Lockdown Day 29: About Nothing / Encierro Día 29: Sobre Nada

La versión español está después de la versión inglés.

TODAY’S POST MIGHT SEEM LIKE an episode of the TV show “Seinfeld,” the American comedy series that was said to be about nothing. Sunday wasn’t really an exciting day here for us in Los Boliches. (I should speak for myself, San Geraldo had an exciting day discovering more famous ancestors.)

For the last couple of days, my attitude hasn’t been great. The sore ankle had gotten to me. But, oh woe is me, that’s the most I’ve had to complain about, and I know how lucky I am. So, I’m over it.

And although I haven’t been on my feet a lot, I did manage to do some very fascinating things. The selection of photos explains it all. But the icing on the cake is demonstrated in the video, which came about while I again made coffee and tea — simultaneously — Sunday morning.

When I brought San Geraldo’s coffee to him in his office, he thanked me profusely. Seriously. He told me he couldn’t begin to express how meaningful it was that I did that for him. Again, seriously. I have nothing to complain about.

Above is what one day of sunshine did for the flowers across the street. Click the images below and you might even feel some excitement.

.

LA ENTRADA DE HOY PUEDE parecer como un episodio del programa de televisión “Seinfeld”, la serie de comedia estadounidense que se dice que no trata de nada. El domingo no fue realmente un día emocionante para nosotros aquí en Los Boliches (debo hablar por mí mismo, San Geraldo tuvo un día emocionante para encontrar antepasados ​​famosos adicionales).

Durante los últimos días, mi actitud no ha sido excelente. El dolor de tobillo me había afectado. Pero, ay de mí, eso es lo máximo de lo que me he quejado, y sé lo afortunado que soy. Entonces, ya lo superé.

Y aunque no he estado mucho de pie, logré hacer algunas cosas muy fascinantes. La selección de fotos lo explica todo. Pero la guinda del pastel se demuestra en el video, que surgió mientras nuevamente preparaba café y té — simultáneamente — el domingo por la mañana. Cuando le traje el café de San Geraldo en su oficina, me dio las gracias profusamente. Seriamente. Me dijo que no podía comenzar a expresar lo significativo que era que lo hiciera por él. De nuevo, en serio. No tengo nada de qué quejarme.

Arriba está lo que un día de sol hizo por las flores al otro lado de la calle. Haz clic en las imágenes a continuación e incluso puede sentir algo de emoción.

.

Hypnotic.
Hipnótico.