Super moist / Super húmeda

La versión en español está después de la versión en inglés.

BEFORE COVID-19, WE WERE OUT for dinner five nights a week. Since the pandemic we have dinner out usually no more than once a week. And that once is spent at Mesón Salvador. Monday night, San Geraldo wasn’t in the mood to cook and I wasn’t in the mood to wash dishes. So I phoned over and said we were on our way. Lolo had a table waiting for us and we were happy (as happy as anyone can be given the current state of things). We even shared a slice of cheesecake for dessert.

The Paseo, the street we live on that fronts the beach and the Mediterranean Sea (our part of the Mediterranean is called the Alboran Sea), is lined with apartment buildings. But the modern monotony is broken up by a few private homes that didn’t give up the ghost to the 1960s and ’70s tourism boom. A nearby home is a bit grand, while others are small and, to my eyes, charming. One of the smaller homes that always catches my attention currently has a huge old trumpet vine (I think it’s called brugmansia or angel’s trumpet) in full bloom.

The wind picked up yesterday evening and I saw from the terrace the tail end of a battle between two people and a beach umbrella. I grabbed my camera in time to capture the couple’s success, but not the comical start of the episode when they both held tightly to the inverted umbrella as it flapped desperately to escape.

San Geraldo added spice to the house yesterday with a new (to him) recipe for “Super Moist Spice Cake.” We had it after dinner last night and I had a big piece for dessert after breakfast. I’ve included the recipe below but click here for the website.

We both agree it would be even better with the suggested cream cheese frosting. But we decided to forego the extra fat and sugar (this week at least) — and save it for dessert at Mesón Salvador.

Anyway, San Geraldo, who had an apple for dessert after lunch today cut another piece of cake for me. He added a large dollop of apple sauce, which was excellent, although I sacrificed my first piece while trying to get a good photo of it out on the terrace. While adjusting the camera with one finger of my right hand and holding the plate in my left, the cake slid off the edge and onto the tile floor. I got a shot of the apple sauce puddle, but forgot to get a shot of the deceased cake.

.

ANTES DEL COVID-19, SALIAMOS A cenar cinco noches a la semana. Desde la pandemia, normalmente no cenamos más de una vez a la semana. Y que una vez se pasa en Mesón Salvador. El lunes por la noche, San Geraldo no estaba de humor para cocinar y yo no estaba de humor para lavar platos. Así que llamé y dije que estábamos en camino. Lolo tenía una mesa esperándonos y estábamos felices (tan felices como cualquiera puede estar dado el estado actual de las cosas). Incluso compartimos un trozo de tarta de queso de postre.

El Paseo, la calle en la que vivimos que da a la playa y al Mar Mediterráneo (nuestra parte del Mediterráneo se llama Mar de Alborán), está bordeada de edificios de apartamentos. Pero la monotonía moderna se rompe con unas pocas casas particulares que no renunciaron al fantasma del boom turístico de los años sesenta y setenta. Una casa cercana es un poco grandiosa, mientras que otras son pequeñas y, a mis ojos, encantadoras. Uno de los más pequeños que siempre me llama la atención actualmente tiene una enorme enredadera de trompeta vieja en plena floración.

El viento se levantó ayer por la noche y vi desde la terraza el final de una batalla entre dos personas y una sombrilla. Agarré mi cámara a tiempo para capturar el éxito de la pareja, pero no el comienzo cómico del episodio cuando ambos se agarraron con fuerza a la sombrilla invertida mientras aleteaba desesperadamente para escapar.

San Geraldo agregó especias a la casa ayer con una nueva receta (para él) de “Pastel de Especias Súper Húmedo”. Lo comimos anoche después de la cena y yo comí una gran porción de postre después del desayuno. Es delicioso. He incluido la receta a continuación, pero haz clic aquí para acceder al sitio web.

Ambos estamos de acuerdo en que sería aún mejor con el glaseado de queso crema sugerido. Pero decidimos renunciar al exceso de grasa y azúcar (al menos esta semana) y guardarlo para el postre en Mesón Salvador.

De todos modos, San Geraldo, que hoy se tomó una manzana después del almuerzo, me cortó otro pedazo de pastel. Añadió una cucharada grande de salsa de manzana, que estuvo excelente, aunque sacrifiqué mi primer trozo mientras intentaba sacar una buena foto en la terraza. Mientras ajustaba la cámara con un dedo de mi mano derecha y sostenía el plato en mi izquierda, el pastel se deslizó por el borde y cayó al piso de baldosas. Hice una foto del charco de salsa de manzana, pero olvidé tomar una foto del pastel fallecido.

Although it’s Gerald with a “G” and Jerry with a “J,” unsurprisingly, everyone gets it wrong.
Aunque es Gerald con una “G” y Jerry con una “J”, como era de esperar, todos se equivocan.
Mixed croquettes.
Un surtido de croquetas.
Grilled salmon.
Salmon a la plancha.
Cheesecake with blueberries.
Tarta de queso con arándanos.
My small piece after dinner last night. Super moist.
Mi pequeña pieza después de la cena de anoche. Super húmedo.
The cake was too dark in this photo. So I made some adjustments…
El pastel estaba demasiado oscuro en esta foto. Así que hice algunos ajustes…
… And dropped the cake on the floor.
… Y dejó caer el pastel al suelo.
I was more careful on my next attempt (with a fresh piece of cake).
Fui más cuidadoso en mi próximo intento (con un pedazo de pastel fresco).

.

Lockdown Day 72: You Can Leave Your Hat On / Encierro Día 72: Puedes Dejar Tu Sombrero Puesto

La versión español está después de la versión inglés.

IN THE OFF SEASON, MANY chiringuitos remove the tops from their thatched beach umbrellas (if they have the upscale ones with separate tops) for easier storage. Others don’t because they don’t shut down long enough to make the extra work worthwhile.

Lately, whenever I’ve walked by one particular chiringuito, I’ve been singing (usually silently but sometimes not) “You Can Leave Your Hat On” — because that’s how my brain works. So, the other morning when I saw a guy putting “hats” on the previously hatless umbrellas, the song started all over again. I watched at first but the step ladder was tall, it wasn’t anchored very well in the sand, and he tipped several times in the few minutes I was there. I thought, “How am I going to maintain my social distance and catch him when he falls?” I decided to simply move on. Nice, huh?

AS I HEADED TOWARD HOME, I turned back and noticed he had made himself more comfortable. But he kept his hat on — and his Crocs.

The first four photos below are of the man at work — before and after he stripped. The photo above is last night’s surf. The rest of the photos are from my walk on the beach this morning. First, all those beach umbrellas with their hats; then, another spot on the beach with brand-new, elegant umbrellas; and, finally, sunrise was too good to keep to myself. Click any of this morning’s photos and I hope you’ll be wowed.

.

EN LA TEMPORADA BAJA, MUCHOS chiringuitos quitan la parte superior de sus sombrillas de playa con tapas de paja (si tienen las de lujo con tapas separadas) para facilitar el almacenamiento. Otros no lo hacen porque no cierran el tiempo suficiente para que valga la pena el trabajo.

Últimamente, cada vez que he pasado por un chiringuito en particular, he estado cantando (por lo general en silencio, pero a veces no) “You Can Leave Your Hat On” [Puedes Dejar tu Sombrero Puesto], porque así es como funciona mi cerebro. Entonces, la otra mañana, cuando vi a un hombre poniendo los “sombreros” en las sombrillas sin sombreros, la canción comenzó de nuevo. Al principio vi, pero la escalera era alta, no estaba bien anclada en la arena, y se inclinó varias veces en los pocos minutos que estuve allí. Pensé: “¿Cómo voy a mantener mi distancia social y atraparlo cuando se caiga?” Decidí simplemente seguir adelante. Soy una persona horible.

MIENTRAS ME DIRIGÍA A CASA, me di la vuelta y noté que se había puesto más cómodo. Pero se mantuvo el sombrero puesto — y los Crocs.

Las primeras cuatro fotos a continuación son del hombre en el trabajo, antes y después de desnudarse. La foto de arriba es el surf de anoche. El resto de las fotos son de mi paseo por la playa esta mañana. Primero, todas esas sombrillas de playa con sus sombreros; luego, otro lugar en la playa con sombrillas nuevas y elegantes; y, finalmente, el amanecer de hoy era demasiado bueno para mantenerme en secreto. Haz clic en cualquiera de las fotos de esta mañana y espero que se sorprenda.

.