved on to our pizzas. I had mine with prosciutto, buffalo mozzarella, and fresh basil leaves; San Geraldo had roasted Iberian pork, buffalo mozzarella, roasted red peppers, and a mixture of young sprouts.

I finished with a chupito (shot) of Bailey’s Irish Cream. Normally, SG gets one, too, takes a sip, and then passes the rest to me. But after all this time, one glass of wine and one shot of Bailey’s was more than enough for me. What a lightweight.

SG couldn’t finish his pizza, so I had those three slices for breakfast (sorry, Miguel, cold from the fridge — click here) alongside my overnight oats and fruit.

.

UNO DE ESTOS DÍAS, PODREMOS compartir abrazos con nuestros amigos. Por ahora, los abrazos aéreos, los besos aéreos (generalmente a través de máscaras) y las saludas con la mano tendrán que funcionar.

El jueves por la noche, finalmente regresamos al Restaurante Primavera. Recibimos la más cordial bienvenida posible (bajo las restricciones actuales) del personal y los propietarios (amigos con los que solo nos hemos comunicado principalmente por sms desde mediados de marzo). Tomé mis primeras bebidas alcohólicas en casi tres meses.

Antes (y con) la cena, disfruté una copa de ribera. Primavera tiene vinos orgánicos excepcionales, y Miguel siempre elige lo mejor para mí (que me hace probar antes de servir). Nos mudamos a nuestras pizzas. Tuve el mío con jamón cocido, mozzarella de búfala, y albahaca; San Geraldo comió su pizza con lomo ibérico asado, mozzarella de búfala, pimiento rojo asado, y brotes variados.

Terminé con un chupito de Bailey. Normalmente, SG también toma uno, toma un sorbo, y luego me pasa el resto. Pero después de todo este tiempo, una copa de vino y un chupito de Bailey fue más que suficiente para mí. Que liviano.

SG no pudo comer toda su pizza, así que tomé esas tres rebanadas para el desayuno (lo siento, Miguel, frío del frigorífico, haz clic aquí) junto con mi avena (gachas de avena?), yogur, y fruta.

Miguel’s smile (and another ribera), weeks before lockdown.
La sonrisa de Miguel (y otra ribera), unas semanas antes del encierro.

Lockdown Day 26: Not “Pie El La” / Encierro Día 26: No “Pai Ela”

La versión español está después de la versión inglés.

OUR FRIEND PEDRO MAKES A wicked paella. Do people still use the word wicked, as in wicked good? That’s how the word was used in Boston when I lived there and that’s what I mean. Pedro’s paella is wicked good.

Kathleen shared the recipe with San Geraldo and we recently enjoyed two meals. I thought it was delicious, although San Geraldo wasn’t satisfied with the outcome. But, he says he understands the recipe and process better now. I’m very happy to sample some more. I’d even make him another cup of instant coffee to show my appreciation (see yesterday’s post).

Paella is very popular with locals, in addition to being a well-known dish for tourists. Many British tourists, however, don’t pronounce the word correctly and I was shocked when I went online and discovered that the incorrect pronunciation is actually taught as the British way to say paella. Sorry, but I just don’t get it, especially when the only place they likely order it is in Spanish-speaking countries.

So here are a couple of audio recordings of what the word should really sound like here in Andalucía. I included the second recording simply because I found the video entertaining in a ‘Well, isn’t that peculiar, sort of way.’

Be sure to click to enlarge the recipe and to see Proud-as-a-Peacock Pedro long before he and Kathleen went into lockdown with a 4-year-old and a 7-month old.

And don’t forget Step 13:
“Enjoy how it melts in your mouth while you think of Pedro.”

.

NUESTRO AMIGO PEDRO HACE UNA “wicked” [malvada] paella. ¿La gente todavía usa la palabra “wicked” [malvado], como en “wicked good” [malvado bien]? Así es como se usaba la palabra en Boston cuando vivía allí y a eso me refiero. La paella de Pedro es malvada bien.

Kathleen compartió la receta con San Geraldo y recientemente disfrutamos de dos comidas. Pensé que estaba delicioso, aunque San Geraldo no estaba satisfecho con el resultado. Pero, dice que entiende la receta y el proceso mejor ahora. Estoy muy feliz de probar un poco más. Incluso le haría otra taza de café instantáneo para mostrar mi agradecimiento (ver mi blog de ayer).

La paella es muy popular entre los lugareños, además de ser un plato muy conocido para los turistas. Sin embargo, muchos turistas británicos no pronuncian la palabra correctamente. Se dicen Pai Ela. Me sorprendió cuando me conecté en línea y descubrí que la pronunciación incorrecta se enseña como la forma británica de decir paella. Lo siento, pero no lo entiendo, especialmente cuando el único lugar donde lo piden es en países donde se habla español.

Aquí hay un par de grabaciones de audio de cómo debería sonar realmente la palabra aquí en Andalucía. Incluí la segunda grabación simplemente porque encontré el video entretenido en un sentido, ‘Bueno, ¿no es eso peculiar?’

Asegúrese de hacer clic para agrandar la receta y ver a Pedro orgulloso como un pavo real mucho antes de que él y Kathleen se encerró con un niño de 4 años y otro de 7 meses.

Y no olvides el Paso 13 que dice:
“Disfruta de cómo se derrite en tu boca mientras piensas en Pedro”.

Oh, Honey! / ¡Oh, Cariño!

La versión español está después de la versión inglés.

FOR A CHANGE of pace last night, San Geraldo and I returned to a local tapas bar, El Callejon, with especially good food and especially uncomfortable tables and chairs (the reason we haven’t been back for a while). We figured, since it was just the two of us, we wouldn’t spend as long at the task and could therefore survive the seating. It was well worth it.

I started with a favorite dish of mine, tortillitas de camarones (shrimp pancakes), which I devoured before remembering to get my camera out of my bag. We moved on to boquerones al limón (anchovies with lemon). Admittedly, before moving to Spain 8-1/2 years ago, I couldn’t be in the same room with an anchovy; but I had never had good, fresh, large Spanish anchovies. These are exceptional. Next we had hamberguesitas de rabo de toro (little hamburgers/sliders made with bull’s tail meat). Again, exquisite. And for the finale, we shared a plate of berenjenas con miel de caña (eggplant/aubergine with molasses/black treacle). These were also superb. The waiter kindly brought a separate little bowl of miel de caña for San Geraldo, who, I had explained in advance only really orders the berenjenas so he can have the miel de caña. And, of course, when the berenjenas were all gone, there was bread on the table for dunking.

The waiter and SG might be related. He said it’s HIS favorite part of the meal, too.

.

POR UN CAMBIO de ritmo anoche, San Geraldo y yo volvimos a un bar de tapas local, El Callejón, con comida especialmente buena y mesas y sillas especialmente incómodas (la razón por la que no hemos vuelto por un tiempo). Pensamos que, como éramos solo nosotros dos, no pasaríamos tanto tiempo en la tarea y, por lo tanto, podríamos sobrevivir a los asientos. Estaba bien vale la pena.

Comencé con mi plato favorito, tortillitas de camarones, que devoré antes de recordar sacar mi cámara de mi bolso. Pasamos a boquerones al limón. Es cierto que antes de mudarme a España hace 8-1/2 años, no podía estar en la misma habitación con una anchoa; pero nunca había comido anchoas españolas buenas, frescas, y grandes (y locales). Estos son excepcionales. Luego tuvimos hamberguesitas de rabo de toro. De nuevo, exquisito. Y para el final, compartimos un plato de berenjenas con miel de caña. Estos también fueron excelentes. El camarero le trajo amablemente un pequeño tazón de miel de caña para San Geraldo, quien, como le había explicado de antemano, solo ordena realmente las berenjenas para que puede tomar la miel de caña. Y, por supuesto, cuando las berenjenas se habían ido, había pan en la mesa para mojar.

El camarero y SG pueden estar relacionados. Dijo que también es SU parte favorita de la comida.

BOQUERONES AL LIMÓN. / ANCHOVIES WITH LEMON.
HAMBERGUESITAS DE RABO DE TORO. / BULL’S TAIL “SLIDERS”.
BERENJENAS CON MIEL DE CAÑA. / FRIED EGGPLANT (AUBERGINES) WITH MOLASSES (BLACK TREACLE)
SORRY I DIDN’T CATCH THE FINAL ENTRY. BUT, AS YOU’LL SEE BELOW, HE WAS HAPPY TO SHARE.
LO SIENTO, NO CAPTÉ LA ENTRADA FINAL. PERO, COMO VERÁS ABAJO, FUE FELIZ DE COMPARTIR.

.

Oh, honey… Falling for nobody else but you.
Oh, caríno… Enamorarse de nadie más que tú.

NOTA:
La palabra inglésa “honey” significa “miel” pero también significa “cariño.”

Medieval Love / Amor Medieval

La versión español está después de la versión inglés.

A FEW MONTHS back, our great niece Alice was very excited about her new costume. “I’m going to be a medieval princess,” she told her cousin Natalie. Natalie asked, “What’s medieval?” Alice thought for a moment and explained, “Well, it means she’s kinda good … and kinda evil.”

Well… the only thing evil about last night’s medieval themed Valentine’s dinner at Mesón Salvador was that it was wickedly good. Nothing “kinda” about it. We were joined by friends and, once again, we were so busy enjoying each other’s company that I never got around to ensuring there were photos of us all. At least I managed to remember the food. We finished with Mesón Salvador’s Valentine’s Day Aperol Spritz (Aperol, orange juice, and cava).

.

HACE UNOS MESES, nuestra sobrina nieta Alice estaba muy entusiasmada con su nuevo disfraz. “Voy a ser príncipes medievales”, le dijo a su prima Natalie. Natalie preguntó: “¿Qué es medieval?” Alice pensó por un momento y explicó: “Bueno, significa que es un poco buena … y un poco malvada”.

[NOTA: Cuando rompió la palabra “medieval” en dos partes, decidió que “med” significaba “media”. “Evil” en inglés es malvada.]

Bueno … lo único malvada de la cena de San Valentín con temática medieval de anoche en Mesón Salvador fue que fue malvadamente bueno. Nada “un poco” al respecto. Nos acompañaron nuestras amigas y, una vez más, estábamos tan ocupados disfrutando de la compañía del otro que nunca estuve para asegurarme de que hubiera fotos de todos nosotros. De alguna manera logré recordar la comida. Terminamos con Mesón Salvador San Valentín Aperol Spritz (Aperol, jugo de naranja y cava).

With Sir Lolo the Charming.

Con Señor Lolo el Encantador.

San Geraldo and Sir Angel Lancelot
(or maybe it was Merlin).

San Geraldo y Señor Angel Lancelot
(o tal vez él era Merlin).


Wild rice salad.
Roast beef with black spaghetti, green mustard, and radishes.
Roasted bacalao with asparagus and crispy gula (baby eels).
My glasses after I dropped them in my plate.
Mis gafas después de dejarlos caer en mi plato.
Wellington pork tenderloin with mushrooms, chestnut sauce, and Málaga wine
Bread dunked in Coke. At least he shaved and combed his hair.
Pan sumergido en Coca Cola. Al menos se afeitó, se cortó la barba, y se peinó.

SG watching out for
bread-and-gravy thieves.

SG vigilando a los
ladrones de pan y salsa.

Valentine’s heart (raspberry sorbet, chocolate mousse, caramel, and mint)