Stupid turtle / Tortuga boba

La versión en español está después de la versión en inglés.

I SAW A NEWSPAPER ARTICLE yesterday about a turtle that had laid its eggs on the beach just a few minutes from us. It was extremely unusual. Turtles don’t select such busy and easily disturbed sights for their nests. In the story, the turtle was called a “tortuga boba.”

I know “tortuga” means turtle, but wondered what kind of turtle it might be, so I entered the words in Translator and what came up was “stupid turtle”! Well, maybe so. After all, it did lay its eggs on a heavily trafficked public beach. Still, I didn’t think the reporter would have written that. So, I googled “tortuga boba” and learned it’s actually a loggerhead turtle. This is the first time one has been known to nest on the coast of Málaga. The nest was immediately cordoned off. The eggs were then carefully removed by herpatologists and taken to another, safer location along the Málaga coast. Some eggs were taken to Bioparc Fuengirola (our exceptional zoo) for care during their incubation period.

THE COMPUTER REPAIR SERVICE I had chosen had several locations. I contacted the shop here in Fuengirola, but received a reply (without being aware) from the owner in Málaga. In his last email to me, he included a banner that displayed the Málaga address. I noticed it when I was about to leave the house. A taxi to the shop in Málaga would cost about 50 euros and take more than 30 minutes. Each way. A taxi to the shop in Fuengirola would cost about 6 euros and take 4 minutes. And once I was rid of the computer, I could walk home — on the beach if I liked. I wrote and asked if he was in fact in Málaga and not Fuengirola. The owner had previously responded immediately to every one of my messages. It’s been 24 hours. He still hasn’t replied. Anyway, yesterday afternoon I reinstalled the operating system myself. I spent most of the evening reinstalling software. Adobe Creative Suite and Microsoft Office applications are all working perfectly. The only thing I screwed up is my back-up. I have an external hard drive that backs hourly. I’ve regularly checked it and everything was up-to-date. But, somehow, everything was not up-t0-date when I plugged it back in yesterday to retrieve my files. The biggest loss are the recent photos I hadn’t yet used. I keep a Microsoft Word archive of my blog — not wanting to rely solely on Google Blogger or WordPress for that. My archive, oddly, only goes up to late 2018. So I’ve got nearly two years of blog posts to archive again. Not so bad really. My computer works!

.

AYER VI UN ARTÍCULO EN un periódico sobre una tortuga que había puesto sus huevos en la playa a pocos minutos de nosotros. Fue extremadamente inusual. Las tortugas no eligen lugares tan ocupados y fácilmente perturbados para sus nidos. En la historia, la tortuga se llamaba “tortuga boba”.

Sé que “tortuga” significa “turtle”, pero me preguntaba qué tipo de “turtle” podría ser, así que ingresé las palabras en el traductor y lo que salió fue “stupid turtle” (tortuga estúpida). Bueno, tal vez si. Después de todo, puso sus huevos en una playa pública muy transitada. Aún así, no pensé que el reportero hubiera escrito eso. Entonces, busqué en Google “tortuga boba” y descubrí que en realidad es una tortuga boba. Es la primera vez que se sabe que anida en la costa de Málaga. El nido fue acordonado inmediatamente. Luego, unos herpatólogos retiraron cuidadosamente los huevos y los llevaron a otro lugar más seguro a lo largo de la costa de Málaga. Algunos huevos fueron llevados al Bioparc Fuengirola (nuestro excepcional zoológico) para su cuidado durante su período de incubación.

EL SERVICIO DE EPARACIÓN de ordenadores que había elegido tenía varias ubicaciones. Me puse en contacto con la tienda aquí en Fuengirola, pero recibí una respuesta (sin saberlo) del propietario en Málaga. En el último correo electrónico que me envió, incluyó un banner que mostraba la dirección de Málaga. Lo noté cuando estaba a punto de salir de casa. Un taxi a la tienda en Málaga costaría unos 50 euros y tomaría más de 30 minutos. Cada camino. Un taxi hasta la tienda de Fuengirola costaría unos 6 euros y tardaría 4 minutos. Y una vez que me deshacía de la computadora, podía caminar a casa, en la playa si quisiera. Le escribí y le pregunté si en realidad estaba en Málaga y no en Fuengirola. El propietario había respondido previamente de inmediato a cada uno de mis mensajes. Han pasado 24 horas. Todavía no ha respondido. De todos modos, ayer por la tarde reinstalé el sistema operativo yo mismo. Pasé la mayor parte de la noche reinstalando software. Las aplicaciones Adobe Creative Suite y Microsoft Office funcionan perfectamente. Lo único que arruiné es mi respaldo. Tengo un disco duro externo que retrocede cada hora. Lo revisé regularmente y todo estaba actualizado. Pero, de alguna manera, no todo estaba actualizado cuando lo volví a conectar ayer para recuperar mis archivos. La mayor pérdida son las fotos recientes que aún no había usado. Mantengo un archivo de Microsoft Word de mi blog, no quiero depender únicamente de Google Blogger o WordPress para eso. Mi archivo, curiosamente, solo se remonta a finales de 2018. Así que tengo casi dos años de publicaciones de blog para volver a archivar. No tan mal en realidad.

Last night’s moon.

La luna de anoche.



Sunrise on the beach today. / Amanecer en la play hoy.
Remember Tuesday’s photo from Atlantic City, New Jersey? The modern Spanish version.
Recuerdas la foto de martes de Atlantic City, New Jersey? La versión moderna de España.
Preceding three photos thanks to La Opinión de Málaga newspaper. The first shows the protection of the turtle eggs. The final two are when they were moved.
Precediendo tres fotos gracias al diario La Opinión de Málaga. La primera muestra la protección de los huevos de tortuga. Las dos últimas son cuando fueron movidos.
Following the loggerhead turtle’s path from the sea.
Siguiendo el camino de la tortuga boba desde el mar.
Working on his … flexibility? Ouch! / ¿Trabajando en su … flexibilidad? ¡Ay!

A Clean System / Una Sistema Limpia

La versión en español está después de la versión en inglés.

I’M TAKING MY iMAC IN for service this afternoon. I’m going to get a clean reinstall of the operating system. I looked up how to do it myself, but decided to pay for the service so they can clean up some other things, as well. They’re only charging €59.

I first contacted the shop because they do house calls. However, thanks to the pandemic, that’s not on offer. It’s about a 35-minute walk from home, which is not a walk I want to take while awkwardly carrying a 21-inch-wide, 12.5-pound (52.8-cm, 5.66-kg) iMac.

San Geraldo would drive me (I still haven’t taken my road test for my Spanish license; that’s now planned for October), but our building doesn’t have enough parking spots for everyone. It’s not a problem most of the year when there are rarely more than 10 cars in the lot. But, in August, it’s a nightmare. If we use our car, there’s a good chance we won’t have a place to park when we return. The public lots all fill up, as well. So, we taxi when we can’t walk or train somewhere. Only 26 days left in August!

I suppose I could rent a pedal boat for €25. Never mind, a €6 taxi is much more practical. These are photos from my walk early this morning when I again saw The Little Drummer Boy.

.

LLEVARÉ MI iMAC AL SERVICO esta tarde. Voy a obtener una reinstalación limpia del sistema operativo. Busqué cómo hacerlo yo mismo, pero decidí pagar el servicio para que puedan limpiar otras cosas también. Solo cobran 59 €.

Primero contacté a la tienda porque hacen visitas a domicilio. Sin embargo, gracias a la pandemia, eso no se ofrece. Se trata de una caminata de 35 minutos desde casa, que no es una caminata que quiera dar mientras que transporto torpemente un iMac de 52.8 cm y 5.66 kilos.

San Geraldo me llevaría (todavía no he tomado mi examen práctico de conducir para obtener mi carnet de España; ahora está planeado para octubre), pero nuestro edificio no tiene suficientes lugares de estacionamiento para todos. No es un problema la mayor parte del año cuando rara vez hay más de 10 autos en el lote. Pero, en agosto, es una pesadilla. Si usamos nuestro automóvil, hay una buena posibilidad de que no tengamos un lugar para estacionar cuando regresemos. Los lotes públicos también se llenan. Entonces, rodamos cuando no podemos caminar o entrenar en algún lugar. ¡Solo quedan 26 días en agosto! Supongo que podría alquilar un bote a pedal por 25 €. No importa, un taxi de 6 € es mucho más práctico. Estas son fotos de mi caminata temprano esta mañana cuando volví a ver a El Pequeño Tamborilero.

Lockdown Days 97 & 98: Where Have I Been? / Encierro Días 97 & 98: ¿Dónde He Estado?

La versión español está después de la versión inglés.

ASK ME HOW MY DAY was yesterday. Go ahead. Ask me. [“So, Mitchell, how was your day yesterday?”] Uff! Don’t ask! Just imagine a combination of sciatica and severe constipation. That’s what kind of day I had. I’ll let you wonder if that description is literal or figurative.

My hip continues to ache, but not terribly. Walking in the sand has seemed to help, so instead of getting out of bed and heading right to my computer where I would sit and eat breakfast, I had a protein bar and headed out for an early-ish walk on the beach. I walked more than two kilometers as rapidly as I could without having to avoid anyone else. The sun was shining. The sand wasn’t yet hot. I worked up a sweat. My body felt great. All was well.

I returned home and had a quick, healthy breakfast before throwing on fresh shorts and a T-shirt and heading to Mesón Salvador for coffee with San Geraldo. I felt better than the day before. (Don’t even get me started on the day before.) I figured I’d blog after lunch, and then go on a little shopping expedition to Plaza Mayor.

After lunch, we discovered the internet was down. No problem. It sometimes happens. I rebooted both boxes. Four times. That’s when I began phoning Movistar (our internet provider). I won’t bother telling you how many times I dialed and was immediately disconnected, or how many times I made it through one, two, or even three prompts only to get disconnected again. I won’t tell you because I lost count.

I tried using my mobile [phone] to connect to Movistar’s website. The website didn’t respond. I texted Technical Support. An hour later, I received a text reply telling me it would be easier if I simply logged into Movistar’s website! Oh yeah?!? And then my mobile lost its connection.

So, I joined San Geraldo for a siesta. Dudo was just getting settled. San Geraldo began slapping the bed and saying to Moose, “Come on. You can come up. Come on.” Slap slap slap. “Come on. Come on.” Slap slap slap. I considered slapping SG but I instead slapped the bed. Hard. Twice. He said to Moose, “Well! I guess we can’t do that anymore.” Moose left the room. We settled down. Sort of. Dudo suddenly flew from the bed to the dresser to look out the window, which was closed because we had the air conditioning on.

A very short time later, SG decided to get up. He left the room, closing the door behind him. Dudo doesn’t like closed doors. He immediately ran to the door and slapped it with his paws a few times. And then he meowed. And meowed. He jumped on the bed and meowed directly in my face. I got up. I won’t tell you what I said. I opened the door. I won’t tell you what I said next. Dudo ran out. I closed the door. I said something that surprised even me. And I settled back down for my siesta.

Less than a half hour later, Dudo was back in the room. Yowling. In my face. He wanted to go out in the hall. I muttered something else I won’t bother repeating. Dudo and I went out together. He cuddled. He explored. I phoned Movistar. I got through! I was put on hold for an agent. I held and held. No problem. The agent came on and I stupidly asked if he spoke English. I said my Spanish was fine, “but it’s been a long afternoo…” He interruped and said, “No problem. I’ll connect you with an agent who speaks English. “No, no… no… We can do this in Spanish…” I whimpered. But it was too late. Miraculously, although I was on hold a while longer, I didn’t get disconnected. Finally, another agent picked up. He spoke Spanish. I asked if he spoke English. “No,” he said, “but I can connect you…” “NO, no, no!” I blurted. “That’s OK, I can speak Spanish!” I explained the problem. He told me it was part of a very large issue and they were working on it. And that was the end of the conversation and four hours of frustration.

San Geraldo then commented that maybe we could watch regular TV. I had forgotten that we pay for a TV package that we never use. Typical of us. So, after a bunch of hunting and pecking with our two remote controls, I remembered how to get the TV stations. We found something to watch. And that’s when SG’s mobile beeped and we realized we had internet service again. Don’t ask what I muttered at that point. Seriously, don’t even ask.

San Geraldo suggested pasta for dinner. I suggested going out. We stayed home and had pasta. It turned out to be a good idea. I don’t think I was actually ready for the public.

And that’s why this entry is both for Lockdown Day 97 (yesterday) and Lockdown Day 98 (today). I just got back from this morning’s walk on the beach. I’m going to Plaza Mayor after lunch (I think). Our State of Alarm officially ends today and the New Normal begins tomorrow. We’re thankful the New Normal comes with its own set of restrictions. I promise to tell you what “normal” feels like in the coming days.

Do you suppose the New Normal will be any better than the Old Normal?

.

PREGÚNTAME CÓMO FUE MI DÍA de ayer. Adelante. Preguntame. [“Entonces, Mitchell, ¿cómo fue tu día ayer?”] ¡Uff! ¡No preguntes! Solo imagine una combinación de ciática y estreñimiento severo. Ese es el tipo de día que tuve. Te dejaré preguntarte si esa descripción es literal o figurativa.

Mi cadera sigue doliendo, pero no terriblemente. Caminar en la arena parece haber ayudado, así que en lugar de levantarme de la cama y dirigirme directamente a mi ordenador donde me sentaría a desayunar, tomé una barra de proteínas y salí a dar un paseo temprano por la playa. Caminé más de dos kilómetros tan rápido como pude sin tener que evitar a nadie más. El sol brillaba. La arena aún no estaba caliente. Me sudaba mucho. Mi cuerpo se sintió genial. Todo estuvo bien.

Regresé a casa y tomé un desayuno rápido y saludable antes de ponerme pantalones cortos frescos y una camiseta y dirigirme a Mesón Salvador para tomar un café con San Geraldo. Me sentí mejor que el día anterior. (Ni siquiera empiece el día anterior). Me imaginé que bloguearía después del almuerzo, y luego iría a una pequeña expedición de compras a Plaza Mayor.

Después del almuerzo, descubrimos que Internet estaba caído. No hay problema. A veces sucede. Reinicié ambas cajas. Cuatro veces. Fue entonces cuando comencé a llamar a Movistar (nuestro proveedor de internet). No le diré cuántas veces marqué e inmediatamente me desconecté, o cuántas veces logré pasar una, dos o incluso tres indicaciones solo para desconectarme nuevamente. No te lo diré porque perdí la cuenta.

Intenté usar mi móvil para conectarme al sitio web de Movistar. El sitio web no respondió. Envié un mensaje de texto a soporte técnico. Una hora después, recibí una respuesta de texto que me decía que sería más fácil si simplemente iniciara sesión en el sitio web de Movistar. ¿¡¿Oh si?!? Y luego mi móvil perdió su conexión.

Entonces, me uní a San Geraldo para una siesta. Dudo se estaba acomodando. San Geraldo comenzó a bofetar la cama y le dijo a Moose: “Vamos. Puedes subir. Venga.” Bofeta bofeta bofeta. “Venga. Venga.” Bofeta bofeta bofeta. Pensé en abofetear a SG, pero en su lugar golpeé la cama. Fuerte. Dos veces. Le dijo a Moose: “¡Bueno! Supongo que ya no podemos hacer eso”. Moose salió de la habitación. Nos instalamos. Algo así como. Dudo repentinamente voló de la cama al tocador para mirar por la ventana, que estaba cerrada porque teníamos el aire acondicionado encendido.

Poco tiempo después, SG decidió levantarse. Salió de la habitación y cerró la puerta detrás de él. A Dudo no le gustan las puertas totalmente cerradas. Inmediatamente corrió hacia la puerta y la golpeó con las patas varias veces. Y luego maulló. Y maullado. Saltó sobre la cama y maulló directamente en mi cara. Me levanté. No te diré lo que dije. Abrí la puerta. No te diré lo que dije a continuación. Dudo salió corriendo. Yo cerré la puerta. Dije algo que incluso me sorprendió. Y me instalé de nuevo para mi siesta.

Menos de media hora después, Dudo había vuelto a la habitación. Aullando En mi cara. Quería salir al pasillo. Murmuré algo más que no me molestaría en repetir. Dudo y yo salimos juntos. Él se acurrucó. El exploró. Llamé a Movistar. ¡Lo logré! Me pusieron en espera de un agente. Lo sostuve y lo sostuve. No hay problema. El agente entró y le pregunté estúpidamente si hablaba inglés. Dije que mi español estaba bien, “pero ha sido una tarde larga …” Interrumpió y dijo: “No hay problema. Le conectaré con un agente que hable inglés. “No, no … no … podemos hacer esto en español …” gemí. Pero fue demasiado tarde. Milagrosamente, aunque estuve en espera un poco más, no me desconecté. Finalmente, otro agente recogió. El hablaba español. Le pregunté si hablaba inglés. “No”, dijo, “pero puedo conectarle …” “¡NO, no, no!” solté. “Está bien, ¡puedo hablar español!” Le expliqué el problema. Me dijo que era parte de un problema muy grande y que estaban trabajando en ello. Y ese fue el final de la conversación y cuatro horas de frustración.

San Geraldo luego comentó que tal vez podríamos ver la televisión regular. Había olvidado que pagamos un paquete de TV que nunca usamos. Típico de nosotros. Entonces, después de un montón de cazar y picotear con nuestros dos mandos, recordé cómo obtener las estaciones de televisión. Encontramos algo para mirar. Y fue entonces cuando el móvil de SG sonó y nos dimos cuenta de que teníamos servicio de internet nuevamente. No preguntes qué murmuré en ese momento. En serio, ni siquiera preguntes.

San Geraldo sugirió pasta para la cena. Sugerí salir. Nos quedamos en casa y comimos pasta. Resultó ser una buena idea. No creo que estuviera realmente listo para el público.

Y es por eso que esta entrada es tanto para el Día de bloqueo 97 (ayer) como para el Día de bloqueo 98 (hoy). Acabo de regresar de la caminata de esta mañana en la playa. Voy a Plaza Mayor después del almuerzo (creo). Nuestro Estado de Alarma termina oficialmente hoy y la Nueva Normal comienza mañana. Agradecemos que la Nueva Normalidad tenga su propio conjunto de restricciones. Prometo decirte lo que se siente “normal” en los próximos días.

¿Crees que la Nueva Normal será mejor que la Vieja Normal?

.

Serenity, now! / Serenidad, ¡ahora!

If I Had a Hammock / Si Tuviera una Hamaca

La versión español está después de la versión inglés.

YOU MAY HAVE noticed my blog has been a bit of a mess in recent days. I had a problem with WordPress. They worked on it. (They drove me a little crazy, although they were always pleasant, professional, and responsive.) They resolved it. No need to bore you with the details. I’m simply happy to be back.

We’ve been shopping for some new furniture. Pictures and info to come soon. Meanwhile, Dudo and Moose are happy about some of the changes (San Geraldo and I are sleeping together again!!!) but not so thrilled about others (their daybed has been removed from San Geraldo’s office). Anyway, the cats still have two hammocks. They spend a lot of time in one or the other (especially Dudo) and anywhere else that’s convenient.

.

ES POSIBLE QUE hayas notado que mi blog ha sido un poco complicado en los últimos días. Tuve un problema con WordPress. Ellos trabajaron en eso. (Me volvieron un poco loco, aunque siempre fueron agradables, profesionales y receptivos). Lo resolvieron. No hay necesidad de aburrirte con los detalles. Simplemente estoy feliz de estar de vuelta.

Hemos estado comprando algunos muebles nuevos. Fotos e información próximamente. Mientras tanto, Dudo y Moose están contentos con algunos de los cambios (¡San Geraldo y yo estamos durmiendo juntos otra vez!), pero no tan entusiasmados con los demás (su cama de día ha sido retirada de la oficina de San Geraldo). De todos modos, los gatos todavía tienen dos hamacas. Pasan mucho tiempo en uno u otro (especialmente Dudo) y en cualquier otro lugar que sea conveniente.

If I had a loft.
Si tuviera un loft.
If I had a box.
Si tuviera una caja.
Dudo, zoned out…
Dudo, en otra zona….
… And suddenly alert. How strange.
… Y de repente alerta. Que extraño.
Thanks for the heads up, Dudo.
¡Gracias por el aviso, Dudo!
And finally, both cats. Dudo has a hammock.
Y finalmente, ambos gatos. Dudo tiene una hamaca.

.

En inglés, un martillo es “hammer.” La canción es “If I Had a Hammer” (Si Tuviera un Martillo). Entonces (en mi cabeza), “Si tuviera una hamaca” tiene sentido para mí.

Surfing Trafalgar / Surfeando Trafalgar

La versión español está después de las dos fotos.

I HATE TECHNICAL difficulties. Between giving up on Google Blogspot, cursing Facebook, and creating a new blog presence on WordPress, it’s been kind of a tiresome week. But, if this is the worst my life has to offer, I’ll count myself extremely fortunate and I’ll stop whining (at least momentarily).

The weather here has been a bit less Costa del Sol (Coast of the Sun) and more Costa del Dreary. Rain is coming this weekend, which I love. And, surf’s up!

At the end of this post is a video from Alexander (18), Tynan and Elena’s “surfer dude” son, from his recent trip along the coast to Cabo [Cape] Trafalgar.

Admiral Horatio Nelson defeated the combined Spanish and French (Napoloeon) fleet off the cape in 1805. It’s the dividing line between the Mediterranean Sea and the Atlantic Ocean, about 2-1/2 hours west of us. Today’s history and geography lessons are now complete. Time to catch a wave to Málaga for a museum day.

WEDNESDAY MORNING / El MIÉRCOLES POR LA MAÑANA.
THAT EVENING. THE BIRD WAS UNPLANNED. / ESA TARDE. EL PÁJARO NO FUE PLANEADO.

ODIO LAS DIFICULTADES técnicas. Entre renunciar a Google Blogspot, maldecir a Facebook, y crear una nueva presencia en WordPress, ha sido una semana agotadora. Pero, si esto es lo peor que mi vida tiene para ofrecer, me considero extremadamente afortunado y dejaré de lloriquear (al menos momentáneamente).

Para los turistas, el clima aquí ha sido un poco menos Costa del Sol y más Costa del Lúgubre. Llega la lluvia esta fin de semana, que me encanta. ¡Y se acabó el surf!

Al final de esta entrada hay un video de Alexander (18), el “surfista” hijo de Tynan y Elena, de su reciente viaje por la costa a Cabo Trafalgar.

El almirante Horatio Nelson derrotó a la flota combinada española y francesa (Napoleón) del cabo en 1805. Es la línea divisoria entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, aproximadamente 2.5 horas al oeste de nosotros.. Las lecciones de historia y geografía de hoy están completas. Es hora de coger una ola a Málaga para un día de museos.

Click here to be taken to YouTube to see Alexander and friends ride the waves (if you don’t see the video below).
Haz clic aquí para ir a YouTube y ver a Alexander y sus amigos montar las olas (si no ves el video de abajo).