You Turned the Tables on Me / Me Diste la Vuelta

La versión español está después de la versión inglés.

I RECENTLY SHARED photos of the new look of our dining room here in Fuengirola (in its first and third iteration) along with pictures of the dining rooms in 6 of our 13 other homes over the years (click here). I found photos of 4 more from our past, plus version #2 of Fuengirola. I’m still searching (for more photos, not for more homes — at least for now).

.

RECIENTEMENTE COMPARTÍ FOTOS del nuevo aspecto de nuestro comedor aquí en Fuengirola (en su primera y tercera iteración) junto con fotos de los comedores en 6 de nuestras 13 otras casas a lo largo de los años (haz clic aquí). Encontré fotos de 4 más de nuestro pasado, más la versión numero 2 de Fuengirola. Todavía estoy buscando (para más fotos, no más casas — al menos por ahora). NOTA: En inglés, otra forma de decir “me diste la vuelta” es “volteaste las mesas”.

.

Those Who Cannot Change Their Minds / Aquellos Que No Pueden Cambiar de Opinión

La versión español está después de la versión inglés.

GEORGE BERNARD SHAW wrote: “Those who cannot change their minds, cannot change anything.” I’m sure his intent was something profound, however, since our arrival in Spain in the summer of 2011, we have had three different sets of dining room furniture. We bought the first at IKEA in Sevilla when we arrived. That came with us to Fuengirola less than two years later and was quickly replaced by a contemporary glass and chrome table. The glass and chrome table became my office desk when we decided to live without a dining room and get a piano instead.

Well, we’re back to having a dining room. I’m so happy I even polished the brass candlesticks. More importantly, though, the cats are happy. And isn’t that why we exist? (Anyway, that’s what Dudo and Moose tell me and why would they lie?)

.

GEORGE BERNARD SHAW escribió: “Aquellos que no pueden cambiar de opinión, no pueden cambiar nada”. Estoy seguro de que su intención fue algo profundo, sin embargo, desde nuestra llegada a España en el verano de 2011, hemos tenido tres juegos diferentes de comedor. Compramos el primero en IKEA en Sevilla cuando llegamos. Eso vino con nosotros a Fuengirola menos de dos años después y fue reemplazado rápidamente por una mesa contemporánea de vidrio y cromo. La mesa de cristal y cromo se convirtió en el escritorio de mi oficina cuando decidimos vivir sin un comedor y comprar un piano.

Bueno, volvimos a tener un comedor. Estoy tan feliz que incluso pulí las velas de latón. Sin embargo, lo más importante es que los gatos son felices. ¿Y no es por eso que existimos? (De todos modos, eso es lo que Dudo y Moose me dicen y ¿por qué mentirían?)

.

Some of our dining rooms over the years. Three sets of furniture and 13 homes from 1981 to 2011. Three more sets and only two homes from 2011 to 2019.
Algunos de nuestros comedores a lo largo de los años. Tres juegos de muebles y 13 hogares de 1981 a 2011. Tres juegos más y solo dos hogares de 2011 a 2019.

Home and Homage / Hogar y Homenaje

La versión español está después de la versión inglés.

THE FEATURED PHOTO above and the first photo below are my homage to Fuengirola fashion in our bedroom. It’s what we have; I don’t know how long it will last. The rest of the photos are glimpses of our apartment as we continue to make changes. Still some pieces to move out of the living room, and more furniture to buy — like a new dining room table and chairs — and we’ll be done (until the next time the spirit moves us). We wouldn’t want it to look like we’ve lived in one place very long.

San Geraldo’s middle sister and her husband like to build their own homes. She used to say if it was time to paint, it was time to build a new house. We, on the other hand, would simply move.

.

LA FOTO DESTACADA de arriba y la primera foto de abajo son mi homenaje al estilo de Fuengirola en nuestra habitación. Es lo que tenemos; no sé cuánto durará. El resto de las fotos son vistazos de nuestro apartamento mientras continuamos haciendo cambios. Aún algunas piezas para salir de la sala de estar — y más muebles para comprar, como una nueva mesa y sillas de comedor, y terminaremos (hasta la próxima vez que el espíritu nos mueve). No querríamos que parecer que hemos vivido en un lugar por mucho tiempo.

A la hermana de San Geraldo y a su marido les gusta construir sus propias casas. Ella solía decir que si era hora de pintar, era hora de construir una nueva casa. Nosotros, por otro lado, simplemente nos mudaríamos.

The pillows, left to right: Made for me by My Mother the Dowager Duchess (DD) in 1978, made by the DD around 1970, the next two were made by San Geraldo, and the last by the DD around 1972. The Navajo rug at bottom was purchased at a gallery in Santa Fe, New Mexico. We don’t have a floor space long enough.
Las almohadas, de izquierda a derecha: hechas para mí por Mi Madre la Duquesa Viuda (DD) en 1978, hechas por DD alrededor de 1970, las siguientes dos fueron hechas por San Geraldo y la última por DD alrededor de 1972. La alfombra Navajo en la parte inferior fue comprado en una galería en Santa Fe, Nuevo México. No tenemos un espacio suficiente en el suelo.
Dudo inspects the new sofa pillows. He doesn’t approve, so the red ones will go to the charity shop after they’re replaced with a less vibrant red. (That’s just me.)
Dudo inspecciona las nuevas almohadas del sofá. No lo aprueba, por lo que los rojos irán a la tienda de caridad después de que sean reemplazados por un rojo menos vibrante. (Así soy yo.)