Lockdown Day 74: One Man’s Ceiling / Encierro Día 74: El Techo de un Hombre

La versión español está después de la versión inglés.

I MENTIONED RECENTLY THAT THE apartment above is being renovated. I think we may be almost finished with the demolition. It’s been unpleasant, to say the least. The work (noise) starts every weekday around 8 and ends around 4. I suppose we should be grateful they don’t work late and they don’t work weekends.

I’ve run out of the bathroom a few times when I’ve heard ceramic tile crashing above my head. I have no confidence their floor and our ceiling can withstand the strain.

We’re especially grateful we can at least go out for coffee and escape the noise for an hour or more. We’ve been going to El Jazzy Bar this week, a cafe and tapas restaurant alongside the Roman Ruins park (click here). That, at least, has been a pleasure. And our friend Tynan has at times met us there. Today’s photos should give you an idea of our daily idyl.

LAST NIGHT WASN’T ONLY THE best night’s sleep I’ve had in a long time, it was the BEST night’s sleep. I may have even come close to sleeping eight consecutive hours. Blissfully! I had a smile on my face when I got out of bed. A smile!

But the drilling has just begun right above my head again (I’m in my office). They’re turning the water off in two hours. So, I’m off to the showers. And then I’ll be all Jazzy.

.

RECIENTEMENTE MENCIONÉ QUE EL PISO de arriba está siendo renovado. Creo que casi hemos terminado con la demolición. Ha sido desagradable, por decir lo menos. El trabajo (ruido) comienza alrededor de las 8 y termina alrededor de las 4. Supongo que deberíamos estar agradecidos de que no trabajen tarde y que no trabajen los fines de semana.

Me he quedado sin baño varias veces cuando escuché que las baldosas de cerámica se estrellaban sobre mi cabeza. No tengo confianza en su piso y nuestro techo puede soportar la tensión.

Estamos especialmente agradecidos de que al menos podamos salir a tomar un café y escapar del ruido durante una hora o más. Hemos estado yendo esta semana a El Jazzy Bar, una cafetería y restaurante de tapas junto al parque de las Ruinas Romanas (haz clic aquí). Eso, al menos, ha sido un placer. Y nuestro amigo Tynan a veces nos encontró allí. Las fotos deberían darle una idea de nuestro idilio diario.

ANOCHE NO FUE SOLO LA mejor noche de sueño que he tenido en mucho tiempo, fue LA MEJOR noche de sueño. Incluso podría haber estado cerca de dormir ocho horas consecutivas. ¡Felizmente! Tenía una sonrisa en mi rostro cuando salí de la cama. ¡Una sonrisa!

Pero la perforación acaba de comenzar justo por encima de mi cabeza nuevamente (estoy en mi oficina). Están cerrando el agua en dos horas. Entonces, me voy a las duchas. Y luego seré todo Jazzy.

.

.

Lockdown Day 70: How Long is 9 Inches? / Encierro Día 70: ¿Cuánto Mide 23 Centímetros?

La versión español está después de la versión inglés.

AFTER THE WARM, INTERESTING, and entertaining comments I received to Thursday’s OCD (excuse me, CDO) blog post, I started to write another story to share with you, this one from my anal-retentive past. But I then realized that not only had I told the story here in 2011, I had also retold it in 2018 so that I could share it in Spanish. So, rather than re-retell (which is obviously re-redundant), please click HERE to be entertained and to perhaps understand San Geraldo and me a bit better. That post is where the Coca Cola refrigerator photo first appeared. And it’s how we evolved into our current partnership — the one where SG makes a mess and I clean it up.

During my walk on the beach Friday morning, I grabbed life by the balls and was the first to make tracks through a clean stretch of sand. My solitary trail didn’t last long and others didn’t take their steps with such precision. But I did notice someone’s tracks approaching the clean trail and then veering away at the last moment. Someone like me, I suppose.

Meanwhile, I had a 2-1/2-hour siesta Friday afternoon. I didn’t wake to pain and I had none when I got out of bed. A first for an entire week. Then, overnight, I slept without discomfort until 6:15 this morning. Things are looking up.

Also, this morning during my beach walk I threw caution to the wind. I saw a previously trod stretch of damp sand with a large, clean swath right down the middle. I left my mark. Those two photos appear at the bottom — right before the banana bread.

Oh, I didn’t tell you: San Geraldo baked banana bread the other day. My condition began to improve after I finished off the first loaf. Scientific proof that banana bread cures sciatica.

As for the photo at the top of the page: The city has marked the pavement with one-way arrows and reminders of the 2-meter (approx. 6 feet) distancing requirements. I don’t think the illustration is very helpful, however. It might have served better had it actually been drawn to scale. There are plenty of people who have no idea how big two meters are. Then again, it was probably designed by a man. And everyone knows what men call 9 inches.

.

DESPUÉS DE LOS COMENTARIOS CÁLIDOS, interesantes, y entretenidos que recibí en la entrada del blog sobre mi COT (disculpe, TCO) del jueves, comencé a escribir otra historia para compartir con vosotros, esta de mi pasado anal-retentivo. Pero luego me di cuenta de que no solo había contado la historia aquí en 2011, sino que también la había vuelto a contar en 2018 para poder compartirla en español. Entonces, en lugar de volver a contar la historia nuevamente (¿es redundante?), haz clic AQUÍ para entretenerse y tal vez para entendernos un poco mejor a San Geraldo y a mí. Esa publicación es donde apareció por primera vez la foto del refrigerador de Coca Cola. Y así es como evolucionamos en nuestra asociación actual: aquella en la que SG hace un desastre y lo limpio.

Durante mi caminata en la playa el viernes por la mañana, agarré la vida por las pelotas y fui el primero en hacer huellas a través de un tramo limpio de arena. Mi rastro solitario no duró mucho y otros no dieron sus pasos con tanta precisión. Pero noté que las huellas de alguien se acercaban al camino limpio y luego se desviaban en el último momento. Alguien como yo, supongo.

Mientras tanto, tuve una siesta de 2 1/2 horas el viernes por la tarde. No me desperté con dolor y no tenía ninguno cuando me levanté de la cama. La primera vez por una semana entera. Luego, durante la noche, dormí sin molestias hasta las 6:15 de esta mañana. Las cosas están mejorando.

Además, esta mañana durante mi caminata por la playa arrojé precaución al viento. Vi un tramo de arena húmeda previamente pisado con una franja grande y limpia en el centro. Dejé mi marca. Esas dos fotos aparecen en la parte inferior, justo antes del pan de plátano.

Oh, no te dije: San Gerardo horneó pan de plátano el otro día. Mi condición comenzó a mejorar después de que terminé el primer pan. Prueba científica de que el pan de plátano cura la ciática.

En cuanto a la foto en la parte superior de la página: la ciudad ha marcado el pavimento con flechas unidireccionales y recordatorios de los requisitos de distancia de 2 metros. Sin embargo, no creo que la ilustración sea muy útil. Podría haber servido mejor si hubiera sido dibujado a escala. Hay muchas personas que no tienen idea de lo grandes que son dos metros. Por otra parte, probablemente fue diseñado por un hombre. Y todos saben lo que los hombres llaman 23 cm.

I was the first on the virgin path. The man approaching at a distance made a mess of things.
Fui el primero en el camino virgen. El hombre que se acercaba a distancia hizo un lío de cosas.
Anal-retentive pigeon? / ¿Paloma anal-retentiva?
The cure for sciatica. / La cura para la ciática.

Lockdown Day 69: Rose-Colored Glasses / Encierro Día 69: Gafas de Color Rosa

La versión español está después de la versión inglés.

I HAVE SLEPT FOR THREE consecutive hours two nights in a row. When I was in pain and out of bed this morning at 5, the fact that I had just slept for three consecutive hours really didn’t seem like much to me. I was able to get back to sleep at 6:45 and slept until 8:09 when the drilling above my head (our neighbors’ renovations) woke me. I was not happy.

So, I went for a mostly pain-free walk on the beach, after which San Geraldo and I went out for coffee for the second consecutive day. Our wonderful housekeeper and godmother to the cats, Isabel, was back at work yesterday. So not only did we have the pleasure of seeing her again, but our apartment shines “like the top of the Chrysler Building.” Also, she gave the cats their treats while we were out.

By the time I returned at 11 to Physio Phenom Pedro (click here), my attitude had improved. At the moment, I feel great. Three hours is better than 30 minutes (as Pedro reminded me).

That’s all I’ve got for today. I’m off to organize something. I hope all your glasses are rose-colored.

.

HE DORMIDO DURANTE TRES HORAS consecutivas dos noches seguidas. Cuando tenía dolor y me levantaba de la cama esta mañana a las 5, el hecho de haber dormido durante tres horas consecutivas realmente no me pareció mucho. Pude volver a dormir a las 6:45 y dormí hasta las 8:09 cuando la perforación sobre mi cabeza (las renovaciones de nuestros vecinos) me despertó. No era feliz.

Entonces, fui a dar un paseo por la playa casi sin dolor, después de lo cual San Geraldo y yo salimos a tomar café por segundo día consecutivo. Nuestra maravillosa ama de llaves y madrina de los gatos, Isabel, regresó a trabajar ayer. Así que no solo tuvimos el placer de volver a verla, sino que nuestro piso brilla “como la parte superior del edificio Chrysler” (con su corona metálica en la ciudad de Nueva York). Además, ella les dio a los gatos sus aperetivos mientras estábamos fuera.

Cuando regresé a las 11 a Fenómeno Fisio Pedro (haz clic aquí), mi actitud había mejorado. Por el momento, me siento genial. Tres horas son mejores que 30 minutos (como me recordó Pedro).

Eso es todo lo que tengo por hoy. Me voy a organizar algo. Espero que todas vuestras gafas sean de color rosa.

.

Lockdown Day 66: Poked and Prodded / Encierro Día 66: Empujado y Pinchado

La versión español está después de la versión inglés.

I MET WITH A GREAT physiotherapist yesterday who is also an acupuncturist. He worked the area all around the sciatic nerve and then he poked me. Eight needles and mostly in my butt/bum. Some in my lower back. But I don’t know where exactly because I couldn’t see or even feel them, although he told me there were eight needles, I was barely aware of two when he adjusted them. An artist.

I slept here and there last night (well, here the entire night, but not well). I’ll probably have to go back again Friday, but he’s given me hope. His name is Pedro Lönnblad and he’s fluent in Spanish, English, and his native Swedish (he’s half Swedish/half Spanish).

Pedro’s office in Fuengirola, called Clinica PhysioSpain is just a 15-minute walk from home, and he also practices in Marbella, 25 minutes west by car. Unlike other facilities around town, the office has only two physiotherapists. You don’t get stuck on a machine and then left for another client. And you don’t get 7 minutes with the therapist before being passed off to an assistant.

In addition to the therapeutic massage and the acupuncture, Pedro showed me how to adapt my stretching routine to suit my problem. Not only that, he was a pleasure to visit with.

IN ADDITION TO THE TWO restaurants below us undergoing new terrace construction, the apartment above us is now under major renovation (everything must go, apparently). So, we are awakened (well, lately, I’m already awake) every morning at 8:00 to the sound of hammering and shattering tile. And we can’t even escape to Mesón Salvador for an extended coffee break. AND… the renovation will take about a month. I think I’ll practice writing new swear words with my toes (to increase flexibility in my ankle).

Oh, speaking of my ankle, how do you like my new tattoo (photo at top)? (Pedro taped it.) I am SO cool!

.

AYER ME REUNÍ CON UN gran fisioterapeuta que también es acupunturista. Trabajó el área alrededor del nervio ciático y luego me empujó. Ocho agujas y principalmente en mi trasero. Algunos en mi espalda baja. Pero no sé dónde exactamente porque no podía verlos ni siquiera sentirlos, aunque él me dijo que había ocho agujas, apenas sabía dos cuando las ajustó. Un artista.

Anoche dormí aquí y allá (bueno, aquí toda la noche, pero no bien). Probablemente tendré que volver el viernes, pero me dio esperanzas. Se llama Pedro Lönnblad y habla español, inglés, y su sueco nativo (es mitad sueco / mitad español).

La oficina de Pedro en Fuengirola, llamada Clínica PhysioSpain, está a solo 15 minutos a pie de nuestra casa, y él también practica en Marbella, a 25 minutos al oeste en coche. A diferencia de otras instalaciones en la ciudad, la oficina tiene solo dos fisioterapeutas. No te quedas atascado en una máquina y luego te vas a otro cliente. Y no tienes 7 minutos con el terapeuta antes de pasar a un asistente.

Además del masaje terapéutico y la acupuntura, Pedro me mostró cómo adaptar mi rutina de estiramiento a mi problema. No solo eso, fue un placer visitarlo.

ADEMÁS DE LOS DOS RESTAURANTES debajo que se están construyendo en nuevas terrazas, el piso que está encima de nosotros está en proceso de renovación (aparentemente todo debe irse). Por lo tanto, estamos despiertos (bueno, últimamente, ya estoy despierto) todas las mañanas a las 8:00 con el sonido de martilleo y rotura de baldosas. Y ni siquiera podemos escapar a Mesón Salvador para tomar un descanso prolongado. Y… la renovación tomará aproximadamente un mes. Creo que practicaré escribir nuevas palabrotas con los dedos de los pies (para aumentar la flexibilidad de mi tobillo).

Hablando de mi tobillo, ¿cómo te gusta mi nuevo tatuaje (foto en la parte superior)? (Pedro lo grabó.) ¡Soy realmente genial!

Pedro Lönnblad
Physiotherapist

Pedro Lönnblad
Fisioterapeuta




.

For my friend Lidia. Although I don’t think she has any tattoos, you can still “learn a lot from Lidia.”
Para mi amiga Lidia. Aunque no creo que tenga ningún tatuaje, aún “puedes aprender mucho de Lidia”.

Lockdown Day 62: Better Now / Encierro Día 62: Ahora, Mejor

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE BEEN WAKING EARLY MOST mornings with a bit of sciatic pain. Sometimes, I’m able to get back to sleep but, most days, the only relief is to get out of bed and start moving. It’s usually immediately improved and within an hour the pain is completely gone (although a trampoline would be out of the question).

This morning I winced as I got out of bed, and walked gingerly across the apartment. I tried to sit down, but I suddenly had jolts of pain emanating from my hip to my foot and up into my chest. I had cramps below my rib cage on one side. I moaned. I whined. I swore. I hobbled around the house while making the worst noises. I was a big baby. I apologized to San Geraldo, but I couldn’t help myself. I couldn’t walk, stand still, sit, lie down, without excruciating electrical jolts and muscle-cramping pain.

After about 15 minutes, I decided to try an isometric glute exercise (the standing glute squeeze). Either that helped or it was simply time for the pain to begin to ease. I’ll add it to my repertoire — just in case.

Moose followed me around the house the entire time, trying to get my attention (for his own selfish reasons). I apologized. Dudo simply watched from a safe distance. But when I began pacing on the terrace, he too thought he was adorable enough for me to forget about myself. The photos of Dudo were taken on another adorable day; today was not the day for the camera.

Once I felt a bit better, I went for a walk on the Paseo (walking briskly usually feels great and it did, finally, today), stopping before-hand to pay the flower vendor to put aside another hibiscus for me. On my way home I picked it up and brought San Geraldo some more color.

Speaking of color, click Dudo to see the vibrance in those eyes.

.

LA MAYORÍA DE LAS MAÑANAS me he despertado temprano con un poco de dolor ciático. A veces, puedo volver a dormir pero, la mayoría de los días, el único alivio es salir de la cama y comenzar a moverme. Por lo general, mejora de inmediato y en una hora el dolor desaparece por completo (aunque un trampolín estaría fuera de discusión).

Esta mañana hice una mueca cuando me levanté de la cama y caminé con cuidado por el piso. Traté de sentarme, pero de repente tuve una sacudida de dolor que emanaba de la cadera hasta el pie y subía al pecho. Tenía calambres debajo de la caja torácica en un lado. Yo gemí. Me quejé. Lo juré. Cojeaba por la casa mientras hacía los peores ruidos. Yo era un bebé grande. Me disculpé con San Geraldo, pero no pude evitarlo. No podía caminar, quedarme quieto, sentarme, acostarme, sin insoportables sacudidas eléctricas y dolor muscular.

Después de unos 15 minutos, decidí probar un ejercicio isométrico de glúteos (el apretón de glúteos de pie). O eso ayudó o simplemente era hora de que el dolor comenzara a disminuir. Lo agregaré a mi repertorio, por si acaso.

Moose me siguió por la casa todo el tiempo, tratando de llamar mi atención (por sus propios motivos egoístas). Me disculpé. Dudo simplemente observaba desde una distancia segura. Pero cuando comencé a pasear por la terraza, él también pensó que era lo suficientemente adorable como para que me olvidara de mí mismo. Las fotos de Dudo fueron tomadas en otro día adorable; hoy no era el día para la cámara.

Una vez que me sentí un poco mejor, salí a caminar por el Paseo (caminar enérgicamente, por lo general, se siente genial y, después de ese comienzo difícil, también lo hace hoy), deteniéndome de antemano para pagarle al vendedor de flores para que me dejara otro hibisco. En mi camino a casa lo recogí y traje a San Geraldo un poco más de color.

Hablando de color, haz clic en Dudo para ver la vitalidad en esos ojos.

.

Although I was walking “gingerly,” that’s not me above. (In case you don’t know, the redhead is Ginger from TV’s Gilligan’s Island.)
Ese no soy yo. (En inglés, si quiere decir “caminé cautelosamente”, también puede decir “caminé gingerly [con jengibre]”, que significa lo mismo y proviene de la palabra inglesa para jengibre. (No me preguntes por qué.) De todos modos, ella que tiene el pelo de jengibre arriba es Ginger del programa de televisión de la década de 1960 “Gilligan’s Island.”