A soldier / Un soldado

La versión en español está después de la versión en inglés.

WHILE REVIEWING SOME DIGITAL FILES for uploading to San Geraldo’s genealogy database, I rediscovered my father’s World War II diary and photo album (all scanned before we moved to Spain).

My father served in the 3rd US Infantry Division. His division saw some of the worst fighting and suffered the most casualties. He never talked about the war, but was clearly proud of his years and had a collection of medals, including the Silver Star awarded in 1945 for gallantry in action. My mother had his medals framed in a shadow box in 1970. When she died, I gave the frame to The Kid Brother, who already had the American flag that had been draped on my father’s coffin at his funeral.

My parents’ politics were diametrically opposed. My father was a conservative and a hawk. My mother was a liberal and a dove. But that was common. Most people at opposite ends of the political spectrum didn’t consider those who disagreed with them to be the devil’s spawn — back then.

My father died in 1987 and already thought Donald Trump (and his father Fred) were jerks (both devil and spawn). He and my mother wouldn’t be cancelling out each other’s votes this year. It would be two more for Biden/Harris.

But back to the diary and photos. I need to edit all the scans to reduce them to a usable size and will then create an album for SG’s website. This collection is a fascinating piece of history. My father kept a day-by-day photo diary of his crossing of the Atlantic, newspaper clippings about his division, cartoons, newsletters, postcards to my mother, and official documents. My mother was furious with him when he reenlisted in 1946. By that time he was a staff sergeant and had found his calling. He wanted to make a career of it. They married while he had less than a year to go.

My father returned from Germany and was stationed in Fort Dix, New Jersey for his final months, where, without telling my mother, he took the “Leaders’ Course.” His commanding officer even wrote to convince her of her husband’s great future in the military. But although my father was, on the surface, “the boss,” The Dowager Duchess made it clear who was really in charge. “Absolutely not!” was the royal command.

.

MIENTRAS REVISABA ALGUNOS ARCHIVOS DIGITALES para subirlos a la base de datos de genealogía de San Geraldo, redescubrí el diario y el álbum de fotos de mi padre de la Segunda Guerra Mundial (todos escaneados antes de mudarnos a España).

Mi padre sirvió en la 3.ª División de Infantería de Estados Unidos. Su división vio algunos de los peores combates y sufrió la mayor cantidad de bajas. Nunca habló de la guerra, pero estaba claramente orgulloso de sus años y tenía una colección de medallas, incluida la Estrella de Plata otorgada en 1945 por su valentía en acción. Mi madre tenía sus medallas enmarcadas en una caja de sombra en 1970. Cuando ella murió, le di el marco a The Kid Brother, que ya tenía la bandera estadounidense que había sido colocada en el ataúd de mi padre en su funeral.

La política de mis padres era diametralmente opuesta. Mi padre era conservador y halcón. Mi madre era liberal y paloma. Pero eso era común. La mayoría de las personas en los extremos opuestos del espectro político no consideraban que quienes estaban en desacuerdo con ellos fueran el engendro del diablo, en ese entonces.

Mi padre murió en 1987 y ya pensaba que Donald Trump (y su padre Fred) eran unos idiotas (tanto diablo como engendro). Él y mi madre no cancelarían los votos del otro este año. Serían dos más para Biden / Harris.

Pero volvamos al diario y las fotos. Necesito editar todos los escaneos para reducirlos a un tamaño utilizable y luego crearé un álbum para el sitio web de SG. Esta colección es una pieza fascinante de la historia. Mi padre llevaba un diario fotográfico de su travesía del Atlántico, recortes de periódicos sobre su división, caricaturas, boletines, postales para mi madre y documentos oficiales. Mi madre estaba furiosa con él cuando se volvió a alistar en 1946. Para entonces, él era sargento de personal y había encontrado su vocación. Quería hacer una carrera con eso. Se casaron cuando a él le quedaba menos de un año.

Mi padre regresó de Alemania y estuvo destinado en Fort Dix, Nueva Jersey durante sus últimos meses, donde tomó el “Curso de Líderes” sin decírselo a mi madre. Su comandante incluso le escribió para convencerla de su gran futuro en el ejército. Pero aunque mi padre era, en la superficie, “el jefe”, La Duquesa Viuda dejó en claro quién estaba realmente a cargo. “¡Absolutamente no!” fue la orden real.

.

Click the small image below for a closer look.
Haz clic en la imagen pequeña a continuación para ver más de cerca.

December 1946. Garmisch, Germany.
Only 20 years old. In for more, ready for a career.


Diciembre de 1946. Garmisch, Alemania.
Solo 20 años de edad. En busca de más, listo para una carrera.

Ticked / La Garrapata

La versión español está después de la primera foto.

I told this story in August 2017 about my experience with Lyme Disease, but when I went to share the link yesterday, I discovered the post, although still on blogger, was not on WordPress. So here it is again.

WHILE LIVING IN WHAT WE called “the country” in Guilford, Connecticut in the late ’80s and early ’90s, we were always working outside in our gardens. More than half our property was wooded. We also regularly went hiking, spending a lot of time in nature. And we were in the heart of what was at the time Lyme Disease country — just a hop, skip, and a tick-jump from the town of Lyme, Connecticut, where the syndrome, Lyme Disease, got its name.

Lyme Disease is transmitted to humans by ticks that are carried on other mammals, such as deer and birds. The tick is commonly known as a deer tick. If you’re interested in learning about it in detail, check out the information on Wikipedia here. Most people who are bitten by a tick do not contract the disease. I was not so lucky. It’s a longish story with a happy ending.

Lyme Disease isn’t readily diagnosed because the symptoms vary and resemble so many other illnesses. Mine started with severe pain in my head. Not a headache. Severe pain. Thankfully, I can’t really remember it well enough to describe it, but I know it was awful. I didn’t sleep even a moment for three days. On the third day, a dull and constant ache appeared in my right shoulder.

Since my sister Dale had brain cancer when she was 26 before dying of bone cancer at 29, I of course thought my turn had come. I kept the thought to myself.

I went to my doctor after the second day. He did a bunch of tests. So, all I could do was wait. San Geraldo’s mother was visiting and we drove down to New York as planned to visit The Dowager Duchess, who gave up her bed for me. They went out to theatre (my aunt Lilly used my ticket) and I went to bed. After a while, incredibly, I slept. I woke up in the morning rested and pain-free. I was elated. I walked into the kitchen to announce the good news and San Geraldo looked at me and said, “What’s the matter with your face?”

‘The face I’ve always had and had never really been happy with?’ I thought.

“Nothing, it’s as perfect as always,” I joked.

“One side is drooping.”

I looked in the mirror and saw he was right. Bell’s Palsy, I thought. The Kid Brother had it. But then I thought again, ‘No, just another sign of a brain tumor.’

My mother insisted we pose for a photo together. I knew exactly what she was thinking.

Click here for the rest of the story.

.

Conté esta historia en agosto de 2017 sobre mi experiencia con la enfermedad de Lyme, pero cuando fui a compartir el enlace ayer, descubrí que la publicación, aunque todavía estaba en blogger, no estaba en WordPress. Así que aquí está de nuevo.

MIENTRAS VIVIÁMOS EN LO QUE considerábamos “el campo” en Guilford, Connecticut, a finales de los 80 y principios de los 90, siempre trabajábamos afuera en nuestros jardines. Más de la mitad de nuestra propiedad estaba arbolada. También íbamos de excursión con regularidad, pasando mucho tiempo en la naturaleza. Y estábamos en el corazón de lo que era entonces el país de la “Enfermedad de Lyme” (en inglés, Lyme Disease) muy cerca de los pueblos de Lyme y Old Lyme, Connecticut, donde el síndrome recibió su nombre.

La Enfermedad de Lyme se transmite a los humanos por las garrapatas que se llevan a otros animales, como ciervos y aves. La garrapata se conoce comúnmente como garrapata de venado. Si tienes interés en aprender más, haz clic aquí. La mayoría de las personas que son mordidas por una garrapata no contraen la enfermedad. No tuve tanta suerte. Es una historia larga con un final feliz.

La enfermedad de Lyme no se diagnostica fácilmente porque los síntomas varían y se parecen a muchas otras enfermedades. El mío comenzó con un dolor severo en la cabeza. Afortunadamente, no puedo recordarlo lo suficientemente bien como para describirlo, pero sé que fue horrible. No dormí ni un momento durante tres días. Al tercer día, apareció un dolor sordo y constante en mi hombro derecho.

Fui a mi médico después del segundo día. Hizo un montón de pruebas. Entonces, todo lo que pude hacer fue esperar. La madre de San Geraldo estaba de visita y condujimos hasta Nueva York como estaba planeado para visitar a la duquesa viuda, quien me cedió su cama. Salieron al teatro (mi tía Lilly usó mi boleto) y me fui a la cama. Después de un tiempo, increíblemente, me dormí. Me desperté por la mañana descansado y sin dolor. Estaba eufórico. Entré a la cocina para anunciar la buena noticia y San Geraldo me miró y me dijo: “¿Qué te pasa en la cara?

¿La cara que siempre he tenido y nunca había sido realmente feliz?’ pensé.

“Nada, es tan perfecto como siempre”, bromeé.

“Un lado ha caído”, me dijo.

Me miré al espejo y vi que tenía razón. Parálisis de Bell, pensé. El Hermanito lo tenía. Pero entonces pensé otra vez: ‘No, sólo otro signo de un tumor cerebral’.

Mi madre insistió en posar para una foto juntos. Sabía exactamente lo que estaba pensando.

Haz clic aquí para ver el resto de la historia.

Our place in Guilford.

Nuestro hogar en Guilford.

1990. The imperfect face.

1990. La cara imperfecta.

1977. After Dale’s first cancer diagnosis and just before her surgery. Kermit the Frog says it all.

1977. Después del primer diagnóstico de Dale y antes de su cirugía. Kermit el Rana lo dice todo.

A deer tick, actually the size of a sesame seed.

Una garrapata de venado, en realidad del tamaño de una semilla de sésamo.

Intense chocolate nightmare / Pesadilla de chocolate intenso

La versión en español está después de la versión en inglés.

I LOVE MAGNUM CHOCOLATE ICE cream. I never knew about Magnum until we arrived in Spain. It’s a Belgian brand of ice cream owned by a British-Dutch company, and originally developed and produced by a Danish company in the city of Aarhus. Doesn’t that make perfect sense?

The ice cream bars are delicious but the pints (half litres) of ice cream are even more fun. The entire tub is lined with a hardened chocolate coating. To eat the ice cream, you must first break through the chocolate coating on top. The tubs are plastic, so you can squeeze the sides to break up the chocolate lining. San Geraldo bought us each a pint the other night.

I recalled that when I eat it I don’t sleep well, but I had forgotten that it wasn’t simply a problem of digestion. So two nights in a row, to add to my depressive mood, I had terrible, horrible, unsettling nightmares. All night. I woke up this morning confused and for a moment didn’t even know where I was. The bedroom wasn’t familiar and I went through a couple of California cities before I remembered we lived in Spain and finally where we lived in Spain.

My next thought was: No more Magnus intense dark chocolate ice cream. But then I stepped back for a moment and realised it was simply no more Magnus intense dark chocolate ice cream just before bed time.

After giving the cats their treats and having my own breakfast, I met my student, JD, for another English lesson. It was again a pleasure and I plan to hold onto this feeling for the rest of the day.

While helping JD with her English, I learn quite a bit of Spanish. A well-known adage in English is: What doesn’t kill you makes you stronger. It turns out the Spanish version is slightly different: What doesn’t kill you, makes you fat. I wonder which is more true.

Stirring out of my nightmare this morning made me think of Emily Dickenson who said: “Adrift! A little boat adrift! And night is coming down! Will no one guide a little boat. Unto the nearest town?”

Here are boats I’ve seen from our terrace in recent weeks — on hazy mornings, sunny afternoons, and somber evenings — and other boats in our history. Will no one guide me unto the nearest town?

.

ME ENCANTA EL HELADO DE chocolate Magnum. Nunca supe de Magnum hasta que llegamos a España. Es una marca belga de helado propiedad de una empresa británico-holandesa, y originalmente desarrollada y producida por una empresa danesa en la ciudad de Aarhus. ¿No tiene perfecto sentido?

Las barras de helado están riquísimas pero las pintas (medio litro) de helado son aún más divertidas. Toda el envase está revestida con una capa de chocolate endurecido. Para comer el helado, primero debes romper la capa de chocolate en la parte superior. Los envases son de plástico, por lo que puede apretar los lados para romper el revestimiento de chocolate. San Geraldo nos compró unas pintas la otra noche.

Recordé que cuando lo como no duermo bien, pero había olvidado que no era simplemente un problema de digestión. Así que dos noches seguidas, para aumentar mi estado de ánimo depresivo, tuve pesadillas terribles, horribles e inquietantes. Toda la noche. Me desperté esta mañana confundido y por un momento ni siquiera supe dónde estaba. El dormitorio no me resultaba familiar y pasé por un par de ciudades de California antes de recordar que vivíamos en España y donde vivíamos en España.

Mi siguiente pensamiento fue: No más helado de chocolate negro intenso Magnus. Pero luego di un paso atrás por un momento y me di cuenta de que era simplemente que no debería tomar más helado de chocolate negro intenso Magnus justo antes de la hora de dormir.

Después de darles a los gatos sus aperitivos y de desayunar yo mismo, conocí a mi estudiante, JD, para otra lección de inglés. De nuevo fue un placer y planeo aferrarme a este sentimiento por el resto del día.

Mientras ayudo a JD con su inglés, aprendo bastante español. Un adagio muy conocido en inglés es: Lo que no te mata te hace más fuerte. Resulta que la versión en español es ligeramente diferente: Lo que no te mata engordo. Me pregunto cuál es más cierto.

Salir de mi pesadilla esta mañana me hizo pensar en Emily Dickenson, quien dijo: “¡A la deriva. ¡A la deriva! ¡Un barquito a la deriva! ¡Y la noche está al caer! ¿Nadie guiará un barquito. Hasta el pueblo más cercana?

Aquí hay barcos que he visto desde nuestra terraza en las últimas semanas — en mañanas brumosas, tardes soleadas, y noches sombrías — y otros barcos de nuestra historia. ¿Nadie me guiará al pueblo más cercano?

Neptune Lines several weeks ago.
Neptune Lines hace varias semanas.
And Neptune Lines late this morning.
Y Neptune Lines a última hora de esta mañana.
1991. Connecticut River. That’s the back of Judyshannon’s head in foreground. San Geraldo had just paddled me face first into and then out of the reeds. I was laughing. I hadn’t fully recovered from total facial paralysis from Lyme Disease, so my expression is Botox-like.
1991. Rio Connecticut. Esa es la parte posterior de la cabeza de Judyshannon en primer plano. San Geraldo acababa de empujarme de cara, primero dentro y luego fuera de los juncos. Me estaba riendo. No me había recuperado por completo de la parálisis facial total de la enfermedad de Lyme, por lo que mi expresión es similar a la de Botox.
1992. Lake Quonnipaug in our town of Guilford, Connecticut, right after we paddled over a giant snapper turtle and SG yelled, “Paddle fast!” The turtle’s shell was wider than our canoe.
1992. Lago Quonnipaug en nuestro pueblo de Guilford, Connecticut, justo después de que remamos sobre una tortuga pargo gigante y SG gritó: “¡Rema rápido!” El caparazón de la tortuga era más ancho que la canoa.
1947. My parents’ honeymoon. My mother labeled this photo “Davie getting disgusted.”
1947. La luna de miel de mis padres. Mi madre etiquetó esta foto como “Davie disgustado”.
1992. We wanted our own canoe, so we bought the car to put it on. Then we found a canoe to match it. Another canoe trip; this one to the Saco River in Maine.
1992. Queríamos nuestra propia canoa, así que compramos el coche para ponerla. Luego encontramos una canoa a juego. Otro viaje en canoa; éste al río Saco en Maine.

If you’re happy and you know it / Si estás feliz y lo sabes

La versión en español está después de la versíon en inglés.

I MENTIONED AT THE END of yesterday’s blog post that I was either going to explore some more or go to the beach. I didn’t do either. I had a sudden mood crash and took a very long siesta.

Today I met a new friend to give English lessons, which is also a great way for me to improve my Spanish. I thought we would spend an hour together. We spent 2-1/2. We could have gone on all day. What an absolute joy. And we’re meeting again Wednesday.

San Geraldo and I had a delightful lunch at home. I washed the dishes. And I crashed again. All I can do right now is go with the flow or maybe more appropriately, roll with the punches. Or as San Geraldo would say, “roll with the flow” and “go with the punches.” Either way, I get knocked down (but I’ll get up again).

To add to all the crap in the world currently getting me (and so many others) down, yesterday would have been my sister Dale’s 69th birthday. She died 39-1/2 years ago. Sometimes it still hurts.

Cristina recently taught 18-month old Maria the English song “If you’re happy and you know it (clap your hands).” I was a camper briefly during my childhood and I was a camp counselor for several years beginning when I was 15. I spent enough time singing that song to never want to hear it again. Or so I thought. But seeing the joy on Maria’s face when she heard the words brought the song new life for me. I hope she’ll perform it again when she’s back for a visit in October. Maybe I’m happy and I just don’t know it. Clap your hands and visit our terrace.

.

MENCIONÉ AL FINAL DE LA entrada de ayer que iba a explorar un poco más o ir a la playa. Yo tampoco lo hice. Tuve un repentino colapso de humor y tomé una siesta muy larga.

Hoy conocí a una nueva amiga para dar lecciones de inglés, lo que también es una excelente manera de mejorar mi español. Pensé que pasaríamos una hora juntos. Pasamos 2-1 / 2. Podríamos haber seguido todo el día. Qué alegría más absoluta. Y nos reuniremos de nuevo el miércoles.

San Geraldo y yo tuvimos un delicioso almuerzo en casa. Lave los platos. Y me estrellé de nuevo. Todo lo que puedo hacer ahora es seguir la corriente o tal vez más apropiadamente, rodar con los golpes. O como diría San Geraldo, “rodar con la corriente” y “ir con los golpes”. De cualquier manera, caigo noqueado (pero me vuelvo de levantar).

Para agregar a toda la basura del mundo que actualmente me está deprimiendo (y a muchos otros), ayer habría sido el cumpleaños número 69 de mi hermana Dale. Murió hace 39 años y medio. A veces todavía me duele.

Cristina le enseñó recientemente a María, de 18 meses, la canción en inglés “Si eres feliz y lo sabes (aplaude)”. Fui campista brevemente durante mi infancia y fui consejero de campamento durante varios años, comenzando cuando tenía 15 años. Pasé suficiente tiempo cantando esa canción como para no querer volver a escucharla nunca más. O eso pensé. Pero ver la alegría en el rostro de María cuando escuchó la letra me dio nueva vida a la canción. Espero que lo vuelva a interpretar cuando regrese de visita en octubre. Tal vez estoy feliz y simplemente no lo sé. Aplauda y visite nuestra terraza.

Dudo spotted a bug a half hour ago. I think he’s still out there.
Dudo detectó un error hace media hora. Creo que todavía está ahí fuera.
Like red velvet.
Como terciopelo rojo.
Clap your hands!
¡Aplaude!

.

Coffeebeer / Cafecaña

La versión en español está después de la versión en inglés.

I RETURNED FROM MESÓN SALVADOR after having morning coffee and afternoon beer with Tynan. I started my coffee at 11:50 and then followed it with a beer at 12:30.

When The Kid Brother was young (up to around the age of 8 or so), he got lots of words confused. Coffee was coffeetea. Hot chocolate was cocoamilk. Salt was sugar. Sugar was salt. Pepper was peppersalt. So, I figure today I had coffeebeer.

Tynan and I had a great hour and fifteen minutes together, talking about life, careers, family, kids. I wish I could say we solved the world’s problems but all we did was touch on them in conversation.

The other evening, instead of walking any of my usual routes here in Fuengirola, I tried something new. Torreblanca is the neighbourhood next to ours, although when you walk along the Paseo, you really wouldn’t know when you passed from one neighbourhood to the next. But, unlike Los Boliches, Torreblanca has a section that heads up into the hills; it’s known as Torreblanca Alta (Torreblanca Heights). I’ve never walked up into the “Heights” and am so glad I did Friday.

A major discovery for me was a 27-acre nature preserve called Senderos Las Presas, which is known in English as Las Presas Park. (Senderos means walking trails). I hadn’t intended to take such a long walk, the sun was beginning to set, the mosquitoes were beginning to bite, and it was almost dinner time. So I only stopped long enough to scan the trail map. Since the light wasn’t right for photos, I didn’t take many, but I can’t wait to go back. And to think it only took me seven years to discover this. San Geraldo and I just finished lunch, so I think it’s time for me explore some more. Or maybe I’ll just hit the beach.

.

REGRESÉ DE MESÓN SALVADOR DESPUÉS de tomar un café por la mañana y una cerveza por la tarde con Tynan. Comencé mi café a las 11:50 y luego lo seguí con una cerveza a las 12:30.

Cuando El Hermanito era joven (hasta alrededor de los 8 años más o menos), confundía muchas palabras. El coffee [café] era coffeetea [cafeté]. El cocoa [cacao] era cocoamilk [cacaoleche]. La sal era azúcar. El azúcar era sal. La pepper [pimienta] era peppersalt [pimientasal]. Entonces, me imagino que hoy tomé una cafecaña.

Tynan y yo pasamos una gran hora y quince minutos juntos, hablando sobre la vida, las carreras, la familia, los niños. Ojalá pudiera decir que resolvimos los problemas del mundo, pero todo lo que hicimos fue tocarlos en la conversación.

La otra tarde, en lugar de recorrer alguna de mis rutas habituales aquí en Fuengirola, probé algo nuevo. Torreblanca es el barrio contiguo al nuestro, aunque cuando paseas por el Paseo no sabrías cuando pasas de un barrio a otro. Pero, a diferencia de Los Boliches, Torreblanca tiene un tramo que sube hacia los cerros; se conoce como Torreblanca Alta. Nunca he subido allí y estoy muy contento de haberlo hecho el viernes.

Un descubrimiento importante para mí fue una reserva natural de 11 hectares llamada Senderos Las Presas. No tenía la intención de dar un paseo tan largo, el sol comenzaba a ponerse, los mosquitos comenzaban a picar, y era casi la hora de cenar. Así que solo me detuve el tiempo suficiente para escanear el mapa del sendero. Como la luz no era adecuada para las fotos, no tomé muchas, pero no puedo esperar a volver. Y pensar que solo me tomó siete años descubrir esto. San Geraldo y yo acabamos de terminar el almuerzo, así que creo que es hora de explorar un poco más. O tal vez simplemente iré a la playa.

Near Torreblanca train platform, which was as far up as I had gone before.
Cerca del andén del tren de Torreblanca, que estaba tan arriba como yo había ido antes.
He really wanted to be friends. So did I.
Realmente quería ser amigos. Yo tambien.
Torreblanca Beach in the distance.
Playa de Torreblanca a lo lejos.
Great views in all directions, but lots of climbing.
Excelentes vistas en todas las direcciones, pero mucha escalada.
The view from our living room an hour ago, and only three flights of stairs or a brief elevator ride.
La vista desde nuestra sala de estar hace una hora, y solo tres tramos de escaleras o un breve viaje en ascensor.