So Last Year / Tan El Año Pasado

La versión español está después de la versión inglés.

HERE’S ONE LAST look at Fuengirola Fashion 2019. I wonder what 2020 has in store. The top shot was taken along the paseo one day in summer. The trash was picked up a few minutes later. So was the divan. I don’t know what happened to the man on the divan; I haven’t seen him since.

.

AQUÍ HAY UN último vistazo a Fuengirola Fashion 2019. Me pregunto qué traerá 2020. La foto principal fue tomada a lo largo del Paseo un día en verano. La basura fue recogida unos minutos más tarde. Así fue el diván. No sé qué le pasó al hombre del diván; no lo he visto desde entonces.

Zorionak Eta Urte Berri On

La versión español está después de la versión inglés.

THAT’S EUSKARA, THE Basque language, for Merry Christmas and Happy New Year. I tried to teach the cats how to say it so I could create a personal video for you, but they refused to cooperate. Dudo wouldn’t even wear the reindeer antlers I got him. At least Moose modeled the Santa hat. Although, admittedly, that was only in Photoshop.

An acquaintance from Basque Country tries to teach me a new word or phrase in Euskara whenever he sees me. I never retain any of them for more than a minute. The only reason I remember this one is because he wrote it on a napkin. Anyway, here are all the cat photos to finish off the year. So, Zorionak Eta Urte Berri On. Feliz Navidad. God Jul. Merry Christmas. Happy Kwanzaa. Happy Chanukah. Happy Holidays. Happy Solstice. And, if none of this means a thing to you: Have a nice day.

Click the images to see the cats grow.

.

ESE ES EUSKARA, el idioma vasco, para Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo. Traté de enseñarles a los gatos cómo decirlo para poder crear un video personal para vosotros, pero se negaron a cooperar. Dudo ni siquiera usaría las astas de reno que le conseguí. Al menos, Moose modeló el sombrero de Papá Noel. Pero, es cierto, eso fue solo en Photoshop.

Un conocido de País Vasco intenta enseñarme una nueva palabra o frase en euskara cada vez que me ve. Nunca retengo ninguno de ellos por más de un minuto. La única razón por la que recuerdo esto es porque lo escribió en una servilleta. De todos modos, aquí están todas las fotos de gatos para terminar el año. Entonces, Zorionak Eta Urte Berri On. Feliz Navidad. God Jul. Merry Christmas. Happy Kwanzaa. Happy Chanukah. Happy Holidays. Seasons Greetings. Feliz Solsticio. Y, si nada de esto significa algo para ti: Que tengas un buen día.

Haz clic en las imágenes para ver crecer a los gatos.

.

Double Happiness / Doble Felicidad

La versión español está después de la versión inglés.

SAN GERALDO HAS a second-cousin from Norway (yes, another one) who usually spends several weeks every year in Southern Spain, in Torrox, a pueblo blanco (white village). Her name is Vårin. We try to get together when one of her daughters comes to visit. Tuesday, we drove the 55 minutes to Torrox where we were served another one of Vårin’s typically delicious Norwegian/Spanish lunches.

As is common in Andalucia’s pueblos blancos, the streets are steep. In Torrox, it’s difficult to find any level ground at all. Most streets, like Vårin’s, are nothing more than stairways.

During our first visit, we watched a 127-year-old man (OK, maybe that’s an exaggeration) trot up one series of steps after another, leaving us in the dust. Vårin, at 81, goes up and down the streets like that 127-year-old. As her daughter Berit said, “My mother’s a goat.”

The weather was beautiful for our drive to Torrox, but midway through lunch there was a sudden downpour (with thunder and lightning… very, very frightening) that turned the streets into waterfalls. It rained a bit during our drive home and San Geraldo then said, “There should be a rainbow.” He looked in the rearview mirror and there it was. And not just one. We had double happiness.

NOTE: Click the images to double YOUR happiness.

.

SAN GERALDO TIENE una prima segunda de Noruega (sí, otra) que generalmente pasa varias semanas cada año en el sur de España, en Torrox, un pueblo blanco. Ella se llama Vårin. Intentamos reunirnos cuando una de las hijas de Vårin viene de visita. El martes, conducimos los 55 minutos hasta Torrox, donde nos sirvieron otro de los almuerzos típicamente deliciosos noruegos/españoles de Vårin.

Como es común en los pueblos blancos de Andalucía, las calles son empinadas. En Torrox, es difícil encontrar un terreno nivelado. La mayoría de las calles, como la calle de Vårin, no son más que escaleras.

Durante nuestra primera visita, vimos a un hombre de 127 años (OK, tal vez eso es una exageración) trotar una serie de pasos tras otro, dejándonos en el polvo. Vårin, a los 81, sube y baja las calles como ese hombre de 127 años. Como dijo su hija Berit: “Mi madre es una cabra”.

El clima era hermoso para nuestro viaje a Torrox, pero a la mitad del almuerzo hubo un chaparrón repentino que convirtió las calles en cascadas. Llovió un poco durante nuestro viaje a casa y San Geraldo dijo: “Debería haber un arcoíris”. Miró por el espejo retrovisor y allí estaba. Y no solo uno. Teníamos doble felicidad.

NOTA: Haz clic en las imagenes para doblar tu felicidad.