Lockdown Day 67: I’ll Paint Rainbows / Encierro Día 67: Pintaré Arcoiris

La versión español está después de la versión inglés.

I WENT FOR A WALK on the beach around 8:15 this morning. Sleep sucked again last night and the construction noise had begun. As I was leaving the house, I noticed a prism of color on an etching done by My Mother the Dowager Duchess. There were prisms of color all along my walk and plenty to make me smile this morning. I hope it does the same for you.

Please click the images. I think they’re worth a closer look.

.

FUI A DAR UN PASEO por la playa alrededor de las 8:15 de esta mañana. El sueño apestaba nuevamente anoche y el ruido de la construcción había comenzado. Cuando salía de la casa, noté un prisma de color en un aguafuerte hecho por Mi Madre la Duquesa Viuda. Había prismas de color a lo largo de mi caminata y mucho para hacerme sonreír esta mañana. Espero que haga lo mismo por ti.

Por favor haga clic en las imágenes. Creo que merecen una mirada más cercana.

The workers in the final image are standing on the second floor of what will be a four-story building. I took the photo having no idea what I had captured in the background. That’s a very fortunately placed window frame.
Los trabajadores en la última imágen están parados en el segundo piso de lo que será un edificio de cuatro pisos. Hice la foto sin tener idea de lo que había capturado en el fondo. Ese es un marco de ventana muy afortunadamente colocado.

.

Always Chasing Rainbows / Siempre Persiguiendo Arcoiris

La versión español está después de la versión inglés.

WINTER WEATHER IS making its appearance here on the Costa del Sol. It rained. One night recently. Maybe it was last week or the week before. I can’t remember. But it rained a lot that night. Temperatures have dropped to a frigid 18C (64F) during the day and sometimes even to 13C (55F) before sunrise. Brrr.

Fine, if those tempereatures don’t impress you, the winds have been blowing. And believe me, they do blow here. Trees come down, windows whistle and shake, and people hold onto each other as they walk along the Paseo.

I try staying inside during the worst windstorms because the winds wreak havoc with my allergies. Or maybe it’s a cold; I can never tell. San Geraldo had the same symptoms two days before me. He was better for a day and they kicked in again. He seemed to be mostly better yesterday. After a day off, my symptoms kicked in again yesterday. I took some cold medicine, which knocked me out. This all does wonders for my mood. Hence the song that comes to mind today. (Although my life has been filled with rainbows, sometimes I forget.) Despite my whining (whinging), I did get out Wednesday afternoon to add two more stamps to my erotic tapas passport. More on those tomorrow.

Although the sky has threatened and the clouds have been dark, we’ve had no more rain and, therefore, no more rainbows (click here). Except on Dudo (the rainbow, not the rain).

.

EL TIEMPO DE invierno está haciendo su aparición aquí en la Costa del Sol. Llovió. Una noche recientemente. Tal vez fue la semana pasada o la semana anterior. No me acuerdo. Pero llovió mucho esa noche. Las temperaturas han caído a una fría 18°C (64F) durante el día y, a veces, a 13°C (55F) antes del amanecer. Brrr.

Bien, si esas temperaturas no te impresionan, los vientos han estado soplando. Y créeme, ellos soplan aquí. Los árboles caen, las ventanas silban y tiemblan, y las personas se agarran mientras caminan por el Paseo.

Intento quedarme adentro durante las peores tormentas de viento porque los vientos causan estragos en mis alergias. O tal vez es un resfriado; nunca puedo decirlo. San Geraldo tuvo los mismos síntomas dos días antes que yo. Estuvo mejor por un día y patearon de nuevo. Parecía estar mayormente mejor ayer. Después de un día libre, mis síntomas comenzaron de nuevo ayer. Tomé algunos medicamentos para el resfriado, lo que me dejó inconsciente. Todo esto hace maravillas para mi estado de ánimo. De ahí la canción que me viene a la mente hoy. (Aunque mi vida ha estado llena de arcoíris, a veces lo olvido). A pesar de mis quejidos, salí el miércoles por la tarde para agregar dos sellos más a mi pasaporte de la tapa erótica. Más sobre esos mañana.

Aunque el cielo ha amenazado y las nubes han estado oscuras, no hemos tenido más lluvia y, por lo tanto, no más arcoiris (haz clic aquí). Excepto en Dudo (el arcoiris, no la lluvia).

Dudo caught the rainbow. Now he’s waiting to find a little bluebird (in vain, I hope, like the song says).
Dudo atrapó el arcoíris. Ahora está esperando encontrar un pequeño pájaro azul (en vano, espero, como dice la canción).

.

Siempre estoy persiguiendo arcoiris
Mirando las nubes a la deriva
Mis planes son como todos mis sueños
Terminando en el cielo
Algunas personas miran y encuentran la luz del sol
Siempre miro y encuentro la lluvia
Algunas personas ganan en algún momento
Ni siquiera hago una ganancia, créeme
Siempre estoy persiguiendo arcoiris
Esperando encontrar un pequeño pájaro azul en vano

Double Happiness / Doble Felicidad

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO HAS a second-cousin from Norway (yes, another one) who usually spends several weeks every year in Southern Spain, in Torrox, a pueblo blanco (white village). Her name is Vårin. We try to get together when one of her daughters comes to visit. Tuesday, we drove the 55 minutes to Torrox where we were served another one of Vårin’s typically delicious Norwegian/Spanish lunches.

As is common in Andalucia’s pueblos blancos, the streets are steep. In Torrox, it’s difficult to find any level ground at all. Most streets, like Vårin’s, are nothing more than stairways.

During our first visit, we watched a 127-year-old man (OK, maybe that’s an exaggeration) trot up one series of steps after another, leaving us in the dust. Vårin, at 81, goes up and down the streets like that 127-year-old. As her daughter Berit said, “My mother’s a goat.”

The weather was beautiful for our drive to Torrox, but midway through lunch there was a sudden downpour (with thunder and lightning… very, very frightening) that turned the streets into waterfalls. It rained a bit during our drive home and San Geraldo then said, “There should be a rainbow.” He looked in the rearview mirror and there it was. And not just one. We had double happiness.

NOTE: Click the images to double YOUR happiness.

.

SAN GERALDO TIENE una prima segunda de Noruega (sí, otra) que generalmente pasa varias semanas cada año en el sur de España, en Torrox, un pueblo blanco. Ella se llama Vårin. Intentamos reunirnos cuando una de las hijas de Vårin viene de visita. El martes, conducimos los 55 minutos hasta Torrox, donde nos sirvieron otro de los almuerzos típicamente deliciosos noruegos/españoles de Vårin.

Como es común en los pueblos blancos de Andalucía, las calles son empinadas. En Torrox, es difícil encontrar un terreno nivelado. La mayoría de las calles, como la calle de Vårin, no son más que escaleras.

Durante nuestra primera visita, vimos a un hombre de 127 años (OK, tal vez eso es una exageración) trotar una serie de pasos tras otro, dejándonos en el polvo. Vårin, a los 81, sube y baja las calles como ese hombre de 127 años. Como dijo su hija Berit: “Mi madre es una cabra”.

El clima era hermoso para nuestro viaje a Torrox, pero a la mitad del almuerzo hubo un chaparrón repentino que convirtió las calles en cascadas. Llovió un poco durante nuestro viaje a casa y San Geraldo dijo: “Debería haber un arcoíris”. Miró por el espejo retrovisor y allí estaba. Y no solo uno. Teníamos doble felicidad.

NOTA: Haz clic en las imagenes para doblar tu felicidad.

Like Lemon Drops

When it comes to living with my clinical depression, mornings are usually my most challenging time. I tend to avoid an afternoon siesta because waking up from one is like experiencing morning all over again.

After a few nights of mediocre sleep this week, I couldn’t avoid a siesta Friday afternoon.

Less than an hour later, I was having another “morning.” As I lay in bed with my eyes closed trying to talk myself into again facing the day, San Geraldo came running in from the terrace.

“I’m sorry to wake you,” he rushed, “But you have to see the rainbow.”

Thanks to San Geraldo, I was able to wake up where the clouds were far behind me.


(Click the images to open a magic lane.)

AND MAKE MINE A DOUBLE!
BIRDS FLY OVER THE RAINBOW…

When all the world is a hopeless jumble…