Lockdown Day 15: What is Missed / Encierro Día 15: Lo Que Se Pierde

La versión español está después de la versión inglés.

THANK YOU ALL for your kind comments and helpful warnings (like, “take the elevator”). My ankle is significantly better today. I spent almost the entire day Saturday in bed with my foot elevated. Dudo was happy. I arose to be served lunch and dinner by San Geraldo while I elevated my foot on the divan. He even washed dishes. What a guy.

Today, although my ankle is still a bit swollen, I can walk on it without much of a hitch in my giddyup. I don’t plan to push my luck nor do I want to aggravate the injury, but the sun is shining, so I do plan to make at least one trip outside with recycling. Only the light bags. And with one hand free to hold the handrails.

I’ve found some photos from past years that I’ll share today to remind us all of what we’re missing during lockdown. Some you may have seen, some will be new to all of you. Thanks again and don’t forget to click the images — and watch your step.

.

GRACIAS A TODOS por sus amables comentarios y advertencias útiles (como “usar el ascensor”). Mi tobillo está significativamente mejor hoy. Pasé casi todo el día el sábado en la cama con el pie elevado. Dudo estaba feliz. Me levanté para que San Geraldo me sirviera el almuerzo y la cena mientras levantaba el pie en el diván. Incluso lavó los platos. Qué hombre.

Hoy, aunque mi tobillo todavía está un poco hinchado, puedo caminar sin mucho problema en mi paso. No planeo forzar mi suerte ni quiero agravar la lesión, pero el sol está brillando, así que planeo hacer al menos un viaje afuera con reciclaje. Solo las bolsas ligeras. Y con una mano libre para sujetar los pasamanos.

He encontrado algunas fotos de años pasados que compartiré hoy para recordarnos todo lo que nos falta durante el cierre. Algunos pueden haber visto, algunos serán nuevos para todos ustedes. Gracias de nuevo y no olvides hacer clic en las imágenes — y mira tus pasos.

Lockdown Day 14: Last Step is a Doozy / Encierro Día 14: Ultimo Paso es un Problema

La versión español está después de la versión inglés.

MY FRIEND NATALIE (of Bee Meadow Farm) recently shared some good advice passed down by a nurse for how to stay out of the ER during the covid-19 crisis. One recommendation: “If your to-do list task requires a ladder. Skip it.” I wish Natalie had mentioned stairs.

I carried a huge bag of cat litter down to the trash before lunch Friday. With the addition of some other trash I’d guess the unwieldy bag weighed about 30 pounds (13 kilos). For me, it was a great opportunity for a brief workout, so I took the stairs.

Since the bag was so large, I couldn’t easily see my feet, so I stopped as I neared each and every landing and peered to the side to make sure I didn’t miss that final step. Well, each and every landing until I reached the lobby. There, I forgot to look and missed the final step to the lobby floor. My foot hit the edge of the step and made a sharp twist in a direction it shouldn’t really twist. I thought, ‘Oh, shit! I broke my ankle!’ (Don’t worry, I’m fine.)

It’s amazing how many thoughts can quickly fly through your head in moments like these. My immediate thought was, ‘I’m going to the ER, Natalie!’ I thought about how much it hurt. And the fact that I was flying through the air with an unstable bag of cat litter in my arms. And that the effects of the marble floor might end up being worse than the broken ankle.

However, thanks to the cat litter, as and far as I can remember, the only part of me that came in hard contact with the floor was my left knee and shin, which are bruised. My head missed by inches crashing mid-air into the large, square support column just past the bottom of the stairs. After some moments on the floor wondering if I would be able to get up, I wiggled my toes and moved my foot a bit and realized my ankle was obviously not broken. I didn’t have to go to the ER. Oh, and since this was one of the first questions San Geraldo asked when I hobbled backed upstairs (using the elevator): The bag did not break!

It took a bag of frozen, “very tender baby peas,” being waited on by SG as I lounged on the divan (aka the swooning sofa) over lunch, 1,000 mg of Paracetamol, and four hours knocked out in bed (I’m a lightweight) with my foot elevated to appreciate that it’s not a bad sprain. More paracetamol and my leg propped up on a folded-up comforter helped me make it through the night and left me with a paracetamol hangover. It’s still a bit swollen but it doesn’t hurt all that much. My left side is kind of sore, so I guess I’m not clear on precisely how I landed. And now, every time I take out the trash I’m going to hear, “Be careful now.” (Just like I hear every time I pick up a sharp object… like a knife. I’m a danger to myself.)

.

MI AMIGA NATALIE (de Bee Meadow Farm) recientemente compartió algunos buenos consejos transmitidos por una enfermera sobre cómo mantenerse fuera de la sala de emergencias durante la crisis de covid-19. Una recomendación: “Si su tarea de lista de tareas requiere una escalera. Saltarlo.” Ojalá hubiera mencionado las escaleras.

Llevé una enorme bolsa de arena para gatos a la basura antes del almuerzo el viernes. Con la adición de alguna otra basura, supongo que la bolsa difícil de manejar pesaba alrededor de 13 kilos (30 libras). Para mí, fue una gran oportunidad para un breve entrenamiento, así que subí las escaleras.

Como la bolsa era tan grande, no podía ver fácilmente mis pies, así que me detuve al acercarme a cada rellano y me asomé a un lado para asegurarme de no perder ese último paso. Bueno, todos y cada uno de los rellanos hasta que llegué al vestíbulo. Allí, olvidé mirar y perdí el último paso hacia el piso del vestíbulo. Mi pie golpeó el borde del escalón e hizo un giro brusco en una dirección que realmente no debería girar. Pensé, ‘¡Oh, mierda! ¡Me rompí el tobillo!’ (No te preocupes, estoy bien).

Es sorprendente cuántos pensamientos pueden volar rápidamente por tu cabeza en momentos como estos. Mi siguiente pensamiento fue: “Voy a la sala de emergencias, Natalie”. Pensé en cuánto me dolía. Y el hecho de que estaba volando por el aire con una bolsa inestable de arena para gatos en mis brazos. Y que los efectos del piso de mármol podrían terminar siendo peores que el tobillo roto.

Sin embargo, gracias a la arena para gatos, por lo que puedo recordar, la única parte de mí que entró en contacto con el piso fue mi rodilla y espinilla izquierdas, que están magulladas. Mi cabeza erró por centímetros al estrellarse en el aire en la gran columna de soporte cuadrada justo al final de la escalera. Después de algunos momentos en el piso preguntándome si sería capaz de levantarme, moví los dedos del pie y moví un poco el pie y me di cuenta de que mi tobillo obviamente no estaba roto. No tuve que ir a la sala de emergencias. Ah, y como esta fue una de las primeras preguntas que hizo San Geraldo cuando cojeé, retrocedí escaleras arriba (usando el elevador): ¡La bolsa no se rompió!

Tomó una bolsa de “muy tiernos baby peas” congelados, mientras SG me esperaba mientras descansaba en el diván (también conocido como el sofá desmayado) durante el almuerzo, 1.000 mg de paracetamol, y cuatro horas noqueado en la cama (estoy un peso ligero) con el pie elevado para apreciar que no es un esguince malo. Más paracetamol y mi pierna apoyada en un edredón doblado me ayudaron a pasar la noche y me dejaron con una resaca de paracetamol. Todavía está un poco hinchado, pero no duele tanto. Mi lado izquierdo está un poco adolorido, así que supongo que no tengo claro exactamente cómo aterricé. Y ahora, cada vez que saque la basura, voy a escuchar: “Ten cuidado ahora”. (Tal como escucho cada vez que levanto un objeto afilado … como un cuchillo. Soy un peligro para mí mismo).

Lockdown Day 9: Gourmet Breakfast / Encierro Día 9: Desayuno Gourmet

SPAIN’S PRESIDENT PEDRO Sánchez announced Sunday that our two-week lockdown has been extended to four weeks. This news wasn’t unexpected and we’ll do whatever is needed and what is expected of us. We may sometimes whine, but we will not complain. We have it easy in comparison to so many others. We’re proud of Spain and, especially, of the people of Andalucía.

Meanwhile, we try to keep ourselves busy and productive at home. I’ve taken up cooking in earnest. It’s the truth! To prove it, I’ve shared a pictorial recipe of my latest breakfast. If you need me to write it out for you, I’d be happy to. But, somehow, I don’t think it will be necessary.

San Geraldo continues to try and compete with my kitchen brilliance. He’s been cooking dinners that we can have as leftovers for two other meals (usually served in a slightly different way). Saturday night he made beef stroganoff. He was upset, he told me, because he had confused the proportions of milk and flour. As if I would notice. I do, however, know the difference between milk and flour. The meal was delicious. If he keeps at it, he might even reach my level (although I hope he never sinks that low).

I didn’t appreciate how difficult creating a pictorial recipe would be. I had to go back in the kitchen several times after the fact, to reenact portions of the preparation. And, after all that, I forgot to share photos of the heating of the water for the tea. Our electric tea kettle is deceased, so it’s been back to the microwave every morning. I know. I know. It’s not quite as good as real boiled water. Then again, it suits the rest of my meal perfectly, don’t you think? Oh! I also broke the walnuts into smaller pieces before adding them to the bowl. And, yes, as a matter of fact I am getting a little slap happy.

.

EL PRESIDENTE PEDRO Sánchez de España anunció el domingo que nuestro encierro de dos semanas se ha extendido a cuatro semanas. Esta noticia no fue inesperada y haremos lo que sea necesario y lo que se espera de nosotros. A veces podemos quejarnos, pero no nos quejamos. Lo tenemos fácil en comparación con tantos otros. Estamos orgullosos de España y, especialmente, de la gente de Andalucía.

Mientras tanto, tratamos de mantenernos ocupados y productivos en casa. He empezado a cocinar en serio. ¡Es la verdad! Para probarlo, he compartido una receta pictórica de mi último desayuno. Si necesitas que te lo escriba, estaré encantado de hacerlo. Pero, de alguna manera, no creo que sea necesario.

San Geraldo continúa intentando competir con el brillo de mi cocina. Ha estado cocinando cenas que podemos tener como sobras para otras dos comidas (generalmente servidas de una manera ligeramente diferente). El sábado por la noche hizo stroganoff de carne. Estaba molesto, me dijo, porque había confundido las proporciones de leche y harina. (Como si me diera cuenta.) Sin embargo, sí sé la diferencia entre la leche y la harina. La comida estuvo deliciosa. Si sigue así, incluso podría alcanzar mi nivel (aunque espero que nunca se hunda tan bajo).

No aprecié lo difícil que sería crear una receta pictórica. Tuve que volver a la cocina varias veces después del hecho, para recrear porciones de la preparación. Y, después de todo eso, olvidé compartir fotos del calentamiento del agua para el té. Nuestra tetera eléctrica ha fallecido, por lo que ha regresado al microondas todas las mañanas. Lo sé. Lo sé. No es tan bueno como el agua hervida real. Por otra parte, se adapta perfectamente al resto de mi comida, ¿no te parece? Oh! También rompí las nueces en trozos más pequeños antes de agregarlas al tazón. Y sí, me estoy volviendo un poco loco.

.

Click the below images to increase the daily excitement.
Haz clic en las imágenes a continuación para aumentar la emoción diaria.

.

Nothing but the sounds of the sea and the breeze. Very strange.
Nada más que los sonidos del mar y la brisa. Muy extraño.

So Last Year / Tan El Año Pasado

La versión español está después de la versión inglés.

HERE’S ONE LAST look at Fuengirola Fashion 2019. I wonder what 2020 has in store. The top shot was taken along the paseo one day in summer. The trash was picked up a few minutes later. So was the divan. I don’t know what happened to the man on the divan; I haven’t seen him since.

.

AQUÍ HAY UN último vistazo a Fuengirola Fashion 2019. Me pregunto qué traerá 2020. La foto principal fue tomada a lo largo del Paseo un día en verano. La basura fue recogida unos minutos más tarde. Así fue el diván. No sé qué le pasó al hombre del diván; no lo he visto desde entonces.

Mitchell, Garbage! / Mitchell, Basura!

When I was growing up (from the age of 10 when we moved into the apartment), after dinner My Mother The Dowager Duchess would clean up the kitchen and then call out, “Mitchell, garbage!” And I had to take the small bag of trash into the hallway and drop it down the incinerator chute. 

Once I went away to school, garbage became The Kid Brother’s responsibility. (At long last, The Duchess was willing to give him some responsibility.) Every night, she called out “Chucky, garbage!” and he proudly did his duty. On my first holiday visit home, we finished dinner and The Duchess called, “Chucky, garbage!” to which he replied pointing at me, “Hey, that’s HIS name!”

For the two weeks of my recovery from eye surgery (it’s perfect now!!!), I wasn’t supposed to do any lifting. San Geraldo very carefully monitored my activities. He even took out the garbage and recycling.

Twice.

And that is why I call him San Geraldo and not Jerry Garbage.

Dudo, garbage! / ¡Dudo, basura!

Cuando crecía (desde la edad de 10 años cuando nos mudamos al apartamento), después de la cena, Mi Madre La Duquesa Viuda, limpiaba la cocina y luego gritaba: “¡Mitchell, basura!”. Y tuve que llevar la pequeña bolsa de basura al pasillo y dejarla caer por el conducto del incinerador.

Cuando me fui a la universidad, la basura se convirtió en la responsabilidad de El Hermanito. (Por fin, La Duquesa estaba dispuesta a darle algo de responsabilidad). Cada noche, ella gritaba “¡Chucky, basura!” e hizo con orgullo su deber. En mi primera visita de vacaciones a casa, terminamos de cenar y la duquesa gritó: “¡Chucky, basura!” a lo que él respondió, señalando a mí, “¡Oye, ese es SU nombre!”

Durante las dos semanas de mi recuperación de la cirugía ocular (¡¡¡es perfecto ahora!!!), no debía hacer ningún levantamiento. BSan Geraldo vigilaba muy cuidadosamente mis actividades. Incluso sacó la basura y el reciclaje.

Dos veces.

Y es por eso que lo llamo San Geraldo y no Jerry Basura.

Dudo!
Oh, never mind! / ¡Oh, no importa!