Lockdown Day 50: Put a Fork in It / Encierro Día 50: Ponle un Tenedor

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO BAKED ANOTHER DELICIOUS apple cake Friday afternoon. After dinner, he cut us a couple of slices while I started to get the dishes organized for washing.

“Do we take a fork with that?” I heard him ask from across the kitchen.

“Yes,” I replied.

He cut our two slices and said, “I don’t think we take a fork but it looks good.”

“We always use forks,” I insisted.

“Really? I don’t think so.”

And then I looked over to discover he had cut the cake in half and then split one of those halves for our dessert. “Oh, wait,” I said, “Did you say ‘Do we take a fourth of that?’ I thought you said a fork!”

“Is this too much?” (Of course not.)

We ate half the cake. We split the other half into the usual four servings Saturday (and, no, we did not eat them all at once).

Speaking of clarity, we look forward to more when it comes to the rules regarding easing of restrictions. I won’t go into all the details of who can go out and when and for how long and with whom and what we can do when we’re out there. I’m sure points that need clarification will soon be clarified.

One peculiar point: Walks are limited to a kilometer from home, while sport (running, bicycling, skating, etc.) is limited to the municipality. My walk is my sport and some have interpreted that to mean we can go longer distances. But that’s an assumption. People have asked, “If we wear tracksuits, can we go further than a kilometer?” Since I’m not yet clear on the rules, I walked hither and yon within a kilometer of home.

My final stop before coming back home (because it was nearly 10:00) was the park a few minutes away that contains Roman ruins (fish salting plant, tile factory, baths). I was pleased to find the park re-opened. It’s a great place for a quiet walk and exploration away from the beach. More of that coming soon. No more apple cake, however, until SG bakes again.

So, click the images for the bigger picture.

.

SAN GERALDO HIZO OTRO delicioso tarta de manzana el viernes por la tarde. Después de la cena, nos cortó un par de rebanadas mientras yo comenzaba a organizar los platos para lavarlos.

“¿Tomamos un fork [tenedor] con eso?” lo escuché preguntar desde el otro lado de la cocina.

“Sí”, respondí.

Cortó nuestras dos rodajas y dijo: “No creo que tomemos un fork [tenedor], pero se ve bien”.

“Siempre usamos forks [tenedores]”, insistí.

“¿De verdad?” preguntó.

Y luego miré para descubrir que había cortado el pastel por la mitad y luego partió una de esas mitades para nuestro postre. “Oh, espera”, le dije, “¿Dijiste tomamos un fourth [cuarto] de eso?” ¡Pensé que habías dicho un fork [tenedor]!

Él preguntó: “¿Es eso demasiado?” (Por supuesto no.)

Comimos la mitad del pastel. Dividimos la otra mitad en las cuatro porciones habituales el sábado (y, no, no las comimos todas a la vez).

Hablando de claridad, esperamos más cuando se trata de las reglas relativas a la flexibilización de las restricciones. No voy a entrar en todos los detalles de quién puede salir y cuándo y por cuánto tiempo y con quién y qué podemos hacer cuando estamos allí. Estoy seguro de que los puntos que necesitan aclaración pronto se aclararán.

Un punto peculiar: Las caminatas se limitan a un kilómetro de casa, mientras que el deporte (correr, andar en bicicleta, patinar, etc.) se limita al municipio. Mi caminata es mi deporte y algunos han interpretado que eso significa que podemos recorrer distancias más largas. Pero eso es una suposición. La gente ha preguntado: “Si usamos chándales, ¿podemos ir más allá de un kilómetro?” Como todavía no tengo claras las reglas, caminé de aquí para allá dentro de un kilómetro de la casa.

Mi última parada antes de regresar a casa (porque eran casi las 10:00) fue el parque a pocos minutos que contiene ruinas romanas (planta de salazón, fábrica de azulejos, baños). Me complació encontrar el parque reabierto. Es un gran lugar para un paseo tranquilo y explorar lejos de la playa. Más de eso próximamente. No más pastel de manzana, sin embargo, hasta que SG hornee otra vez.

Entonces, haz clic para ver las imágenes más grande.

One-fourth with a fork. (Un cuarto con un tenedor.)

Lockdown Day 27: Fashion Flashback / Encierro Día 27: Ropa Retro

La versión español está después de la versión inglés.

THANKS TO THE LOCKDOWN, FUENGIROLA fashion has taken a turn. I won’t say whether the turn is for better or worse; I’ll let you decide. But the very few people I’ve seen pass by below, or on the street during my brief outings, have given me nothing of note, trendy or otherwise, to share with you.

So, I’ve dug into the archives for street fashion from more interesting times. Today’s memories are from 2015. Should we hope some of these looks make a comeback when we’re out on the street again?

The photo above is from yesterday’s big adventure. I took out the recycling. And, yes, I took the elevator. Although the ankle continues to improve, it is taking its own sweet time. It was a bad sprain.

Oh, I don’t think I mentioned: San Geraldo baked an apple cake Wednesday. Delicious. And gone. In the past, we would have simply split the cake in half and consumed it in one go. This time, we managed four servings each. We are so mature.

Click the fashion pics to be reminded of their brilliance.

.

GRACIAS AL ENCIERRO, LA MODA de Fuengirola ha dado un giro. No diré si el giro es para bien o para mal; te dejaré decidir. Pero las pocas personas que he visto pasar por debajo, o en la calle durante mis breves salidas, no me han dado nada notable, de moda o de otro tipo, para compartir con vosotros.

Entonces, busqué en los archivos de la moda callejera desde tiempos más interesantes. Los recuerdos de hoy son de 2015. ¿Deberíamos esperar que algunos de estas miradas regresen cuando volvamos a la calle?

La foto de arriba es de la gran aventura de ayer. Saqué el reciclaje. Y, sí, cogí el ascensor. Aunque el tobillo continúa mejorando, se está tomando su tiempo dulce. Fue un esguince malo.

Oh, no creo haber mencionado: San Geraldo horneó una tarta de manzana el miércoles. Delicioso. Y se han ido. En el pasado, simplemente dividiríamos la tarta por la mitad y lo consumiríamos de una vez. Esta vez, logramos cuatro porciones cada una. Somos muy maduros

Haz clic en las fotos de moda para recordar su brillantez.