Santa Fe Pionono

La versión en español está después de la versión en inglés.

JESICA AND I MET FOR another English session Tuesday morning. It was the highlight of my day. Well, that and the fact that she and Sergio (her husband, click here) were just in Granada and brought us a treat.

I regularly share photos of my shots (chupitos) of Pionono, a liqueur served at Mesón Salvador (that tastes like Bailey’s Irish Cream… only better). Pionono is made in the town of Santa Fe outside the city of Granada and, although Granada is less than two hours away, Pionono isn’t sold in liquor stores here. Mesón Salvador special orders it. The liqueur is based on a Santa Fe specialty pastry of the same name (that’s also not available down here).

Sergio knows how much we love Pionono, the liqueur, and being from Granada himself, he knows all about the pastry. So that’s what they brought us. I had it once before when we visited Granada with our friend Judyshannon (click here) but never an entire package. I’m in hog heaven! When I told Jesica the gift wasn’t necessary, she replied: “Gifts aren’t supposed to be necessary.”

Before we get to the Pionono, however, check out some local color.

.

JESICA Y YO NO REUNIMOS para otra sesión de inglés el martes por la mañana. Fue lo más destacado de mi día. Bueno, eso y el hecho de que ella y Sergio (su marido, haz clic aquí) estaban en Granada y nos trajeron un regalo.

Comparto regularmente fotos de mis chupitos de Pionono, un licor que se sirve en el Mesón Salvador (que sabe a Bailey’s Irish Cream … solo que mejor). Pionono se elabora en el pueblo de Santa Fe de las afueras de la ciudad de Granada y, aunque Granada está a menos de dos horas, no se vende Pionono en licorerías aquí. Mesón Salvador lo encarga. El licor se basa en una especialidad granadina (de Santa Fe) del mismo nombre, y que tampoco está disponible aquí). Es una capa de masa enrollada en un cilindro, empapada con diferentes tipos de almíbar y cubierta con crema tostada.

Sergio sabe lo mucho que nos gusta Pionono, el licor, y siendo él mismo granadino, lo sabe todo sobre la repostería. Así que eso es lo que nos trajeron. Lo tuve una vez antes cuando visitamos Granada con nuestra amiga Judyshannon (haz clic aquí) pero nunca un paquete completo. ¡Estoy en el paraíso de los cerdos! Cuando le dije a Jessica que el regalo no era necesario, ella respondió: “Se supone que los regalos no son necesarios”.

Sin embargo, antes de llegar al Pionono, echa un vistazo a algunos colores locales.

A mother and son out for their daily stroll.
Una madre y su hijo en su paseo diario.
On a Tuesday afternoon in October social distancing is not a problem on the beach.
Un martes por la tarde de octubre el distanciamiento social no es un problema en la playa.
• I wanted to get a shot of the empty Paseo in the foreground, but then some guy got in the way and ruined it. On closer inspection, I decided he didn’t really ruin the shot.
Quería hacer una foto del Paseo vacío en primer plano, pero luego un tipo se interpuso y la arruinó. Tras una inspección más cercana, decidí que realmente no arruinó la foto.
I guess he’s one of those aliens who doesn’t breath through his nose. (The jerk!)
Supongo que es uno de esos extranjeros (extraterrestres) que no respira por la nariz. (¡El patán!)
• An unflattering photo of a beautiful Jesica, but she’s holding a box of piononos! (She’s wearing a sweater on a chilly autumn day; only 70°F (21C).
• Una foto poco halagadora de una hermosa Jesica, ¡pero ella sostiene una caja de piononos! (Lleva un suéter en un frío día de otoño; solo 21°C (70F).

Let them eat cake! / ¡Que coman pasteles!

La versión en español está después de la versión en inglés.

NO MORE TECHNICAL REPORTS. MY computer is fine (today at least). It would appear to some that I’m a genius. To others, not so much. Maybe it was because I passed by the Virgin of Carmen yesterday before lunch. She is after all the patron saint of seafarers. And when it comes to solving technical problems, I am often at sea.

We had a perfect evening at Mesón Salvador. I had cravings for two of their dishes. So we three shared a plate of fried camembert with blueberry jam (I had most of it) and I then ordered a revuelto (a Spanish scramble of sorts, only better). They satisfied my cravings and exceeded my expectations.

I wasn’t pleased with Lulu and San Geraldo when they both declined coffee and dessert. However, I thanked San Geraldo on the way home because I realised I would have regretted it. Besides, SG sliced me a piece of apple cake after breakfast this morning. (Click here for the recipe.)

Remember how I said three weeks ago I needed to lose 4 pounds (1.8 kilos), and then last week I needed to lose 6.2 pounds (2.8 kilos)? Well, I lost those additional 2.2 pounds (1 kilo) this week. So I’m back to wanting to lose only the original 4 (1.8), and then my size 32s (42s Spain) won’t be so snug. Let them eat cake! (Well, let me eat cake!)

.

NO MÁS INFORMES TÉCNICOS. MI computadora está bien (al menos hoy). A algunos les parecería que soy un genio. Para otros, no tanto. Quizás fue porque pasé por la Virgen del Carmen ayer antes del almuerzo. Después de todo, es la santa patrona de la gente de mar. Y cuando se trata de resolver problemas técnicos, a menudo estoy en el mar (estoy confundido).

Pasamos una velada perfecta en Mesón Salvador. Tenía antojos por dos de sus platos. Así que los tres compartimos un plato de camembert frito con mermelada de arándanos (yo tenía la mayor parte) y luego pedí un revuelto (una especie de revuelto español, solo que mejor). Satisfacen mis antojos y superan mis expectativas.

No me complacieron Lulu y San Geraldo cuando ambos rechazaron el café y el postre. Sin embargo, le agradecí a San Geraldo de camino a casa porque me di cuenta de que me habría arrepentido. Además, SG me ha cortado un trozo de tarta de manzana después del desayuno esta mañana. (Haz clic aquí para la receta.)

¿Recuerdas que hace tres semanas dije que necesitaba perder 1,8 kilos (4 libras) y luego la semana pasada necesitaba perder 2,8 kilos (6,2 libras)? Bueno, perdí eso kilo adicional (2,2 libras) esta semana. Así que he vuelto a querer perder solo los 1,8 (4) originales, y luego mi talla 32 (42 España) no será tan ajustada. ¡Déjalos comer pastel! (¡Bueno, déjame comer pastel!)

I didn’t even have to leave flowers, or genuflect (which many people do as they pass).
Ni siquiera tuve que dejar flores o hacer una genuflexión (lo que muchas personas hacen cuando pasan).
Fried camembert with blueberry jam.
Queso frito con mermelada de arándanos.
Sergio makes everything taste better — although he could have given us a free refill on the camembert; we hadn’t used up the jam. Still, one of the most exceptional people.
Sergio hace que todo sepa mejor — aunque podría habernos dado una recarga gratis en el camembert; no habíamos agotado la mermelada. Aún así, es una de las personas más excepcionales que tenemos la suerte de conocer.
My revuelto of the house.
Mi revuelto de mesón.
San Geraldo’s swordfish. Lulu had the grilled salmon San Geraldo had last week (see yesterday’s post).
Pez espada de San Geraldo. Lulu comió el salmón a la parrilla que San Geraldo comió la semana pasada (ver la entrada de ayer).
Pionono.
Dessert after breakfast.
Postre después de desayuno.

I’ll have another / Tendré otro

La versión en español está después de la versió en inglés.

SAN GERALDO AND I WERE lazy last night. He didn’t feel like cooking and I didn’t feel like washing up after. So, we went to Mesón Salvador for dinner. Our second home.

San Geraldo had ribs again. They’re always good but, you know how sometimes even your favourite thing tastes better than usual? That’s how the ribs were for him last week. And they didn’t disappoint this week. For some reason, he keeps ordering chips (French fries) instead of vegetables, even though he can’t finish the chips. I had pluma Iberica, a pork end loin from those acorn-fed black Iberico pigs.

The Cuñados were on duty last night. Sergio and David (Bar David as opposed to Chef David) are married to sisters. Cuñado means brother-in-law. I think I’ve explained before that when David joined the team, he and Sergio already called each other Cuñado, so the entire staff picked up on it as a way of not confusing the two Davids.

However, this is Andalusia with it’s own take on Spanish. One afternoon I said good-bye to Cuñado and Sergio corrected my pronunciation. In Andalusian Spanish, which I should make clear is not proper Spanish, the “d” is dropped and the word sounds like “cuñOW-oh.”

When San Geraldo was taking classes locally, his teacher would teach a word, write it on the white board, and then cross out the letters that would not be pronounced if you spoke Andalusian. After a bit of practice, I can now perfectly pronounce cuñado, I mean cuñowoh, like a local.

SG and I ordered our new favourite fried cod as a starter. I (we) need to learn that if we’re going to have a fried cod starter, we need to order a lighter main course. We need to learn, but we don’t seem to learn. So there was no room for dessert or coffee.

But Sergio wouldn’t let us leave right away. Cuñado was making special chupitos for us — without alcohol for SG. They were exquisite to look at and exquisitely delicious. I have no idea what was in them, but I want another. I’ll ask Cuñado for the ingredients the next time I’m there.

We were so overstuffed last night that neither of us slept much. We’ll have to have a siesta before we meet Tynan, Elena, and family for pizza tonight.

I FORGOT TO MENTION, Sergio saved two tables for us, so we could sit side-by-side facing out, our preferred seating during the pandemic. We thanked him and he said, in English, “For you, I go all the way.” When we laughed and told him what that meant, he didn’t take it back. Ah, Sergio. As I said, I’ll have another. (But don’t tell his wife.)

.

SAN GERALDO Y YO FUÍMOS vagos anoche. Él no tenía ganas de cocinar y yo no tenía ganas de lavar después. Entonces, fuimos a cenar al Mesón Salvador. Nuestro segundo hogar.

San Geraldo volvió a tener costillas. Siempre son buenos pero, ¿sabes cómo a veces incluso tu cosa favorita sabe mejor de lo habitual? Así le quedaron las costillas la semana pasada. Y no decepcionaron esta semana. Por alguna razón, sigue pidiendo patatas fritas (patatas fritas) en lugar de verduras, aunque no se las puede acabar. Tomé pluma ibérica, un lomo de cerdo de esos cerdos ibéricos negros alimentados con bellota. Los Cuñados estaban de servicio anoche. Sergio y David (Bar David a diferencia del Chef David) están casados ​​con hermanas. Creo que he explicado antes que cuando David se unió al equipo, él y Sergio ya se llamaban Cuñado, por lo que todo el personal lo entendió como una forma de no confundir a los dos David.

Sin embargo, esto es Andalucía con su propia versión del español. Una tarde me despedí de Cuñado y Sergio corrigió mi pronunciación. En el español andaluz, que debo aclarar que no es el español correcto, se quita la “d” y la palabra suena como “cuñOW-oh”.

Cuando San Geraldo estaba tomando clases, la maestra le enseñaba una palabra, la escribía en la pizarra, y luego tachaba las letras que no se pronunciarían si hablara andaluz. Con un poco de práctica, ahora puedo pronunciar perfectamente cuñado — perdón, cuñowoh — como un local.

SG y yo pedimos nuestro nuevo favorito, bacalao frito, como entrante. Tenemos que aprender que si vamos a tener un entrante de bacalao frito, tenemos que pedir un plato principal más ligero. Necesitamos aprender, pero parece que no aprendemos. Así que no había lugar para el postre ni para el café.

Pero Sergio no nos dejó irnos enseguida. Cuñado estaba haciendo chupitos especiales para nosotros, sin alcohol para SG. Eran exquisitos a la vista y exquisitamente deliciosos. No tengo idea de lo que había en ellos, pero quiero otro. Le pediré a Cuñado los ingredientes la próxima vez que esté allí.

Estábamos tan abarrotados anoche que ninguno de los dos durmió mucho. Tendremos que echar una siesta antes de encontrarnos con Tynan, Elena y su familia para comer pizza esta noche.

ME OLVIDÉ DE MENCIONAR, Sergio nos reservó dos mesas para que pudiéramos sentarnos uno al lado del otro, mirando hacia afuera, nuestro asiento preferido durante la pandemia. Le agradecimos y dijo, en inglés: “For you, I go all the way” y eso, en esencia, significa “tendré sexo contigo” o “recorre todo el camino”. Cuando nos reímos y le dijimos lo que eso significaba, no se echó atrás. Ah, Sergio. Como dije, tendré otro. (Pero no se lo digas a su esposa).

Sergio brought me his favourite beer — because he and the beer are from Granada. It was as good as Sergio.
Sergio me trajo su cerveza favorita, porque él y la cerveza son de Granada. Fue tan bueno como Sergio.
It wasn’t easy to separate Sergio from the bottle.
No fue fácil separar a Sergio de la botella.
A different kind of olives this week. Unlike last week’s, these didn’t smell like rosemary. They smelled like olives and they were incredibly good. However, I had to move the bowl far away from San Geraldo’s sniffer.
Un tipo diferente de aceitunas esta semana. A diferencia de los de la semana pasada, estos no olían a romero. Olían a aceitunas y estaban increíblemente buenas. Sin embargo, tuve que alejar el cuenco de la naríz de San Geraldo.
The brothers-in-law in the background.
Los cuñados en el fondo.
CuñOWoh

.

A shot of rice pudding / Un chupito de arroz con leche

La versión en español está después de la versión en inglés.

LAST NIGHT AT 9, WE met Tynan and Elena at Mesón Salvador. I’m sorry I didn’t get photos of the laughter, silliness, and story telling. I did manage to grab two poor shots of Sergio as he paused at our table. He offered his elbow to the camera for some safe … affection.

Lolo and Cuñado were there as well to make us all happy (clearly that’s the only reason they work). Cuñado means brother-in-law. His real name is David and he’s Sergio’s brother-in-law. But Chef David is in the kitchen, so everyone, not just Sergio, calls him Cuñado to avoid confusion.

At the end of the evening, Sergio brought us chupitos (after dinner drinks) that looked like nothing more than shots of milk. And when we told him so, he said that’s what they were, but insisted we drink them because milk was good for digestion. We figured he was up to something, so we took a sip. It reminded us all of something (not milk so much) but we couldn’t place it. Cinnamon and spice… Delicious. He made us take a few guesses and then told us: Rice pudding liqueur. So good that it tasted like more.

I would have had dessert and coffee but no one would join me and I wasn’t going to do it alone — despite the fact that San Geraldo still hasn’t baked that chocolate cake (today, he says). Elena and Tynan both had to get up for work and, besides, I had to phone the Kid Brother.

I arrived home at the scheduled time and his roommate Chris answered after nine rings. He had been dozing in front of the television. The Kid Brother was right there. I asked, “Were you dozing, too?” “No, I’m awake!” “Well, then why’d you make Chris get up to answer the phone?” “He can do it.” Oh, that explains it.

I forgot to ask the Kid Brother if he received any mail. My friend Susan and I both send him a card or letter regularly. Before we hung up, he said, “I got a second letter from her.”

I didn’t know what he was talking about. I thought there were some official letters going to him. “A letter?” I asked.

“Yeah. It’s the second one.”

“From who?”

“You know who!” (The Kid Brother doesn’t say proper names.)

“Oh, wait. From Susan?!?”

“That’s right!”

“Oh, that’s great. She’ll be so happy to know another one finally got there.”

“Tell her to send a picture.”

“A picture? Oh, because it was a letter and not a postcard?”

“That’s right. But it’s OK.”

“Well, you know she had it custom printed with your name.”

“I know. It’s not easy to read.”

“Her handwriting?”

“It’s OK. And it’s apartment 2E!”

“Oh, no. Did she write the wrong apartment?”

“No.”

“Well, what did she write?”

“2E.”

“So, then the address and apartment number were correct?”

“Yeah!”

As always, it was clear as mud.

.

LA NOCHE PASADA A LAS 9, conocimos a Tynan y Elena en Mesón Salvador. Lo siento, no obtuve fotos de la risa, la tontería, y la narración de historias. Me las arreglé para tomar dos fotos pobres de Sergio mientras se detenía en nuestra mesa. Le ofreció su codo a la cámara por algo seguro … afecto.

Lolo y Cuñado también estuvieron allí para hacernos felices a todos (claramente esa es la única razón por la que trabajan). El verdadero nombre de Cuñado es David y es cuñado de Sergio. Pero el chef David está en la cocina, por lo que todos, no solo Sergio, lo llaman Cuñado para evitar confusiones.

Sergio nos trajo chupitos que no parecían más que tragos de leche. Y cuando se lo dijimos, dijo que eso era lo que eran, pero insistió en que los bebiéramos porque la leche era buena para la digestión. Supusimos que estaba haciendo algo, así que tomamos un sorbo. Nos recordó a todos algo (no tanta leche) pero no pudimos ubicarlo. Canela y especias … Delicioso. Nos hizo hacer algunas conjeturas y luego nos dijo: licor de arroz con leche. Tan bueno que sabía a más.

Yo habría tomado postre y café, pero nadie se uniría a mí y no iba a hacerlo solo, a pesar de que San Geraldo todavía no ha horneado esa tarta de chocolate (hoy, él dice). Elena y Tynan tuvieron que levantarse para trabajar y, además, tuve que llamar a El Hermanito.

Llegué a casa a la hora programada y su compañero de cuarto Chris respondió después de nueve timbres. Había estado dormitando frente a la televisión. El Hermanito estaba cerca. Le pregunté: “¿También dormitabas?” “¡No, estoy despierto!” “Bueno, entonces ¿por qué hiciste que Chris se levantara para contestar el teléfono?” “Él puede hacerlo.” Oh, eso lo explica.

Olvidé preguntarle al Kid Brother si recibió algún correo. Mi amiga Susan y yo le enviamos una tarjeta o carta regularmente. Antes de colgar, “Recibí una segunda carta de ella”.

No sabía de qué estaba hablando. Pensé que le iban a enviar algunas cartas oficiales. “¿Una carta?” Yo pregunté.

“Si. Es el segundo”.

“¿De quien?”

“¡Sabes quién!” (El Kid Brother no dice nombres propios).

“Oh, espera. ¿De Susan?”

“¡Así es!”

“Oh eso es genial. Ella estará muy feliz de saber que finalmente otro llegó”.

“Dile que envíe una foto”.

“¿Una foto? ¿Oh, porque era una carta y no una postal?”

“Así es. Pero está bien.”

“Bueno, sabes que ella lo imprimió con tu nombre”.

“Lo sé. No es fácil de leer”.

“¿Su letra?”

“Está bien. ¡Y es el apartamento 2E!”

“Oh no. ¿Escribió ella el apartamento equivocado?”

“No.”

“¿Qué escribió ella?”

“2E”.

“Entonces, ¿la dirección y el número de apartamento eran correctos?”

“¡Si!”

Como siempre, estaba claro como el barro.

SG’s avocado and shrimp.
Aguacate y gambas de SG.
My salmon rose.
Mi rosa de salmon.
Elena’s boquerones (white anchovies).
Tynan’s flamenquín.
SG and I shared a plate of fried cod.
SG y yo compartimos un plato de bacalao frito.

Lockdown Day 81: Mesón Salvador and a Smurf / Encierro Día 81: Mesón Salvador y un Pitufo

La versión español está después de la versión inglés.

MESÓN SALVADOR OPENED ITS DOORS again this week. We’ve been back for our morning coffee and have enjoyed the company of José, Evie, and Sergio.

We haven’t yet gone for dinner; we’re still not quite relaxed sharing our space with others. But Mesón Salvador is doing everything right, so we’ll enjoy a meal again soon, when we’ll get to see some of the other family we haven’t seen since early March. It’s like being home… except I don’t have to wash the dishes.

I’ve been enjoying a second breakfast: a pitufo (smallish tostada/sandwich) of Serrano ham, manchego cheese, olive oil, and tomato puree, on fresh whole-grain bread). Exquisite. You might remember pitufo is also the Spanish word for Smurf and I can often be seen in winter with Papa Smurf (see the winter photos at the bottom of the page and, also, click here).

.

MESÓN SALVADOR ABRE LAS PUERTAS nuevamente esta semana. Regresamos a tomar el café de la mañana y disfrutamos de la compañía de José, Evie, y Sergio.

Todavía no hemos ido a cenar; todavía no estamos muy relajados compartiendo nuestro espacio con otros. Pero Mesón Salvador está haciendo todo bien, por lo que pronto disfrutaremos de una comida, cuando podamos ver a algunas de los otros amigos que no hemos visto desde principios de marzo. Es como estar en casa … excepto que no tengo que lavar los platos.

He estado disfrutando de un segundo desayuno: un pitufo (tostada / sándwich pequeño) de jamón serrano, manchego, aceite de oliva y puré de tomate, en pan integral fresco). Exquisito. Quizás recuerdes, a menudo se me puede ver en invierno con Papá Pitfuo (vea las fotos de invierna al final de la pagina y, también, haz clic aquí).

Sergio.
Pitufo.