Cinnamon for depression / Canela para la depresión

La versión en español está después de la versión en inglés.

BECAUSE WE HAVE A CORNER apartment, the only views we do not have are in northerly directions. The sun comes up over the Mediterranean Seas and shines on us all day (since this is the Costa del Sol [suncoast], it shines most days).

We see the sunset over the city and mountains. If I want a less obstructed view of the sunset, I can climb the stairs (or take the elevator) to the 11th floor. Last night, I didn’t bother, because it would have meant putting some clothes on, and I was quite comfortable in my underwear. Still, the views were fine and I got to visit with Dudo once I headed around the corner on the terrace.

Before sunset, Dudo and I hung out in the front hall where those northerly views can be seen. Our neighbours from England, Jean and Ray, who visit for months at a time a few times during the year, rushed home early at the start of lockdown in February, and haven’t been able to return. Their latest plan is to come back after the new year. Here’s hoping. Dudo misses them. Jean gives him treats and lets him explore their apartment.

Unbeknowst to us, Dudo used to visit by way of the terrace wall (click here to see what the little shit did) and peer in Jean and Ray’s bedroom window. The first thing he does when he’s out in the hall is peek under their door. Next he tries to see through the open brick of their laundry room.

Dudo often looks petite to us. Then he stretches and becomes what My Mother the Dowager Duchess would have called a long noodle. In the first photo, you can see the stretch. The bottom line of bricks begins at a height of 29 inches (74 cm).

I’m trying to get past what my wonderful friend Susan calls a “meh” mood. San Geraldo just served me a slice of apple cake (filled with cinnamon and spices). I’ve told him just the aroma of those spices is enough to improve my mood. Unfortunately, the uplift doesn’t last long. He might have to bake multiple cakes so I have enough to graze on throughout the day (and so the house always smells like cinnamon and other spices). I wonder if a bowl of fresh cinnamon sticks would do the trick. Nah, cake is required.

.

PORQUE TENEMOS UN PISO EN esquina en la playa, as únicas vistas que no tenemos están en dirección norte. El sol sale sobre los mares mediterráneos y nos brilla todo el día (ya que esta es la Costa del Sol, brilla la mayoría de los días).

Vemos el atardecer sobre la ciudad y las montañas. Si quiero una vista menos obstruida de la puesta de sol, puedo subir las escaleras (o tomar el ascensor) hasta el piso 11. Anoche no me molesté, porque hubiera significado ponerme algo de ropa y estaba bastante cómoda en ropa interior. Aún así, las vistas estaban bien y pude visitar a Dudo una vez que di la vuelta a la esquina de la terraza.

Antes de la puesta del sol, Dudo y yo pasamos el rato en el vestíbulo, donde se pueden ver esas vistas del norte. Nuestros vecinos de Inglaterra, Jean y Ray, que nos visitan durante meses a la vez en algunas ocasiones durante el año, se apresuraron a regresar a casa temprano al comienzo del cierre en febrero y no han podido regresar. Su último plan es volver después del año nuevo. Aquí está la esperanza. Dudo los extraña. Jean le da golosinas y le permite explorar su piso.

Sin que nosotros lo supiéramos, Dudo solía visitar a través de la pared de la terraza (haz clic aquí para ver qué hizo la mierdita) y mirar por la ventana del dormitorio de Jean y Ray. Lo primero que hace cuando está en el pasillo es mirar por debajo de la puerta. A continuación, intenta ver a través del ladrillo abierto de su cuarto de lavado.

Dudo a menudo nos parece pequeño. Luego se estira y se convierte en lo que Mi Madre la Duquesa Viuda hubiera llamado un fideo largo. En la primera foto, puedes ver el tramo. La línea inferior de ladrillos comienza a una altura de 74 cm (29 pulgadas).

Estoy tratando de superar lo que mi maravillosa amiga Susan llama un estado de ánimo “meh”. San Geraldo me acaba de servir un trozo de tarta de manzana (relleno de canela y especias). Le he dicho que solo el aroma de esas especias es suficiente para mejorar mi estado de ánimo. Desafortunadamente, la elevación no dura mucho. Es posible que tenga que hornear varios pasteles para que tenga suficiente para pastar durante el día (y así la casa siempre huele a canela y otras especias). Me pregunto si un tazón de ramitas de canela frescas serviría. No, se requiere pastel.

In the Neighborhood / En el Barrio: Los Pacos

La versión en español está después de la versión en inglés.

THE FUENGIROLA NEIGHBORHOOD CALLED LOS Pacos is about a 10-minute walk from our place here on the beach but, once I get there, it always feels like I’ve left town. It’s north of the road, which you can walk over or under, that leads to the highways. I walked “over” yesterday crossing the roundabout. During “the new normal” I prefer to not walk under because it requires me to pass others on a very narrow path (as I did when I headed home).

Los Pacos has the feeling of a modern village. Sometimes a Finnish village, since this is where a vast majority of the Finnish population live. There are several parks, including a dog park and you have to mostly walk uphill (or downhill) to get around. Sometimes, the climbs are steep and even a bit treacherous, but the views of the sea and surrounding mountains are grand. I only walked about halfway up yesterday, so I have no great vistas to share. I was there late afternoon. The sun was high. The air was hot. And I’m only slightly crazy.

Los Pacos is where I go if I want to take in a bit of the countryside. When you continue north, it becomes very rural with farms and livestock and dirt roads. That’s where I usually head. But yesterday, I wandered the neighborhood, up and down some hills, for more than 2 hours. I came home exhilarated (and physically exhausted).

For me, there’s not much to do in Los Pacos, other than walk. If I lived there, I’m sure I’d be coming back to “civilization” every day. The grass is always greener.

.

EL BARRIO DE FUENGIROLA LLAMADO Los Pacos está a unos 10 minutos a pie de nuestro lugar aquí en la playa, pero, una vez que llego allí, siempre parece que me he ido de la ciudad. Está al norte de la carretera, por la que puedes caminar por encima o por debajo, que conduce a las autopistas. Ayer caminé “encima”, cruzando la rotonda. Durante “la nueva normalidad” prefiero no caminar por debajo porque me obliga a pasar a otros por un camino muy estrecho (como lo hice cuando me dirigía a casa).

Los Pacos tiene la sensación de un pueblo moderno. A veces, un pueblo finlandés, ya que aquí es donde vive la gran mayoría de la población finlandesa. Hay varios parques, incluido un parque para perros y, en su mayoría, debes caminar cuesta arriba (o cuesta abajo) para moverte. A veces, las subidas son empinadas e incluso un poco traicioneras, pero las vistas al mar y las montañas circundantes son grandiosas. Ayer solo caminé hasta la mitad, así que no tengo grandes vistas para compartir. Estuve allí al final de la tarde. El sol estaba alto. El aire estaba caliente. Y solo estoy un poco loco.

Los Pacos es a donde voy si quiero disfrutar un poco del campo. Cuando continúas hacia el norte, se vuelve muy rural con granjas, ganado, y caminos de tierra. Ahí es donde generalmente me dirijo. Pero ayer, paseé por el barrio, subiendo y bajando algunas colinas, durante más de 2 horas. Llegué a casa entusiasmado (y físicamente exhausto).

Para mí, no hay mucho que hacer en Los Pacos, aparte de caminar. Si viviera allí, estoy seguro de que volvería a la “civilización” todos los días. La hierba es siempre mas verde.

Central plaza at the corner of Avenida Finlandia (Finland Avenue) and Calle Yunquera (Yunquera Street).
Plaza central en la esquina de Avenida Finlandia y Calle Yunquera.
A Twizy. I’d love to fold myself into one of these and go for a ride (I think).
Un Twizy. Me encantaría meterme en uno de estos y dar un paseo (creo).
A new vertical garden for the overpass. I love the look, but I’ll be curious to see how easy it is to maintain. We’ve had other elegant garden experiments around town. None have stood the test of time.
Un nuevo jardín vertical para el paso elevado. Me encanta el aspecto, pero tendré curiosidad por ver lo fácil que es mantenerlo. Hemos tenido otros experimentos de jardines elegantes en la ciudad. Ninguno ha resistido la prueba del tiempo.

Lockdown Day 80 / Encierro Día 80

La versión español está después de la versión inglés.

EVERYTHING I HAVE TO SAY today has been said (and better) by so many others in recent days. Whatever I write simply sounds trite. So, I hope you’ll look at my photos and maybe smile. The photo at top is Sunday’s sunrise from my vantage point on the beach. The photos below are our terrace — always a work in progress. I look forward to speaking with The Kid Brother again tonight and, tomorrow, to sharing at least one photo of today’s café con leche and (second) breakfast at Mesón Salvador. Wishing us all better days ahead.

.

TODO LO QUE TENGO QUE decir hoy ha sido dicho (y mejor) por muchos otros en los últimos días. Lo que escribo simplemente suena trillado. Entonces, espero que vean mis fotos y tal vez sonrían. La foto de arriba es el amanecer del domingo desde mi punto de vista en la playa. Las fotos a continuación son nuestra terraza, siempre un trabajo en progreso. Espero volver a hablar con El Hermanito esta noche y, mañana, compartir al menos una foto del café con leche y el (segundo) desayuno de hoy en Mesón Salvador. Les deseo a todos mejores días por delante.

Lockdown Day 47: A Little Bit of This / Encierro Día 47: Un Poco de Esto

La versión español está después de la versión inglés.

YESTERDAY WAS A WARM, SUNNY, cloudless day. I was out twice, once with recyling and once to do a bit of shopping at El Corte Inglés Supercor. (I’ve got no balls and needed more dried berries.)

Today’s photos are from my recent wanderings starting with the clear blue sky above Mesón Salvador yesterday afternoon. There’s a side view looking west from our terrace. And, since I was out of bed at 7 this morning to catch a bit of the sunrise, I’ve shared it with you. Oh, and Dudo lounging in the hall yesterday evening. Click the images and they’ll grow.

I DID SPEAK WITH THE Kid Brother Tuesday night. He was pleasant and warmed up over the course of our conversation. He finished with an Abbott and Costello routine, so I knew it was a good day. Work was “good” last week, as opposed to “fine.” And, in the language of The Kid Brother, good is better than fine. So… Good!

.

AYER FUE UN DÍA CÁLIDO, soleado y despejado. Salí dos veces, una con reciclaje y otra para hacer algunas compras en El Corte Inglés Supercor. (No tengo pelotas y necesitaba más bayas secas).

Las fotos de hoy son de mis recientes recorridos que comienzan con el cielo azul claro sobre Mesón Salvador ayer por la tarde. Hay una vista lateral mirando hacia el oeste desde nuestra terraza. Y, dado que me levanté de la cama a las 7 de esta mañana para ver un poco el amanecer, lo he compartido contigo. Ah, y Dudo descansando en el pasillo ayer por la noche. Haz clic en las imágenes y crecerán.

HABLÉ CON EL HERMANITO EL martes por la noche. Fue agradable y se animó en el transcurso de nuestra conversación. Terminó con una rutina de Abbott y Costello, así que supe que era un buen día. El trabajo fue “bueno” la semana pasada, en lugar de “fino”. Y, en el lenguaje de El Hermanito, lo bueno es mejor que lo fino. ¡Entonces… Bueno!

Lockdown Day 38: Taken From Behind / Encierro Día 38: Tomado Desde Atrás

La versión español está después de la versión inglés.

INSTEAD OF BEING MOSTLY CLOUDY and then rainy, yesterday turned out to be mostly sunny and very windy. I took out a bit of trash (a bag of cat poop) and some recycling. It was very exciting.

I took the elevator up to the 11th floor, took some pictures from the back of the building (i.e., behind) and then walked down to the lobby. On my return I walked up to 7 and back down to 3. I would have gone to 11 but I had chosen the wrong sneakers and they were cutting into a still-tender part of my foot.

The stairs and back halls have views of the mountains. And from the highest floors I have a better view of a penthouse apartment (called an ático here) across the way. Their place is on two floors. The sea-facing side of the terrace even has a separate level with what looks like a spa/soaking pool. It even has a window cut into the wall so you can look out to sea (and us) while you soak. It’s completely different from behind.

.

EN LUGAR DE SER MAYORMENTE NUBLADO y luego lluvioso, ayer resultó ser mayormente soleado y muy ventoso. Saqué un poco de basura (una bolsa de caga de gato) y algo de reciclaje. Fue muy emocionante.

Tomé el elevador hasta el undécimo, tomé algunas fotos desde la parte posterior del edificio (es decir, detrás) y luego caminé hacia el vestíbulo. A mi regreso, subí al séptimo y volví a bajar al tercero. Hubiera ido al séptimo pero había elegido las zapatillas de deporte equivocadas y me estaban cortando una parte todavía sensible del pie.

Las escaleras y los pasillos traseros tienen vistas a las montañas. Y desde los pisos más altos tengo una mejor vista de un ático al otro lado del camino. Su lugar está en dos pisos. El lado de la terraza frente al mar tiene incluso un nivel con lo que parece una piscina spa / profunda. Incluso tiene una ventana cortada en la pared para que pueda mirar al mar (y a nosotros) mientras se remoja. Es completamente diferente desde atrás.

Another view from the top. I didn’t miss a step!
Otra vista desde la cima. ¡No perdí un paso!