Lockdown Day 90 / Encierro Día 90: Heebie Jeebies

La versión español está después de la versión inglés.

I WALKED ON THE PASEO for about an hour yesterday. The wind was blowing, so I figured I’d avoid direct contact with the beach and another microdermabrasion treatment.

The wind picked up when I made the return trip. I was sprayed by sand and surf. The sand wasn’t too bad from that distance and the sea spray was exhilarating. Green flags are flying again on the beach, which means the lifeguards are on duty and it’s safe to swim. But the wind has destroyed some of the flags, which in my opinion sends a mixed message.

The photos begin with me reflecting on my coffee at Mesón Salvador. It was a better day — at least in my little world. The wind, however, has made both San Geraldo and me feel, as he describes it, “heebie jeebied.”

Do changes in air pressure give you the heebie jeebies? Do you have to look up the meaning of heebie jeebies?

.

AYER CAMINÉ POR EL PASEO durante aproximadamente una hora. El viento soplaba, así que pensé que evitaría el contacto directo con la playa (y la arena) y otro tratamiento de microdermabrasión.

El viento se levantó cuando hice el viaje de regreso. Me rociaron arena y olas. La arena no era tan mala desde esa distancia y el rocío del mar era estimulante. Las banderas verdes vuelven a ondear en la playa, lo que significa que los socorristas están de guardia y es seguro nadar. Pero el viento ha destruido algunas de las banderas, lo que en mi opinión envía un mensaje mixto.

Las fotos comienzan conmigo reflexionando sobre mi café en Mesón Salvador. Fue un día mejor, al menos en mi pequeño mundo. Sin embargo, el viento nos ha hecho sentir a San Geraldo y a mí, como él lo describe, “heebie-jeebied”.

Los “heebie jeebies” es una frase estadounidense que se originó en 1926, lo que significa un sentimiento de ansiedad, aprensión, o depresión; los nervios — como “poner los pelos de punta”.

¿Los cambios en la presión del aire te dan los heebie jeebies?

.

Lockdown Day 62: Better Now / Encierro Día 62: Ahora, Mejor

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE BEEN WAKING EARLY MOST mornings with a bit of sciatic pain. Sometimes, I’m able to get back to sleep but, most days, the only relief is to get out of bed and start moving. It’s usually immediately improved and within an hour the pain is completely gone (although a trampoline would be out of the question).

This morning I winced as I got out of bed, and walked gingerly across the apartment. I tried to sit down, but I suddenly had jolts of pain emanating from my hip to my foot and up into my chest. I had cramps below my rib cage on one side. I moaned. I whined. I swore. I hobbled around the house while making the worst noises. I was a big baby. I apologized to San Geraldo, but I couldn’t help myself. I couldn’t walk, stand still, sit, lie down, without excruciating electrical jolts and muscle-cramping pain.

After about 15 minutes, I decided to try an isometric glute exercise (the standing glute squeeze). Either that helped or it was simply time for the pain to begin to ease. I’ll add it to my repertoire — just in case.

Moose followed me around the house the entire time, trying to get my attention (for his own selfish reasons). I apologized. Dudo simply watched from a safe distance. But when I began pacing on the terrace, he too thought he was adorable enough for me to forget about myself. The photos of Dudo were taken on another adorable day; today was not the day for the camera.

Once I felt a bit better, I went for a walk on the Paseo (walking briskly usually feels great and it did, finally, today), stopping before-hand to pay the flower vendor to put aside another hibiscus for me. On my way home I picked it up and brought San Geraldo some more color.

Speaking of color, click Dudo to see the vibrance in those eyes.

.

LA MAYORÍA DE LAS MAÑANAS me he despertado temprano con un poco de dolor ciático. A veces, puedo volver a dormir pero, la mayoría de los días, el único alivio es salir de la cama y comenzar a moverme. Por lo general, mejora de inmediato y en una hora el dolor desaparece por completo (aunque un trampolín estaría fuera de discusión).

Esta mañana hice una mueca cuando me levanté de la cama y caminé con cuidado por el piso. Traté de sentarme, pero de repente tuve una sacudida de dolor que emanaba de la cadera hasta el pie y subía al pecho. Tenía calambres debajo de la caja torácica en un lado. Yo gemí. Me quejé. Lo juré. Cojeaba por la casa mientras hacía los peores ruidos. Yo era un bebé grande. Me disculpé con San Geraldo, pero no pude evitarlo. No podía caminar, quedarme quieto, sentarme, acostarme, sin insoportables sacudidas eléctricas y dolor muscular.

Después de unos 15 minutos, decidí probar un ejercicio isométrico de glúteos (el apretón de glúteos de pie). O eso ayudó o simplemente era hora de que el dolor comenzara a disminuir. Lo agregaré a mi repertorio, por si acaso.

Moose me siguió por la casa todo el tiempo, tratando de llamar mi atención (por sus propios motivos egoístas). Me disculpé. Dudo simplemente observaba desde una distancia segura. Pero cuando comencé a pasear por la terraza, él también pensó que era lo suficientemente adorable como para que me olvidara de mí mismo. Las fotos de Dudo fueron tomadas en otro día adorable; hoy no era el día para la cámara.

Una vez que me sentí un poco mejor, salí a caminar por el Paseo (caminar enérgicamente, por lo general, se siente genial y, después de ese comienzo difícil, también lo hace hoy), deteniéndome de antemano para pagarle al vendedor de flores para que me dejara otro hibisco. En mi camino a casa lo recogí y traje a San Geraldo un poco más de color.

Hablando de color, haz clic en Dudo para ver la vitalidad en esos ojos.

.

Although I was walking “gingerly,” that’s not me above. (In case you don’t know, the redhead is Ginger from TV’s Gilligan’s Island.)
Ese no soy yo. (En inglés, si quiere decir “caminé cautelosamente”, también puede decir “caminé gingerly [con jengibre]”, que significa lo mismo y proviene de la palabra inglesa para jengibre. (No me preguntes por qué.) De todos modos, ella que tiene el pelo de jengibre arriba es Ginger del programa de televisión de la década de 1960 “Gilligan’s Island.”

Lockdown Day 60: Buckets of Rain (and Flowers) / Encierro Día 60: Baldes de Lluvia (y Flores)

La versión español está después de la versión inglés.

AFTER SOME HEAVY RAIN YESTERDAY morning, the sun came out in the afternoon. And then, after darkness overnight (OK, there was a clear, bright moon), the sun returned in all its glory today.

These photos are from yesterday’s walk through town in the drizzle when I returned from the orthodontist. My ankle was a bit achy during the night. So I returned to the beach for this morning’s walk. Barefoot in the sand feels better. Who knows what damage I’m actually doing?

Our friend Judyshannon, who broke her ankle badly some years back told me a good flexibility exercise is to write the letters of the alphabet (cursive) with your toes. I found that boring, so I wrote swear words. And that showed me how uncreative my language can be. So, I started writing swear words in Spanish, too. I clearly need to increase my colorful vocabulary… in both languages. Can you swear in other languages?

Click the frickin’ images already.

.

DESPUÉS DE ALGUNAS FUERTES LLUVIAS ayer por la mañana, salió el sol por la tarde. Y luego, después de la oscuridad durante la noche (OK, había una luna clara y brillante), el sol volvió en toda su gloria hoy. Estas fotos son del paseo de ayer por la ciudad en la llovizna cuando regresé del ortodoncista. Me dolía un poco el tobillo durante la noche. Así que regresé a la playa para caminar esta mañana. Descalzo en la arena se siente mejor. ¿Quién sabe qué daño estoy haciendo realmente?

Nuestra amiga Judyshannon, quien se rompió el tobillo hace algunos años, me dijo que un buen ejercicio de flexibilidad es escribir las letras del alfabeto (cursiva) con los dedos del pie. Me pareció aburrido, así que escribí malas palabras. Y eso me mostró cuán poco creativo puede ser mi lenguaje. Entonces, comencé a escribir malas palabras en español también. Claramente necesito aumentar mi colorido vocabulario … en ambos idiomas.

¿Puedes jurar en otros idiomas?

Haz clic en las malditas imágenes ya.

.

Lockdown Day 50: Put a Fork in It / Encierro Día 50: Ponle un Tenedor

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO BAKED ANOTHER DELICIOUS apple cake Friday afternoon. After dinner, he cut us a couple of slices while I started to get the dishes organized for washing.

“Do we take a fork with that?” I heard him ask from across the kitchen.

“Yes,” I replied.

He cut our two slices and said, “I don’t think we take a fork but it looks good.”

“We always use forks,” I insisted.

“Really? I don’t think so.”

And then I looked over to discover he had cut the cake in half and then split one of those halves for our dessert. “Oh, wait,” I said, “Did you say ‘Do we take a fourth of that?’ I thought you said a fork!”

“Is this too much?” (Of course not.)

We ate half the cake. We split the other half into the usual four servings Saturday (and, no, we did not eat them all at once).

Speaking of clarity, we look forward to more when it comes to the rules regarding easing of restrictions. I won’t go into all the details of who can go out and when and for how long and with whom and what we can do when we’re out there. I’m sure points that need clarification will soon be clarified.

One peculiar point: Walks are limited to a kilometer from home, while sport (running, bicycling, skating, etc.) is limited to the municipality. My walk is my sport and some have interpreted that to mean we can go longer distances. But that’s an assumption. People have asked, “If we wear tracksuits, can we go further than a kilometer?” Since I’m not yet clear on the rules, I walked hither and yon within a kilometer of home.

My final stop before coming back home (because it was nearly 10:00) was the park a few minutes away that contains Roman ruins (fish salting plant, tile factory, baths). I was pleased to find the park re-opened. It’s a great place for a quiet walk and exploration away from the beach. More of that coming soon. No more apple cake, however, until SG bakes again.

So, click the images for the bigger picture.

.

SAN GERALDO HIZO OTRO delicioso tarta de manzana el viernes por la tarde. Después de la cena, nos cortó un par de rebanadas mientras yo comenzaba a organizar los platos para lavarlos.

“¿Tomamos un fork [tenedor] con eso?” lo escuché preguntar desde el otro lado de la cocina.

“Sí”, respondí.

Cortó nuestras dos rodajas y dijo: “No creo que tomemos un fork [tenedor], pero se ve bien”.

“Siempre usamos forks [tenedores]”, insistí.

“¿De verdad?” preguntó.

Y luego miré para descubrir que había cortado el pastel por la mitad y luego partió una de esas mitades para nuestro postre. “Oh, espera”, le dije, “¿Dijiste tomamos un fourth [cuarto] de eso?” ¡Pensé que habías dicho un fork [tenedor]!

Él preguntó: “¿Es eso demasiado?” (Por supuesto no.)

Comimos la mitad del pastel. Dividimos la otra mitad en las cuatro porciones habituales el sábado (y, no, no las comimos todas a la vez).

Hablando de claridad, esperamos más cuando se trata de las reglas relativas a la flexibilización de las restricciones. No voy a entrar en todos los detalles de quién puede salir y cuándo y por cuánto tiempo y con quién y qué podemos hacer cuando estamos allí. Estoy seguro de que los puntos que necesitan aclaración pronto se aclararán.

Un punto peculiar: Las caminatas se limitan a un kilómetro de casa, mientras que el deporte (correr, andar en bicicleta, patinar, etc.) se limita al municipio. Mi caminata es mi deporte y algunos han interpretado que eso significa que podemos recorrer distancias más largas. Pero eso es una suposición. La gente ha preguntado: “Si usamos chándales, ¿podemos ir más allá de un kilómetro?” Como todavía no tengo claras las reglas, caminé de aquí para allá dentro de un kilómetro de la casa.

Mi última parada antes de regresar a casa (porque eran casi las 10:00) fue el parque a pocos minutos que contiene ruinas romanas (planta de salazón, fábrica de azulejos, baños). Me complació encontrar el parque reabierto. Es un gran lugar para un paseo tranquilo y explorar lejos de la playa. Más de eso próximamente. No más pastel de manzana, sin embargo, hasta que SG hornee otra vez.

Entonces, haz clic para ver las imágenes más grande.

One-fourth with a fork. (Un cuarto con un tenedor.)

One More Day / Un Día Más

La versión español está después de la versión inglés.

OK, THE TITLE should really be “Two Months More,” but no one wrote that song. Monday afternoon, I was back at the orthodontist for my monthly appointment. I got my first set of Invisalign braces in October 2016. I was told the entire course would last between 18 and 20 months. Now, 39 months later, I’ve been told I have just two months to go. I guess that was 18 to 20, more or less.

At least I no longer have the sets of plastic braces to remove every time I want to eat or drink something. When the orthodontist attached this one final wire to six of my bottom teeth two months ago, she told me I would have it for two or three months, which I figured meant six. I don’t like her math(s) skills but I finally understand. Besides, I love how my teeth look. Also, the price was fixed. So I haven’t paid a single centimo in 19 months.

San Geraldo usually drives me over and I walk home. It’s only about 3.5 km (2+ miles), but the entire staff was very concerned this time because I didn’t have a hat, hood, or gloves for protection and it was extremely cold outside. I assured them I’d be OK and would even stop and buy a hat if I found the weather too harsh. I toughed it out, though, and arrived home without frostbite — in the 15C (59F) chill. Oddly, my ears were cold by the time I got home.

Tuesday morning I woke with the crag martins to another dramatic winter sunrise on the Alboran Sea, our part of the Mediterranean Sea. One more dawn.

Go ahead. Click the images and watch the sunrise with me.

.

OK, EL TÍTULO realmente debería ser “Dos Meses Más”, pero nadie escribió esa canción. El lunes por la tarde, volví al ortodoncista para mi cita mensual. Obtuve mi primer frenillos Invisalign en octubre 2016. Me dijeron que todo el curso duraría entre 18 y 20 meses. Ahora, 39 meses después, me han dicho que me quedan solo dos meses. Supongo que fue de 18 a 20, más o menos.

Al menos ya no tengo los juegos de aparatos de plástico para quitar cada vez que quiero comer o beber algo. Cuando el ortodoncista conectó este último cable a seis de mis dientes inferiores hace dos meses, me dijo que lo tendría durante dos o tres meses, lo que supuse que significaba seis. No me gustan sus habilidades matemáticas, pero finalmente lo entiendo. Además, me encanta cómo se ven mis dientes. Además, el precio fue fijo. Así que no he pagado ni un solo céntimo en 19 meses.

San Geraldo generalmente me conduce y, después, yo camino a casa. Son solo unos 3,5 km (2+ millas), pero esta vez todo el personal estaba muy preocupado porque no tenía sombrero, capucha, o guantes para protegerme y hacía mucho frío afuera. Les aseguré que estaría bien e incluso me detendría y compraría un sombrero si el clima fuera demasiado duro. Sin embargo, lo saqué y llegué a casa sin congelación, en el frío de 15C (59F). Curiosamente, mis oídos estaban fríos cuando llegué a casa.

El martes por la mañana me desperté con los roqueros con otro dramático amanecer invernal en el Mar de Alborán, nuestro parte del Mar Mediterráneo. Un amanecer más.

Adelante. Haz clic en las imágenes y mira el amanecer conmigo.

.