Ghost Of Christmas Past / Fantasma De Las Navidades Pasadas

La versión español está después de la versión inglés.

THIS WEEK, I don’t like myself much. No specific reason and dozens of reasons — nothing new for me. So, I thought I would distract myself by scanning and preserving old photos. They’ve sometimes made me smile. Today, I’ve shared a photo from each of our three Christmases when we lived in Georgetown, Washington DC.

In December 1985, I hadn’t yet begun treatment for (or finally been diagnosed with) clinical depression. That would come four months later. Still, Christmas was an extravaganza. Most of the gifts on the table came from San Geraldo’s mother Alice. We drew names in the family and each person was supposed to buy only one gift. Alice sent another dozen or so — from Santa, she said.

In 1984, San Geraldo is bagging up the trash after another goodie-filled holiday.

In 1983, we battled a blizzard to get to Pierre, South Dakota, to spend Christmas with the family. The windchill was –81F (–63C), real temperature was –61F (–52C) when we spent two days stranded in Sioux Falls. But there was a heat wave our last day in Pierre and the real temperature soared to –5F (–21C). I have no idea what was going on in that final photo.

ESTA SEMANA, NO me gusta a mi mismo. Sin razon específico y docenas de razones —  nada nuevo para mí. Entonces, pensé que me distraería escaneando y conservando viejas fotos. A veces me han hecho sonreír. Hoy, he compartido una foto de cada una de nuestras tres Navidades cuando vivíamos en Georgetown, Washington DC.

En diciembre de 1985, todavía no había sido tratado (o diagnosticado) por depresión clínica. Eso vendría cuatro meses después. Aún así, la Navidad fue una extravagancia. La mayoría de los regalos en la mesa vinieron de la madre de San Geraldo, Alice. Recopilamos nombres en la familia y se suponía que cada persona debía comprar solo un regalo. Alice envió otra docena más o menos — de Papa Noel, ella dijo.

En 1984, San Geraldo está empacando la basura después de otra fiesta llena de regalos.

En 1983, luchamos contra una tormenta de nieve para llegar a Pierre, Dakota del Sur, para pasar la Navidad con la familia. Con el frio del viento era -81F (-63C), la temperatura real era de -61F (-52C) cuando pasamos dos días varados en la ciudad de Sioux Falls. Pero hubo una ola de calor nuestro último día en Pierre y la temperatura real aumentó a -5F (-21C). No tengo idea de lo que estaba pasando en esa foto final.

1985. YES, THAT’S REALLY ME.
1985. SÍ, ESA SOY REALMENTE YO.
1984. YES, THAT’S REALLY SAN GERALDO.
1984. SÍ, ESA ES REALMENTE SAN GERALDO.
1983. CABIN FEVER IN SOUTH DAKOTA?
1983. ¿FIEBRE DE CABAÑA EN DAKOTA DEL SUR? 
AND DUDO IS STILL WATCHING THE SKY FOR SANTA. OR A BIRD.
Y DUDO TODAVÍA ESTÁ MIRANDO EL CIELO PARA PAPA NOEL. O UN PÁJARO.

Sweet Rain, Small World / Lluvia Dulce, Mundo Pequeño

La version español está después de la versión inglés.

One day, while exploring Nordnes, the neighborhood in Bergen where San Geraldo’s grandmother grew up, we needed a rest and a snack. We stopped at a charming-looking café/bakery called Sweet Rain. We were warmly welcomed and immediately began talking (it’s what we do) with the two women out front. One turned out to be the owner and the other was her sister. As we talked, we realized they weren’t native Norwegians, so we asked where they were originally from.

“My husband and I are both originally from Bulgaria,” the owner told us. “But before coming here, I lived in Astoria, Queens, in New York City, and he lived in South Dakota.”

“South Dakota?!?” we howled.

“Why does everyone always react that way when we say South Dakota?” she laughed.

Well, there are plenty of reasons, but we started with the obvious, “I’m from South Dakota,” said San Geraldo. “And I’m from New York,” I added.

Although the chef lived in Aberdeen while in South Dakota, he spent as much time as he could in Sioux Falls, where San Geraldo was born and raised.

So, yes, “It’s a small world after all.”

Everything at Sweet Rain was fresh and delicious, including the coffee.

Un día, mientras explorábamos Nordnes, el barrio de Bergen donde creció la abuela de San Geraldo, necesitábamos un descanso y un aperitivo. Nos detuvimos en una pastelería encantadora que se llama Sweet Rain. Nos dieron una bienvenida amable y de comenzó a hablar (es lo que hacemos) con las dos mujeres en el frente. Una era la dueña y la otra era su hermana. Mientras hablábamos, nos dimos cuenta de que no eran noruegos nativos, así que les preguntamos de dónde eran originalmente. 

“Mi marido y yo somos de Bulgaria”, nos dijo la propietaria. “Pero antes de venir aquí, viví en Astoria, Queens, en Nueva York, y él vivió en Dakota del Sur.”

“¿¡¿Dakota del Sur?!?” nos reímos.

“¿Por qué todo el mundo siempre reacciona de esa manera cuando decimos Dakota del Sur?” ella preguntó.

Bueno, hay muchas razones, pero empezamos con lo obvio: “Soy de Dakota del Sur”, dijo San Geraldo. “Y yo soy de Nueva York”, añadí.

Aunque el chef vivió en Aberdeen mientras estaba en Dakota del Sur, pasó todo el tiempo que pudo en Sioux Falls, donde nació y creció San Geraldo.

Así que, sí, “Muy pequeño el mundo es”.

Todo en Sweet Rain era fresco y delicioso, incluyendo el café.

MY SELECTION.
MI SELECCIÓN.
KRASTINA AND HUSBAND/CHEF. I CAN’T REMEMBER HIS NAME BUT I CAN REMEMBER HIS TALENT!
KRASTINA Y SU MARIDO/CHEF. ¡NO PUEDO RECORDAR SU NOMBRE, PERO PUEDO RECORDAR SU TALENTO!