What They Say About Big Feet / Lo Que Dicen Sobre Los Pies Grandes

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO HAS big feet. Size 14 or 15 American, 48.5 or 49 in Spain. He’s always been difficult to fit — into shoes! In addition to his foot size, his arches are further back (or is it further forward?) than normal.

When we shoe-shopped in the past, he could usually find his size at Nordstrom’s, a high-end department store in the United States. But, a nice-looking shoe on display often looked like a clown shoe when it was unveiled in size 14. And because of the placement of the arches, he had to buy custom inserts for his shoes. Even then, he rarely had a pair of shoes he found comfortable for long.

Shoe shopping now is even more difficult. San Geraldo’s feet have gotten wider and he’s developed a variety of foot pains. So, he was very excited while recently browsing online that shoes for diabetics have extra cushion exactly where his feet usually hurt the most — and the company had his size. He doesn’t have “diabetic feet,” but he does appreciate an extra cushion. He ordered a surprisingly nice-looking pair, which arrived today.

San Geraldo mentioned one morning to our friend Tynan that he had ordered “diabetic shoes” and Tynan asked, “Oh, are they sugar-free?”

.

IN JUNE 2000, THE DAY before our nephew Ryan married Emily we went out for breakfast with our family. We were all crammed around a too-small booth when someone stepped on San Geraldo’s foot. He apologized for his big feet always being in the way.

Ryan said, “You know what they say about big feet…” and at the exact moment that San Geraldo said, “Not true!” Ryan and his brother Matt chorused the actual punchline.

“¡Big shoes!”

San Geraldo’s punchline got the bigger laugh.

By the way, despite San Geraldo’s response, I have no complaints — nor, I’m certain, has anyone else in his checkered past.

.

SAN GERALDO TIENE pies grandes. Talla 14 o 15 estadounidenses, 48,5 o 49 en España. Siempre ha sido difícil de poner, ¡en los zapatos! Además del tamaño de su pie, sus arcos están más atrás (¿o más adelante?) de lo normal.

Cuando compramos zapatos en el pasado, generalmente podía encontrar su talla en Nordstrom’s, una tienda departamental de alta gama en los Estados Unidos. Pero, un zapato de buen aspecto en exhibición a menudo se parecía a un zapato de payaso cuando se presentó en la talla 14. Y debido a la colocación de los arcos, tuvo que comprar plantillas personalizadas para sus zapatos. Incluso entonces, rara vez tenía un par de zapatos que encontraba cómodos por mucho tiempo.

Comprar zapatos ahora es aún más difícil. Los pies de San Geraldo se han ensanchado y ha desarrollado una variedad de dolores en los pies. Entonces, estaba muy emocionado mientras recientemente navegaba en línea porque los zapatos para diabéticos tienen un cojín adicional exactamente donde sus pies generalmente duelen más, y la compañía tenía su talla. No tiene “pies diabéticos”, pero aprecia un cojín extra. Ordenó una pareja sorprendentemente bonita, que llegó hoy.

San Geraldo mencionó una mañana a nuestro amigo Tynan que había pedido “zapatos para diabéticos” y Tynan preguntó: “Oh, ¿están sin azúcar?”

.

EN JUNIO DE 2000, EL día antes de que nuestro sobrino Ryan se casara con Emily, salimos a desayunar con nuestra familia. Todos estábamos abarrotados alrededor de una mesa demasiado pequeño cuando alguien pisó el pie de San Geraldo. Se disculpó porque sus grandes pies siempre estaban en el camino.

Ryan dijo: “Sabes lo que dicen sobre los pies grandes …” y en el momento exacto en que San Geraldo dijo: “¡No es cierto!” Ryan y su hermano Matt corearon el final de la broma.

“¡Zapatos grandes!”

El final de San Geraldo provocó la risa más grande.

Por cierto, a pesar de la respuesta de San Geraldo, no tengo quejas ni estoy seguro de que haya alguien más en su pasado a cuadros.

Sometimes, we DO find his size in a shoe store.
A veces, encontramos su tamaño en una zapatería.

Jerry My Yeti / Jerry Mi Yeti

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO’S NORWEGIAN grandmother couldn’t pronounce the name Jerry. When she said his name it sounded more like Yeti (aka Bigfoot). He DOES have big feet. I’ve mentioned that before. He wears a size 49 (14-1/2 in the US). He normally asks the salesperson to bring out whatever they have in his size. If he’s lucky, they’ll have a pair or two. They’re usually unstylish or uncomfortable… or both.

We were in Málaga yesterday and discovered a shoe mega-store called Calzados Gody. I immediately asked a sales person if they had large sizes. “Of course!” she happily responded. We were in Bigfoot Heaven. Hundreds of shoes. Great styles. And all labeled “Available in 47–52.”

San Geraldo selected a pair. The salesman went to the stockroom, returning about 10 minutes later, and said, “We don’t have those, so I brought a similar style in your size.” Since the salesman had only brought the right shoe, we had to wait another 10 minutes for him to retrieve the left shoe only to decide they weren’t comfortable. I guess it cuts down on theft, but we felt like we were “waiting for the other shoe to drop.” (And it did.)

I pointed out other shoes more like the ones SG had selected. “Don’t you have any of these in his size?”

No, the salesman told me.

The store had a great selection, supposedly, of large sneakers. I asked another sales person if they had any sneakers in SG’s size. “All of them,” she proudly said.

San Geraldo selected two pairs of Nikes. She disappeared for 10 minutes and returned with two other sneakers (that he didn’t like) — so it didn’t matter that she only brought one shoe of each pair. Those were the only ones in his size, she said. After an hour, we left the store. ‘Empty footed.’ I didn’t even see Crocs in his size. Talk about false advertising!

LA ABUELA NORUEGA de San Geraldo no pudo pronunciar su nombre, Jerry. Cuando ella dijo su nombre, sonaba más como Yeti (también conocido como Bigfoot). El tiene pies grandes. Lo he mencionado antes. Lleva una talla 49 (14-1 / 2 en los Estados Unidos). Normalmente le pide al vendedor que saque lo que tenga en su tamaño. Si tiene suerte, tendrán un par o dos. Por lo general son unstylish o incómodos … o ambos.

Ayer estuvimos en Málaga y descubrimos una enorme zapatería llamada Calzados Gody. Inmediatamente le pregunté a una persona de ventas si tenían tamaños grandes. “¡Por supuesto!” ella respondió alegremente. Estábamos en el cielo de Pie Grande. Cientos de zapatos. Estilos geniales. Y todos etiquetados como “Disponible en 47–52 “.

San Geraldo seleccionó un par. El vendedor fue al almacén y regresó unos 10 minutos más tarde, y dijo: “No las tenemos, así que traje un estilo similar”. Como el vendedor solo había traído el zapato derecho, tuvimos que esperar otros 10 minutos para que él recuperara el zapato izquierdo solo para decidir que no estaban cómodos. Supongo que se reduce el robo, pero sentimos que estábamos “esperando que el otro zapato cayera”. (Y lo hizo.)

Señalé otros zapatos más como los que SG había seleccionado. “¿No tienes ninguno de estos en su tamaño?”

No, me dijo el vendedor.

La tienda tenía una gran selección, supuestamente, de zapatillas grandes. Le pregunté a otra persona de ventas si tenían zapatillas de deporte del tamaño de SG. “Todos ellos”, dijo con orgullo.

San Geraldo seleccionó dos pares de Nikes. Ella desapareció durante 10 minutos y regresó con dos otras zapatillas (que no le gustaban), por lo que no importaba que solo trajera un zapato de cada par. Esos eran los únicos en su tamaño, dijo ella. Después de una hora, salimos de la tienda. ‘Pies vacíos.’ Ni siquiera vi los Crocs en su tamaño. ¡Hablar de publicidad falsa!

OUR FRIEND ELENA IN 2014, TRYING TO REMAIN UPRIGHT IN SG’S SHOES. / NUESTRA AMIGA ELENA EN 2014, TRATANDO DE PERMANECER ERGUIDOS EN LAS ZAPATILLAS DE SG.