Easter Island African Elephants / Isla de Pascua Elefantes Africanos

La versión español está después de la versión inglés.

I’VE LATELY BEEN stewing about the fact that when we planned our move to Spain back in 2010, we talked about all the European travel we could easily do. It’s been nearly eight years and we’ve done very little. Two trips to the United States every year for the first six years, and now one a year to visit The Kid Brother, use up the travel budget very quickly. We used to complain about having to stay with the Dowager Duchess instead of being able to stay in the heart of the city. Now that the Dowager Duchess is gone and we do get to stay in the heart of the city, we have to pay New York City prices for a hotel. Even a crummy hotel in the Dowager Duchess’s old neighborhood costs a small fortune.

We have, however, not only been to New York but to other parts of the United States; we’ve been to London for a fun and frigid few days; to northern and southern Norway; and to many cities and white villages in Spain. I also realized that we could do a day trip every day of the year and still not experience all the wonder that’s right here. So, never mind. Today, I went for an 8-km (5-mile) walk along the coast. What I saw satisfied my wanderlust — for another day.

.

ÚLTIMAMENTE, HE ESTADO pensando en el hecho de que cuando planeamos nuestro traslado a España en 2010, hablamos de todos los viajes europeos que podríamos hacer fácilmente. Han pasado casi ocho años y hemos hecho muy poco. Dos viajes a los Estados Unidos cada año durante los primeros seis años, y ahora uno por año para visitar El Hermanito, agotan el presupuesto de viaje muy rápidamente. Solíamos quejarnos de tener que quedarnos con La Duquesa Viuda en lugar de poder quedarnos en el corazón de la ciudad. Ahora que La Duquesa Viuda ya no está y podemos quedarnos en el corazón de la ciudad, tenemos que pagar los precios de la ciudad de Nueva York por un hotel. Incluso un hotel desagradable en el antiguo barrio de la duquesa viuda cuesta una pequeña fortuna.

Sin embargo, no solo hemos estado en Nueva York sino en otras partes de los Estados Unidos; hemos estado en Londres por unos días divertidos y fríos; al norte y sur de Noruega; y a muchas ciudades y pueblos blancos de España. También me di cuenta de que podíamos hacer un viaje de un día todos los días del año y aún no experimentar todas las maravillas que hay aquí. Así que no importa. Hoy, fui a dar un paseo de 8 km (5 millas) a lo largo de la costa. Lo que vi satisfizo mi pasión por los viajes — para otro día.

I don’t really know where this guy is from. He doesn’t look like anyone from Easter Island. But he greeted me halfway up the hill.
Realmente no sé de dónde es este hombre. No se parece a nadie de la Isla de Pascua. Pero me saludó a mitad de la colina
The African elephants are outside Holiday World Resort in Benalmádena.
Los elefantes africanos están fuera de Holiday World Resort en Benalmádena.

The One-Armed Lady / La Manquita

La versión español está después de la versión inglés.

During my haphazard wanderings around Málaga yesterday afternoon, I walked by the cathedral a few times. It was built between 1528 and 1782 with a Renaissance style interior and a gothic style exterior. The odd thing about the cathedral, however, is the fact that although it has two towers, only one was ever completed.

According to a plaque at its base, the south tower was unfinished because the money was used to help the American colonies win their independence from Great Britain. It’s a nice story, but doesn’t appear to be true. According to parish records from the time, the money was more likely used to renovate a road and make improvements in a wealthy part of the city. What is true is that, as a result of its appearance, the cathedral’s nickname is “La Manquita” (The One-Armed Lady).

.

Durante mis paseos en Málaga ayer, caminé por la catedral unas cuantas veces. Fue construido entre 1528 y 1782 con un interior de estilo renacentista y un exterior de estilo gótico. Lo extraño de la catedral, sin embargo, es el hecho de que aunque tiene dos torres, solo una fue completada.

Según una placa en su base, la torre sur no estaba terminada porque el dinero se usó para ayudar a las colonias estadounidenses a obtener su independencia de Gran Bretaña. Es una buena historia, pero no parece ser verdad. Según los registros de la parroquia de la época, el dinero era más probable que se usara para renovar una carretera y hacer mejoras en una parte rica de la ciudad. Lo que sí es cierto es que, como resultado de su apariencia, el apodo de la catedral es “La Manquita.”