Intense chocolate nightmare / Pesadilla de chocolate intenso

La versión en español está después de la versión en inglés.

I LOVE MAGNUM CHOCOLATE ICE cream. I never knew about Magnum until we arrived in Spain. It’s a Belgian brand of ice cream owned by a British-Dutch company, and originally developed and produced by a Danish company in the city of Aarhus. Doesn’t that make perfect sense?

The ice cream bars are delicious but the pints (half litres) of ice cream are even more fun. The entire tub is lined with a hardened chocolate coating. To eat the ice cream, you must first break through the chocolate coating on top. The tubs are plastic, so you can squeeze the sides to break up the chocolate lining. San Geraldo bought us each a pint the other night.

I recalled that when I eat it I don’t sleep well, but I had forgotten that it wasn’t simply a problem of digestion. So two nights in a row, to add to my depressive mood, I had terrible, horrible, unsettling nightmares. All night. I woke up this morning confused and for a moment didn’t even know where I was. The bedroom wasn’t familiar and I went through a couple of California cities before I remembered we lived in Spain and finally where we lived in Spain.

My next thought was: No more Magnus intense dark chocolate ice cream. But then I stepped back for a moment and realised it was simply no more Magnus intense dark chocolate ice cream just before bed time.

After giving the cats their treats and having my own breakfast, I met my student, JD, for another English lesson. It was again a pleasure and I plan to hold onto this feeling for the rest of the day.

While helping JD with her English, I learn quite a bit of Spanish. A well-known adage in English is: What doesn’t kill you makes you stronger. It turns out the Spanish version is slightly different: What doesn’t kill you, makes you fat. I wonder which is more true.

Stirring out of my nightmare this morning made me think of Emily Dickenson who said: “Adrift! A little boat adrift! And night is coming down! Will no one guide a little boat. Unto the nearest town?”

Here are boats I’ve seen from our terrace in recent weeks — on hazy mornings, sunny afternoons, and somber evenings — and other boats in our history. Will no one guide me unto the nearest town?

.

ME ENCANTA EL HELADO DE chocolate Magnum. Nunca supe de Magnum hasta que llegamos a España. Es una marca belga de helado propiedad de una empresa británico-holandesa, y originalmente desarrollada y producida por una empresa danesa en la ciudad de Aarhus. ¿No tiene perfecto sentido?

Las barras de helado están riquísimas pero las pintas (medio litro) de helado son aún más divertidas. Toda el envase está revestida con una capa de chocolate endurecido. Para comer el helado, primero debes romper la capa de chocolate en la parte superior. Los envases son de plástico, por lo que puede apretar los lados para romper el revestimiento de chocolate. San Geraldo nos compró unas pintas la otra noche.

Recordé que cuando lo como no duermo bien, pero había olvidado que no era simplemente un problema de digestión. Así que dos noches seguidas, para aumentar mi estado de ánimo depresivo, tuve pesadillas terribles, horribles e inquietantes. Toda la noche. Me desperté esta mañana confundido y por un momento ni siquiera supe dónde estaba. El dormitorio no me resultaba familiar y pasé por un par de ciudades de California antes de recordar que vivíamos en España y donde vivíamos en España.

Mi siguiente pensamiento fue: No más helado de chocolate negro intenso Magnus. Pero luego di un paso atrás por un momento y me di cuenta de que era simplemente que no debería tomar más helado de chocolate negro intenso Magnus justo antes de la hora de dormir.

Después de darles a los gatos sus aperitivos y de desayunar yo mismo, conocí a mi estudiante, JD, para otra lección de inglés. De nuevo fue un placer y planeo aferrarme a este sentimiento por el resto del día.

Mientras ayudo a JD con su inglés, aprendo bastante español. Un adagio muy conocido en inglés es: Lo que no te mata te hace más fuerte. Resulta que la versión en español es ligeramente diferente: Lo que no te mata engordo. Me pregunto cuál es más cierto.

Salir de mi pesadilla esta mañana me hizo pensar en Emily Dickenson, quien dijo: “¡A la deriva. ¡A la deriva! ¡Un barquito a la deriva! ¡Y la noche está al caer! ¿Nadie guiará un barquito. Hasta el pueblo más cercana?

Aquí hay barcos que he visto desde nuestra terraza en las últimas semanas — en mañanas brumosas, tardes soleadas, y noches sombrías — y otros barcos de nuestra historia. ¿Nadie me guiará al pueblo más cercano?

Neptune Lines several weeks ago.
Neptune Lines hace varias semanas.
And Neptune Lines late this morning.
Y Neptune Lines a última hora de esta mañana.
1991. Connecticut River. That’s the back of Judyshannon’s head in foreground. San Geraldo had just paddled me face first into and then out of the reeds. I was laughing. I hadn’t fully recovered from total facial paralysis from Lyme Disease, so my expression is Botox-like.
1991. Rio Connecticut. Esa es la parte posterior de la cabeza de Judyshannon en primer plano. San Geraldo acababa de empujarme de cara, primero dentro y luego fuera de los juncos. Me estaba riendo. No me había recuperado por completo de la parálisis facial total de la enfermedad de Lyme, por lo que mi expresión es similar a la de Botox.
1992. Lake Quonnipaug in our town of Guilford, Connecticut, right after we paddled over a giant snapper turtle and SG yelled, “Paddle fast!” The turtle’s shell was wider than our canoe.
1992. Lago Quonnipaug en nuestro pueblo de Guilford, Connecticut, justo después de que remamos sobre una tortuga pargo gigante y SG gritó: “¡Rema rápido!” El caparazón de la tortuga era más ancho que la canoa.
1947. My parents’ honeymoon. My mother labeled this photo “Davie getting disgusted.”
1947. La luna de miel de mis padres. Mi madre etiquetó esta foto como “Davie disgustado”.
1992. We wanted our own canoe, so we bought the car to put it on. Then we found a canoe to match it. Another canoe trip; this one to the Saco River in Maine.
1992. Queríamos nuestra propia canoa, así que compramos el coche para ponerla. Luego encontramos una canoa a juego. Otro viaje en canoa; éste al río Saco en Maine.

Up a lazy river / Sobre un río lento

La versión en español está después de la versión en inglés.

SAN GERALDO NEEDED PLANT FOOD, so yesterday afternoon we drove over to the shopping center in town that has an Akí store. It’s a bit like Home Depot or B and Q but on a smaller scale. While we weren’t looking, Akí had become Leroy Merlin (a French chain of home improvement/gardening stores). No problem.

It was a quick drive and, after an even quicker shop, SG was ready to go home. I was not. He waved from the car as I walked over to the Fuengirola River and continued to the castle (Castillo Sohail) before heading home.

My scenic route made it a 6-km (4-mile) walk in the sun, 2 km along the river and 4 along the Mediterranean Sea. It was warmer and more humid than I appreciated and, although I had a great time, I looked like I had been in a wet T-shirt contest (wet underwear, too) by the time I got home to find San Geraldo baking an apple cake. As he put it in the oven, he didn’t set the timer but simply announced the time out loud so as not to forget.

Actually he didn’t announce the time. He sang it. Because the number, 19:20, immediately brought a song to his mind.

“Nineteen-twenty, open your pearly gates,” he sang. He looked to me for his next line.

I said, “You do realise that’s not really the song, don’t you?”

“Oh, wait, it’s San Francisco, isn’t it?”

“Yeah,” I said, “and it’s ‘open your GOLDEN GATE’.”

And since that moment, we haven’t stopped singing “San Francisco, open your PEARLY GATES, which is why I’m sharing a different song here today. The Mills Brothers were (was?) Alice’s (my mother-in-law’s) favourite group. And this is one of their classics.

And, finally, three photos of the cats waiting for their treats this morning. The first two shots were taken at 9:05 when I got out of bed. The last was at 10:30. So, I figure I sort of won.

NOTE:
I’ve included thumbnails of the photos if you’d like to see them in all their glory (specifically the cats). So, click them!

.

SAN GERALDO NECESITA ALIMENTOS PARA plantas, así que ayer por la tarde fuimos al centro comercial de la ciudad que tiene una tienda Akí. Es un poco como Home Depot o B y Q, pero a menor escala. Mientras no buscábamos, Akí se había convertido en Leroy Merlin (una cadena francesa de tiendas de jardinería / mejoras para el hogar). No hay problema.

Fue un viaje rápido y, después de una compra aún más rápida, SG estaba listo para irse a casa. Yo no estaba. Saludó desde el coche mientras caminaba hacia el río Fuengirola y continuaba hasta el castillo (Castillo Sohail) antes de irme a casa.

Mi ruta escénica la convirtió en una caminata de 6 km bajo el sol, 2 km a lo largo del río y 4 km a lo largo del mar Mediterráneo. Hacía más calor y más humedad de lo que apreciaba y, aunque la pasé muy bien, parecía que había estado en un concurso de camisetas mojadas (ropa interior mojada también) cuando llegué a casa y encontré a San Geraldo horneando una manzana. pastel. Cuando lo metió en el horno, no configuró el temporizador, simplemente anunció el tiempo en voz alta para no olvidarlo.

En realidad, no anunció la hora. Lo cantó. Porque el número, 19:20, inmediatamente le trajo una canción a la mente.

“Nineteen-twenty, open your pearly gates [mil novecientos veinte, abre las puertas de perlas]”, cantó. Me miró en busca de su siguiente línea.

Le dije: “Te das cuenta de que esa no es realmente la canción, ¿no?”

“Oh, espera, es San Francisco, ¿no?”

“Sí”, dije, “y es ‘open your golden gate’ [abre la puerta de oro]”.

Y desde ese momento, no hemos dejado de cantar “San Francisco, open your pearly gates, por eso te comparto una canción diferente aquí hoy. Los hermanos Mills eran (¿era?) el grupo favorito de Alice (mi suegra). Y este es uno de sus clásicos.

Y, finalmente, tres fotos de los gatos esperando sus aperitivos esta mañana. Las primeras dos fotos se tomaron a las 9:05 cuando me levanté de la cama. La última fue a las 10:30. Entonces, supongo que gané.

NOTA:
He incluido miniaturas de las fotos si desea verlas en todo su esplendor (específicamente los gatos). Por lo tanto, ¡haz clic en ellas
!

I wondered why this guy was standing in the water. Then I zoomed in. Fishing.
Me pregunté por qué este tipo estaba parado en el agua. Luego hice zoom. Pesca.
I noticed the river was quite high, and then I reached the beach and saw it’s being contained at that level.
Noté que el río estaba bastante alto y luego llegué a la playa y vi que estaba contenido a ese nivel.
The pedestrian bridge, Spanish Armada Bridge, was built in 2006; Sohail Castle in 956 AD. Roman ruins on the castle grounds date to 300 BC.
El puente peritoneal, Puente de la Armada Española, fue construido en 2006; Castillo Sohail en 956 d.C. Hay ruinas romanas en el terreno del castillo que datan del 300 a.C.
Looking southwest. Fuengirola beach continues for another kilometre or so (5/8 of a mile).
Mirando al suroeste. La playa de Fuengirola continúa durante un kilómetro más o menos (5/8 de milla).

.

What a floor is for / Para que sirve un piso

La versión en español está después de la versión en inglés.

I WALKED INTO THE DINING room yesterday to find both Moose and Dudo on the table. That used to not be permitted — until we gave up. However, we rarely find a cat there and never together. How odd, I thought. But then I realized San Geraldo’s work had spread from his office onto the dining room table. And, since SG spreads his work all over his floor, I think the cats just couldn’t tell the difference.

Years ago, San Geraldo liked to use the kitchen floor for dirty dishes and pots and pans while he cooked (no matter how large the kitchen and how much counter space we had). That practice has been banned since the ’90s. I choose my battles.

The photos begin with Tuesday afternoon’s walk on the beach and are followed by Wednesday’s moonrise. Then, of course, there are the cats. Isabel was here this morning. It took a while for the boys to catch on that they were going to have to wait for their treats. They were quiet but they never let me out of their sight.

.

ENTRÉ AL COMEDOR AYER PARA encontrar a Moose y Dudo en la mesa. Eso solía estar prohibido — hasta nos dimos por vencidos. Sin embargo, rara vez encontramos un gato allí y nunca juntos. Qué extraño, pensé. Pero luego me di cuenta de que el trabajo de San Geraldo se había extendido desde su oficina a la mesa del comedor. Y dado que SG esparce su trabajo por todo el piso, creo que los gatos simplemente no pueden notar la diferencia.

Hace años, a San Geraldo le gustaba usar el piso de la cocina para platos sucios y ollas y sartenes mientras cocinaba (sin importar cuán grande fuera la cocina y cuánto espacio en el mostrador teníamos). Esa práctica está prohibida desde los años 90. Elijo mis batallas.

Las fotos comienzan con la caminata del martes por la tarde y son seguidas por la salida de la luna del miércoles. Luego, por supuesto, están los gatos. Isabel estuvo aquí esta mañana. A los chicos les tomó un tiempo darse cuenta de que iban a tener que esperar por sus aperitivos. Estaban callados pero nunca me perdían de vista.

• I understand their confusion. It eventually morphs into an obstacle course and I regularly trip over those size 48s (14s). Damned kids! (He did ask permission to use the dining room table.)
• Entiendo su confusión. Eventualmente se transforma en una carrera de obstáculos y regularmente tropiezo con esos tamaños 48 (14). Malditos niños! (Él pidió permiso para usar la mesa del comedor).
Dudo does the Funky Chicken (and keeps me from making the bed).
Dudo hace el Funky Chicken (y evita que yo haga la cama).

.

Happy Feet

La versión en español está después de la versión en inglés.

MY FEET (AND HIP) REMAIN happy today and I keep reminding myself to sit, stand, and step freely. I had no idea how tentative I’d become (except when it comes to jumping off walls — click here). The sciatica still reminds me it’s there, but I might never have noticed it in the first place had the discomfort been at this level. Physio Susana (whom I’ll see again next week) has filled me with hope — and with new stretches for my arsenal. Some of the stretches are ones I’ve done for years. But I can’t believe there are stretches I haven’t done yet.

I had a great walk yesterday afternoon and have shared below photos of some of the houses in the neighbourhood so you can get an idea of the look just minutes away from the beach. I danced off and onto every curb. The air has cooled, the breezes have arrived and the windows are open to take it all in. Even the cats are enjoying the fresher air. At top is Moose showing off his happy feet.

.

MIS PIES (Y CADERA) SIGUEN felices hoy y sigo recordándome que debo sentarme, estar de pie y caminar libremente. No tenía idea de lo indeciso que me habría vuelto (excepto cuando se trata de saltar de las paredes, haz clic aquí). La ciática todavía me recuerda que está ahí, pero es posible que nunca la hubiera noted si el malestar hubiera sido de este nivel. La fisioterapeuta Susana (a quien volveré a ver la semana que viene) me ha llenado de esperanza y de nuevos tramos para mi arsenal. Algunos de los estiramientos son los que he hecho durante años. Pero no puedo creer que haya tramos que no haya hecho todavía.

Ayer por la tarde tuve un gran paseo y he compartido a continuación las fotos de algunas de las casas del barrio para que puedas hacerte una idea del aspecto a pocos minutos de la playa. Bailé en cada bordillo. El aire se ha enfriado, ha llegado la brisa y las ventanas están abiertas para absorberlo todo. Hasta los gatos están disfrutando del aire fresco. En la parte superior está Moose mostrando sus pies felices.

Sunday’s moonrise.
Salida de la luna del domingo.
Monday’s moonrise.
Salida de la luna del lunes.
As the sky changed color.
Mientras el cielo cambiaba de color.

.

Smoke ’em if you got ’em / Fúmalos si los tienes

La versión en español está después de la versión en inglés.

AFTER READING MY SISTER DALE’S letter yesterday, I thought of a story from our long ago past, before reality had overwhelmed our lives.

One day, when Dale was not quite 15 and I was not quite 13, we were in the apartment alone. I found her sitting on the sofa smoking a cigarette. Well, she wasn’t actually smoking the cigarette, really, she was blowing into it. Sparks were flying across the room.

I was taken aback. “What are you doing?” I demanded.

“What does it look like?!? I’m smoking.”

I said, in my infinite wisdom, “Well, you’re not supposed to blow into it. You’re supposed to suck the smoke into your mouth.”

She had a very logical response. “I tried, but I don’t like it. It makes me cough.”

“Then, you shouldn’t smoke,” I announced. “You don’t look cool.”

I TOLD THE STORY several years ago in Sevilla to our friends Tere and Miguel. They spoke little to no English, so I did a fractured Spanish version (I can — and will today — do a better Spanish version). I was able to find most of the words I needed, but I got stuck on the room where the event took place.

My parents’ apartment had a formal entry, what is known as a “foyer.” My family used it as a den of sorts, with bookshelves, sofa and TV. My sister was sitting in that room on that sofa when we had our exchange. The Spanish equivalent for “foyer” (of French origin) would be entrada or vestíbulo. But that didn’t occur to me as I told the story.

I mentioned the “foyer,” pronouncing it the un-classy American way (FOY-urr). Miguel and Tere didn’t know what I meant. So I then pronounced it the French (and pretentious American) way (fo-YAY). Miguel and Tere smiled and tittered.

With further explanation, it was determined that I meant “entrada.” But, Tere said in Spanish, “You do realize that follé is the past tense of follar, don’t you?” I shrugged. No I did not. Nor did I know what follar was.

I took out my phone, opened the translator, and typed follar. Fuck! Dale would have gotten a good laugh out of that and, if we were still not quite 15 and 13, she would have slapped my face for using such language.

.

DESPUÉS DE LEER LA CARTA de mi hermana DALE ayer, pensé en una historia de nuestro pasado lejano, antes de que la realidad abrumara nuestras vidas.

Un día, cuando Dale no tenía 15 años y yo no tenía 13, estábamos solos en el piso. La encontré sentada en el sofá fumando. Bueno, en realidad no estaba fumando, en realidad, lo estaba soplando. Las chispas volaban por la habitación.

Fui sorprendido. “¿Qué estás haciendo?” exigí.

“¿¡¿Cómo se ve?!? ¡Estoy fumando!”

Dije, en mi infinita sabiduría: “Bueno, se supone que no debes soplar. Se supone que debes aspirar el humo en tu boca”.

Ella tuvo una respuesta muy lógica. “Lo intenté, pero no me gusta. Me hace toser”.

“Entonces, no deberías fumar”, anuncié. “No te ves guay”.

LES CONTÉ LA HISTORIA hace varios años en Sevilla a nuestros amigos Tere y Miguel. Hablaban poco o nada de inglés, así que hice una versión en español fracturada (puedo, y lo haré hoy, hacer una mejor versión en español). Pude encontrar la mayoría de las palabras que necesitaba, pero me quedé atascado en la sala donde tuvo lugar el evento.

El pido de mis padres tenía una entrada formal, lo que se conoce como “vestíbulo”. Mi familia lo usaba como una especie de estudio, con estanterías, sofá y televisión. Mi hermana estaba sentada en esa habitación en ese sofá cuando tuvimos nuestro intercambio. El equivalente en español de “foyer” (de origen francés) sería entrada. Pero eso no se me ocurrió mientras contaba la historia.

Mencioné el “foyer”, pronunciándolo al estilo americano sin clase (FOY-urr). Miguel y Tere no sabían a qué me refería. Entonces lo pronuncié al estilo francés (y pretencioso estadounidense) (fo-YAY). Miguel y Tere sonrieron y rieron.

Con más explicaciones, se determinó que me refería a “entrada”. Pero, dijo Tere en español, “Te das cuenta de que follé es el tiempo pasado de follar, ¿no es así?” Me encogí de hombros. No, no lo hice. Tampoco sabía qué era follar.

Saqué mi móvil, abrí el traductor, y escribí follar. Joder! Dale se habría reído mucho de eso y, si todavía no tuviéramos 15 ni 13, me habría abofeteado por usar ese lenguaje.

• Still not quite 15 and already a reformed smoker. 1967, Ruggles Mine, Concord, New Hampshire. Our parents were becoming rock hounds. (And I just remembered: That was my T-shirt and she never returned it!)
• Aún no tiene 15 años y ya soy fumador reformado. 1967, Mina Ruggles, Concord, New Hampshire. Nuestros padres se estaban convirtiendo en sabuesos de las rocas. (Y acabo de recordar: Esa era mi camiseta y nunca me la devolvió!)

1955. Lecturing on the dangers of smoking (or, maybe, swearing).

1955. Dar conferencias sobre los peligros de fumar (o tal vez decir palabrotas).

1964. The old apartment and its foyer.
1964. El viejo piso (y, ahora, piso viejo) y su “foyer”.

.

• I stood on the terrace for 15 minutes to snap this kid going down the slide into the water. Fifteen minutes and then he jumped off in the other direction, before they immediately pedaled away. Foyer!
Me quedé en la terraza durante 15 minutos, para fotografiar a este chico bajando por el tobogán al agua. Quince minutos y luego saltó en la otra dirección, antes de que se alejaran inmediatamente. ¡Foyer! (la pronunciación francesa)