Detecting a pattern / Detectando un patrón

La versión en español está después de la versión en inglés.

ALTHOUGH I HAD COFFEE AND conversation with good friend Tynan today, and that was uplifting, I refuse to think about other current events. So, let me take you back in time. First to 1979 with my parents in their kitchen and then over the last 10 years in their living room (with flashbacks to the 1950s — click here for that complete post). I had never given it much thought, but clearly My Mother The Dowager Duchess always loved color and patterns. And she wasn’t afraid to use them!

.

AUNQUE HE TENIDO UN CAFÉ y conversé con buen amigo Tynan hoy, y eso fue alentador, me niego a pensar en otros eventos actuales. Entonces, déjame llevarte atrás en el tiempo. Primero en 1979 con mis padres en su cocina y luego durante los últimos 10 años en su sala de estar (con flashbacks de la década de 1950; haz clic aquí para ver esa entrada completa). Nunca lo había pensado mucho, pero claramente a Mi Madre La Duquesa Viuda siempre le encantaron los colores y los patrones. ¡Y no tenía miedo de usarlos!

• 1979. The kitchen. Sister Dale was in for a visit from England and my parents hosted a party, for about 50 people, for their granddaughter’s 6th birthday (and eldest cousin Evie’s birthday, too — although not her 6th).
• 1979. La cocina. La hermana Dale estaba de visita desde Inglaterra y mis padres organizaron una fiesta, para unas 50 personas, por el sexto cumpleaños de su nieta (y el cumpleaños de la prima mayor Evie también, aunque no su sexto).
• Since 1970, there had been elegant gold lace drapes (with a botanical pattern) that hung in a curve. After more than 20 years, my mother tried to wash them in the bathtub. They came apart in her hands.
• Desde 1970, había elegantes cortinas de encaje dorado (con un patrón botánico) del piso al techo que colgaban en una curva. Después de más de 20 años, mi madre trató de lavarlas en la bañera. Se separaron en sus manos.
With The Duchess in 2014.
Con La Duquesa en 2014.
My mother’s “knitting chair” in 1950.
La “silla de tejer” de mi madre en 1950.
• Reupholstered in 1970 and stayed that way for the next 46 years.
• Retapizado en 1970 y permaneció así durante los siguientes 46 años.
• The chair was one of two that came from my grandfather’s synagogue when it closed in the 1960s. My father refinished the wood and my mother replaced the original (100-year-old) burgundy mohair with red silk. We considered shipping the two chairs to Spain (and reupholstering them), but I think it’s fairly obvious, they weren’t comfortable and they took up a lot of space.
• La silla fue una de las dos que vino de la sinagoga de mi abuelo cuando cerró en la década de 1960. Mi padre le dio un nuevo acabado a la madera y mi madre reemplazó el mohair burdeos original (de 100 años de antigüedad) con seda roja. Consideramos enviar las dos sillas a España (y retapizarlas), pero creo que es bastante obvio, no eran cómodas y ocupaban mucho espacio.
• You can see an ashtray on the table in 1954/55.
• Puede ver un cenicero sobre la mesa en 1954/55.
• Around 2014. Same table (refinished in 1960). Same ashtray. We had it shipped to Spain after my mother died in 2016. It survived three kids and 66 years with minor cracks only to be broken (beyond repair) in packing.
Alrededor de 2014. Misma mesa (reformada en 1960). Mismo cenicero. Lo enviamos a España después de que mi madre muriera en 2016. Sobrevivió a tres niños y 66 años con pequeñas grietas solo para romperse (irreparablemente) en el embalaje.

The Fifties / Los Cincuenta

La versión en español está después de la versión en inglés.

MY MOTHER THE DOWAGER DUCHESS had custom slip covers made for the furniture she chose for their first living room in 1950 (see yesterday’s post). She had the wing chair custom-sized so her arms were supported but not obstructed when she was knitting.

Most stories my mother told about those early years began with, “We had no money.” When I asked as an adult how they could afford custom slip covers and furniture, she explained: “Well, it was just the one chair. And you had to have slip covers for summer.” Yet another reason San Geraldo and I called her The Dowager Duchess.

Everything moved with us to the suburbs in 1956 and back to Brooklyn in 1964. I remember the slip covers being used but I don’t know for how many years. These photos are from my father’s 35mm slides. I wish there were more of the interiors. I find the style very cool. I think they were preparing me for Fuengirola fashion.

.

MI MADRE LA DUQUESA VIUDA hizo que se hicieran fundas personalizadas para los muebles que eligió para el primer salón en 1950 (ver la entrada de ayer). Tenía el sillón de orejas de tamaño personalizado para que sus brazos estuvieran apoyados pero no obstruidos cuando estaba tejiendo.

La mayoría de las historias que contaba mi madre sobre esos primeros años comenzaban con: “No teníamos dinero”. Cuando le pregunté cuando era adulto cómo podían pagar las fundas y los muebles personalizados, me explicó: “Bueno, era solo una silla. Y tenías que tener fundas antideslizantes para el verano”. Otra razón más por la que San Geraldo y yo la llamábamos La Duquesa Viuda.

Todo se mudó con nosotros a los suburbios en 1956 y de regreso a Brooklyn en 1964. Recuerdo que se usaron las fundas, pero no sé cuántos años. Estas fotos son de las diapositivas de 35 mm de mi padre. Ojalá hubiera más interiores. Aunque encuentro el estilo muy guay. Creo que me estaban preparando para la moda de Fuengirola.

Dale and the summer slip covers in 1952. The knitting chair at right.
Dale y las fundas de verano en 1952. La silla de tejer a la derecha.
Winter 1955. I can’t imagine I was allowed to play with that doll for very long.
Invierno de 1955. No puedo imaginarme que me permitieran jugar con esa muñeca por mucho tiempo.
No cats, so they installed a Dale door.
No hay gatos, así que instalaron una Puerta Dale.
1955. My eyes hadn’t yet adjusted to the patterns.
1955. Mis ojos aún no se habían adaptado a los patrones.

1950s decor / Decoración de los años 50

La versión en español está después de la versión en inglés.

YESTERDAY’S VINTAGE PHOTO OF MY mother got me thinking. I decided I would share some fashion photos from the 1940s. However, while browsing through my scans, I came across a set of photos of my parents in their first apartment in Brooklyn. It was 1950. They were married in late 1947 when my father was still in the Army. When he returned six months later, they stayed with my maternal grandparents until they could afford a place of their own. My father was 23 and my mother was 22.

.

LA FOTO VINTAGE DE AYER de mi madre me hizo pensar. Decidí compartir algunas fotos de moda de la década de 1940. Sin embargo, mientras revisaba mis escaneos, encontré un conjunto de fotos de mis padres en su primer piso en Brooklyn. Era 1950. Se casaron a finales de 1947 cuando mi padre todavía estaba en el ejército. Cuando regresó seis meses después, se quedaron con mis abuelos maternos hasta que pudieron pagar un lugar propio. Mi padre tenía 23 años y mi madre 22.

• My mother told me she didn’t even know how to make coffee when she was first married.
• Mi madre me dijo que ni siquiera sabía cómo hacer café cuando se casó por primera vez.
• The first time (and the last) I ever saw my father cook was in 1957 when my mother had a baby who died a week later. She was still in hospital. My father made Dale and me pancakes. I can remember the two of us sitting at the kitchen table in shock (and a bit of awe).
• La primera vez (y la última) que vi a mi padre cocinar fue en 1957 cuando mi madre tuvo un bebé que murió una semana después. Ella todavía estaba en el hospital. Mi padre nos hizo panqueques a Dale ya mí. Puedo recordarnos a los dos sentados a la mesa de la cocina en estado de shock (y un poco de asombro).
Electrical work, too. He did it all.
También trabajo eléctrico. Lo hizo todo.
• I found a receipt for the solid cherrywood bedroom furniture after my mother died in 2016. In 1950, they paid $846. In 2016 money, that was equivalent to $8,472.39. My mother (the Dowager Duchess, remember) always claimed they were poor.
• Encontré un recibo por los muebles de dormitorio de madera maciza de cerezo después de que mi madre murió en 2016. En 1950, pagaron $ 846. En dinero de 2016, eso equivalía a $ 8,472.39. Mi madre (la Duquesa Viuda, recuerda) siempre afirmó que eran pobres.
• The Singer sewing machine was brand new. My father read the instructions and taught my mother how to use it. Then, there was no stopping her. To give you an idea of scale, the sofa in background (dark area at left) was 9 feet long (3 meters).
• La máquina de coser Singer era nueva. Mi padre leyó las instrucciones y le enseñó a mi madre cómo usarlo. Entonces, nadie la detuvo. Para darte una idea de la escala, el sofá del fondo (área oscura a la izquierda) tenía 3 metros de largo (9 pies).
1953. On the street where we lived.
1953. En la calle donde vivíamos.
1951. What Dale thought of the kitchen wall paper?
¿Qué pensó Dale del papel de pared de la cocina?
Early 1955. I liked it. But that should have been a red balloon.
Principios de 1955. Me gustó. Pero eso debería haber sido un globo rojo.

Wednesday’s child / El niño del miércoles

La versión en español está después de la versión en inglés.

As the poem goes:
Monday's child is fair of face,
Tuesday's child is full of grace,
Wednesday's child is full of woe,
Thursday's child has far to go,
Friday's child is loving and giving,
Saturday's child works hard for a living,
And the child that is born on the Sabbath day
Is bonny and blithe, and good and gay.

IT TURNS OUT I’M WEDNESDAY’S child. Perhaps that’s no surprise. However, I’m not always full of woe. Today, a Wednesday, started off as a great day. I was out for a walk before sunrise. Temp was around 18/65 (up to 24/75 this evening). By the end of the walk, the breeze had picked up and it made my ears hurt. Woe is me. Still, a nice way to start the day.

I made coffee for San Geraldo (don’t get excited; it was instant) and tea for myself. The milk had gone sour. I dumped the tea. I grabbed another carton only to discover the expiration date was 1 September. I made coffee (black) for myself. Woe.

We’re getting rid of our two recliners in the living room (which we just bought last year). They’re comfortable and solid, they take up too much space, and we never use them. We’ll replace them with one comfy chair and a side table. Four years ago, after My Mother the Dowager Duchess died, we shipped her now 50-year-old Oriental rug here. The Duchess had lots of plants, many very large ones that she would cut back whenever they reached the ceiling. When we saw the underside of the rug here, we discovered mildew and rotting fibres. I taped a couple of areas, but it really needed a good cleaning and major repair. It has since deteriorated even more. I’ve been appalled that we who are so particular about things have a huge rug with a large, visible, masking-tape patch (and another hidden under a chair). When I recently took a look underneath, I discovered the rot had spread. Woe.

So, we’re also getting rid of the rug and will be selecting a new one, and one for the dining area while we’re at it. Something lighter and more subtle. We’ve been to one carpet store. The others I’ve found don’t custom-cut carpet and most specialise in Orientals. Maybe we’ll go back tomorrow and order something.

We’re giving the two recliners to friends. Since we would hire a mover anyway to donate them to charity, we decided to make that part of our gift. I spent yesterday afternoon, evening, and half of today searching out and hoping for a response from local movers. I finally got two responses but someone we know and love has a friend with a small truck and they’re doing the job Thursday morning. We’re happy to give the money to them rather than to strangers.

While looking for other rug shops nearby, and phoning and emailing local movers (two British-owned companies told me they were totally booked before I even told them what I wanted), I also had computer problems. No need to bore you with all the gory details. It’s not completely resolved but at least things are functional again.

So, that’s why I’m finally writing today’s blog post at 6:30 p.m. and I’m not even sharing a photo of San Geraldo dunking bread in his Coca Cola Zero at Mesón Salvador. Much to come on Thursday (and, you know, Thursday’s child has far to go). I should have been born on a Sunday. Don’t tell my grandmother, but it’s what the poem refers to as Sabbath Day — she always said that was Saturday). I’m good and gay. Of course, San Geraldo is Friday’s child — loving and giving.

.

Como dice el poema:
El niño del lunes es hermoso.
El niño del martes está lleno de gracia.
El niño del miércoles está lleno de dolor.
El niño del jueves tiene mucho por hacer.
El niño del viernes es cariñoso y generoso.
El niño del sábado trabaja duro para ganarse la vida.
Y el niño que nace en sábado
Es bonito y alegre, bueno y gay.

RESULTÓ QUE SOY HIJO DEL miércoles. Quizás eso no sea una sorpresa. Sin embargo, no siempre estoy lleno de dolor. Hoy, miércoles, ha comenzado como un gran día. Salí a caminar antes del amanecer. La temperatura estaba alrededor 18/60 (hasta 24/75 esta noche). Al final de la caminata, la brisa se había levantado y me dolía los oídos. Ay de mí. Aún así, es una buena forma de empezar el día.

Hice café para San Geraldo (no se emocionen, fue instantáneo) y té para mí. La leche se había agriado. Dejé el té. Agarré otra caja solo para descubrir que la fecha de vencimiento era el 1 de septiembre. Hice café (negro) para mí. Dolor.

Nos desharemos de nuestros dos sillones reclinables en la sala de estar (que compramos el año pasado). Son cómodos y sólidos, ocupan demasiado espacio y nunca los usamos. Los reemplazaremos por una cómoda silla y una mesa auxiliar. Hace cuatro años, después de la muerte de Mi madre, la duquesa viuda, enviamos aquí su alfombra oriental, que ahora tiene 50 años. La duquesa tenía muchas plantas, muchas muy grandes que recortaba cada vez que llegaban al techo. Cuando vimos la parte inferior de la alfombra aquí, descubrimos moho y fibras podridas. Grabé un par de áreas, pero realmente necesitaba una buena limpieza y una reparación importante. Desde entonces se ha deteriorado aún más. Me ha horrorizado que los que somos tan exigentes con las cosas tengamos una alfombra enorme con un parche grande y visible de cinta adhesiva (y otro escondido debajo de una silla). Cuando recientemente eché un vistazo debajo, descubrí que la podredumbre se había extendido. Dolor.

Le daremos los dos sillones reclinables a unos amigos. Como de todos modos contrataríamos a una empresa de mudanzas para donarlos a obras de caridad, decidimos hacer esa parte de nuestra donación. Pasé ayer por la tarde, la noche y la mitad de hoy buscando y esperando una respuesta de los transportistas locales. Finalmente obtuve dos respuestas, pero alguien que conocemos y amamos tiene un amigo con una camioneta pequeña y están haciendo el trabajo el jueves por la mañana. Nos complace darles el dinero a ellos en lugar de a extraños.

Mientras buscaba otras tiendas de alfombras cercanas, y llamaba y enviaba correos electrónicos a la mudanza local (dos compañías de propiedad británica me dijeron que estaban totalmente ocupadas antes de que yo les dijera lo que quería), también tuve problemas con la computadora. No hay necesidad de aburrirte con todos los detalles sangrientos. No está completamente resuelto, pero al menos las cosas vuelven a funcionar.

Por eso, finalmente estoy escribiendo la entrada de blog de hoy a las 6:30 p.m. y ni siquiera comparto una foto de San Geraldo mojando pan en su Coca Cola Zero en Mesón Salvador. Mucho por venir el jueves (y, ya sabes, el hijo del jueves tiene mucho por hacer). Debería haber nacido en domingo. No se lo digas a mi abuela, pero es a lo que el poema se refiere como día de reposo (ella siempre decía que era sábado). Soy bueno y gay. Por supuesto, San Geraldo es el niño del viernes, amante y generoso.

The most unkindest cut / El golpe más cruento

La versión en español está después de la versión en inglés.

I’M SORRY FOR THE IMPROPER grammar in the title. Don’t blame me. Blame William Shakespeare. At least the guy could tell a story. “The most unkindest cut of all” is how Marc Antony describes the wound Brutus gave to Julius Caesar. You might have a clue what made me think of this by the time you finish reading (my blog, not Shakespeare).

San Geraldo discovered another stack of folders in his office from what we shipped home after the death of My Mother the Dowager Duchess in 2016. I still have a shelf in my office filled with miscellany but I had recently made a huge dent in the mess, scanning, culling, reading. In this latest collection are, among a huge variety of things, the Duchess’s high school yearbook and junior high school autograph book. Very entertaining.

Also in this stack, and I have no idea how it got mixed in with my mother’s things, was the last letter I ever received from my sister Dale. She wrote it seven months before she died of cancer, a month before she turned 29, and little more than a week after she learned there was nothing more to be done for her. She didn’t mention her illness (or her doom) once in the letter. It was stream of consciousness, heightened by her excitement because she was going to Amsterdam for a “holiday.”

When she and her husband returned home from hospital after receiving the news, she told him that, if she didn’t have much time, she wanted to go back to Amsterdam while she still could because they had such happy memories of the city they lived near for a few years. They took the train. My brother-in-law told me she seemed to will herself to be well and they had an exceptional time. The minute they boarded the train for home, her condition deteriorated and she was never well again.

Dale began the letter “Dear Little Brother” but ended with “Love Little Sister,” which in many ways is what she often was once I reached my late teens. The letter brought tears to my eyes even after all these years.

Speaking of bringing tears to my eyes, look below for what else I found in that collection of stuff. My circumcision card. Of course, they would have cards for that. The card begins with the word Circumcision and is followed by the word Wednesday, with no comma. Circumcision Wednesday. It’s a couple of months after Ash Wednesday and a long time before any Good Friday.

The two historic photos (from 1940) are from NYC Government Records (http://1940s.nyc).

.

“EL GOLPE MÁS CRUENTE DE entre todos” es como Marc Antony describe la herida que Bruto le hizo a Julio César. Es posible que tenga una pista de lo que me hizo pensar en esto cuando termine de leer (mi blog, no Shakespeare).

San Geraldo descubrió otra pila de carpetas en su oficina de lo que enviamos a casa después de la muerte de Mi Madre La Duquesa Viuda en 2016. Todavía tengo un estante en mi oficina lleno de miscelánea, pero recientemente hice una gran mella en el desorden. Escanear, sacrificar, leer. En esta última colección se encuentran, entre una gran variedad de cosas, el anuario de la preparatoria de La Duquesa y el libro de autógrafos de la secundaria. Muy entretenido.

También en esta pila, y no tengo idea de cómo se mezcló con las cosas de mi madre, estaba la última carta que recibí de mi hermana Dale. Lo escribió siete meses antes de morir de cáncer, un mes antes de cumplir los 29, y poco más de una semana después de saber que no había nada más que hacer por ella. No mencionó su enfermedad (o su destino) ni una sola vez en la carta. Era un torrente de conciencia, aumentado por su entusiasmo porque se iba a Ámsterdam de “vacaciones”.

Cuando ella y su esposo regresaron a casa del hospital después de recibir la noticia, ella le dijo que, si no tenía mucho tiempo, quería volver a Ámsterdam mientras pudiera porque tenían tan felices recuerdos de la ciudad en la que vivían cerca por unos años. Tomaron el tren. Mi cuñado me dijo que ella parecía estar dispuesta a estar bien y que lo pasaron de maravilla. En el momento en que subieron al tren de regreso a casa, su condición se deterioró y nunca volvió a estar bien.

Dale comenzó la carta “Querido hermanito” pero terminó con “Ama de, Dale, tu hermanita”, que en muchos sentidos es lo que solía ser una vez que cumplí la adolescencia. La carta me hizo llorar incluso después de todos estos años.

Hablando de traer lágrimas a mis ojos, mira abajo para ver qué más encontré en esa colección de cosas. Mi tarjeta de circuncisión. Por supuesto, tendrían tarjetas para eso. La tarjeta comienza con la palabra Circuncisión y va seguida de la palabra Miércoles, sin coma. Circuncisión Miércoles. Es un par de meses después del Miércoles de Ceniza y mucho antes de cualquier Viernes Santo.

Las dos fotos históricas (de 1940) son de NYC Government Records (http://1940s.nyc).

Celebrate Circumcision Wednesday! I’m sure the card was topped by a celebratory blue ribbon.
¡Celebre Circuncisión Miércoles! Estoy seguro de que la tarjeta fue coronada por una cinta azul de celebración.
Unity Hospital, the scene of the crime.
Unity Hospital (Hospital Unidad), escenario del crimen.
The “Residence” in Brooklyn 14 years before Circumcision Wednesday.
La “Residencia” en Brooklyn 14 años antes de Circuncisión Miércoles.
Some time after Circumcision Wednesday at the Residence. I clearly haven’t gotten over it.
Algún tiempo después del Circuncisión Miércoles en la Residencia. Claramente no lo he superado.

.

With Big Sister in front of the Residence, 1956.

Con Hermana Mayor frente a la Residencia, 1956.