Kake Kage Caca Caga… Cake

La versión español está después de la versión inglés.

San Geraldo didn’t make his traditional Norwegian Kransekake (wreath cake) this Christmas. It’s a huge amount of work with inconsistent results. But it’s so delicious. I really missed it, so I went to a few of the local Scandinavian markets to see what I could find. I was sort of successful at one shop. Although they don’t carry the complete ring towers famous in Norway (they wouldn’t ship well), they do have small packages of the pastry (this one from Sweden and called “kage” instead of “kake”).

At €4.25 for four little pieces, it’s ridiculously expensive. But I thought I would splurge for today’s lunchtime dessert. You might remember that “kake” (pronounced “kah-kah”) in Norwegian means cake. And “caca” (or caga) in Spanish means poop. So, it surprises our Spanish friends when I tell them we love to eat many kinds of Norwegian kake.

As for today’s “Kransekage”: Well, it wasn’t PURE “caca,” but I won’t buy it again… even though it was dipped in chocolate.

Click here, here, and here to experience the history of kransekake at our house.

.

San Geraldo no hizo su tradiciónal kransekake (pastel de corona) de noruega ésta navidad. Es una gran cantidad de trabajo con resultados inconsistentes. Pero es tan delicioso. Realmente me lo perdí, así que fui a algunos de los mercados escandinavos locales para ver qué podía encontrar. Tuve algo de éxito en una tienda. Aunque no tienen las torres de anillo completas famosas en Noruega (no se enviarían bien), tienen paquetes pequeños de pastelería (este de Suecia y que se llama “kage” en lugar de “kake”).

A 4,25 € por cuatro piezas pequeñas, es ridículamente caro. Pero pensé que iba a derrochar el postre de hoy para el almuerzo. Tal vez recuerdes que “kake” (pronunciado “kah-kah”) en noruego significa pastel. Entonces, sorprende a nuestros amigos españoles cuando les digo que nos encanta comer muchos tipos de kake noruego.

En cuanto al “Kransekage” de hoy: Bueno, no fue “caca” PURA, pero no lo compraré de nuevo… a pesar de que fue sumergido en chocolate.

Haz clic aquí , aquí, y aquí para ver la historia de kransekake en nuestra casa.

I should have been suspicious when I saw they had hyphenated the product name! Who approved THAT design?!? (The “r” in the name makes it plural.) / ¡Debería haber sospechado cuando vi que tenían un guión con el nombre del producto! ¿¡¿Quién aprobó ESE diseño?!? (La “r” en el nombre lo hace plural.)

My New Favorite Book / Mi Nuevo Libro Favorito

La versión español está después de la versión inglés.

The book is called “El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza,” which means “The mole that wanted to know who had done that on his head.” (The English version is titled “The Story of the Little Mole Who Went In Search of Whodunit.”)

Written and illustrated by Werner Holzwarth and Wolf Erlbruch, it’s a children’s book that our friend Kathleen found at the library for my 3-year-old pal Luke. As explained in the opening page:

“It all started when one day, the mole poked his head out of his hole to see if the sun had already risen. (That was fat and brown; it looked a bit like a sausage … and worst of all: it fell right on his head.)”

The mole then goes from animal to animal asking if they were responsible for what he had on his head and they each in turn demonstrate how it couldn’t have been them. Can you guess who did it?

I love this book so much I could just shit!

El libro se llama “El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza”, que significa “El topo que quería saber quién había hecho eso en su cabeza”.

Escrito e ilustrado por Werner Holzwarth y Wolf Erlbruch, es un libro para niños que nuestra amiga Kathleen encontró en la biblioteca para mi compadre Luke (de 3 años). Como se explica en la página de inicio:

“Todo empezó cuando un día, el topo asomó la cabeza por su aqujero para ver si ya había salido el sol. (Aquello era gordo y marrón; se parecía un poco a una salchicha… y lo pero de todo: le fue a caer justo en la cabeza.)”

Luego, el topo va de animal en animal preguntando si eran responsables de lo que él tenía en la cabeza y cada uno de ellos demuestra cómo no pudieron ser ellos. ¿Puedes adivinar quién lo hizo?

Me encanta este libro tanto que podría cagar!