Talking trash / Hablar basura

La versión en español está después de la versión en inglés.

I’VE HAD A LITTLE DIP in my mood these last couple of days. No good reason — except for covid-19; the deadly fires all along the west coast of the United States; that upcoming presidential election and the damage the current Asshole in Chief has done; too many summer people still in our building; the tragic situations in dozens of other countries; and just the general state of the world.

But, other than that, what is there to be sad, depressed, or anxious about? So, never mind. Let’s talk trash. Fuengirola trash. Our clean city and it’s underground dumpster system fascinate me and fill me with pride.

Besides, we had dinner Thursday with dear friends Tynan and Elena; Friday dinner was spent with friends from Madrid, Alfonso, Cristina, and Maria; morning coffee with them three days in a row. And all at our second home, Mesón Salvador, (food pictures to come).

Red flags are flying on the beach, which means no swimming. I plan to go for a negative-energy—burning walk on the paseo this afternoon, where I’ll mutter, swear, and talk trash to my heart’s content under my mask and mirrored sunglasses.

.

HE BAJADO UN POCO MI estado de ánimo estos últimos días. No hay una buena razón, a excepción del covid-19; los incendios mortales a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos; las próximas elecciones presidenciales y el daño que el actual imbécil en jefe le ha hecho; demasiada gente de verano todavía en nuestro edificio; las trágicas situaciones en decenas de otros países; y solo el estado general del mundo.

Pero, aparte de eso, ¿por qué estar triste, deprimido, o ansioso? Entonces, no importa. Hablemos basura. Basura Fuengirola. Nuestra ciudad limpia y su sistema de basurero subterráneo me fascina y me llena de orgullo.

Además, cenamos el jueves con los queridos amigos Tynan y Elena; la cena del viernes se pasó con los amigos de Madrid, Alfonso, Cristina, y María; café de la mañana con ellos tres días seguidos. Y todo en nuestra segunda casa, Mesón Salvador, (fotos de comida por venir).

Hay banderas rojas en la playa, lo que significa que no se puede nadar. Planeo dar un paseo ardiente por energías negativas en el paseo esta tarde, donde murmuraré, maldeciré y hablaré basura debajo de mi mascarilla y gafas de sol espejadas.

.

Local character and a local character.
Carácter local y un carácter local.

.

The papers and the trash / Los periodicos y la basura

La versión en español está después de la versión en inglés.

THE EXCITEMENT OF MY DAY yesterday — other than every moment I spent with San Geraldo and the cats — was when I went downstairs in the evening to take out some trash and recycling. I arrived just in time to see the truck empty the cardboard and paper dumpster (after I added my stack). And you, lucky souls, get to see the video. Our bins are a different construction from the ones I shared in the video from July (click here), which makes it even more exciting for you.

Right after I got back upstairs Monday morning, I received a text from Kathleen that they had just arrived at the beach. So, I went back down to say a quick “hi.” I was greeted warmly by all… except Beckett. He doesn’t know quite what to make of me (even without the mask and sunglasses). If looks could kill.

I forgot to call The Kid Brother last night. I kept thinking it was Monday. It was after midnight when I remembered. And, although it’s six hours earlier there,that’s too late to call. If I catch him when he’s about to take his shower “At 6:15, ya know!” I’m in even bigger trouble than if I call a day or two late. He works today, so I have to be really careful about my timing. If I call too early, he won’t be home and if I call just as he walks in the door… Well, I’ve done that and, believe me, I don’t want to do it again. I really should take up yoga. I see a lot of seemingly serene people on the beach at sunrise.

.

LA EMOCIÓN DE MI DÍA ayer, aparte de cada momento que pasé con San Geraldo y los gatos, fue cuando bajé las escaleras por la noche para sacar algo de basura y reciclar. Llegué justo a tiempo para ver el camión vaciar el contenedor de cartón y papel (después de agregar mi pila). Y vosotros, almas afortunadas, podéis ver el video. Nuestros contenedores son una construcción diferente a los que compartí en el video del julio (haz clic aquí), lo que lo hace aún más emocionante para vosotros.

Inmediatamente después de subir las escaleras el lunes por la mañana, recibí un mensaje de texto de Kathleen que acababan de llegar a la playa. Entonces, volví a bajar para decir un rápido “hola”. Todos me saludaron calurosamente … excepto Beckett. No sabe muy bien qué pensar de mí (incluso sin la mascarilla y las gafas de sol). Si las miradas mataran.

Olvidé llamar a El Hermanito anoche. Seguí pensando que era lunes. Era pasada la medianoche cuando me acordé. Y, aunque son seis horas antes, es demasiado tarde para llamar. Si lo atrapo cuando está a punto de ducharse “¡A las 6:15, ya sabes!” es un problema aún mayor que si llamo uno o dos días tarde. Él trabaja hoy, así que tengo que tener mucho cuidado con mi tiempo. Si llamo demasiado temprano, no estará en casa y si llamo justo cuando entra por la puerta … Bueno, lo he hecho y, créanme, no quiero volver a hacerlo. Realmente debería empezar a practicar yoga. Veo mucha gente aparentemente serena en la playa al amanecer.

.

Sanitation engineering / Ingeniería de saneamiento

La versión en español está después de la versión en inglés.

I TOOK A LONG WALK around the center of town yesterday afternoon. There wasn’t much going on. A warm weekday afternoon in summer, during siesta, is not the most exciting time. Siesta can start as early as 1:30 and end as late as 5:30 (more or less). Most shops are closed. And in the city center, even many cafés and restaurants are closed.

I did, however, get to watch the trash get emptied in our neighborhood before continuing on my trek. That never gets dull.

The Kid Brother was an absolute pleasure when we spoke Tuesday night. Two weeks in a row. We did two Abbott and Costello routines and I even had to sing “If I Were King of the Forest” from the Wizard of Oz. The Kid Brother contributed to my performance (to get me started) by delivering the line, “You’re not afraid of nuffin’?!?” followed by the line, “Supposin’ you met a elephant?!?”

The other afternoon, when I returned home from coffee with our friend Miguel, our stairway was filled with the aroma of chocolate baking. The fragrance was so strong at the floor below ours I thought, “Brownies!” But, when I reached our floor, the scent of chocolate lessened. I told San Geraldo it smelled so good I had thought he was baking brownies. Later that day he did. And that’s another reason why I call him San Geraldo.

.

AYER POR LA TARDE DI una larga caminata por el centro de la ciudad. No pasaba mucho. Una cálida tarde de lunes a viernes en verano, durante la siesta, no es el momento más emocionante. Siesta puede comenzar tan temprano como 1:30 y terminar tan tarde como 5:30 (más o menos). La mayoría de las tiendas están cerradas. Y en el centro de la ciudad, incluso muchos cafés y restaurantes están cerrados.

Sin embargo, pude ver cómo se vaciaba la basura en nuestro vecindario antes de continuar mi caminata. Eso nunca se vuelve aburrido.

El Hermanito fue un placer absoluto cuando hablamos el martes por la noche. Dos semanas seguidas. Hicimos dos rutinas de Abbott y Costello e incluso tuve que cantar “If I Were King of the Forest” (“Si Yo Fue el Rey de Bosque”) de “El Mago de Oz.” El Hermanito contribuyó a mi actuación (para que empezara) al pronunciar la frase: “¿No tienes miedo de nada?“ seguido por la línea, “¿Suponiendo que te encontraste con un elefante?”

La otra tarde, cuando regresé a casa del café con nuestro amigo Miguel, nuestra escalera estaba llena del aroma del chocolate horneado. La fragancia era tan fuerte en el piso debajo del nuestro que pensé: “¡Brownies!” Pero, cuando llegué a nuestro piso, el aroma del chocolate disminuyó. Le dije a San Geraldo que olía tan bien que pensé que estaba horneando brownies. Más tarde ese día lo hizo. Y esa es otra razón por la que lo llamo San Geraldo.

Plaza de la Constitución, Church of the Rosary, and the fountain called “Monument to the Three Generations.”
Plaza de la Constitución, Iglesia del Rosario y la fuente llamada “Monumento a las Tres Generaciones”.
The sign was erected in 2016 to commemorate Fuengirola’s 175th anniversary as an independent city. This is what the same street looked like 120 years ago.
El letrero fue erigido en 2016 para conmemorar el 175 aniversario de Fuengirola como ciudad independiente. Así era la misma calle hace 120 años.
Plumeria (aka frangiapani).
Plumeria (también conocido como frangiapani).
Fuengirola bus “station.” There’s no station, only a ticket window. The plaza and pavement are often filled with people and the street clogged with buses. If you want to continue southwest to Marbella, this is where to catch the bus (25 minutes by car, an hour and a half by bus).
“Estación” de autobuses de Fuengirola. No hay estación, solo una ventanilla. La plaza y el pavimento a menudo están llenos de gente y la calle está atascada de autobuses. Si desea continuar hacia el suroeste hasta Marbella, aquí es donde tomar el autobús (25 minutos en coche, una hora y media en autobús).
Avenida de Mijas. The entrance makes it look like an elegant shopping street. It’s not.
Avenida de Mijas. La entrada hace que parezca una elegante calle comercial. No es.
One of a few cafés open in the center of town during siesta. Along the beach, most places remain open all day.
Uno de los pocos cafés abre en el centro de la ciudad durante la siesta. A lo largo de la playa, la mayoría de los lugares permanecen abiertos todo el día.
Mostly closed.
Mayormente cerrado.
On the Paseo across from the beach. Closed for good. Not an uncommon sight around town.
En el Paseo frente a la playa. Cerrado para siempre. No es una vista poco común en la ciudad..

.

.

I’m the one with the red bow in his hair.
Yo soy el que tiene el lazo rojo en el pelo.

Lockdown Day 15: What is Missed / Encierro Día 15: Lo Que Se Pierde

La versión español está después de la versión inglés.

THANK YOU ALL for your kind comments and helpful warnings (like, “take the elevator”). My ankle is significantly better today. I spent almost the entire day Saturday in bed with my foot elevated. Dudo was happy. I arose to be served lunch and dinner by San Geraldo while I elevated my foot on the divan. He even washed dishes. What a guy.

Today, although my ankle is still a bit swollen, I can walk on it without much of a hitch in my giddyup. I don’t plan to push my luck nor do I want to aggravate the injury, but the sun is shining, so I do plan to make at least one trip outside with recycling. Only the light bags. And with one hand free to hold the handrails.

I’ve found some photos from past years that I’ll share today to remind us all of what we’re missing during lockdown. Some you may have seen, some will be new to all of you. Thanks again and don’t forget to click the images — and watch your step.

.

GRACIAS A TODOS por sus amables comentarios y advertencias útiles (como “usar el ascensor”). Mi tobillo está significativamente mejor hoy. Pasé casi todo el día el sábado en la cama con el pie elevado. Dudo estaba feliz. Me levanté para que San Geraldo me sirviera el almuerzo y la cena mientras levantaba el pie en el diván. Incluso lavó los platos. Qué hombre.

Hoy, aunque mi tobillo todavía está un poco hinchado, puedo caminar sin mucho problema en mi paso. No planeo forzar mi suerte ni quiero agravar la lesión, pero el sol está brillando, así que planeo hacer al menos un viaje afuera con reciclaje. Solo las bolsas ligeras. Y con una mano libre para sujetar los pasamanos.

He encontrado algunas fotos de años pasados que compartiré hoy para recordarnos todo lo que nos falta durante el cierre. Algunos pueden haber visto, algunos serán nuevos para todos ustedes. Gracias de nuevo y no olvides hacer clic en las imágenes — y mira tus pasos.

Lockdown Day 14: Last Step is a Doozy / Encierro Día 14: Ultimo Paso es un Problema

La versión español está después de la versión inglés.

MY FRIEND NATALIE (of Bee Meadow Farm) recently shared some good advice passed down by a nurse for how to stay out of the ER during the covid-19 crisis. One recommendation: “If your to-do list task requires a ladder. Skip it.” I wish Natalie had mentioned stairs.

I carried a huge bag of cat litter down to the trash before lunch Friday. With the addition of some other trash I’d guess the unwieldy bag weighed about 30 pounds (13 kilos). For me, it was a great opportunity for a brief workout, so I took the stairs.

Since the bag was so large, I couldn’t easily see my feet, so I stopped as I neared each and every landing and peered to the side to make sure I didn’t miss that final step. Well, each and every landing until I reached the lobby. There, I forgot to look and missed the final step to the lobby floor. My foot hit the edge of the step and made a sharp twist in a direction it shouldn’t really twist. I thought, ‘Oh, shit! I broke my ankle!’ (Don’t worry, I’m fine.)

It’s amazing how many thoughts can quickly fly through your head in moments like these. My immediate thought was, ‘I’m going to the ER, Natalie!’ I thought about how much it hurt. And the fact that I was flying through the air with an unstable bag of cat litter in my arms. And that the effects of the marble floor might end up being worse than the broken ankle.

However, thanks to the cat litter, as and far as I can remember, the only part of me that came in hard contact with the floor was my left knee and shin, which are bruised. My head missed by inches crashing mid-air into the large, square support column just past the bottom of the stairs. After some moments on the floor wondering if I would be able to get up, I wiggled my toes and moved my foot a bit and realized my ankle was obviously not broken. I didn’t have to go to the ER. Oh, and since this was one of the first questions San Geraldo asked when I hobbled backed upstairs (using the elevator): The bag did not break!

It took a bag of frozen, “very tender baby peas,” being waited on by SG as I lounged on the divan (aka the swooning sofa) over lunch, 1,000 mg of Paracetamol, and four hours knocked out in bed (I’m a lightweight) with my foot elevated to appreciate that it’s not a bad sprain. More paracetamol and my leg propped up on a folded-up comforter helped me make it through the night and left me with a paracetamol hangover. It’s still a bit swollen but it doesn’t hurt all that much. My left side is kind of sore, so I guess I’m not clear on precisely how I landed. And now, every time I take out the trash I’m going to hear, “Be careful now.” (Just like I hear every time I pick up a sharp object… like a knife. I’m a danger to myself.)

.

MI AMIGA NATALIE (de Bee Meadow Farm) recientemente compartió algunos buenos consejos transmitidos por una enfermera sobre cómo mantenerse fuera de la sala de emergencias durante la crisis de covid-19. Una recomendación: “Si su tarea de lista de tareas requiere una escalera. Saltarlo.” Ojalá hubiera mencionado las escaleras.

Llevé una enorme bolsa de arena para gatos a la basura antes del almuerzo el viernes. Con la adición de alguna otra basura, supongo que la bolsa difícil de manejar pesaba alrededor de 13 kilos (30 libras). Para mí, fue una gran oportunidad para un breve entrenamiento, así que subí las escaleras.

Como la bolsa era tan grande, no podía ver fácilmente mis pies, así que me detuve al acercarme a cada rellano y me asomé a un lado para asegurarme de no perder ese último paso. Bueno, todos y cada uno de los rellanos hasta que llegué al vestíbulo. Allí, olvidé mirar y perdí el último paso hacia el piso del vestíbulo. Mi pie golpeó el borde del escalón e hizo un giro brusco en una dirección que realmente no debería girar. Pensé, ‘¡Oh, mierda! ¡Me rompí el tobillo!’ (No te preocupes, estoy bien).

Es sorprendente cuántos pensamientos pueden volar rápidamente por tu cabeza en momentos como estos. Mi siguiente pensamiento fue: “Voy a la sala de emergencias, Natalie”. Pensé en cuánto me dolía. Y el hecho de que estaba volando por el aire con una bolsa inestable de arena para gatos en mis brazos. Y que los efectos del piso de mármol podrían terminar siendo peores que el tobillo roto.

Sin embargo, gracias a la arena para gatos, por lo que puedo recordar, la única parte de mí que entró en contacto con el piso fue mi rodilla y espinilla izquierdas, que están magulladas. Mi cabeza erró por centímetros al estrellarse en el aire en la gran columna de soporte cuadrada justo al final de la escalera. Después de algunos momentos en el piso preguntándome si sería capaz de levantarme, moví los dedos del pie y moví un poco el pie y me di cuenta de que mi tobillo obviamente no estaba roto. No tuve que ir a la sala de emergencias. Ah, y como esta fue una de las primeras preguntas que hizo San Geraldo cuando cojeé, retrocedí escaleras arriba (usando el elevador): ¡La bolsa no se rompió!

Tomó una bolsa de “muy tiernos baby peas” congelados, mientras SG me esperaba mientras descansaba en el diván (también conocido como el sofá desmayado) durante el almuerzo, 1.000 mg de paracetamol, y cuatro horas noqueado en la cama (estoy un peso ligero) con el pie elevado para apreciar que no es un esguince malo. Más paracetamol y mi pierna apoyada en un edredón doblado me ayudaron a pasar la noche y me dejaron con una resaca de paracetamol. Todavía está un poco hinchado, pero no duele tanto. Mi lado izquierdo está un poco adolorido, así que supongo que no tengo claro exactamente cómo aterricé. Y ahora, cada vez que saque la basura, voy a escuchar: “Ten cuidado ahora”. (Tal como escucho cada vez que levanto un objeto afilado … como un cuchillo. Soy un peligro para mí mismo).