Pedro’s lentils and Jerry’s cakes / Las lentijas de Pedro y las tartas de Jerry

La versión en español está después de la versión en inglés.

Susan’s memorial, I’m told, went well. I received some very touching messages from her family and friends. Lots of tears. Lots of laughter. And a few requests for my Fuck video. It turns out I quickly stopped recording before I said Fuck. So all that can be seen is the view changing, and my scowl as the iPad fell. I was using the iPad to read what I had written and I was recording using my iPhone 13 Pro, which has the better camera. After the iPad fell, I decided to just ad lib. It worked fine.

I’ve never been a big fan of gore. Al Gore can be OK, but Halloween gore just doesn’t sit well with me. So, although I enjoy the creativity that goes along with Halloween, I don’t tend to enjoy the blood and guts. Beckett and Luke, however, (at 3 and nearly 7 years old) have no qualms. In fact, Luke has a scientific fascination with human anatomy, vital organs, and germs and bacteria. Their entire house was decorated by Luke for Halloween and he greeted us sprawled on the sofa with a fake knife through his head. I went along with it, but it sure does make me uncomfortable. Anyway, the kids were hilarious.

That was before Pedro’s lentil soup (always delicious) and San Geraldo’s chocolate cake. The cake was as superb as always. We left the rest with them, because if it’s here we’ll eat it. Kathleen asked if she could keep the cake plate. (She meant, we think, until they finish the cake.) San Geraldo laughed, “Well, not forever.” Kathleen said sarcastically, “So, now tell me it belonged to your mother.” He replied, “No. It was my grandmother’s.” Pedro and Kathleen both yelped and Kathleen said the cake plate would not remain in their house a minute longer. She washed it — very carefully — and we brought it home. This morning, I’m thinking about the cake.

The meme at top is from Susan. I don’t think either of us ever went 12 days without chocolate. And despite all Susan’s health issues, she never ever lost hearing in her eyes. Nor have I.

.

Me dijeron que el servicio conmemorativo de Susan fue bueno. Recibí algunos mensajes muy conmovedores de su familia y amigas. Muchas lágrimas. Muchas risas. Y algunas solicitudes para mi video Fuck. Resulta que rápidamente dejé de grabar antes de decir Fuck. Entonces, todo lo que se puede ver es el cambio de vista y mi ceño fruncido cuando cayó el iPad. Estaba usando el iPad para leer lo que había escrito y estaba grabando con mi iPhone 13 Pro, que tiene la mejor cámara. Después de que cayó el iPad, decidí simplemente improvisar, no leer. Funcionó bien.

Nunca he sido un gran fanático del gore. Al Gore puede estar bien, pero el gore de Halloween simplemente no me sienta bien. Entonces, aunque disfruto la creatividad que acompaña a Halloween, no tiendo a disfrutar la sangre y las agallas. Beckett y Luke, sin embargo, (a los 3 y casi 7 años) no tienen reparos. De hecho, Luke tiene una fascinación científica por la anatomía humana, los órganos vitales y los gérmenes y las bacterias. Toda su casa fue decorada por Luke para Halloween y nos recibió tirados en el sofá con un cuchillo falso en la cabeza. Lo acepté, pero seguro que me hace sentir incómodo. De todos modos, los niños eran divertidísimos.

Eso fue antes de la sopa de lentejas de Pedro (siempre deliciosa) y el pastel de chocolate de San Geraldo. La tarta estaba tan magnífica como siempre. El resto se lo dejamos a ellos, porque si está aquí nos lo comemos. Kathleen preguntó si podía quedarse con el plato del pastel. (Creemos que quiso decir hasta que terminen el pastel). San Geraldo se rió: “Bueno, no para siempre”. Kathleen dijo sarcásticamente: “Entonces, ahora dime que perteneció a tu madre”. Él respondió: “No. Era de mi abuela.” Pedro y Kathleen gritaron y Kathleen dijo que el plato del pastel no permanecería en su casa ni un minuto más. Lo lavó, con mucho cuidado, y lo llevamos a casa. Esta mañana, estoy pensando en el pastel.

El meme en la parte superior es de Susan. No creo que ninguno de nosotros haya pasado 12 días sin chocolate. Y a pesar de todos los problemas de salud de Susan, nunca perdió la audición en sus ojos. Yo tampoco.

• Pedro’s lentils are delicious. Susan’s family has San Geraldo’s recipe and calls it Jerry’s Lentils.
• Las lentejas de Pedro son deliciosas. La familia de Susan tiene la receta de San Geraldo y la llama Lentejas de Jerry.
• At our house on Grandma’s cake plate.
• En nuestra casa en el plato de Abuela.

Click the thumbnails to make them grander.
Haz clic en las miniaturas para hacerlas más grandes.