Who, Really, Was San Rafael? ¿Quién, Realmente, Era San Rafael?

Hay una versión español después de la versión inglés.

IN OUR NEIGHBORHOOD is a large plaza called Plaza San Rafael. In the middle of the plaza is a ridiculously tall pedestal atop which stands, supposedly, San Rafael. I assumed this was modeled on an actual Christian saint. Not so, explained our friend Santi.

The Story
The redesign of the plaza, which before was known as Plaza de Castilla, was handled by a wealthy contractor/politician from Córdoba, Rafael Gómez Sánchez. He then commissioned the pedestal and the statue of the “saint.”

And… he had the saint’s head modeled on his own. (He’s especially proud of his hair.)

Also, not far from our house is an abandoned lot in a prime location facing the beach. We always wondered what had been there and what could possibly be built there since it’s too small for anything profitable and its location in front of another property would mean no one could build “up.”

We learned a while back that a contractor had gone ahead and built a tall apartment building. Without permits. He was told by the City of Fuengirola to stop building because it was against code. He refused. They made him tear down the building.

If you guessed that was also Rafael Gómez Sánchez, you’re correct.

Can you imagine anyone so corrupt and with such an irrationally “huge” ego? Oh… Yes… Never mind.

Anyway, he was eventually arrested, fined, and forced to pay restitution in 2006, as a result of a nationwide corruption scandal. He’s currently in prison again for fraud. His nickname is Sandokan (for the fictional pirate).

EN NUESTRO BARRIO hay una gran plaza llamada Plaza San Rafael. En el medio de la plaza hay un pedestal ridículamente alto en lo alto que se levanta, supuestamente, San Rafael. Supuse que esto estaba inspirado en un santo cristiano real. No es así, dice nuestro amigo Santi.

La Historia
El rediseño de la plaza, que antes era conocido como Plaza de Castilla,  fue manejado por un rico constructor/político, Rafael Gómez Sánchez, de Córdoba. Luego encargó el pedestal y la estatua del “santo”.

Y … él hizo que la cabeza del santo se modelara por su cuenta. (Él está especialmente orgulloso de su cabello.)

Además, no muy lejos de nuestra casa es un lote abandonado en una ubicación privilegiada frente a la playa. Siempre nos preguntamos qué había allí y qué se podría construir allí, ya que es demasiado pequeño para algo arrendable y su ubicación frente a otra propiedad significaría que nadie podría construir “arriba”.

Hace un tiempo aprendimos que un contratista había seguido adelante y había construido un alto edificio de apartamentos. Sin permisos. La ciudad de Fuengirola le dijo que dejara de construir porque estaba en contra del código. El se negó. Lo hicieron derribar el edificio.

Si adivinaste que también era Rafael Gómez Sánchez, tienes razón.


¿Puedes imaginar a alguien tan corrupto y con un ego irracionalmente enorme? Ah… Sí… No importa.

De todos modos, él finalmente fue arrestado, multado, y forzado a pagar restitución en 2006, como resultado de un escándalo de corrupción a nivel nacional. Actualmente está en prisión por fraude. Su apodo es Sandokan (para el pirata ficticio).

Sing A Tropical Song / Canta Una Canción Tropical

La versión español está después de la foto.

WHEN WE MOVED to Spain six years ago, I was comfortable in my knowledge of at least some Spanish words. Words like bravo, adios, churro, cucaracha, chocolate. Easy! I also grew up knowing that the supposedly English word, “parasol,” was created from two Spanish words, “para” and “sol,” meaning “for” “sun.” So I already knew this Spanish word, as well.

Not so fast.

For some strange reason, “parasol” is not used in Spain. Here, we say “sombrilla.”

I still sometimes forget. The other day I was talking to a wonderful family here from Córdoba for the summer. We have seen them just about every day at the chiringuito (beach bar). A couple of them were headed to the beach and dressed beautifully even for that event. I had already seen a great watermelon-patterned parasol and told one of the sisters it would go well with her outfit.

She had no idea what I was talking about.

“Hay un parasol de SAHN-dee-ah,” I had said, which was supposed to mean, ‘There’s a watermelon parasol.’

But, she didn’t know what a parasol was and I put the accent on the wrong syllable for watermelon, which is pronounced san-DEE-ah and not SAHN-dee-ah.

I then tried to explain that I was speaking Calypso — from an old song my mother used to sing, “You put the ak-SENT upon the wrong sill-LAH-bull and you si-i-i-ing a tropical song.”

I should have quit while I was ahead.

SOMBRILLA DE SANDÍA  (MUCH MORE POETIC THAN WATERMELON PARASOL).
SOMBRILLA DE SANDÍA (MUCHO MÁS POÉTICO QUE EL INGLÉS, WATERMELON PARASOL).

CUANDO NOS MUDAMOS a España hace seis años, me sentí cómodo en mi conocimiento de al menos algunas palabras en español. Palabras como ‘bravo’, ‘adios’, ‘churro’, ‘cucaracha’, ‘chocolate’. ¡Fácil! También crecí sabiendo que la supuesta palabra inglesa “parasol”, fue creada a partir de dos palabras en español, “para” y “sol”. Así que ya conocía esta palabra en español.

No tan rapido.

Por alguna extraña razón, “parasol” no se utiliza en España. Aquí, decimos “sombrilla”.

Todavía a veces me olvido. El otro día estaba hablando con una familia maravillosa aquí de Córdoba para el verano. Los hemos visto todos los días en el chiringuito. Un par de ellos se dirigían a la playa y se vestían maravillosamente incluso para ese evento. Ya había visto una gran sombrilla con diseño de una sandía y le dije a una de las hermanas que iría bien con su traje.

No tenía ni idea de lo que estaba hablando.

“Hay un parasol de SAHN-dee-ah,” había dicho, lo que se suponía que significaba, ‘Hay una sombrilla de sandía.’

Pero, ella no sabía qué era una sombrilla y puse el acento en la sílaba incorrecta para la sandía, que se pronuncia san-DEE-ah y no SAHN-dee-ah.

Entonces traté de explicar que estaba hablando Calipso — de una vieja canción que mi madre solía cantar.

Debería déjalo mientras estoy adelante.

Lo siento por que no hay una versión español.