Well, I’ve Never Been to… / Bueno, Nunca He Estado En…

La versión español está después de la versión inglés.

LAS VEGAS HAS multiple internationally themed hotel/casinos. Among them are the Venetian (and it’s sister hotel, Palazzo), with canals and gondola rides (owned by another rightwing nutcase named Sheldon Adelson); New York New York, complete with scale models of the Statue of Liberty, the Brooklyn Bridge, and the New York skyline; Luxor, glass pyramid and sphinx, an homage to ancient Egypt; Mandalay Bay, loosely relating to Mandalay, Burma; Excalibur (the tales of King Arthur); the enormous Caesars Palace complex (ancient Rome); and Paris, complete with half-scale Eiffel Tower (with the identical number of rivets, as if anyone would actually count them) and two-thirds scale Arc de Triomphe.

I worked with a woman who felt that, since she lived in Las Vegas, she had “no need to travel.” “I can see it all right here,” she told me. “And I don’t have to put up with people who don’t understand English.” Yes, she actually told me that. “Even better,” I replied, “they don’t have to put up with YOU.”

.

LAS VEGAS TIENE múltiples hoteles / casinos de temática internacional. Entre ellos se encuentran el Venetian (y su hotel hermano, Palazzo), con canales y paseos en góndola (propiedad de otro loco de la derecha llamado Sheldon Adelson); New York New York, con modelos a escala de la Estatua de la Libertad, el Puente de Brooklyn, y el horizonte de Nueva York; Luxor, pirámide de cristal y esfinge, un homenaje al antiguo Egipto; Mandalay Bay, vagamente relacionado con Mandalay, Birmania; Excalibur (los cuentos del rey Arturo); el enorme complejo del palacio de César (antigua Roma); y París, que se completa con el modelo del Torre Eiffel de media escala (con el mismo número de remaches, como si alguien realmente los contara) y Arco deL Triunfo a dos tercios.

Trabajé con una mujer que sentía que, dado que vivía en Las Vegas, no tenía “necesidad de viajar”. “Puedo verlo todo aquí”, me dijo. “Y no tengo que aguantar a las personas que no entienden inglés.” Sí, ella realmente me dijo eso. “Aún mejor,” contesté, “no tienen que aguantarTE”.

San Geraldo and his rowmates, London to Málaga. I didn’t see this anywhere in LasVegas.
San Geraldo y sus compañeros de fila, Londres a Málaga. No vi esto en ningún lugar de Las Vegas.

Shoulda and Coulda / Debería y Podría

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO AND I collected contemporary American art glass beginning in the early 1980s. Although we collected it simply because we liked it, it was “a great retirement investment,” we were told. It WAS great… until we retired. It wasn’t easy to find buyers and we were too lazy to try very hard. So we donated almost the entire collection to the San Diego LGBT Community Center for them to use at fundraisers and silent auctions. We kept a couple of our earliest pieces for ourselves and gave our latest acquisition to L&T (Jerry’s sister and her husband) as a thank you for all they did for us during our move from California to Spain, including putting us up (and putting up with us) at their house in South Dakota while we waited for our visas.

During our early days of collecting, the owner of one of our favorite art glass shops in Boston kept telling us we really needed to buy a piece by Dale Chihuly. We didn’t think much of his early pieces, so didn’t take her advice. Chihuly may now be the most famous American contemporary glass artist. His creations can be seen just about everywhere, including on the ceiling of the main lobby of Bellagio Hotel in Las Vegas. Now THAT would have been something to retire on. Check out the Bellagio ceiling (that we didn’t buy) and then check out some of our s0-called retirement collection.

MY MOTHER THE Dowager Duchess dwelled on regrets. My father said she was the president of the “I Shoulda” Club. So, I’m not saying “we shoulda” but… well, maybe we shoulda. However, as actress-comedian Carol Burnett once said (when she was in character as tragic-comic Eunice): “Coulda and shoulda are words we don’t use. They only depress us and give us the blues.”

.

SAN GERALDO Y yo recogimos vidrio de arte estadounidense contemporáneo a principios de los años ’80. Aunque lo recolectamos simplemente porque nos gustó, fue “una gran inversión para la jubilación”, nos dijeron. FUE genial … hasta que nos retiramos. No fue fácil encontrar compradores y éramos demasiado perezosos como para esforzarnos mucho. Así que donamos casi toda la colección al Centro Comunitario LGBT de San Diego para que los usen en recaudaciones de fondos y subastas silenciosas. Mantuvimos unas de nuestras primeras piezas para nosotros y le dimos nuestra última adquisición a L&T (la hermana de Jerry y su esposo) como agradecimiento por todo lo que hicieron por nosotros durante nuestro traslado de California a España, incluido el hecho de que nos pusieron en marcha (y nos dejaron con nosotros). nosotros) en su casa en Dakota del Sur mientras esperábamos nuestras visas.

Durante los primeros días de la recolección, el propietario de una de nuestras favoritas tiendas de arte en vidrio en Boston nos decía que realmente necesitábamos comprar una pieza de Dale Chihuly. No pensamos mucho en sus primeras piezas, así que no seguimos su consejo. Chihuly ahora puede ser el artista de vidrio contemporáneo estadounidense más famoso. Sus creaciones se pueden ver en casi todas partes, incluso en el techo del vestíbulo principal del Hotel Bellagio en Las Vegas. Ahora eso hubiera sido algo para retirarse. Así que echa un vistazo al techo de Chihuly (que no compramos) y luego echa un vistazo a nuestra colección de jubilación.

MI MADRE LA Duquesa Viuda habitaba en los arrepentimientos. Mi padre dijo que ella era la presidenta del club “Yo Debería”. Entonces, no estoy diciendo “deberíamos” pero … bueno, tal vez deberíamos.Sin embargo, como dijo una vez la actriz-comediante Carol Burnett (cuando estaba en su personaje tragicómico Eunice): “La palabras que no usamos son yo podría y yo debería”. Sólo nos deprimen y nos dan la meloncolía “.

Flower Extravagance / Extravagancia de Flores

La versión español está después de la versión inglés.

WYNN HOTEL AND Casino is where the show “Le Reve” (click here) is housed and performed. It’s another of the over-the-top Las Vegas venues, filled with glitz, and cheesiness, and beauty. My aunt and uncle stayed there — once. The colors and glitz work a bit better in the public spaces. My aunt said their room was so garish it gave her nightmares.

.

WYNN HOTEL Y Casino es donde se aloja y realiza el espectáculo “Le Reve” (haz clic aquí). Es otro de los lugares exagerados de Las Vegas, lleno de ostentación, queso, y belleza. Mi tía y mi tío se quedaron allí una vez. Los colores y el brillo funcionan mejor en los espacios públicos. Mi tía dijo que su habitación era tan llamativa que le dio pesadillas.

It’s a Living / Es Una Vida

La versión español está después de la versión inglés.

IN ADDITION TO all the new construction in Las Vegas over the past 10 years, we noticed some new street “performers.” The first were the “showgirls,” easily identified by the feather plumes sprouting from their backs or heads. They weren’t actual showgirls, but they’d pose for pictures — for a price. Usually about $10. I saw two women dressed as S&M cops. They’d spank you if you wanted. Again, $10. More if you’re nasty.

When I headed off on my own to ride the High Roller (click here), I missed something I might have enjoyed. San Geraldo said four pumped up bodybuilders were strutting The Strip in nothing but sneakers and lycra pants.

And, while riding the High Roller, my car mates, a very cool Canadian couple, told me about a man on Fremont Street in Downtown Las Vegas who charged $40 for people to kick him in the scrotum (“Kick Me In The Nuts” read the sign). He made $160 in the 10 minutes they waited for a taxi Saturday night. We agreed that the people who would kick him in an attempt to cause pain are even worse than the guy who decided to make a living this way. The Canadians told me the sun had only just set, but Fremont Street was already beginning to feel seedy, rowdy, and unsafe. I’m sorry I missed the musclemen in lycra. I’m not sorry I missed the nutcases.

.

ADEMÁS DE TODAS las nuevas construcciones en Las Vegas en los últimos 10 años, notamos algunos nuevos “artistas” callejeros. Los primeros fueron las showgirls, fácilmente identificables por las plumas que brotaban de sus espaldas o cabezas. No eran realmente showgirls, pero posaban para fotos, por un precio. Por lo general alrededor de $10. Vi a dos mujeres vestidas como policías del sadomasoquismo. Te azotarían si quisieras. De nuevo, $10. Más si eres una canalla.

Cuando me dirigí por mi cuenta para montar el High Roller (haz clic aquí), me perdí algo que podría haber disfrutado. San Geraldo dijo que cuatro fisicoculturistas estaban bombeando The Strip en nada más que zapatillas y pantalones de lycra.

Y, mientras montaba en el High Roller, mis compañeros de coche, una pareja canadiense muy guay, me contaron sobre un hombre en el centro de Las Vegas en Fremont Street, que cobró $40 por las personas que lo patearon en el escroto (“Patéame En Las Nueces” decía el cartel). Él gano $160 en los 10 minutos que esperaron un taxi la noche del sábado. Estuvimos de acuerdo que las personas que lo patearían en un intento por causar dolor son peores que el hombre que decidió ganarse la vida de esta manera. Los canadienses me dijeron que el sol acababa de ponerse, pero la calle Fremont ya estaba empezando a sentirse sórdida, ruidosa e insegura. Lamento haber extrañado a los musculosos en lycra. No lamento haber perdido los locos (mas apropiado en inglés: “cajas de nueces”).