There’s No Poop / No Hay Caca

MY PAL LUKE (3-1/2 years old) is learning about the digestive system. When his scientific artwork was all put together and his mother, Kathleen, had explained step-by-step what happens to food after it goes into your mouth, he said, “But, there’s no poop.” So he drew some, cut it out, and stuck it on with a piece of tape. (I don’t know what HE’S been eating!)

.

MI COMPADRE LUKE (que tiene 3-1/2 años) está aprendiendo sobre el sistema digestivo. Cuando todo su trabajo científico se juntó y su madre, Kathleen, le explicó paso a paso lo que sucede con la comida después de que entra en la boca, él dijo: “Pero, no hay caca”. Así que dibujó un poco, lo cortó, y se atascó con un trozo de cinta. (¡No sé lo que ÉL ha estado comiendo!)

Kake Kage Caca Caga… Cake

La versión español está después de la versión inglés.

San Geraldo didn’t make his traditional Norwegian Kransekake (wreath cake) this Christmas. It’s a huge amount of work with inconsistent results. But it’s so delicious. I really missed it, so I went to a few of the local Scandinavian markets to see what I could find. I was sort of successful at one shop. Although they don’t carry the complete ring towers famous in Norway (they wouldn’t ship well), they do have small packages of the pastry (this one from Sweden and called “kage” instead of “kake”).

At €4.25 for four little pieces, it’s ridiculously expensive. But I thought I would splurge for today’s lunchtime dessert. You might remember that “kake” (pronounced “kah-kah”) in Norwegian means cake. And “caca” (or caga) in Spanish means poop. So, it surprises our Spanish friends when I tell them we love to eat many kinds of Norwegian kake.

As for today’s “Kransekage”: Well, it wasn’t PURE “caca,” but I won’t buy it again… even though it was dipped in chocolate.

Click here, here, and here to experience the history of kransekake at our house.

.

San Geraldo no hizo su tradiciónal kransekake (pastel de corona) de noruega ésta navidad. Es una gran cantidad de trabajo con resultados inconsistentes. Pero es tan delicioso. Realmente me lo perdí, así que fui a algunos de los mercados escandinavos locales para ver qué podía encontrar. Tuve algo de éxito en una tienda. Aunque no tienen las torres de anillo completas famosas en Noruega (no se enviarían bien), tienen paquetes pequeños de pastelería (este de Suecia y que se llama “kage” en lugar de “kake”).

A 4,25 € por cuatro piezas pequeñas, es ridículamente caro. Pero pensé que iba a derrochar el postre de hoy para el almuerzo. Tal vez recuerdes que “kake” (pronunciado “kah-kah”) en noruego significa pastel. Entonces, sorprende a nuestros amigos españoles cuando les digo que nos encanta comer muchos tipos de kake noruego.

En cuanto al “Kransekage” de hoy: Bueno, no fue “caca” PURA, pero no lo compraré de nuevo… a pesar de que fue sumergido en chocolate.

Haz clic aquí , aquí, y aquí para ver la historia de kransekake en nuestra casa.

I should have been suspicious when I saw they had hyphenated the product name! Who approved THAT design?!? (The “r” in the name makes it plural.) / ¡Debería haber sospechado cuando vi que tenían un guión con el nombre del producto! ¿¡¿Quién aprobó ESE diseño?!? (La “r” en el nombre lo hace plural.)