Mitch in Kitchen / Mitch en Cocina

La versión en español está después de la versión en inglés.

IT’S CALLED THE FIT CHOCOLATE Protein Muffin and it’s from Nutriandfitness in Buenos Aires, Argentina. According to the recipe, only two ingredients are required: protein powder and egg. It says to add sweetener to taste. In my book, that’s three ingredients. But if you read further, you’ll find that it’s one scoop of protein, one egg and one egg white — and sweeten to taste. I don’t know about you, but I’m up to four ingredients. However, the recipe looked so simple and healthy that I thought I’d give it a try.

Per the instructions, I stirred up the egg and the egg white for 30 seconds. (Yes, I actually know how to separate eggs and I do so quite artfully.) Then I slowly added the protein powder, stirring for a minute. It was lumpy but I did what I could. Chocolate protein powder was recommended. I have cocoa. And although my protein powder is not brown, I figured the flavour would be fine. Once it was all mixed together, I put it in the microwave for a minute.

As you can see from the photos, it didn’t look anything like the sample, nor did it look like anything anyone would eat. I tried it. It was like chewing a 100-year-old gummy bear, only worse and with less flavour. I tossed it. I have no idea what I could have possibly done wrong, but I figure it has to be me and not the recipe.

Buenos Aires is in the Southern Hemisphere. Maybe I was supposed to stir in the opposite direction.

.

SE LLAMA MUFFIN PROTEICO DE Chocolate Fit y es de Nutriandfitness en Buenos Aires, Argentina. Según la receta, solo se requieren dos ingredientes: proteína en polvo y huevo. Dice agregar edulcorante al gusto. En mi libro, son tres ingredientes. Pero si sigue leyendo, encontrará que es una cucharada de proteína, un huevo y una clara, y que se endulza al gusto. No sé vosotros, pero yo tengo cuatro ingredientes. Sin embargo, la receta se veía tan simple y saludable que pensé en probarla.

Según las instrucciones, revolví el huevo y la clara durante 30 segundos. (Sí, en realidad sé cómo separar los huevos y lo hago con bastante habilidad.) Luego agregué lentamente la proteína en polvo, revolviendo durante un minuto. Tenía bultos, pero hice lo que pude. Se recomendó polvo de proteína de chocolate. Yo tengo cacao. Y aunque mi proteína en polvo no es marrón, pensé que el sabor estaría bien. Entonces, una vez que estuvo todo mezclado, lo puse en el microondas por un minuto.

Como puede ver en las fotos, no se parecía en nada a la muestra, ni se parecía a nada que alguien pudiera comer. Lo intenté. Era como masticar un osito de goma de 100 años, solo que peor y con menos sabor. Lo tiré. No tengo ni idea de qué podría haber hecho mal, pero supongo que tengo que ser yo y no la receta.

Buenos Aires está en el hemisferio sur. Quizás se suponía que debía moverme en la dirección opuesta.

Droning on / Droneando

I HEARD SOMETHING LAST NIGHT. To my ears, it was an awful noise. The sound of someone in pain. I ran from my office to the terrace, of course grabbing my camera as I went. Once I was outside, the sound was louder and more unpleasant (again, to my ears). Maybe my ears are simply untrained. Maybe it sounds good to someone else. Somewhere else. You’ll have to let me know what you think once (if) you watch the video at the end of this post. It actually sounds better, to me, on the recording.

I haven’t been out yet today. I’ll try my luck with a walk on a Saturday afternoon. I saw a drone flying back and forth along the coast when I was out yesterday. Then I spotted the control “tower” — lifeguards and safety personnel in a roped off area on the beach. Be sure to take note of the lifeguard’s shorts.

Some of you were wondering what those webbed feet were in the pictures of my drawers yesterday. It’s a couple of decorative swans we purchased from a florist and home decor shop that had opened in our neighborhood a few years ago. I don’t know why we bought them, except to support the new shop owners. The shop has since moved to a smaller space in a busier location.

Speaking of drawers: I’m kind of a crossword puzzle freak. Lately, I’ve been going back through the NY Times archive and doing old crossword puzzles. Check out the clue that came up last night (after my drawers post). Also, check out 21 Down. For two days, I had a craving for Oreos. I bought a package of Double Stuf yesterday afternoon (again, before seeing the puzzle).

I cooked again the other day. I made more of Anne Marie’s balls (click here). Dudo and Moose were stunned to see me in the kitchen when they weren’t due for a treat. As you’ll see in the photos, Moose panicked.

ESCUCHÉ ALGO ANOCHE. PARA MIS oídos, fue un ruido espantoso. El sonido de alguien con dolor. Corrí de mi oficina a la terraza, por supuesto agarrando mi cámara mientras caminaba. Una vez que estuve afuera, el sonido fue más fuerte y más desagradable (nuevamente, para mis oídos). Quizás mis oídos simplemente no están entrenados. Quizás suene bien para otra persona. En algún otro lugar. Tendrás que decir lo que piensas una vez (si ves) el video al final de esta entrada. De hecho, me suena mejor en la grabación.

Todavía no he salido. Probaré suerte con un paseo un sábado por la tarde. Vi un dron volando de un lado a otro a lo largo de la costa cuando salí ayer. Luego vi la “torre” de control: socorristas y personal de seguridad en un área acordonada en la playa. Asegúrese de tomar nota de los pantalones cortos del socorrista.

Algunos de vosotros se estabais preguntando qué eran esos pies palmeados en las fotos de mis cajones ayer. Son un par de cisnes decorativos que compramos en una floristería y tienda de decoración del hogar que abrió en nuestro vecindario hace unos años. No sé por qué los compramos, excepto para ayudar a los nuevos propietarios de las tiendas. Desde entonces, la tienda se ha trasladado a un espacio más pequeño en un lugar más concurrido.

Hablando de cajones: Soy una especie de fanático (solamente un poco) de los crucigramas. Últimamente, he estado revisando el archivo del NY Times y haciendo viejos crucigramas. Mira la pista que surgió anoche (después de mi entrada sobre los cajones [drawers]). Además, echa un vistazo a 21 Down. Durante dos días, tuve ganas de Oreos Double Stuf. Compré un paquete ayer por la tarde (nuevamente, antes de ver el rompecabezas).

Cociné de nuevo el otro día. Hice más pelotas de Anne Marie (haz clic aquí). Dudo y Moose se quedaron atónitos al verme en la cocina cuando no les tocaba un regalo. Como verán en las fotos, Moose entró en pánico.

We’re gonna te-ell…
Le diremos…
He’s in the kitchen! ALONE! I think he’s cooking!
¡El esta en la cocina! ¡SOLO! ¡Creo que él esta cocinando!

.

Carpathian Cake / Tarta Karpatka

La versión en español está después de la versión en inglés.

SAN GERALDO WAS INSPIRED TO bake something new yesterday. As he began, he told me what he chose looked like it would be fun to make, should be delicious, and: “It’s not too unhealthy.”

I immediately decided that would be the title of my first cookbook. The “It’s Not Too Unhealthy Cookbook.” On second thought, maybe my first cookbook should be called: “I Hope This Doesn’t Kill You.”

Somehow, SG decided to make karpatka, a traditional Polish cream pie. In English, one of its common names is Carpathian Mountain Cream Cake. The rugged cake layers do look like the Carpathian Mountains, with a dusting of powdered sugar for snow. Karpatka is made with the same dough used for éclairs and cream puffs. Ironically, that’s what San Geraldo chose to bake, for his very first effort. At the age of 8. Cream puffs.

San Geraldo watched a video on YouTube to see how karpatka was made. The recipe wasn’t included, so he took notes. Karpatka is apparently the peasant version of the more refined kremówka, which is made with puff pastry. SG’s royal ancestors probably enjoyed kremówka. This peasant is perfectly content with San Geraldo’s delicious karpatka.

And, you know, he was right. It didn’t taste too unhealthy.

NOTE: San Geraldo told me not to share the recipe because he feels there’s too much flour in the custard filling. What do I know? I guess it’s back to the Carpathian Mountains for me.

.

SAN GERALDO FUE INSPIRADO A hornear algo nuevo ayer. Cuando comenzó, me dijo que lo que eligió parecía que sería divertido de hacer, que debería ser delicioso, y que: “No es muy poco sano”.

Inmediatamente decidí que ese sería el título de mi primer libro de cocina. “No Es Muy Poco Sano”. Pensándolo bien, quizás mi primer libro de cocina debería llamarse: “Espero Que Esto No Te Mate”.

De alguna manera, SG decidió cocinar karpatka, una tarta de crema tradicional polaca. Las capas de pastel resistentes se parecen a las montañas de los Cárpatos, con una capa de azúcar glaceado para nieve — de ahí el nombre. La karpatka está hecho con la misma masa utilizada para éclairs y hojaldres de crema. Irónicamente, eso es lo que San Geraldo eligió hornear, para su primer esfuerzo. A los 8 años. Hojaldres de crema.

San Geraldo vio un video en YouTube para ver cómo se hizo el karpatka. La receta no fue incluida. Entonces tomó notas. Karpatka es aparentemente la versión campesina del kremówka más refinado, que está hecho con hojaldre. Los antepasados ​​reales de SG probablemente disfrutaron de kremówka. Este campesino está perfectamente contento con la karpatka deliciosa de San Geraldo.

Y, ya sabes, tenía razón. No sabía demasiado poco saludable.

NOTA: San Geraldo me dijo que no compartiera la receta porque siente que hay demasiada harina en la rellena de crema pastelera. ¿Que sé yo? Supongo que ha vuelto a las montañas de los Cárpatos para mí.

Tortilla Tornado

La versión español está después de la versión inglés.

ONE OF THE COMMENTS I hear most from San Geraldo when he cooks our dinner for two is, “I have enough _____ to feed an army.” Earlier this week he filled in the blank with potatoes.

I don’t eat a lot of potatoes. SG no longer eats very many either. He prepared breaded (in Special K) turkey filets. On the side, in addition to the potatoes, were Brussels sprouts (which I love). He sautéed the potatoes in the excess breading, as he usually does. After dinner, he put the leftover potatoes in a container in the refrigerator and said, “I have no idea what I’ll do with all these.”

The next night, he decided to use up the potatoes in his own version of a Spanish tortilla (which is nothing like a Mexican tortilla, as you’ll see below). He didn’t follow any recipe, and simply mixed up the buttery breaded potatoes with some of the other things he knew went into a traditional tortilla. He flipped the tortilla pan too soon and cooked a big portion directly on the cook top before scraping it off. It was delicious and worth the clean-up.

THE SEAS HAVE BEEN HIGH in recent days. That’s why many stretches of beach have been displaying yellow and even red flags (instead of green). Although sometimes my mask is in perfect harmony with the flag, at other times, it is not. Especially when the flag color changes as I walk. It all depends on the currents on that particular stretch of beach.

.

UNO DE LOS COMENTARIOS QUE más escucho de San Geraldo cuando prepara nuestra cena para dos es: “Tengo suficiente _____ para alimentar a un ejército”. A principios de esta semana llenó el espacio en blanco con patatas.

No como muchas patatas. SG ya no come muchos tampoco. Preparó filetes de pavo empanizados (en Special K cereal). Al lado, además de las patatas, había coles de Bruselas (que me encantan). Salteó las patatas en el exceso de empanado, como suele hacer. Después de la cena, puso las patatas sobrantes en un recipiente en el refrigerador y dijo: “No tengo idea de qué haré con todo esto”.

La noche siguiente, decidió usar las patatas en su propia versión de una tortilla española. No siguió ninguna receta, y simplemente mezcló las patatas empanizadas con algunas de las otras cosas que sabía que formaban parte de una tortilla tradicional. Volteó la tortilla demasiado pronto y cocinó una gran porción directamente sobre la estufa antes de rasparla. Estaba delicioso y valió la pena la limpieza.

LOS MARES HAN ESTADO ALTOS en los últimos días. Es por eso que muchos tramos de playa han estado mostrando banderas amarillas e incluso rojas (en lugar de verdes). Aunque a veces mi máscara está en perfecta armonía con la bandera, otras veces no lo está. Especialmente cuando el color de la bandera cambia mientras camino. Todo depende de las corrientes en ese tramo particular de playa.

Judy surprised me with this New York fabric. I love it.
Judy me sorprendió con esta tela de New York. Me encanta.
The rusty red in my mask didn’t go with the bright red of this flag.
El rojo óxido en la máscarilla no combinaba con el rojo brillante de la bandera.

Lockdown Day 50: Put a Fork in It / Encierro Día 50: Ponle un Tenedor

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO BAKED ANOTHER DELICIOUS apple cake Friday afternoon. After dinner, he cut us a couple of slices while I started to get the dishes organized for washing.

“Do we take a fork with that?” I heard him ask from across the kitchen.

“Yes,” I replied.

He cut our two slices and said, “I don’t think we take a fork but it looks good.”

“We always use forks,” I insisted.

“Really? I don’t think so.”

And then I looked over to discover he had cut the cake in half and then split one of those halves for our dessert. “Oh, wait,” I said, “Did you say ‘Do we take a fourth of that?’ I thought you said a fork!”

“Is this too much?” (Of course not.)

We ate half the cake. We split the other half into the usual four servings Saturday (and, no, we did not eat them all at once).

Speaking of clarity, we look forward to more when it comes to the rules regarding easing of restrictions. I won’t go into all the details of who can go out and when and for how long and with whom and what we can do when we’re out there. I’m sure points that need clarification will soon be clarified.

One peculiar point: Walks are limited to a kilometer from home, while sport (running, bicycling, skating, etc.) is limited to the municipality. My walk is my sport and some have interpreted that to mean we can go longer distances. But that’s an assumption. People have asked, “If we wear tracksuits, can we go further than a kilometer?” Since I’m not yet clear on the rules, I walked hither and yon within a kilometer of home.

My final stop before coming back home (because it was nearly 10:00) was the park a few minutes away that contains Roman ruins (fish salting plant, tile factory, baths). I was pleased to find the park re-opened. It’s a great place for a quiet walk and exploration away from the beach. More of that coming soon. No more apple cake, however, until SG bakes again.

So, click the images for the bigger picture.

.

SAN GERALDO HIZO OTRO delicioso tarta de manzana el viernes por la tarde. Después de la cena, nos cortó un par de rebanadas mientras yo comenzaba a organizar los platos para lavarlos.

“¿Tomamos un fork [tenedor] con eso?” lo escuché preguntar desde el otro lado de la cocina.

“Sí”, respondí.

Cortó nuestras dos rodajas y dijo: “No creo que tomemos un fork [tenedor], pero se ve bien”.

“Siempre usamos forks [tenedores]”, insistí.

“¿De verdad?” preguntó.

Y luego miré para descubrir que había cortado el pastel por la mitad y luego partió una de esas mitades para nuestro postre. “Oh, espera”, le dije, “¿Dijiste tomamos un fourth [cuarto] de eso?” ¡Pensé que habías dicho un fork [tenedor]!

Él preguntó: “¿Es eso demasiado?” (Por supuesto no.)

Comimos la mitad del pastel. Dividimos la otra mitad en las cuatro porciones habituales el sábado (y, no, no las comimos todas a la vez).

Hablando de claridad, esperamos más cuando se trata de las reglas relativas a la flexibilización de las restricciones. No voy a entrar en todos los detalles de quién puede salir y cuándo y por cuánto tiempo y con quién y qué podemos hacer cuando estamos allí. Estoy seguro de que los puntos que necesitan aclaración pronto se aclararán.

Un punto peculiar: Las caminatas se limitan a un kilómetro de casa, mientras que el deporte (correr, andar en bicicleta, patinar, etc.) se limita al municipio. Mi caminata es mi deporte y algunos han interpretado que eso significa que podemos recorrer distancias más largas. Pero eso es una suposición. La gente ha preguntado: “Si usamos chándales, ¿podemos ir más allá de un kilómetro?” Como todavía no tengo claras las reglas, caminé de aquí para allá dentro de un kilómetro de la casa.

Mi última parada antes de regresar a casa (porque eran casi las 10:00) fue el parque a pocos minutos que contiene ruinas romanas (planta de salazón, fábrica de azulejos, baños). Me complació encontrar el parque reabierto. Es un gran lugar para un paseo tranquilo y explorar lejos de la playa. Más de eso próximamente. No más pastel de manzana, sin embargo, hasta que SG hornee otra vez.

Entonces, haz clic para ver las imágenes más grande.

One-fourth with a fork. (Un cuarto con un tenedor.)