On the Boat to Bethlehem / En el Bote a Belén

La versión español está después de la versión inglés.

I HAD NO idea that, in biblical times, Bethlehem was known as Fuengirola and the Three Kings didn’t actually ride camels but arrived by boat. The proof is in the image above, part of the annual primary school belén (Bethlehem, nativity scene) exhibit at the Fuengirola City Museum. So, it has to be true. Right? Then again, Sohail Castle (the 10th-century castle in Fuengirola) also appears in the scene — about 1,000 years too soon. So maybe someone, yet again, is trying to rewrite history. Come to think of it, there WAS a Roman castle on the site before the Moorish castle. Maybe we should just move on.

The first belén, on display alone when you enter the museum (the photos below), is from the personal collection of Miguel Ángel Martín Cuevas, elegantly and playfully done in terra cotta and then polychromed, and inspired by the streets of Naples, Italy, in the 18th century, which I’m sure makes perfect sense to someone.

When I left the museum, I enjoyed the lights in front of City Hall. No questions asked.

Click the images for a closer look.

.

NO TENÍA IDEA de que, en tiempos bíblicos, Belén era conocido como Fuengirola y los Reyes Magos en realidad no montaban camellos sino que llegaban en bote. La prueba está en la imagen de arriba, parte de la exhibición anual de los belenes de unos colegios de Fuengirola en el Museo de la Ciudad. Entonces, tiene que ser cierto. ¿Correcto? Por otra parte, el Castillo Sohail (el castillo del siglo X en Fuengirola) también aparece en la escena — unos 1,000 años demasiado pronto. Entonces, tal vez alguien, una vez más, está tratando de reescribir la historia. Ahora que lo pienso, había un castillo romano en el sitio antes del castillo árabe. Quizás deberíamos seguir adelante.

El primer belén, que se exhibe solo al ingresar al museo (las fotos a continuación), es de la colección personal de Miguel Ángel Martín Cuevas, realizada de manera elegante y juguetona en terracota y luego policromada, e inspirada en las calles de Nápoles, Italia, en el siglo XVIII. siglo, que estoy seguro tiene mucho sentido para alguien.

Cuando salí del museo, vi las luces frente al Ayuntamiento. No se hicieron preguntas.

Haz clic en las imágenes para verlas más de cerca.

A Crapper of My Own / Mi Propio Caganer

La versión español está después de la versión inglés.

I FINALLY JOINED in a Catalonian tradition this year. Barcelona, a 9.5-hour drive north from here, is in Catalonia. Some of you may remember the first time I learned about The Caganer. It was our first Christmas in Fuengirola. I was admiring the window display in a wonderful shop, called Moreno, in the center of town when I noticed an animated outhouse (click here) (and here for a Caganer from 2017). When the door opened, I saw a figure “doing his business.” I learned he’s called The Caganer (which means “The Pooper”) and has appeared in nativity scenes since the late 17th century in Catalonia and Catalan areas in Andorra, Valencia, and Southern France. The tradition even spread to Murcia (Spain), Portugal, and Naples (Italy). It’s become so popular that you can find most contemporary public figures as “El Caganer.”

This year, after making another video of The Caganer in the window of Moreno, I went inside and bought myself a little figurine. The most traditional Caganer is a peasant wearing a red stocking hat, a white shirt, and black trousers. I suppose I could have stuck with tradition, but my ceramic figurine is wearing an actual fabric hat. Besides, he had a much more substantial “purge.” Ah, the magic of Christmas.

.

FINALMENTE ME UNÍ a una tradición catalana este año. Barcelona, a 9,5 horas en coche hacia el norte desde aquí, se encuentra en Cataluña. Algunos de vosotros recordaráis la primera vez que aprendí sobre El Caganer. Fue nuestra primera Navidad en Fuengirola. Estaba admirando el escaparate de una maravillosa tienda, llamada Moreno, en el centro de la ciudad cuando noté una letrina animada (haz clic aquí) (y aqui para un Caganer de 2017). Cuando se abrió la puerta, vi una figura “haciendo su trabajo”. Me enteré de que se llamaba El Caganer y ha aparecido en belenes desde finales del siglo XVII en Cataluña y zonas catalanas en Andorra, Valencia, y el sur de Francia. La tradición incluso se extendió a Murcia (España), Portugal, y Nápoles (Italia). Se ha vuelto tan popular que puedes encontrar figuras públicas más contemporáneas como “El Caganer”.

Este año, después de hacer otro video del Caganer en la ventana de Moreno, entré y me compré una figurita. El Caganer más tradicional es un campesino que usa un gorro rojo, una camisa blanca, y pantalones negros. Supongo que podría haber quedado con la tradición, pero mi figura de cerámica lleva un sombrero de tela real. Además, tenía una “purga” mucho más sustancial. Ah, la magia de la Navidad.