Super moist / Super húmeda

La versión en español está después de la versión en inglés.

BEFORE COVID-19, WE WERE OUT for dinner five nights a week. Since the pandemic we have dinner out usually no more than once a week. And that once is spent at Mesón Salvador. Monday night, San Geraldo wasn’t in the mood to cook and I wasn’t in the mood to wash dishes. So I phoned over and said we were on our way. Lolo had a table waiting for us and we were happy (as happy as anyone can be given the current state of things). We even shared a slice of cheesecake for dessert.

The Paseo, the street we live on that fronts the beach and the Mediterranean Sea (our part of the Mediterranean is called the Alboran Sea), is lined with apartment buildings. But the modern monotony is broken up by a few private homes that didn’t give up the ghost to the 1960s and ’70s tourism boom. A nearby home is a bit grand, while others are small and, to my eyes, charming. One of the smaller homes that always catches my attention currently has a huge old trumpet vine (I think it’s called brugmansia or angel’s trumpet) in full bloom.

The wind picked up yesterday evening and I saw from the terrace the tail end of a battle between two people and a beach umbrella. I grabbed my camera in time to capture the couple’s success, but not the comical start of the episode when they both held tightly to the inverted umbrella as it flapped desperately to escape.

San Geraldo added spice to the house yesterday with a new (to him) recipe for “Super Moist Spice Cake.” We had it after dinner last night and I had a big piece for dessert after breakfast. I’ve included the recipe below but click here for the website.

We both agree it would be even better with the suggested cream cheese frosting. But we decided to forego the extra fat and sugar (this week at least) — and save it for dessert at Mesón Salvador.

Anyway, San Geraldo, who had an apple for dessert after lunch today cut another piece of cake for me. He added a large dollop of apple sauce, which was excellent, although I sacrificed my first piece while trying to get a good photo of it out on the terrace. While adjusting the camera with one finger of my right hand and holding the plate in my left, the cake slid off the edge and onto the tile floor. I got a shot of the apple sauce puddle, but forgot to get a shot of the deceased cake.

.

ANTES DEL COVID-19, SALIAMOS A cenar cinco noches a la semana. Desde la pandemia, normalmente no cenamos más de una vez a la semana. Y que una vez se pasa en Mesón Salvador. El lunes por la noche, San Geraldo no estaba de humor para cocinar y yo no estaba de humor para lavar platos. Así que llamé y dije que estábamos en camino. Lolo tenía una mesa esperándonos y estábamos felices (tan felices como cualquiera puede estar dado el estado actual de las cosas). Incluso compartimos un trozo de tarta de queso de postre.

El Paseo, la calle en la que vivimos que da a la playa y al Mar Mediterráneo (nuestra parte del Mediterráneo se llama Mar de Alborán), está bordeada de edificios de apartamentos. Pero la monotonía moderna se rompe con unas pocas casas particulares que no renunciaron al fantasma del boom turístico de los años sesenta y setenta. Una casa cercana es un poco grandiosa, mientras que otras son pequeñas y, a mis ojos, encantadoras. Uno de los más pequeños que siempre me llama la atención actualmente tiene una enorme enredadera de trompeta vieja en plena floración.

El viento se levantó ayer por la noche y vi desde la terraza el final de una batalla entre dos personas y una sombrilla. Agarré mi cámara a tiempo para capturar el éxito de la pareja, pero no el comienzo cómico del episodio cuando ambos se agarraron con fuerza a la sombrilla invertida mientras aleteaba desesperadamente para escapar.

San Geraldo agregó especias a la casa ayer con una nueva receta (para él) de “Pastel de Especias Súper Húmedo”. Lo comimos anoche después de la cena y yo comí una gran porción de postre después del desayuno. Es delicioso. He incluido la receta a continuación, pero haz clic aquí para acceder al sitio web.

Ambos estamos de acuerdo en que sería aún mejor con el glaseado de queso crema sugerido. Pero decidimos renunciar al exceso de grasa y azúcar (al menos esta semana) y guardarlo para el postre en Mesón Salvador.

De todos modos, San Geraldo, que hoy se tomó una manzana después del almuerzo, me cortó otro pedazo de pastel. Añadió una cucharada grande de salsa de manzana, que estuvo excelente, aunque sacrifiqué mi primer trozo mientras intentaba sacar una buena foto en la terraza. Mientras ajustaba la cámara con un dedo de mi mano derecha y sostenía el plato en mi izquierda, el pastel se deslizó por el borde y cayó al piso de baldosas. Hice una foto del charco de salsa de manzana, pero olvidé tomar una foto del pastel fallecido.

Although it’s Gerald with a “G” and Jerry with a “J,” unsurprisingly, everyone gets it wrong.
Aunque es Gerald con una “G” y Jerry con una “J”, como era de esperar, todos se equivocan.
Mixed croquettes.
Un surtido de croquetas.
Grilled salmon.
Salmon a la plancha.
Cheesecake with blueberries.
Tarta de queso con arándanos.
My small piece after dinner last night. Super moist.
Mi pequeña pieza después de la cena de anoche. Super húmedo.
The cake was too dark in this photo. So I made some adjustments…
El pastel estaba demasiado oscuro en esta foto. Así que hice algunos ajustes…
… And dropped the cake on the floor.
… Y dejó caer el pastel al suelo.
I was more careful on my next attempt (with a fresh piece of cake).
Fui más cuidadoso en mi próximo intento (con un pedazo de pastel fresco).

.

Raindrops / Gotas de lluvia

La versión en español está después de la versión en inglés.

AS I TYPE, THERE IS a 51 percent chance of rain. That’s down from 80 to 100 percent between yesterday afternoon and this morning. Nearly 20 mm (less than 1 inch) were anticipated, along with thunderstorms. Clearly, that didn’t happen, but I did at least get drizzled on for a minute on my way home from socially distant drinks with friends yesterday afternoon.

We missed something overnight, but not much. It was raining a bit when we woke up. There were small puddles here and there this morning when we walked over to Mesón Salvador for coffee with our friend Lulu who just returned from Finland. I had been looking forward to getting soaked on a walk. I suppose I’ll have to wait a bit longer.

So, here are some photos of Wednesday’s walk, Thursday’s slice of apple cake (banana bread is coming soon), a bit of wind and rain, an animated GIF I created this morning, some overhead shots from Google Earth of the Port of Fuengirola (as suggested by the clever Wilma after Monday’s post — click here), and the temporarily settled cats. San Geraldo had to find someplace else to sit. Dudo would not give up the chair.

There are also some thumbnails for clicking if you want to feel like you’re here.

.

MIENTRAS ESCRIBO, HAY 51 POR ciento de probabilidad de lluvia. Eso ha bajado del 80 al 100 por ciento entre ayer por la tarde y esta mañana. Se anticiparon casi 20 mm (menos de 1 pulgada), junto con tormentas eléctricas. Claramente, eso no sucedió, pero al menos me rociaron por un minuto en mi camino a casa después de unas copas socialmente distantes con amigos ayer por la tarde.

Perdimos algo durante la noche, pero no mucho. Llovía un poco cuando nos despertamos. Había pequeños charcos aquí y allá esta mañana cuando caminamos hacia Mesón Salvador para tomar un café con nuestra amiga Lulu que acababa de regresar de Finlandia. Tenía muchas ganas de empaparme en un paseo. Supongo que tendré que esperar un poco más.

Entonces, aquí hay algunas fotos de la caminata del miércoles, la rebanada de tarta de manzana del jueves (el pan de plátano llegará pronto), un poco de viento y lluvia, un GIF animado que creé esta mañana, algunas tomas aéreas de Google Earth del Puerto de Fuengirola (como sugirió la inteligente Wilma después de la entrada del lunes — haz clic aquí), y los gatos instalados temporalmente. San Geraldo tuvo que buscar otro lugar para sentarse. Dudo no renunciaría a la silla.

También hay algunas miniaturas para hacer clic si quieres sentir que estás aquí.

Lady of the Evening / Dama de Noche

La versión en español está después de la versión en inglés.

I HAVE A FEW MORE views of last week’s walk to Los Pacos (click here). Skies are blue again today. The wind is blowing and seas remain a bit rough. But, so far at least, yellow flags are flying on the beach as opposed to the red flags of yesterday. I slept in, so I plan to take a walk on the beach this afternoon during siesta.

Yesterday was the 9th anniversary of our arrival in Spain. Here’s a link to my very first blog post in Spain on this day in 2011. I’ve updated the original post with the Spanish translation. May you find a little bit of beauty in every day and something, always, to make you smile.

.

TENGO ALGUNAS VISTAS MÁS DE la caminata de la semana pasada a Los Pacos (haz clic aquí). Los cielos son azules otra vez hoy. El viento sopla y los mares siguen siendo un poco agitados. Pero, al menos hasta ahora, las banderas amarillas ondean en la playa en lugar de las banderas rojas de ayer. Dormí, así que planeo dar un paseo por la playa esta tarde durante la siesta.

Ayer fue el noveno aniversario de nuestra llegada a España. Aquí hay un enlace a mi primera publicación de blog en España en este día de 2011. He actualizado la publicación original con la traducción al español. Que encuentres un poco de belleza en cada día y algo, siempre, para hacerte sonreír.

Yucca in bloom.
Yuca en flor.
Viewed from the dog park in Los Pacos. A city art project gone to seed?
Visto desde el parque para perros en Los Pacos. ¿Un proyecto de arte de la ciudad se ha ido a la semilla?
About half-way home.
A mitad de camino a casa.
My favorite: A street in Los Pacos called “Lady of the Night.” I have a feeling it was named for the flowering shrub (native to the West Indies). But, if those walls could talk.
Mi favorito: Una calle en Los Pacos llamada “Dama de la Noche”. Tengo la sensación de que se llama así por el arbusto en flor (nativo de las Indias Occidentales). Pero, si esas paredes pudieran hablar.

.

Lockdown Day 90 / Encierro Día 90: Heebie Jeebies

La versión español está después de la versión inglés.

I WALKED ON THE PASEO for about an hour yesterday. The wind was blowing, so I figured I’d avoid direct contact with the beach and another microdermabrasion treatment.

The wind picked up when I made the return trip. I was sprayed by sand and surf. The sand wasn’t too bad from that distance and the sea spray was exhilarating. Green flags are flying again on the beach, which means the lifeguards are on duty and it’s safe to swim. But the wind has destroyed some of the flags, which in my opinion sends a mixed message.

The photos begin with me reflecting on my coffee at Mesón Salvador. It was a better day — at least in my little world. The wind, however, has made both San Geraldo and me feel, as he describes it, “heebie jeebied.”

Do changes in air pressure give you the heebie jeebies? Do you have to look up the meaning of heebie jeebies?

.

AYER CAMINÉ POR EL PASEO durante aproximadamente una hora. El viento soplaba, así que pensé que evitaría el contacto directo con la playa (y la arena) y otro tratamiento de microdermabrasión.

El viento se levantó cuando hice el viaje de regreso. Me rociaron arena y olas. La arena no era tan mala desde esa distancia y el rocío del mar era estimulante. Las banderas verdes vuelven a ondear en la playa, lo que significa que los socorristas están de guardia y es seguro nadar. Pero el viento ha destruido algunas de las banderas, lo que en mi opinión envía un mensaje mixto.

Las fotos comienzan conmigo reflexionando sobre mi café en Mesón Salvador. Fue un día mejor, al menos en mi pequeño mundo. Sin embargo, el viento nos ha hecho sentir a San Geraldo y a mí, como él lo describe, “heebie-jeebied”.

Los “heebie jeebies” es una frase estadounidense que se originó en 1926, lo que significa un sentimiento de ansiedad, aprensión, o depresión; los nervios — como “poner los pelos de punta”.

¿Los cambios en la presión del aire te dan los heebie jeebies?

.

Lockdown Day 86: Mediterranean Microdermabrasion / Encierro Día 86: Microdermabrasión Mediterranea

I HAD A MICRODERMABRASION TREATMENT yesterday. It wasn’t intentional. I decided to sit on the beach for an hour at just about the time the winds kicked up in gusts. Chairs were flipped. Beach umbrellas were torn apart. Belongings were blown away. And it was painful. A wiser person would have turned around and gone right back upstairs.

We spoke with our friend Judyshannon in Seattle last night and she commented (after first saying, “Oh, boo hoo, poor baby got sand blown on him while he lounged outside his front door on the Mediterranean Sea”)… Where was I? Oh yeah, Judy then said, “A good aesthetician would have charged $1,000 for that. You got it for free.” But I said a good aesthetician would have done a more consistent job and not left me with raw spots all over my body.

At that point, San Geraldo said, “It’s a good thing then you weren’t at the NUDE beach.” And that reminded me of 1993 and the first time I went to a nude beach, Black’s in La Jolla, California. I didn’t burn easily and was already very tan at the time. Although I did protect my privates (I was a bit obsessed with them, I suppose), I didn’t think much about my buns. They were toast. Anyway, I’ve never been to an aesthetician. But at this point in my life, I might be better served by a sandblaster.

.

AYER TUVE UN TRATAMIENTO DE microdermabrasión. No fue intencional. Decidí sentarme en la playa durante una hora aproximadamente a la hora en que los vientos se levantaron en ráfagas. Las sillas estaban volteadas. Las sombrillas fueron destrozadas. Las pertenencias quedaron impresionadas. Y fue doloroso. Una persona más sabia se habría dado la vuelta y vuelto a subir.

Hablamos con nuestra amiga Judyshannon en Seattle anoche y ella comentó (después de decir por primera vez: “Oh, abucheo, al pobre bebé le soplaron arena mientras descansaba frente a su puerta en el Mar Mediterráneo”) … ¿Dónde estaba? ? Ah, sí, Judy luego dijo: “Un buen esteticista habría cobrado $1.000 por eso. Lo obtienes gratis.” Pero dije que un buen esteticista habría hecho un trabajo más consistente y no me habría dejado manchas crudas en todo el cuerpo.

En ese momento, San Geraldo dijo: “Es bueno que no estuvieras en la playa NUDISTA”. Y eso me recordó a 1993 y la primera vez que fui a una playa nudista, Black’s en La Jolla, California. No me quemaba fácilmente y ya estaba muy bronceado en ese momento. Aunque protegí mis partes privadas (supongo que estaba un poco obsesionado con ellos), no pensé mucho en mi trasero (mis bollos). ¡Estaban tostadas! De todos modos, nunca he estado en una esteticista. Pero en este punto de mi vida, podría ser mejor servido por un chorro de arena.

Wind-blown on Black’s Beach, late 1995. With my clothes on (sorry).
Soplado por el viento en la Playa de Black, a fines de 1995. Con mi ropa (lo siento).