Accident Waiting To Happen / Un Accidente En Potencia

La versión español está después de la foto.

I’VE BEEN ACCIDENT prone lately. Yes, more than usual!

In the past week, I have hit my head on a sharp chrome handle on a kitchen cabinet. Three times!

Yesterday, I walked into the glass door to the terrace (nose first). I didn’t realize San Geraldo had closed the door. Obviously, the glass is very clean. Fortunately, I was moving slowly.

I slid a bedroom window open without getting my finger out of the way of the other window. Twice. Different hand. Corresponding finger. Blood blisters.

An Appropriate Photo
I spent the summer of 1976 in Italy and hit my leg on some equipment at my friend’s marble factory (Carrara marble, not little round marbles). I didn’t know at the time, but I slightly tore a quadriceps muscle. By ignoring it for a week and then driving to Portofino, taking a boat to the bay of San Frutuosa, and then climbing a stepped cliff to go swimming at the beach there, I tore it much more.

The next day, I flew home. On my arrival in New York, my left leg was so swollen that it split the seam in my tight Fiorucci jeans. My parents and brother were flying to England for three weeks and we passed each other in the airport. I was at the hospital the next day. Anyway, I’m fine now. (I regained the 10 pounds.)

While staying on the Isle of Wight, the Kid Brother broke a very old window when he tried to close it. He cut the principal artery in his right thumb. He would have bled to death had my mother not gone upstairs to check on him. She saw the broken glass in the hall, and ran for the manager. The Kid Brother was in his locked room running his hand under cold water for 15 minutes. He figured he had everything under control.

Three weeks later, my cast was off, I was down to a splint, and getting around on crutches.

We posed for the Dowager Duchess when they got home.

THE WALKING WOUNDED.
EL CAMINANTE HERIDO.

HE ESTADO PROPENSO a los accidentes últimamente. Sí, más de lo habitual.

Durante la semana pasada, he golpeado mi cabeza en un tirador en la cocina. ¡Tres veces!

Ayer, entré en la puerta de cristal a la terraza (nariz primero). No me di cuenta de que San Geraldo había cerrado la puerta. Obviamente, el cristal es muy limpio. Afortunadamente, me movía lentamente. 

Abrí una ventana del dormitorio sin sacar el dedo del camino de la otra ventana. Dos veces. Mano diferente. Dedo correspondiente. Ampollas de sangre.

Una Foto Apropiada
Pasé el verano de 1976 en Italia y me golpeé la pierna en algún equipo en la fábrica de mármol de mi amiga (mármol de Carrara, no mármoles redondos). No lo sabía en ese momento, pero ligeramente arrancé un músculo cuádriceps. Me duele pero ignorándolo durante una semana y luego conduciendo a Portofino, tomando un barco a la bahía de San Frutuosa, y luego subiendo un acantilado escalonado para nadar en la playa allí, lo rasgué mucho más.

Al día siguiente, volé a casa. A mi llegada a Nueva York, mi pierna izquierda estaba tan hinchada que rompió la costura en mis ajustados jeans italianos. Mis padres y mi hermano viajaban a Inglaterra por tres semanas y nos pasábamos en el aeropuerto. Estuve en el hospital al día siguiente. De todos modos, estoy bien ahora. (Recuperé las 10 libras de peso.)

Durante su estancia en la Isla de Wight, el Hermanito rompió una ventana muy antigua cuando trató de cerrarla. Cortó la arteria principal en su pulgar derecho. Él habría sangrado hasta la muerte si mi madre no hubiera subido a verlo. Vio el cristal roto en el pasillo y corrió hacia el gerente. El Hermanito estaba en su habitación cerrado, pasando su mano bajo agua fría durante 15 minutos. Pensó que tenía todo bajo control.

Tres semanas después, el yeso había quitado, yo tenía una férula, y moverse con muletas.

Hemos posado para la Duquesa Viuda cuando regresaron.

You Ain’t Got Nothin’ / Tú No Tienes Nada

La versión español está después de la primera foto.

JUST WHEN I thought we had gotten the bugs worked out of our weekly FaceTime conversations, The Kid Brother decided to go “no video” once again.

“Chuck,” I said, “I can’t see you.”

“I know! I know! Next time!”

I was inspired to share these photos as a result of Saturday’s conversation. But it seems to be a good metaphor for life in general.


CUANDO PENSÉ QUE habíamos conseguido los problemas en nuestras conversaciones semanales de FaceTime, El Hermanito decidido ir “ningún vídeo” otra vez.

“Chuck,” dije, “no puedo verte.”

“¡Lo sé! ¡Lo sé! ¡La próxima vez!

Me había inspirado a compartir estas fotos a causa de la conversación de sábado. Pero parece ser una buena metáfora para la vida en general.

I GOT IT!
¡LO TENGO!
I GOT IT!
¡LO TENGO!
YOU AIN’T GOT NOTHIN’!
¡¡¡TÚ NO TIENES NADA!!!

— Great song and dance video, but all you have to do is listen from around 3:09 to 3:26 and you’ll know why I thought of it.
— Gran canción y baile, pero todo lo que tienes que hacer es escuchar de 3:09 a 3:26 y sabrás por qué pensé en ello. (La mujer a la derecha tiene un solo muy largo. Mientras hace su claqué, ella grita, “”Lo tengo!” y las otras mujeres celosas gritan, “¡¡¡Tú no tienes nada!!!”)

Aunt Sylvie / Tia Sylvia

La version español está después de las fotos.

AFTER NEARLY 95 years in this world, my Aunt Sylvie died Sunday morning. She was very special to both Jerry and me. After my uncle Harry died in New York in 1996, Sylvie began to fly to California with my mother for her annual visits to us. We were together in San Diego, San Francisco, Palm Springs, and Santa Barbara — until Sylvie learned she had dementia.

My mother and their youngest sister (there had been seven siblings, six girls and one boy) found live-in help for Sylvie so she wouldn’t have to give up her independence (she flat-out refused to move), a professionally trained caregiver who devoted her life to my aunt.

In the last few years, Sylvie made minimal connections with the rest of us. She imprinted on Leah, who treated her like her own mother, but mostly like an adored daughter. My mother (we didn’t call her The Dowager Duchess for nothing) had a difficult time as Sylvie grew more confused, leaving their “Kid Sister” to do all the other things involved with Sylvie’s care.

Sylvie had a difficult life. She married her husband Harry in 1946. They had two sons. The first was severely disabled and was institutionalized (which was what was done at the time) at a young age. It devastated them. Their second son was also severely disabled, but at a level where they were able to care for him at home, although with great hardship and difficulty. Both sons are in wonderful residences and are loved, respected, and well cared for. San Geraldo and I took over for my mother last year as advocates for the older of the two. San Geraldo has again earned his title (saint).

I loved Sylvie and Harry, but didn’t have the same connection with them that my sister Dale had throughout her life. Dale had lots of challenges in her young life. Sylvie and Harry adored her from the start and she adored them. They made her feel smart and special — which she was. Also, if Dale found anyone in need, she was the first to step up. She had a gift for relating to both her cousins and they idolized her. They were never as comfortable with anyone as they were with Dale. That only made Sylvie and Harry love her more, which made them more special to me.

Sorry to go on so long. I have some hilarious stories to share in the coming weeks. But I just wanted to respectfully and lovingly remember “Aunt Sylvie” on the day of her funeral.

1998. ON OUR WAY FROM SAN DIEGO TO PALM SPRINGS FOR A FEW DAYS.
1998. EN NUESTRO CAMINO A PALM SPRINGS POR UNOS POCOS DÍAS.
SAN GERALDO WITH THE DOWAGER DUCHESS (LEFT) AND AUNT SYLVIE.
SAN GERALDO CON LA DUQUESA VIUDA (IZQUIERDA) Y TIA SYLVIE.

DESPUÉS DE CASI 95 años en este mundo, mi “Tía Sylvie” murió el domingo por la mañana. Ella era muy especial tanto para Jerry como para mí. Después de que mi tío Harry murió en Nueva York en 1996, Sylvia comenzó a volar a California con mi madre para sus visitas anuales a nosotros. Estuvimos juntos en San Diego, San Francisco, Palm Springs y Santa Bárbara, hasta que Sylvia se enteró de que tenía demencia.

Mi madre y su hermana menor (había habido siete hermanos, seis niñas y un niño) encontraron una cuidadora para Sylvie para que no tuviera que renunciar a su independencia (ella se negó a moverse), una cuidadora profesional que dedicó su vida a mi tía.


En los últimos años, Sylvia hizo conexiones mínimas con nosotros. Ella imprimió en Leah, que la trató como su propia madre, pero sobre todo como una hija adorada. Mi madre (no la llamábamos La Duquesa Viuda por nada) tuvo dificultades cuando Sylvie se sintió más confundida, dejando a su “Hermanita” para hacer todas las otras cosas para Sylvie. No podría haber sido fácil para ella, pero se mantuvo a su lado durante todos estos años.

Sylvia tuvo una vida difícil. Se casó con su esposo Harry en 1946. Tuvieron dos hijos. El primero fue severamente discapacitado y fue institucionalizado (lo cual fue lo que se hizo en ese momento) a una edad joven. Los devastó. Su segundo hijo también estaba severamente discapacitado, pero a un nivel donde podían cuidarlo en casa, aunque con gran dificultad. Ambos hijos están en residencias maravillosas y son amados, respetados, y bien cuidada. San Geraldo y yo tomamos el control de mi madre el año pasado como defensores de la mayor de las dos. San Geraldo ha ganado nuevamente su título (santo).


Me encantaban a Sylvie y Harry, pero no tenían la misma conexión con ellos que mi hermana Dale tenía a lo largo de su vida. Dale tenía muchos desafíos en su vida joven. Sylvie y Harry la adoraban desde el principio y ella los adoraba. La hacían sentir inteligente y especial, lo que era. Además, si Dale encontró a alguien en necesidad, fue la primera en acelerarse. Tenía un don para relacionarse con sus dos primos y la idolatraban. Nunca se sentían tan cómodos con nadie como con Dale. Eso sólo hizo que Sylvie y Harry la amaran más, que los hizo más especiales para mí.

¡Siento ser tan prolijo! Tengo algunas cuentas divertidísimas que compartir en las próximas semanas. Pero sólo quería respetuosamente y amorosamente recordar “Tía Sylvie” el día de su funeral.

Salve Marinera / Praise Song Of The Seas

La versión español está después de la versión inglés.

SOME VIEWS OF the procession of the Virgin of Carmen as it made its way through our neighborhood, Los Boliches, in the city of Fuengirola and into and back out of the Mediterranean Sea. For me, it’s a magnificent, magical … and pagan event.

ALGUNAS VISTAS DE la procesión de la Virgen del Carmen que se dirigía a través de nuestro barrio, Los Boliches, en la ciudad de Fuengirola y dentro y fuera del mar Mediterráneo. Para mí, es un evento magnífico, mágico… y pagano.

SINGING “SALVE MARINERA,” OFFICIAL ANTHEM OF SPANISH NAVY.
CANTANDO “SALVE MARINERA,” HIMNO OFICIAL DE LA ARMADA ESPAÑOLA.

THE END.
EL FIN.
Click here for a brief video clip of the costaleros and the crowd singing “Salve Marinera.”
Haz clic aquí, si quieres escuchar los costaleros cuando se cantan “Salve Marinera.”

Ladacrowfut Tomebrider

La versión español esta después de la versión inglés.

WHEN WE ARRIVED for dinner at the very busy Restaurante Primavera Friday night, we received the usual warm welcome from the staff. Our friend May was working on the terrace, but we went inside into air-conditioned comfort. May followed to give us a quick hug. Her long hair was worked into a French braid. San Geraldo commented on how much he liked it and she said in English, “Yes. Like Ladacrowfut Tomebrider.”

“Like what?” I asked.

“Ladacrowft?” she repeated very hesitantly, “Tomebrider?”

And we got it. “Oh! Lara Croft Tomb Raider!”

May’s English is excellent, so she blushed at her mispronunciation. But I reminded her of the story I had told her about Rode Estigwar/Rod Stewart (click here for that post) and she felt much better.

CUANDO LLEGAMOS PARA la cena en el muy concurrido Restaurante Primavera viernes por la noche, nos dieron la cálida bienvenida habitual del personal. Nuestro amigo May estaba trabajando en la terraza, pero nos fuimos dentro al confort del aire acondicionado. May siguió para darnos un abrazo. Su cabello largo estaba tejido en una trenza francesca. San Geraldo comentó lo mucho que le gustó y dijo en inglés: “Sí. Como Ladacrowfut Tomebrider”.

“¿Como que?” Yo pregunté.

¿Ladacrowft? “ella intentó de nuevo, “Tomebrider?”

Y entendimos. “¡Oh, Lara Croft Tomb Raider!” [más como Tum Reider]

El inglés de May es excelente, por lo que se ruborizó ante su mala pronunciación. Pero le recordé la historia que le había contado sobre Rod Estigwar/Rod Stewart (haz clic aquí para esa entrada, en inglés) y se sintió mucho mejor.

MONTHS AGO. MAY HAD JUST PUT ON HER SUNGLASSES… TO KEEP HER HAIR IN PLACE!
HACE MESES. MAY SE PUSO LAS GAFAS DE SOL … PARA MANTENER EL PELO EN SU SITIO.
WEEKS LATER. I THINK THIS IS MAY’S ONLY USE FOR SUNGLASSES.
SEMANAS DESPUÉS. PIENSO QUE ESTO ES SU ÚNICO USO PARA LAS GAFAS DEL SOL.
NO PHOTO OF MAY WITH THE BRAID, SO LADACROWFUT WILL HAVE TO DO.
NINGUNA FOTO DE MAY CON LA TRENZA, ASÍ QUE LADACROWFUT TENDRA QUE HACER.