Pa Pa Pa Pa…

La versión español está después de la versión inglés.

LEARNING TO READ and write is exciting and liberating for anyone at any age. My maternal grandmother taught herself to read Hebrew as a child simply so she could pray like her father (girls in her village in Russia did not “need” to be educated). She finally learned to read and write English when she was in her 60s so she could become an American citizen. (There she is above with my sister Dale in 1952.)

You may remember that my pal Luke has begun that process by imitating his teacher-mother Kathleen’s online English lessons (click here). Luke’s papa, Pedro, recently wrote the word PAPA on Luke’s blackboard so that he could copy it, which he did. Pedro then pointed to the first two letters and said, “P – A. Pa.”

Luke repeated while pointing at the letters, “P – A. Pa.”

Pedro was beside himself with pride. He continued (and I’m paraphrasing; Pedro did a much better job). Pointing at the two pairs of letters, he said, “So this says Pa… and this is the same. What do you get when you put them together? Pa…?”

Luke was ecstatic. “MONDAY!!!” he exclaimed.

And I suppose that’s what is meant by ‘back to the drawing board.’

.

APRENDER A LEER y escribir es emocionante y liberador para cualquier persona de cualquier edad. Mi abuela materna se enseñó a leer y escribir hebreo de niña para poder rezar como su padre (las niñas en su pueblo en Rusia no “necesitaban” ser educadas). Finalmente aprendió a leer y escribir inglés cuando ella tenía 60 años para poder convertirse en ciudadana estadounidense. (Allí está arriba con mi hermana Dale en 1952.)

Puedes recordar que mi amigo Luke ha comenzado ese proceso imitando las lecciones de inglés en línea de su maestra-madre Kathleen (haz clic aquí). El papá de Luke, Pedro, recientemente escribió la palabra PAPA en el pizarrón para poder copiarlo, lo cual hizo maravillosamente. Pedro luego señaló las dos primeras letras y dijo: “P – A. Pa”.

Luke repitió brillantemente mientras señalaba las letras, “P – A. Pa”.

Pedro estaba fuera de sí con orgullo. Él continuó (y estoy parafraseando; Pedro hizo un trabajo mucho mejor). Señalando los dos pares de letras, dijo: “Entonces esto dice Pa … y esto es lo mismo. ¿Qué obtienes cuando los juntas? Pa…?”

Luke estaba extasiado. “¡MONDAY [LUNES]!”, exclamó.

Y supongo que eso es lo que se entiende por “volver al tablero de dibujo”.

MONDAY!!! [MONDAY]
Cocido. Not only can Pedro teach, he can cook. Although he can’t teach ME to cook (because in my case, ignorance is bliss).
Cocido. Pedro no solo puede enseñar, sino que también puede cocinar. Aunque no puede enseñarme a cocinar (porque en mi caso, la ignorancia es una bendición).
Pedro’s homemade cheesecake with fresh raspberry topping. PAPA!
Tarta de casa de Pedro con salsa de fresas frescas. ¡PAPÁ!
With Aunt Fran (Francesca) in background. Luke calls her Flan, which I think is delicious.
Con Tía Fran (Francesca) en el fondo. Luke la llama Flan, que creo que es delicioso.

A Mucus Plug and a Vagina Monologue / Un Tapón Mucoso y un Monólogo de la Vagina

La versión español está después de la versión inglés.

I CAN’T BELIEVE that in all my years on this planet and despite all the pregnant women I have known, it took our friend Kathleen to teach me about a mucus plug. If you don’t know what it is, I won’t go into graphic detail (that’s what the internet is for), but I will tell you it’s kind of like a cork. During pregnancy, it seals the cervix and, along with the amniotic sac, helps protect the baby. It’s only about the size of a euro or an American quarter. And it “pops out” on its own as the cervix expands in preparation for labor. Many women don’t even know it’s happened. Despite the popping of the cork, it could still be a couple of weeks before labor begins. So, Luke’s little brother has still not arrived. (Luke recently asked, “Once the baby is here, how long will we keep it?”)

But the mucus plug takes me back to a story about My Mother The Dowager Duchess that I was unable to tell while she was still living.

IN 1998, THE DUCHESS and her sister, my aunt Sylvie, were visiting us in San Diego, California, when we decided to take them for a weekend in Palm Springs. We rented an elegant two-bedroom condo in a complex with a large pool/spa area where a pancake breakfast was served. During breakfast, we noticed some women soaking in the spa. I had tested the water when we walked by and it wasn’t even as warm as bath water. In addition, the jets were so weak, you could hardly tell the water was moving.

Among the women soaking while we had our breakfast was one who appeared to be about six months pregnant. My Mother The Dowager Duchess said, “She shouldn’t be in the hot tub when she’s pregnant.”

I said, “I’m sure she knows what she’s doing. Besides, the water is luke warm and the jets are very weak.”

“It’s still not good for the baby!”

I decided to drop the subject while we finished our breakfast. As we headed back to the apartment, The Duchess had to say something . “You shouldn’t be in there. It’s not healthy,” she said directly to the woman.

The mother-to-be was very gracious. She smiled and said, “Oh, it’s cooler than a bathtub and the jets are weak.”

“It’s still not good for the baby.”

I hustled my mother away while smiling and rolling my eyes. The pregnant woman winked and smiled.

The Duchess was still complaining about it as we left the patio. “Mom,” I said. “It’s cooler and calmer than a bathtub!”

“That’s not the issue,” she barked. “The chemicals get up the vagina!”

Obviously, The Dowager Duchess knew nothing about the mucus plug.

ALSO, THAT IS THE one and only time I ever heard my mother say the word “vagina.” I wanted to die.

.

NO PUEDO CREER que en todos mis años en este planeta y a pesar de todas las mujeres embarazadas que conozco, le tomó a nuestra amiga Kathleen enseñarme sobre un tapón mucoso. Si no sabe qué es, no entraré en detalles gráficos (para eso es Internet), pero le diré que es como un corcho. Durante el embarazo, sella el cuello uterino y, junto con el saco amniótico, ayuda a proteger al bebé. Solo tiene el tamaño de un euro o un cuarto estadounidense. Y “sobresale” por sí solo a medida que el cuello uterino se expande en preparación para el parto. Muchas mujeres ni siquiera saben que ha sucedido. A pesar del estallido del corcho, aún podrían pasar un par de semanas antes de que comience el parto. Entonces, el hermanito de Luke aún no ha llegado. (Luke preguntó recientemente, “Cuando el bebé está aquí, ¿Cuánto tiempo lo mantendremos?”)

Pero esto me lleva de vuelta a una historia sobre Mi Madre La Duquesa Viuda que no pude contar mientras ella aún vivía.

EN 1998, LA DUQUESA y su hermana, mi tía Sylvie, nos estaban visitando en San Diego en California cuando decidimos llevarlas a pasar un fin de semana en Palm Springs. Alquilamos un condominio elegante de dos habitaciones en un complejo muy agradable con una gran área de piscina / spa donde se sirve un desayuno de panqueques. Durante el desayuno, notamos a algunas mujeres sumergirse en el spa. Yo había probado el agua cuando pasamos y ni siquiera estaba tan caliente como el agua del baño. Además, los chorros eran tan débiles que apenas se notaba que el agua se movía.

Entre las mujeres que se remojaron mientras desayunábamos había una que parecía estar embarazada de unos seis meses. Mi Madre La Duquesa Viuda dijo: “No debería estar en la bañera de hidromasaje cuando está embarazada”.

Le dije: “Estoy seguro de que ella sabe lo que está haciendo. Además, el agua está tibia y los chorros son muy débiles”.

“¡Todavía no es bueno para el bebé!

Decidí dejar el tema mientras terminamos nuestro desayuno. Mientras nos dirigíamos de regreso al apartamento, la Duquesa tuvo que decir algo. “No deberías estar allí. No es saludable”, dijo directamente a la mujer.

La futura madre fue muy amable. Ella sonrió y dijo: “Oh, hace más frío que una bañera y los chorros son débiles”.

“Todavía ¡no es bueno para el bebé”!

Alejé a mi madre mientras sonreía y rodaba los ojos. La mujer embarazada guiñó un ojo y sonrió.

La duquesa seguía hablando de eso cuando salimos del patio. “Mamá”, le dije. “¡Es más fresco y tranquilo que una bañera!”

“Ese no es el problema”, ladró. “¡Los químicos le suben por la vagina!”

Obviamente, La Duquesa Viuda no sabía nada sobre el tapón mucoso.

ADEMÁS, ESA ES LA única vez que escuché a mi madre decir la palabra “vagina”. Yo quería morir.

Sky Bar

La versión español está después de la versión inglés.

A FRIEND FROM Oslo is traveling around Southern Spain with her son and grandson and we had the pleasure of seeing them Wednesday evening. A good friend here had heard about a new bar in Fuengirola atop the Hotel El Puerto, part of a chain called Sky Bar. An acquaintance was there just last week and told us it was glorious with breathtaking views up and down the coast. We asked if it was also a restaurant and she said it was. The restaurant area has canvas sun shades, so it’s very pleasant, she explained. We asked if it was formal and she said, not too formal. She showed us photos of a magnificent sunset. A swimming pool was visible. She said that, yes, you do walk around the pool to get to the restaurant. So, that’s where we went for a meal.

Well, it’s a pool bar. On the 10th floor of a separate tower of the 16-floor hotel. The view was nice, but didn’t reach over the mountains in any direction. There were few tables that might accommodate an actual meal, so I asked the bartender if there was a restaurant possibly around a corner. Oh, no, but they had a bar menu if that would do for us. We could get pizzas, a few sandwiches, and even nachos. The canvas barely shaded the seating area and, since the sun was lowering in the sky, it shown straight across the table. The staff were friendly. The nachos sucked, but the pre-made pizzas were surprisingly good, as were the sandwiches — even if they were all served in take-away boxes. I was concerned we were too casual in our shorts and T-shirts, but we were among the very few fully clothed guests, so we were decidedly not underdressed. A nice place to have a drink. In future, we’ll take our acquaintance’s recommendations with a grain of salt (possibly on a margarita).

.

UNA AMIGA DE Oslo viaja por el sur de España con su hijo y su nieto y tuvimos el placer de verlos el miércoles por la noche. Una buena amiga había oído hablar de un nuevo bar en Fuengirola en la cima del Hotel El Puerto, un bar de una cadena llamada Sky Bar. Una conocida estuvo allí la semana pasada y nos dijo que era glorioso con vistas impresionantes de toda la costa. Preguntamos si también era un restaurante y ella dijo que sí. La zona del restaurante tiene sombrillas de lona, por lo que es muy agradable, explicó. Le preguntamos si era formal y ella dijo, no demasiado formal. Nos mostró fotos de una magnífica puesta de sol. Una piscina era visible. Ella dijo que sí, camina alrededor de la piscina para llegar al restaurante. Entonces, ahí es donde fuimos a comer.

Bueno, es un bar de la piscina. En el piso 10 de una torre separada del hotel de 16 pisos. La vista era agradable, pero no llegaba a las montañas en ninguna dirección. Había pocas mesas que podrían acomodar una comida real, así que le pregunté al camarero si había un restaurante posiblemente en una esquina. Oh, no, pero tenían un menú de bar si eso nos vendría bien. Podríamos conseguir pizzas, unos cuantos sándwiches, e incluso nachos. El lienzo apenas sombreaba la zona de asientos y, como el sol estaba bajando en el cielo, se veía directamente a través de la mesa. El personal era amable. Los nachos eran horribles, pero las pizzas preparadas eran sorprendentemente buenas, al igual que los sándwiches, incluso si todos se servían en cajas para llevar. Me preocupaba que fuésemos demasiado informales con nuestros pantalones cortos y camisetas, pero estábamos entre los pocos invitados completamente vestidos, por lo que decididamente no estábamos mal vestidos. Un buen lugar para tomar una copa. En el futuro, tomaremos las recomendaciones de nuestra conocida con un grano de sal (posiblemente en una margarita).

Walking to Sky Bar. Cuttlefish and sardines. / Caminando a Sky Bar. Sepia y sardinas.
Walking home. / Caminando a casa.

Fashionable Friends / Amigos de Moda

La versión español está después de la versión inglés.

MY PAL LUKE brought his parents over yesterday to spend the afternoon at our pool. Pedro was sporting the latest Fuengirola fashion and was happy to strike a pose (or three). Luke had a bit of Fuengirola style going on, as well, which resulted in father and son having a showdown in the pool. But I think Kathleen was the big winner of the fashion show.

.

MI COMPADRE LUKE trajo a sus padres ayer para pasar la tarde en nuestra piscina. Pedro lucía la última moda de Fuengirola y estaba feliz de hacer una pose (o tres). Luke también tenía un poco de estilo Fuengirola, lo que resultó en el padre y hijo teniendo un enfrentamiento en la piscina. Pero creo que Kathleen fue la gran ganadora en el desfile de modas.

“I can’t believe I have six more weeks!”
“¡No puedo creer que tengo seis semanas más!”

.

Every girl wants a man with a farmer’s tan (like Pedro’s).
Cada chica quiere un hombre con un bronceado de granjero (como Pedro).