Anatomically correct / Anatómicamente correcto

La versión en español está después de la versión en inglés.

SAN GERALDO JUST PUT THREE loaves of chocolate chip banana bread in the oven while we have continued to discuss American politics. On his way back to his office, he filled my mouth with chocolate chips.

I went back to bed after breakfast today and spent most of the day lounging. I feel fine, I’m just sleepy. I think it’s called avoidance. After lunch, Dudo demanded I take a siesta with him. Who am I to argue? Dudo finally left and I considered getting out of bed myself, but then San Geraldo decided to have a siesta and I thought it would be rude to leave right then. I am so ready to see new residents in the White House, although I stew about what will happen next.

Still, I had SG’s apple cake with breakfast and I can look forward to banana bread after dinner. Plus, we have new watercolours from my pal Luke. I wish he were here to tell us about his artwork. It’s risky to interpret children’s art independently. One side of each of our paintings had our names and what I’ve determined are large hearts. When I told SG I thought they were hearts, he said, “Oh, yeah, I see the valves!”

And now it’s my turn in the kitchen to do a clean-up. I love this deal.

.

SAN GERALDO ACABA DE PONER tres hogazas de pan de plátano con chispas de chocolate en el horno mientras seguimos discutiendo la política estadounidense. En su camino de regreso a su oficina, me llenó la boca con chispas de chocolate.

Hoy volví a la cama después del desayuno y pasé la mayor parte del día descansando. Me siento bien, solo tengo sueño. Creo que se llama evitación. Después del almuerzo, Dudo exigió que tomara una siesta con él. ¿Quién soy yo para discutir? Dudo finalmente se fue y yo consideré salir de la cama, pero luego San Geraldo decidió tomar una siesta y pensé que sería de mala educación irme en ese momento. Estoy tan dispuesto a ver nuevos residentes en la Casa Blanca, aunque me preocupo por lo que sucederá a continuación.

Aún así, comí la tarta de manzana de SG con el desayuno y puedo esperar pan de plátano después de la cena. Además, tenemos nuevas acuarelas de mi amiguito Luke. Ojalá estuviera aquí para contarnos sobre su obra de arte. Es arriesgado interpretar el arte de los niños de forma independiente. Un lado de cada una de nuestras pinturas tenía nuestros nombres y lo que he determinado son corazones grandes. Cuando le dije a SG que pensaba que eran corazones, dijo: “¡Oh, sí, veo las válvulas!

Y ahora es mi turno en la cocina para hacer una limpieza. Amo este trato.

Luke’s little brother Beckett about to hand me more pebbles.
Beckett, el hermanito de Luke, está a punto de darme más piedras.

It’s the slammer / Es la carcel

La versión en español á está después de la versión en inglés.

I MANAGED TO FORCE MYSELF out the door yesterday for a walk. While I was out, Kathleen noticed my blog post and texted me to meet them at our nearby Roman ruins park. That was a major uplift. My pal Luke is as exceptional and kind as ever. And his little brother Beckett now likes me. I know because he kept picking up gravel and putting it in my hands. Luke painted a picture for me and one for San Geraldo. I’ll share those tomorrow. It’s always a pleasure to see Pedro and Kathleen. When I received Kathleen’s message, I was admiring a wall of flame vines. Then this morning I woke to a flaming sunrise.

I found a set of 20 postcards online that should please The Kid Brother’s requirements for something “not boring.” He tired of my local tourist postcards (and I was running out of options anyway). Above is what I sent this week.

He told me he received another postcard from “You know… the guy you better watch out for.” “David the lawyer?” I asked. “That’s right. Or else it’s the slammer for you!” We chatted for a while. He said the postcard was of a lamb, which would be a sheep. I asked if it was a drawing or a photo and he told me it was “real” (a photo). He said it was really, really funny. But that was as much description as I could get. The Kid Brother was in a great mood. And he had his first COVID vaccine Monday. Anyway, thanks David (Travel Penguin) even though I have to watch out for you.

.

AYER LOGRÉ FORZARME A SALIR por la puerta a dar un paseo. Mientras estaba fuera, Kathleen notó la publicación de mi blog y me envió un mensaje de texto para reunirme con ellos en nuestro cercano parque de ruinas romanas. Eso fue un gran impulso. Mi amigo Luke es tan excepcional y amable como siempre. Y ahora le agrado a su hermano pequeño Beckett. Lo sé porque seguía recogiendo grava y poniéndola en mis manos. Luke pintó un cuadro para mí y otro para San Geraldo. Los compartiré mañana. Siempre es un placer ver a Pedro y Kathleen. Cuando recibí el mensaje de Kathleen, estaba admirando un muro de enredaderas en llamas. Luego, esta mañana me desperté con un amanecer llameante. 

Encontré un conjunto de 20 postales en línea que deberían satisfacer los requisitos de The Kid Brother para algo “no aburrido”. Estaba cansado de mis postales turísticas locales (y de todos modos me estaba quedando sin opciones). Arriba está lo que envié esta semana. 

Me dijo que recibió otra postal de “Tu sabes … el tipo con el que es mejor que tengas cuidado”. “¿David el abogado?” pregunté. “Eso es correcto. ¡O si no, es la cancel para ti!” Charlamos un rato. Dijo que la postal era de un cordero [que sería una oveja]. Le pregunté si era un dibujo o una foto y me dijo que era “real” [una foto]. Dijo que era realmente, muy gracioso. Pero esa fue la descripción que pude obtener. El Hermanito estaba de muy buen humor. Y recibió su primera vacuna COVID el lunes. De todos modos, gracias David, aunque tengo que cuidarte.

Dudo this morning waiting for Isabel to arrive.
Dudo esta mañana esperando a que llegue Isabel.

Naked bretzel / Bretzel desnudo

La versión en español está después de la versión en inglés.

MERRY CHRISTMAS TO THOSE WHO celebrate it. Happy Friday to those who don’t. We’ve had a pleasant couple of days reconnecting with family and friends. I even got to see my pal Luke and his parents and brother yesterday, briefly. They came to the beach, but were overdressed for the glorious day and were too hot, so didn’t last long enough for me to join them. Imagine. Before they went home they brought us pastries (bretzels) and a bottle of exceptional Málaga wine (sherry, vino dulce, sweet wine). I’ve never had this specific label but was recently told it’s even better than my favourite, Zumbral, which is out of this world.

I ordered some dried grasses as well as a large glass vase for the living room. I ordered them all together but they’re arriving one at a time. I have no idea why. The first delivery was in a long narrow box. I left it on the floor for a while for the cats to explore. Dudo was fascinated. Moose sniffed and didn’t find it very intriguing. But I think he was just too comfortable in the dining room (under the document boxes San Geraldo has on the table).

BUT BACK TO THE BRETZEL
San Geraldo was so excited that he immediately grabbed the pastry and took it to his office. I followed with the camera because I wanted to get a shot of him in his bliss to send to Kathleen and Pedro. But, in the few seconds it took me to arrive in his office, he had changed. “You’re naked!” I exclaimed. “So?” was his response. “I wanted to take a picture of you and the pastry for Pedro and Kathleen,” I said. “So?” he repeated as he lifted the pastry in front of him. “Just hold it a bit higher so you don’t look quite so naked,” I said.

By the way, how do you pronounce vase? Of course, we differ in this household. San Geraldo pronounces it to rhyme with gaze or phrase… or haze (or maybe it’s face or race), while I pronounce it correctly, VAHZ.

.

FELIZ NAVIDAD A QUIENES LA celebra. Feliz viernes a los que no lo hacen. Hemos tenido un par de días agradables reconectándonos con familiares y amigos. Incluso pude ver a mi amigo Luke, sus padres y su hermano ayer, brevemente. Vinieron a la playa, pero estaban demasiado vestidos para el glorioso día y hacía demasiado calor, por lo que no duró lo suficiente para que me uniera a ellos. Imagina. Antes de volver a casa nos trajeron bollería (bretzels) y una botella de vino de Málaga excepcional (jerez, vino dulce, vino dulce). Nunca tuve esta etiqueta específica, pero recientemente me dijeron que es incluso mejor que mi favorito, Zumbral, que está fuera de este mundo.

Pedí algunas hierbas secas y un gran jarrón de vidrio para la sala de estar. Los ordené todos juntos, pero están llegando uno a la vez. No tengo ni idea de porqué. La primera entrega fue en una caja larga y estrecha. Lo dejé en el suelo un rato para que los gatos lo exploraran. Dudo estaba fascinado. Moose olió y no lo encontró muy intrigante. Pero creo que estaba demasiado cómodo en el comedor (debajo de las cajas de documentos que San Geraldo tiene sobre la mesa).

PERO DE REGRESO AL BRETZEL San Geraldo estaba tan emocionado con el bretzel que inmediatamente lo tomó y se lo llevó a su oficina. Lo seguí con la cámara porque quería tomar una foto de él en su dicha para enviársela a Kathleen y Pedro. Pero, en los pocos segundos que tardé en llegar a su oficina, había cambiado de look. “¡Estás desnudo!” exclamé. “¿Sí?” fue su respuesta. “Quería tomar una foto tuya y de la pastelería para Pedro y Kathleen”, dije. “¿Sí?” repitió mientras levantaba el plato frente a él. “Solo sosténgalo un poco más alto para que no se vea tan desnudo”, le dije.

Por cierto, ¿cómo se pronuncia en inglés vase? San Geraldo lo pronuncia para rimar con gaze, phrase … o haze (o quizás es face or race), mientras yo lo pronuncio correctamente, VAHZ.

Quitapenas means “remove hardship.” Here’s hoping.
¿Quitapenas? Estoy esperando.
Imagine the view great-great-grandpa had.
Imagínete la vista que tenía el tatarabuelo.

What is this feeling? / ¿Qué es lo que siento?

La versión en español está después de la versión en inglés.

I HAD A BAD DAY yesterday. I washed the lunch dishes, walked into San Geraldo’s office, and told him I was having a major crash and, although I knew I should keep myself busy or get out in the fresh air, I just didn’t have it in me. I was going to bed. He asked what was bothering me, but I was already out the door and muttered, “I can’t talk.” And I thought, ‘Whatever you do, please do not follow. I seriously can’t talk.’

We understand each other. He didn’t follow. I lay in bed with a song from the musical “Wicked” running through my head. It’s a duet. But, to me, it’s a solo. I’m a strong believer that, at some point in life, you need to take responsibility for yourself. No matter what kind of a crap childhood you’ve had, you’re finally no longer a child and you have to stop blaming others. Compared to many childhoods, mine was not crap at all, but I learned well the lesson that I would never be good enough. Or smart enough. I suppose I learned I would simply never be enough. It’s probably the only lesson I learned well. No blame. It’s what happened. I’m fine except when the brain chemistry is off and my clinical depression returns.

SG waited about an hour and then asked if he could join me. By that point, the answer was “yes.” We cuddled and talked and, although I still didn’t find anything in myself to like, I could at least talk about other things. I’m not looking for sympathy, or moral support, or words of encouragement. I simply thought I’d tell you about my Saturday.

I woke up this morning doubtful I would make it through Sunday. Just as I poured my tea, a text arrived from Kathleen and Pedro. Since they could once again cross into our municipality (they live 10 minutes away), and since it was 21°C (70F) and sunny, they decided to take the kids to the beach. Our beach. So I walked across the street and spent an hour with them. Luke is, as always, Luke. His name could be an adjective for sweet, kind, smart, thoughtful, clever, adorable. Beckett, who has since the start of the pandemic mostly scowled at me (click here), took a liking to me today and became my friend. He gave me toys, sand and seaweed. He inspected my camera — and poured sand on it. He was adorable (as you can see in the photos). I trusted his opinion of me, for a couple of hours. I just washed the lunch dishes and am now headed back to bed. Tomorrow is another day.

.

AYER TUVE UN MAL DÍA. Lavé los platos del almuerzo, entré a la oficina de San Geraldo, y le dije que estaba teniendo un momento difícil y, aunque sabía que debía mantenerme ocupado o salir al aire libre, simplemente no lo tenía en mí. Me iba a la cama. Me preguntó qué me molestaba, pero yo ya había salido por la puerta y murmuré: “No puedo hablar”. Y pensé: ‘Por favor no sigas. En serio, no puedo hablar’.

Nos entendemos. No lo siguió. Me acosté en la cama con una canción del musical “Wicked” corriendo por mi cabeza. Es un dueto. Pero, para mí, fue un solo. Creo firmemente en que, en algún momento de la vida, debes asumir la responsabilidad de ti mismo. No importa qué clase de infancia hayas tenido, finalmente ya no eres un niño y tienes que dejar de culpar a los demás. En comparación con muchas infancias, la mía no fue una mierda en absoluto, pero aprendí bien la lección de que nunca sería lo suficientemente bueno. O lo suficientemente inteligente. Bueno, aprendí que simplemente nunca sería suficiente. Probablemente sea la única lección que aprendí bien. Sin culpa. Eso es lo que pasó. Estoy bien, excepto cuando la química cerebral está apagada y mi depresión clínica regresa.

San Geraldo esperó aproximadamente una hora y luego preguntó si podía acompañarme. En ese momento, la respuesta fue “sí”. Nos abrazamos y hablamos y, aunque todavía no encontraba nada que me gustara, al menos podía hablar de otras cosas. No busco simpatía, apoyo moral, o palabras de aliento. Simplemente pensé en contarte sobre mi sábado.

Me desperté esta mañana con la duda de que pudiera pasar el domingo. Justo cuando serví el té, llegó un mensaje de texto de Kathleen y Pedro. Como pudieron volver a cruzar a nuestro municipio (viven a 10 minutos), y como hacía 21 ° C (70F) y sol, decidieron llevar a los niños a la playa. Nuestra playa. Así que crucé la calle y pasé una hora con ellos. Luke es, como siempre, Luke. Su nombre podría ser un adjetivo para dulce, amable, inteligente, reflexivo, inteligente, adorable. Beckett, quien desde el comienzo de la pandemia me ha fruncido el ceño (haz clic aquí), le gustó hoy y se convirtió en mi amigo. Me dio juguetes, arena y algas. Inspeccionó mi cámara y le echó arena. Era adorable (como puedes ver en las fotos). Confié en su opinión sobre mí — durante un par de horas. Acabo de lavar los platos del almuerzo y ahora me dirijo a la cama. Mañana es otro día.

.

The viking / El vikingo

La versión en español está después de la versión en inglés.

SORRY. WE’RE CLOSED. THE BORDERS of the Spanish region of Andalucía, where we live, have been closed until 9 November. Except for justifiable reasons, no one will be permitted to leave or enter Andalucía. We join many other regions of the country in closing our borders. In addition, we’re observing a nationwide curfew between the hours of 11 at night and 6 in the morning. Strange times that just keep getting stranger.

San Geraldo is fine staying home. He’s finding it challenging tolerating the frigid October temperatures. Yesterday, when he waited inside a cafe while I had my teeth cleaned, it was only 62°F (17C)! Can you imagine?

It crept up to a mere 68F (20C) later in the day. You can see in the photos below how well he coped when he went out at 9 last night to pick up our take-away dinner. The temperature had dropped to an Arctic 61 (16C). And to think he grew up in South Dakota with two Norwegian grandparents (and a strong dose of Viking).

Meanwhile, I was out and about in the early evening in a short-sleeve shirt, and got together for a stroll around the nearby Roman ruins with Pedro, Kathleen, Luke, and Beckett. That was enough to warm up even the chilliest of days (which Thursday was not).

.

LO SIENTO. ESTAMOS CERRADOS. LAS fronteras de la región española de Andalucía, donde vivimos, han estado cerradas hasta el 9 de noviembre. Salvo por motivos justificados, no se permitirá la salida ni la entrada de nadie de Andalucía. Nos unimos a muchas otras regiones del país para cerrar nuestras fronteras. Además, estamos observando un toque de queda a nivel nacional entre las 11 de la noche y las 6 de la mañana. Tiempos extraños que se vuelven cada vez más extraños.

San Geraldo está bien quedarse en casa. Le resulta difícil hacer frente a las gélidas temperaturas de octubre. Ayer, cuando esperó dentro de un café mientras me limpiaban los dientes, ¡solo hacía 17C (62F)! ¿Puedes imaginar?

Se arrastró hasta un mero 20C (68F) más tarde en el día. Puedes ver en las fotos a continuación lo bien que se las arregló cuando salió a las 9 de anoche a recoger nuestra cena para llevar. La temperatura había bajado a un Ártico 16C (61F). Y pensar que creció en Dakota del Sur con dos abuelos noruegos (y una fuerte dosis de vikingo).

Mientras tanto, yo estaba fuera de casa por la tarde con una camisa de manga corta y me reuní para dar un paseo por las ruinas romanas cercanas con Pedro, Kathleen, Luke y Beckett. Eso fue suficiente para calentar incluso los días más fríos (que el jueves no lo fue).

At the moment the below photo was taken.
Por el momento se hizo la foto de abajo.
On our terrace.
En nuestra terraza.