Mona Lisa these days / Mona Lisa estos días

La versión en español está después de la versión en inglés.

I MENTIONED TUESDAY THAT IN last week’s conversation with The Kid Brother when I asked if he had gotten any mail, he said he had received another postcard from David Travel Penguin (click here) from Washington, D.C. David has a postcard collection, so I asked, “What picture was on it?” There was a slight possibility I’d get a direct answer.

“An old lady.”

“An old lady?”

“Not an old lady,” he explained, “a lady not from these days.”

David clarified for me. The “lady not from these days” was the Mona Lisa!

I ASKED THIS WEEK if The Kid Brother had received any mail. “Yeah,” he said, “a card from you!”

“Which one?”

“I said you!”

“No, I mean which card?”

“A dog.” “A bulldog?” “Yeah.”

WE SPOKE FOR ANOTHER 10 minutes. He told me what I needed to include in the next care package. Hint. Hint. He liked the pretzels. “I need my nuts!” he announced. He meant cashews. One box of cereal would be fine. What I sent last time was perfect. And more bars (the flavours were good). Also, he reminded me it was time to send his annual desktop calendar. I already chose one. I told him in October after he received the first care package that I couldn’t afford to send one every month (along with paying his cable bill) and other things that come up. So, he waited a month and three days before reminding me and he sucked me right in!

FINALLY, BEFORE WE HUNG up, he said, “Oh, I got another card.” “Who was it from?” I asked. He told me he didn’t know but it had an envelope.

“Oh, so not a postcard.”

“No, a real one.”

I asked if he could get it and read me the letters of the name and the city. He was so happy that he willingly did so. He asked.“What do you want [waddayawan], the postmark?” I explained where to look for the return address. He spelled out the letters of the city and state and then read the name. M-A-R-Y! He was delighted. He said the card was “a really nice one with birds.” He loves birds.

Thank you for your kindness, Mary! And David! And Susan, who started all this. You’ve made The Kid Brother’s (and my) days so much better!

NOTE:
The photo at top (Sarasota, Florida, 1968) is of The Kid Brother already in the driver’s seat in front of what was originally Horn’s Cars of Yesterday, then Bellm Cars & Music of Yesterday, and now Sarasota Classic Car Museum. Behind him are more ladies not from these days.

.

MENCIONÉ EL MARTES QUE EN la conversación de la semana pasada con El Hermanito cuando le pregunté si había recibido algún correo, dijo que había recibido otra postal de David Travel Penguin (haz clic aquí) de Washington, DC David tiene una colección de postales, así que preguntó: “¿Qué imagen tenía?” Había una pequeña posibilidad de que obtuviera una respuesta directa.

“Una dama vieja”.

“¿Una dama vieja?”

“No una dama vieja, una dama que no es de estos días”.

¡Aprendí de David que la “dama que no es de estos días” era la Mona Lisa!

PREGUNTÉ ESTA SEMANA SI El Hermanitohabía recibido algún correo. “Sí”, dijo, “¡una tarjeta tuya!”

“¿Cúal?”

“¡Dije !”

“No, me refiero a cúal tarjeta postal?”

“Un perro.” “¿Un buldog?”

HABLAMOS DURANTE OTROS 10 minutos. Me dijo lo que necesitaba incluir en el próximo paquete de cuidados que envíe. Insinuación. Insinuación. Le gustaron los pretzels. “¡Necesito mis nueces!” él anunció. Se refería a anacardos. Una caja de cereal estaría bien. Lo que envié la última vez fue perfecto. Y más barras (los sabores eran buenos). Además, me recordó que era hora de enviar su calendario anual de escritorio. Ya elegí uno. Le dije en octubre, después de que recibió el primer paquete de atención, que no podía permitirme enviar uno cada mes (además de pagar su factura de cable) y otras cosas que surgen. Entonces, esperó un mes y tres días antes de recordármelo y ¡me absorbió de inmediato!

FINALMENTE, ANTES DE COLGAR, antes de colgar, dijo: “Oh, tengo otra tarjeta”. “¿De quién era?“ Me dijo que no lo sabía pero que tenía un sobre.

“Oh, no es una postal”.

“No, una real”.

Le pregunté si podía conseguirlo y me leyó las letras del nombre y la ciudad. Estaba tan feliz de haberlo hecho de buena gana. Preguntó, “¿Qué quieres, el matasellos?” Le expliqué dónde buscar la dirección de devolución. Deletreó las letras de la ciudad y el estado y luego leyó el nombre. ¡M-A-R-Y! Estaba encantado. Dijo que la tarjeta era “muy bonita con pájaros”. Le encantan los pájaros.

¡Gracias por tu amabilidad, Mary! ¡Y David! Y Susan, quien empezó todo esto. ¡Has mejorado los días de El Hermanito (y los míos)!

NOTA
La foto en la parte superior (Sarasota, Florida, 1968) es de El Hermanito ya en el asiento del conductor frente a lo que originalmente era Horn’s Cars of Yesterday (Coches de Ayer de Horn), luego Bellm Cars & Music of Yesterday (Coches y Musica de Ayer de Bellm) y ahora Sarasota Classic Car Museum (Museo de Coches Clásicos). Detrás de él hay más mujeres que no son de estos días.

My own version of the “lady not from these days” from Washington D.C. (Isn’t it ironic that it was built on a swamp?)
Mi propia versión de la “dama que no es de estos días” de Washington D.C. (¿No es irónico que haya sido construido sobre un pantano?)

.

Whoever Wins / Quien Gane

La versión español está después de la versión inglés.

THE SUPER BOWL is coming up Monday Sunday. That’s the annual championship game of American football. I know it’s coming up because The Kid Brother told me during our Tuesday phone call. Unlike me, he’s a fan.

He said, “Super Bowl’s comin’! I got San Francisco, wise guy!”

I asked, “Who are they playing?”

“What do you mean WHO? Who’s on First!” he snapped. (You’ll understand if you watch the video at the bottom).

I knew my friend Mary (in Kansas City) had been very excited about how well her team was doing this year. So I took a shot in the dark and asked, “Is San Francisco playing Kansas City?”

“That’s right, smart guy. I’ll bet you forty bucks! Forty buckaroos! Forty smackers, buddy!”

“Forty bucks?!? Who am I, Rockefeller?” I snorted. “I’m not betting you forty bucks! Make it a dollar and you’ve got a deal.”

“It’s a bet! And whoever wins … Is gonna win!”

“I couldn’t have said it better myself!”

“No, you couldn’t!” he agreed.

I wouldn’t bet him $40 because he can’t afford it. Although, I don’t know why I worry. He has never ever paid off a losing bet in his life. And he loves to bet. I, on the other hand, always pay. Besides, win or lose, I always end up giving him cash when I see him.

When I told him Kansas City was Mary’s team, he responded, “Well, I can’t do nuttin’ about dat!”

Today’s photos are from an American baseball game in 2011 when we lived 15 minutes from Anaheim Stadium — the Los Angeles Angels (of Anaheim) against the Seattle Mariners (our friend Judy’s team). Judy bought the Kid Brother an official baseball and got him down to the dugout for autographs from the players and coaches. It’s possibly his most treasured possession.

.

EL SUPER BOWL se acerca el lunes domingo. Ese es el campeonato anual de fútbol americano. Sé que se acerca porque El Hermanito me lo dijo durante nuestra llamada telefónica del martes. A diferencia de mí, él es un fanático.

Él dijo: “¡Viene el Super Bowl!” ¡Tengo San Francisco, sabio!”

Pregunté: “¿A quién juegan?”

“¿Qué quieres decir con QUIEN? ¡‘Quién’ está primero!” espetó. (Lo entenderás si miras el video en la parte inferior).

Yo sabía que mi amiga Mary (en Kansas City) había estado muy entusiasmada con lo bien que le estaba yendo a su equipo este año. Entonces tomé un tiro en la oscuridad y pregunté: “¿San Francisco está jugando a Kansas City?”

“Así es, bobo. ¡Te apuesto cuarenta dólares! Cuarenta buckaroos, amigo!”

“Cuarenta dólares?!? ¿Quién soy yo, Rockefeller?” resoplé. “¡No te apuesto cuarenta dólares! Hazlo un dólar y tendrás un trato”.

“¡Es una apuesta!” me dijo. “Y quien gane … ¡Va a ganar!”

“¡No podría haberlo dicho mejor!”

“¡Yo sé que no podrías!”

No le apostaría $40 porque no puede pagarlo. Aunque, no sé por qué me preocupo. Nunca ha pagado una apuesta perdedora en su vida. Y le encanta apostar. Yo, por otro lado, siempre pago. Además, gane o pierda, siempre termino dándole efectivo cuando lo veo.

Cuando le dije que Kansas City era el equipo de Mary, él respondió: “Bueno, ¡no puedo volverme loco con eso!”. Qué tipo.

Las fotos de hoy son de un juego de béisbol estadounidense en 2011 cuando vivíamos a 15 minutos del estadio de Anaheim, the Los Ángeles Angels contra the Seattle Mariners (el equipo de nuestra amiga Judy). Judy le compró a El Hermanito una pelota de béisbol oficial y lo llevó al refugio para obtener autógrafos de los jugadores y entrenadores. Es posiblemente su posesión más preciada.

.

From 26 to 30 / Desde 26 a 30

La versión español está después de la versión inglés.

MY DEAR OLD friend Mary (we’ve been friends since 1973) sent me some photos. I’m still waiting for her to scan them for me — ahem — but these skewed and distorted images will have to do until Mary gets her scanner working.

I drove up from Brooklyn in November 1979 to visit Mary who had moved to Boston. I fell in love with the city, found a job, and moved four months later. The photos on the street were taken in 1980. I think it was the 4th of July parade.

Mary introduced me to Brian, her best friend who became my dear and (first gay) friend, although I was still dating women at the time.

My sister Dale died 12 months after I arrived in Boston. I came out of the closet. Five months later I met San Geraldo. Fifteen months after that, he and I moved to Los Angeles. Seven months later, we were living in Washington, D.C. where I worked for U.S.News & World Report.

And that takes us to the final photo of me on a sofa with my feet on Mary’s lap.

It was 1984. Brian and Mary were sharing an apartment. I was in Boston on business and spent an extra two nights with them before heading home. Brian was not the best influence, but he was a true friend and I loved him. I won’t tell you what I did that night (partly because I have no idea what I did that night), but I was feeling no pain. Until the next morning!

That was the last time I saw Mary. She and Brian moved to Hawaii a few months later. Mary met the love of her life, married, and moved to the middle of the country. She’s still there, raised a son while earning more advanced degrees, and has been working with learning disabled teens ever since.

SG and I finally got to Hawaii in 1986, but Mary was already gone and Brian, our dear wonderful friend the “serial monogamist,” was living with his latest boyfriend. He eventually moved to San Diego so we were elated when SG got his job there in early 1993. But, at that same time, Brian was ill and returned to his family home in Massachusetts. We drove up to see him a couple of times. He died before we left for San Diego.

And that’s what ran through my head when I saw these pictures. Whenever, I think about what might have been — like taking my education more seriously and choosing a university better suited to my interests, I always think, ‘But then I never would have met Mary. And that was an exceptional friendship. And had I never met Mary, I never would have met Brian. Or moved to Boston. Or met San Geraldo.’ And I’m filled with gratitude for what I’ve had and have, for Dale, for Brian, for Mary, and for San Geraldo, and for so many other people in my life. All that from a few 40-year-old photos.

.

MI QUERIDA VIEJA amiga Mary (hemos sido amigos desde 1973) me envió algunas fotos. Todavía estoy esperando que los escanee por mí, ejem, pero estas imágenes distorsionadas tendrán que funcionar hasta que Mary haga funcionar su escáner.

Conduje desde Brooklyn en noviembre de 1979 para visitar a Mary, que se había mudado a Boston. Me enamoré de la ciudad, encontré un trabajo, y me mudé cuatro meses después. Las fotos en la calle fueron tomadas en 1980. Creo que fue el desfile del 4 de julio, el día de la independencia.

Mary me presentó a Brian, su mejor amigo que se convirtió en mi querido y (primer gay) amigo, aunque todavía estaba saliendo con mujeres en ese momento.

Mi hermana Dale murió 12 meses después de mi llegada a Boston. Salí del armario. Conocí a San Geraldo cinco meses después. Él y yo nos mudamos a Marina del Rey, California, 15 meses después de que nos conocimos. Siete meses después, vivíamos en Washington, D.C., donde trabajé para U.S.News & World Report.

Y eso nos lleva a la foto final de mí en un sofá con los pies en el regazo de Mary.

Era 1984. Brian y Mary estaban compartiendo un apartamento. Estuve en Boston por negocios y pasé dos noches con ellos antes de regresar a casa. Brian no fue la mejor influencia, pero era un verdadero amigo y lo amaba. No te diré lo que hice esa noche (en parte porque no tengo idea de lo que hice esa noche), pero no sentía dolor. Hasta la mañana siguiente!

Esa fue la última vez que vi a Mary. Ella y Brian se mudaron a Hawai unos meses después. Mary conoció al amor de su vida, se casó y se mudó a la mitad de los Estados Unidos. Ella todavía está allí, crió a un hijo mientras obtenía títulos más avanzados, y ha estado trabajando con adolescentes con discapacidades de aprendizaje desde entonces.

SG y yo finalmente llegamos a Hawai en 1986, pero Mary ya se había ido y Brian, nuestro querido y maravilloso amigo el “monogamista en serie”, estaba con un nuevo novio. Eventualmente se mudó a San Diego, así que estábamos eufóricos cuando SG consiguió su trabajo allí a principios de 1993. Pero, al mismo tiempo, Brian estaba enfermo y regresó a la casa de su familia en Massachusetts. Fuimos a verlo un par de veces. Murió antes de que nos fuéramos a San Diego.

Y eso fue lo que me pasó por la cabeza cuando vi estas fotos. Siempre que pienso en lo que podría haber sido, como tomar mi educación más en serio y elegir una universidad más adecuada para mis intereses, siempre pienso: ‘Pero entonces nunca habría conocido a Mary. Y si nunca hubiera conocido a Mary, nunca habría conocido a Brian. O se mudó a Boston. O conocí a San Geraldo’. Y estoy lleno de gratitud por lo que he tenido y tengo, por Dale, por Brian, por Mary, y por San Geraldo, y por muchas otras personas en mi vida. Todo eso de algunas fotos de 40 años.

Subtítulo de Mary: Verano – 1980. Nuestro primer año en Boston juntos.

On the Boat to Bethlehem / En el Bote a Belén

La versión español está después de la versión inglés.

I HAD NO idea that, in biblical times, Bethlehem was known as Fuengirola and the Three Kings didn’t actually ride camels but arrived by boat. The proof is in the image above, part of the annual primary school belén (Bethlehem, nativity scene) exhibit at the Fuengirola City Museum. So, it has to be true. Right? Then again, Sohail Castle (the 10th-century castle in Fuengirola) also appears in the scene — about 1,000 years too soon. So maybe someone, yet again, is trying to rewrite history. Come to think of it, there WAS a Roman castle on the site before the Moorish castle. Maybe we should just move on.

The first belén, on display alone when you enter the museum (the photos below), is from the personal collection of Miguel Ángel Martín Cuevas, elegantly and playfully done in terra cotta and then polychromed, and inspired by the streets of Naples, Italy, in the 18th century, which I’m sure makes perfect sense to someone.

When I left the museum, I enjoyed the lights in front of City Hall. No questions asked.

Click the images for a closer look.

.

NO TENÍA IDEA de que, en tiempos bíblicos, Belén era conocido como Fuengirola y los Reyes Magos en realidad no montaban camellos sino que llegaban en bote. La prueba está en la imagen de arriba, parte de la exhibición anual de los belenes de unos colegios de Fuengirola en el Museo de la Ciudad. Entonces, tiene que ser cierto. ¿Correcto? Por otra parte, el Castillo Sohail (el castillo del siglo X en Fuengirola) también aparece en la escena — unos 1,000 años demasiado pronto. Entonces, tal vez alguien, una vez más, está tratando de reescribir la historia. Ahora que lo pienso, había un castillo romano en el sitio antes del castillo árabe. Quizás deberíamos seguir adelante.

El primer belén, que se exhibe solo al ingresar al museo (las fotos a continuación), es de la colección personal de Miguel Ángel Martín Cuevas, realizada de manera elegante y juguetona en terracota y luego policromada, e inspirada en las calles de Nápoles, Italia, en el siglo XVIII. siglo, que estoy seguro tiene mucho sentido para alguien.

Cuando salí del museo, vi las luces frente al Ayuntamiento. No se hicieron preguntas.

Haz clic en las imágenes para verlas más de cerca.

A Heart On for the Holidays / ¿San Valenavidad?

La versión español está después de la versión inglés.

WE HAVE A big, twinkly red heart in our plaza for the holidays. Usually we have a very tall Christmas tree (of lights, not a real tree). Maybe Fuengirola has become socially aware and opted for non-denominational holiday decorations. Nah… I don’t think so.

The municipal nativity scene (called a Belén, which means Bethlehem) is back on the plaza in the center of town (about a 30-minute walk from here) alongside the [hideous, in my humble opinion] statue of Isabel and Ferdinand (the “Catholic Monarchs”).

The heart in our neighborhood is quite nice, if just a bit incongruous. I wonder if it will remain for Valentine’s Day.

Anyway, I love the Belénes that get displayed in Spain. If I had lived here longer, I definitely would have built my own collection. I used to love building dioramas when I was a kid (my parents didn’t think it was a very masculine pass-time); I’d be in heaven (atheist heaven) with my very own Bethlehem. But, speaking of incongruous, my version wouldn’t include the holy family.

.

TENEMOS UN GRAN corazón rojo centelleante en nuestra plaza para las fiestas. Por lo general, tenemos un árbol de Navidad muy alto (de luces, no un árbol real). Tal vez Fuengirola se ha vuelto socialmente consciente y ha optado por decoraciones festivas no confesionales. No … no lo creo.

El Belén Municipal está de vuelta en una plaza en el centro de la ciudad (a unos 30 minutos a pie desde aquí) junto a la [horrible, en mi humilde opinión] estatua de Isabel y Fernando (los “Reyes Católicos”) .

El corazón de nuestro barrio es bastante agradable, aunque sea un poco incongruente. Me pregunto si quedará para el día de San Valentín.

De todos modos, me encantan los belenes que se exhiben en España. Si hubiera vivido aquí más tiempo, definitivamente habría construido mi propia colección. Me encantaba construir dioramas cuando era niño y estaría en el cielo con mi propio Belén. Pero hablando de incongruente, mi versión no incluiría a la sagrada familia.

These first two above are from one of the front windows of Merino, my favorite shop..
Estas dos fotos anteriores son de una de las ventanas frontales de Merino, mi tienda favorita.
Arriving at the Belén Municipal.
Al llegar al Belén Municipal.
Plaza de España, in front of City Hall. Too early to see the lights.
Plaza de España, frente al Ayuntamiento. Demasiado temprano para ver las luces.
The colors of the Spanish flag in poinsettias.
Los colores de la bandera de españa en poinsettias.
Passing the Belén Municipal on my way home.
Pasando el Ayuntamiento de Belén de camino a casa.
I guess it’s true, home really IS where the heart is.
Supongo que es verdad, el hogar realmente ES donde está el corazón.